Otras dos hijas. (Cap. 27)

 

Al oír los gritos de su padre, el príncipe Felipe no tuvo más remedio que presentarse ante él. Llegó asustado. Además, su dolor genital era cada vez mayor y no podía andar con rapidez.

-¿Qué pasa? ¿A qué vienen esos gritos?

-Tu padre se ha vuelto loco. – explicó la reina – Asegura que ha descubierto un plan perverso contra la monarquía. Dice que lo ha soñado.

-¡Escuchadme los dos! Hay un complot. Letizienta nos va a traer una dictadura de mujeres. Lo he visto en el sueño premonitorio.

-¿Una monarquía de mujeres? – se extrañó la reina – Eso no tiene ningún sentido.

-Tu mujer, la Letizienta esa a la que has hecho princesa, es la cabecilla y la promotora del complot.

-Eso es absurdo. Tiene que ser mentira. – aseguró el príncipe Felipe.

-Está demostrado. ¡No has podido darme un heredero varón!

-Está a punto de nacer. Mira cómo estoy. Me duele todo. Lo ha trabajado sin escatimar ningún esfuerzo.

-Letizienta te ha engañado. ¡Nos ha engañado a todos! Está haciendo la revolución desde dentro para conseguir una monarquía feminista.

-¡Juanito, te has vuelto loco!

-¡Sofía, tú tienes que estar de mi parte! Somos los guardianes de la monarquía tradicional.

-Padre, yo te aseguro que ….

-No me puedes asegurar nada. Voy a tomar medidas.

-¡Juanito, debemos evolucionar!

-¿Tú también estás con Letizienta, Sofía?

En ese momento, entró la princesa. Llegó asustada por los gritos. Se puso al lado de su marido. Traía en brazos a dos nuevas niñas.

-Las nuevas infantas se han despertado sobresaltadas.

-¡Nuevas infantas! – gritó el rey – ¡Herederas y gemelas!

-¡Ésta se llama Felipa, en honor a su padre! – presentó Letizienta – Hace el número la tres en el orden de los herederos.

-¡Otra chica! – protestó el rey con desesperación -Esto es la confirmación.

-¡Esta es la más guapa! – aceptó la reina.

-Ésta otra es la número cuatro. Se llama Juana Carlota en honor del rey.

El monarca se llevó las manos a la cabeza y echó a correr.

-¡Reunión familiar urgente! ¡Voy a anunciar mi decisión definitiva!        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *