El fruto de la pasión

En plena efervescencia del baloncesto a causa del Mundial, un anuncio de Endesa, que es uno de patrocinadores de la selección española, especula sobre lo encantados que están los aficionados por el juego de los Gasol y compañía, hasta el punto de provocar una irrefrenable libido que tendrá recompensa: un año de energía gratis para todos aquellos que conciban un hijo durante estos días y lógicamente nazca dentro de nueve meses, aunque el plazo abarca junio, julio, agosto y septiembre de 2015. En las bases de la oferta no se exige que las circunstancias que puedan ocasionar el feliz alumbramiento tengan que ver necesariamente con el basquet, así que lo mismo puede servir un apresurado aquí de pillo aquí te mato que la consecuencia del amor más sublime (y no poner remedios para impedir la posible concepción, naturalmente). Así que si usted está por la labor, mira que bien, pues a poco que se esmeren la criatura podría venir con premio.

Me imagino que la campaña está inspirada en el baby boom culé del año 2010, fruto de dos partidos del Barça muy especiales disputados con tres días de diferencia, entre el 2 y el 5 de mayo de 2009: una tremenda goleada (2-6) al Real Madrid en el mismísimo Santiago Bernabéu y un empate en Stamford Bridge frente al Chelsea (1-1), con gol de Iniesta en el último suspiro del encuentro que permitió al equipo azulgrana clasificarse para la final de la Champions en Roma, torneo que ganó al Manchester United culminando aquel fantástico primer año de Pep Guardiola como entrenador del Barça. Un estudio constató que nueve meses después de aquellos acontecimientos futbolísticos el índice de natalidad se incrementó en Barcelona un 45 por ciento.

Qué cosas tiene la irrefrenable pasión por el fútbol. Pero, ¿ocurre lo mismo en el Baloncesto? A la espera de resultados, contemplando en Madrid el España-Senegal del pasado viernes una reportera de Cuatro, el canal que emite los partidos, descubrió entre el público asistente a Fernando Llorente, quien a requerimiento atendió a la periodista con pose de galán y la mejor de sus sonrisas. “Y aquí tenemos a todo un campeón del mundo…” dijo ella a modo de presentación, lo cual tuvo un efecto beatífico en el chicarrón riojano, pero de seguidas se la soltó sin previo aviso, pero qué poca delicadeza, aunque a lo peor ni se dio cuenta la mujer de la fibra sensible que tocaba: “Por cierto, que Vicente del Bosque ha preferido llamar a un Munir para cubrir la baja de Diego Costa…”, lo cual pilló a nuestro hombre sin saber qué responder. “Al final es Del Bosque el que decide…”, se limitó a decir, eso sí, guardando las formas con gallardía. Y Del Bosque se decidió por este joven delantero, Munir El Haddadi Mohamed, nacido en Galapagar (Madrid) de padre marroquí y madre ceutí, un hijo de los nuevos tiempos. Entonces se extendió el rumor sobre las razones que empujaron al técnico salmantino para elevar al chaval a los altares con tanta premura, despreciando otras opciones (Llorente, Fernando Torres, Álvaro Negredo, Aritz Aduriz…). Se dijo que la nueva perla del Barça a lo peor le daba por jugar con Marruecos. Del Bosque aclaró que de eso nada, que tanto él como su padre lo quieren español, y si Luis Enrique ha sido tan valiente como para ponerle de titular con los azulgranas pues él, también.

Está gallo el marqués, que no tuvo la osadía de dimitir tras el desastre mundialista de Brasil y se aferra al cargo y sus consecuencias. Y las consecuencias son que además del pastón que gana con el empleo también se hace suculentos bisnes. O sea, que vive como dios a cuenta del cuento, sigue protagonizando anuncios y lo mismo nos aconseja paternalmente un brebaje para combatir el colesterol. Hoy comienza la insustancial fase de clasificación para la Eurocopa de Francia 2016 frente a Macedonia. Luego vendrán Ucrania, Eslovaquia, Bielorrusia y Luxemburgo. Dos años de fútbol anestesia.

 

Un comentario sobre “El fruto de la pasión”

  1. Pues es el mismo “brebaje” que anuncia Iñaki Perurena pero supongo que si lo anuncia el más internacional de nuestros harrijasotzailes entonces el danacol se convierte en txakoli del fino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>