Bizcocho de yogur con uvas y manzana

Hoy propongo que a este bizcocho de yogur le rellenemos con fruta de temporada y así  conseguimos un precioso dulce de otoño con tropiezos de uvas y trocitos de manzana.
Imaginación y un poco de mimo y … en unos minutos tenemos un olorcillo en casa divino.   Debemos mimar al bizcocho, hay que tener en cuenta que según suena el despertador por las mañanas, prácticamente es con él con el que nos damos de bruces cara a cara y es tan generoso que aunque no le dirijamos ni una palabra, nos permite un bocado dulce antes de salir de casa.
Tal como están los tiempos, puede ser que sea el único de todo el día, … y si luego el día nos depara otros momentos maravillosos, que de eso se trata, pues mejor que mejor, pero … si no es así, nos dará fuerzas el saber que al día siguiente cuando volvamos a empezar tendremos esperando otro bocado glorioso.
Bueno, pero calma, estamos en domingo así que con tranquilidad nos vamos poniendo el delantal que al horno ya le tengo precalentando.
Empezamos.

TARTA BLANQUITA4
Ingredientes para la masa

Para hacer la masa:
1 yogur natural o de limón (el vaso de yogur nos va a servir de medidor)
1 vasito de aceite de oliva virgen extra
2 vasitos de azúcar
3 vasitos de harina de repostería
3 huevos
1 sobre de levadura
Sal

Uvas y manzanas
Uvas y manzanas


Ingredientes invitados
:
12 uvas
1/2 manzana pelada
3 cucharadas de almíbar o en 3 cucharadas de agua una cucharada de azúcar

ELABORACION:

Preparamos las uvas y la manzana
En una sartén echamos un chorrete de aceite, calentamos a fuego fuerte y cuando incorporamos las uvas, bajamos el fuego y dejamos que se vayan haciendo poco a poco.
Si tenemos almíbar vertemos un chorrito o tres cucharadas grandes de agua y una cucharada de azúcar.
Removemos bien para que se vayan haciendo y se impregnen bien de la salsita,
En unos 10/12 minutos las tenemos preparadas.
Sacamos, cortamos las uvas por la mitad y las retiramos las pepitas.  Reservamos.
Pelamos media manzana y cortamos en trocitos.  Reservamos

yogurt14
En casa hemos rellenado dos moldes pequeños y luego en cada bizcocho hemos incorporado diferentes ingredientes,

Preparamos la masa

Modo tradicional
Batimos los huevos en un bol y vamos incorporando el azúcar sin parar de batir.
Añadimos el yogur, el aceite y seguimos batiendo.
Añadimos por último la harina con la levadura, toque de sal  y mezclamos.
Untamos el molde con mantequilla o colocamos papel de horno y agregamos la masa.
Antes de meter al horno, echamos las uvas con su salsita y la manzana que tenemos reservados
Horneamos a 180 º durante 30 minutos.
Sacamos del horno y esperamos 5 minutos.
Desmoldamos y a desayunar!

Modo thermomix
Ponemos en el vaso el yogur, los huevos, el azúcar, el aceite, la harina, la levadura y la sal y programamos 20 segundos, velocidad 5.
Terminamos de envolver la mezcla con la espátula.
Untamos el molde con mantequilla o colocamos papel de horno y agregamos la masa.
Antes de meter al horno, echamos las uvas con su salsita y la manzana que tenemos reservados
Horneamos a 180 º durante 30 minutos.
Sacamos del horno y esperamos 5 minutos.
Desmoldamos y a desayunar!

yogurt15
Hoy desayunamos un bizcocho de otoño con uvas y manzana.
On egin.

Nota: Si tienes dos moldes pequeños, podemos conseguir con la misma masa dos bizcochos y con un poco de imaginación, jugando con diferentes rellenos, dos dulces muy distintos (ayer Bizcocho de yogur blanco con higos) y … en casa, así lo hemos hecho. Es una idea … pero que sepas que este bizcocho está bueno de cualquier manera.

Tarta crujiente de mango

Tarta crujiente de mango. Deia PortadaOs propongo una tarta para acompañar tras una gran comida, es ligera, deliciosa, muy fácil de preparar y muy versátil porque la rellenamos con la fruta que más nos guste, ….llega a la mesa tan crujiente y brillante que tod@s querrán su ración, la receta como os he dicho es bien sencilla así que si tenéis a mano los ingredientes, nos vamos poniendo el delantal y empezamos.

Esta receta la descubrí en la revista de Thermomix, presentada por María Zannia, un referente de la cocina griega y la presentaba con su nombre de pila “milópita”. Ella la rellena con manzana, en casa hemos aprovechado un par de mangos bien maduros y nos ha quedado divina. Tarta crujiente de mango EtiquetaINGREDIENTES: 2 mangos, 1 manzana, 6 láminas de masa filo, 80 g de mantequilla fundida y 60g de azúcar.

Tarta crujiente de mangos ingredientes

ELABORACION

Tarta crujiente de mango Elaboración_Fotor

Forramos el recipiente que vamos a utilizar con papel de horno.
Vamos precalentando el horno a 180º.
Ponemos 1 masa filo sobre una superficie lisa y la pintamos de mantequilla.
La colocamos en el recipiente dejando que sobresalga por los bordes.
Repetimos nuevamente con otras pastas filo.
Pelamos la manzana y cortamos en trocitos pequeños que extendemos en el molde sobre la pasta filo.  También cortamos el mango en trozos más grandes y colocamos encima de la manzana.
Espolvoreamos con azúcar (reservamos 2 cucharadas para el final).
Volvemos a pincelar otras tres láminas, colocamos la primera metiendo los bordes hacia dentro.
Hacemos lo mismo con la segunda lámina.
Por último, colocamos la tercera y  la arrugamos con la mano para que al dorar nos quede más bonita y con los bordes que están hacia fuera y los de esta última,  vamos juntándolas y cerrando.
Espolvoreamos con azúcar por encima y metemos al horno durante 35/40 minutos.
Sacamos, esperamos que enfríe, retiramos el papel de hornear y al plato.
Espero que os guste.Tarta crujiente de mango 1yTarta crujiente de mango 3Tarta crujiente de mango 4Tarta crujiente de mango 5

Bizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos

Bizcochuelos de calabaza con crema de queso y conguitos Deia Portada_FotorHoy para desayunar retomamos la calabaza en unos bizcochitos cubiertos de frosting de crema de queso y conguitos, ideales si tenemos niños en casa, en edades comprendidas entre 0 a 110 años, teniendo en cuenta que en los recién nacidos la ingesta de los mismos se realiza de forma indirecta, es decir se lo come la madre y cuando la criatura tire de pecho ya veréis como os paga con un “eructito” impresionante.
Llevan en la masa unas avellanas tostaditas que estaban tan ricas que ha sido complicado conseguir llegar a los 60 gramos que necesitamos para preparar esta receta,  porque aquí la familia cada vez que pasaba cerca de ellas por arte de magia desaparecían unas cuantas y al final cuando a estos tiernos de calabaza hemos conseguido sacarlos del horno y atemperarlos, los hemos revestido de una crema deliciosa de queso que en este mundo del repostero viene a denominarse frosting,  …y ¡¡¡cómo saben!!!.
Como guindas hemos colocado unos conguitos y han quedado tan elegantes que meterles un bocado daba un poco de pena, pero no queda otra … un cocinillas tiene que liderar la cata sin temblarle el pulso y así ha sido, hemos realizado un acercamiento de frente, con la cabeza alta, sin miedo y desde luego la boca bien abierta.
Si os parece que esta receta os va a gustar no dudéis, yo iría más lejos al afirmar que os va a encantar, así que sólo queda ponerse el delantal y empezar a precalentar el horno porque ya empezamos.
Bizcochito de calabaza con crema de queso y conguitos
INGREDIENTES:
Para los bizcochos:  250 gr. de calabaza, 60 gr. de avellanas, 4 huevos, 125 g de aceite, 200 gr. de azúcar, 250 g de harina de repostería, 2 sobres de levadura, conguitos para adornar, 1 pizca de sol, 1 cucharadita de canela, otra de jengibre, también de clavo y otra de nuez moscada.
Frosting de queso o crema de queso:  150 g de queso crema, 70 g de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g de azúcar glacé y 1 cucharada de esencia de vainilla

Bizccochuelo de calabaza con crema de queso y conguitos Ingredientes
ELABORACIÓN
Bizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos elaboración_FotorMétodo tradicional

Preparamos la masa
Vamos precalentando el horno a 180º
Cortamos la calabas y en un bol la trituramos junto con las avellanas hasta que nos quede un puré.  Reservamos.
Batimos bien los huevos, el aceite, el azúcar y añadimos el puré de calabaza, la harina, la levadura, la sal, las especias y removemos bien hasta que se integren los ingredientes.
Cubrimos los moldes que vamos a utilizar con aceite o mantequilla, vertemos la masa y metemos al horno durante 35 o 40 minutos.
Sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos.

Preparamos el frosting o la crema de queso
Batimos el azúcar, la mantequilla, la esencia de vainilla y el queso crema hasta que nos quede una textura cremosa.

Emplatamos
Cuando el bizcocho esté frío, cubrimos con la crema y colocamos los conguitos.
Luego a disfrutarlos, espero que os guste.

Método Thermomix

Preparamos la masa.
Vamos precalentando el horno a 180º.
Cortamos la calabaza en trozos y los incorporamos dentro del vaso de la Thermomix.
Añadimos las avellanas, el azúcar y trituramos 15 segundos, velocidad 5.
Echamos al vaso los huevos, el aceite y programamos 10 segundos a velocidad 5.
Vertemos la harina, la levadura, la sal, las especias y batimos a velocidad 10 unos segundos.
Cubrimos los moldes que vamos a utilizar con aceite o mantequilla, vertemos la masa y metemos al horno durante 35 o 40 minutos.
Sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos.

Preparamos el frosting o la crema de queso
En el vaso de thermomix añadimos el azúcar y pulverizamos hasta a velocidad 10, durante 10 minutos.
Incorporamos la mantequilla, la esencia de vainilla, el queso y programamos 20 segundos, velocidad 3 1/2.

Emplatamos
Cuando el bizcocho esté frío, cubrimos con la crema y colocamos los conguitos.
Luego a disfrutarlos, espero que os guste.

Bizcochuelo de calabaza con crema de queso y conguitos 1Bizcochos de calabaza con crema de queso y conguitos collage_FotorBizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos 4Bizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos 2

Tarta crujiente con crema y frambuesas

Tarta crujiente con crema y frambuesas DEIA PortadaEsta tarta es ideal para impresionar en la mesa, porque aparte de ser deliciosa, queda preciosa, se prepara muy fácilmente y además es muy divertida ya que una vez que sale del horno la tenemos que engalanar con las frambuesas y luego espolvoreamos por encima azúcar glass y ya está perfecta para hacer frente a la cuchara. Irresistible! no te pierdas disfrutar de esta receta, podéis ir tomando nota de los ingredientes y según tengáis el delantal puesto, empezamos.INGREDIENTES: 6 láminas de masa filo, frambuesas, 1/2 litro de leche, 4 huevos (sólo las yemas), 125 g de azúcar, 50 g de Maicena, 1 chorrillo de vainilla (opcional la piel de 1 limón), mantequilla o aceite para pintar las láminas de filo y azúcar glass para espolvorear.

Preparamos la crema pastelera
Separamos una taza de leche que reservamos y el resto lo calentamos en un cazo, a fuego medio hasta que esté a punto de hervir que lo retiramos del fuego.
Añadimos la vainilla, tapamos el cazo y dejamos en reposo unos 30 minutos para que se impregne bien la leche con la vainilla. Opcional: añadir a esta infusión una piel de limón.
La leche que tenemos reservada la mezclamos con la Maicena, removemos para que se disuelva bien y evitar los grumos. Reservamos.
En una cazuela pequeña, añadimos las yemas de los huevos y poco a poco echamos el azúcar. Removemos sin parar con unas varillas para que no se pegue.
A continuación vertemos la leche con la Maicena y seguimos removiendo, para que se haga una mezcla homogénea y sin grumos.
Por último añadimos poco a poco la leche (si hemos echado la piel de limón, la retiramos ante) mezclamos bien.
Ponemos a fuego medio y comenzamos a remover sin parar y cuando coja la temperatura ideal se irá espesando hasta conseguir la textura crema.
Retiramos y vertemos la crema pastelera en un bol y reservamos.

Preparamos la pasta filo
Con aceite o mantequilla diluida pintamos 4 láminas de filo.
Con ellas vamos forrando un molde dejando las esquinas de las láminas por fuera.
Vertemos la crema pastelera y la cubrimos con 2 nuevas láminas pintadas.
Las esquinas las doblamos hacia dentro.
Con las esquinas que habíamos dejado hacia fuera, las metemos hacia dentro y volvemos a pintar. (hay que tener en cuenta que esas dobleces de la pasta, son las que verdaderamente la hacen tan especial, porque una vez salida del horno queda con un aspecto rústico irresistible)
Orneamos durante 15 minutos a 200º con el horno previamente precalentado. (Si os apetece un poco más tostadito, echar de 3 a 5 minutos más).

Montamos la tarta
Sacamos, esperamos que atempere, desmoldamos y lo adornamos con las frambuesas.
Espolvoreamos con azúcar glass y a la mesa.
Espero que os guste.

Bizcocho de queso con aroma de naranja

Bizcocho de queso con aroma de naranja DEIA PortadaUn bizcocho perfecto para el desayuno de toda la familia, especial para empezar la semana, muy esponjoso y con un suave aroma de naranja que no es que salgas a la calle por la mañana tirando cohetes, pero anima mucho llevarse ese regusto en el paladar para enfrentarse a las tareas de obligado cumplimiento.
Es tan fácil hacerlo como comerlo, pero empecemos por el principio, nos ponemos el delantal, preparamos los ingredientes, precalentamos el horno y empezamos.

INGREDIENTES: 200g de mantequilla en pomada, 200g de queso en crema (tipo Philadelphia), 1/2 naranja (la ralladura y el zumo), 300 g de azúcar, 3 huevos, 250 g de harina de repostería, 1 sobre de levadura (tipo Royal) y azúcar glass para espolvorear.

ELABORACION:
Precalentamos el horno a 180º ( calor abajo y arriba).
Batimos bien las claras a punto de nieve y reservamos.
En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar.
Añadimos el queso y las yemas y mezclamos todo bien.
Incorporamos la ralladura de la naranja, el zumo y removemos bien de nuevo.
Echamos la harina con la levadura y nos podemos ayudar con la batidora para que todo quede bien incorporado.
Por último mezclamos toda la masa con las claras que tenemos reservada con movimientos envolventes, ayudándonos de una cuchara o muy suavemente para conseguir que nos quede un bizcocho bien esponjoso.
Echamos la masa a un molde untado con aceite o mantequilla y al horno.
Durante 40 minutos y a 180º horneamos.
Transcurrido el tiempo comprobamos pinchando con un palito de madera si está bien cocido.
Si nos sale limpio, lo sacamos y dejamos el molde fuera unos 5 minutos antes de desmoldar.
Si sale untado de la masa, dejamos otros 5 minutos y volvemos a hacer la prueba infalible del palito.
Os comento esto, porque ha habido veces que con 40 minutos el bizcocho ya estaba y otras veces he tenido que dejarlo hasta 50 minutos.  Así que merece la pena pincharlo para conseguir que nos quede perfecto.
Espero que os guste..