Albóndigas rellenas de brócoli y verduras

Albóndigas rellenas de brócoli y verduras 1Hoy nos hemos decidido por unas bolitas de carne que lo tienen todo, una carne picada que la mezclamos con un montón de verduras, preparamos con todo ello unas bolitas que las doramos con un buen revolcón por la sartén y ya cuando consiguen saltar al plato, empieza la fiesta …, os aseguro que os va a sorprender lo sabrosas que están estas albóndigas.
Las podemos servir solas,  cómo aperitivo o con salsa de verduras …. de todas formas están impresionantes… por eso os animo a tomar nota de los ingredientes y con el delantal puesto empezamos.

INGREDIENTES:
1kg de carne de vacuno, 1 brócoli, 1/2 calabacín. 1 cebolla, 1 puerro (sólo la parte blanca), sal, pimienta negra, perejil,  4 huevos de corral, aceite, caldo de ave (si las hacemos en salsa) y agua.
(Opcional: 1 toque de cayena en polvo y 1/2 cucharadita de cúrcuma) ELABORACION:

Preparamos el brócoli
Ponemos en una cazuela agua a calentar.
Lavamos el brócoli y cuando el agua rompa a hervir, echamos 1 cucharilla de sal y lo introducimos.
Dejamos que se cueza durante 8 minutos y lo sacamos.
Colamos, cortamos los ramilletes del brócoli y guardamos el tronco.
Reservamos.

Preparamos la verdura
Cortamos bien picadito los calabacines, la cebolla, el perejil y el puerro.
En una sartén bien caliente echamos una cucharada de aceite y seguido incorporamos toda la verdura.
Salpimentamos, rehogamos y a fuego medio bajo dejamos que se vaya sofriendo durante 30 minutos.
Sacamos y reservamos.

Preparamos la carne
En un bol ponemos la carne, abrimos en el centro un hueco y añadimos la verdura, 3 huevos y mezclamos bien todo.
Nos ayudamos con las manos para que quede todo mejor mezclado.
Volvemos a abrir otro hueco en medio de la carne, echamos 1 huevo, los ramitos de brócoli que tenemos reservados, rectificamos de sal y pimienta, el toque de cayena y la cúrcuma, removemos bien todo con las manos y tapamos con film el bol y dejamos en la nevera al menos una hora para que repose bien todo.

Preparamos las albóndigas
Cogemos porciones de carne (si las vamos a servir como aperitivo, hacemos las bolitas más pequeñas), las pasamos por harina y las freímos en una sartén con aceite bien caliente.
Las vamos dejando sobre papel de cocina para  que desegrasen y servimos.

Preparamos la salsa 
En una sartén bien caliente, incorporamos el tronco troceado, con unas gotitas de aceite, rehogamos, salpimentamos y en cinco minutos añadimos el caldo de ave.
Cuando rompa a hervir, sacamos y batimos
En una cazuela colocamos las albóndigas, echamos la salsa y dejamos un par de horas que repose todo.
Calentamos para servir y a disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *