Tortitas de alcachofa

Tortitas-de-alcachofas-DEIA-Portada-compressorTortitas de alcachofa, unas “bofetadas” saladas que se reciben siempre con la boca abierta y que…, cuesta mucho cerrarla por cierto, porque están muy buenas y además invitan a comerlas porque meten mucho ruido …¡Mmmm! ¡Ñam-ñam! ¡Yuuujuu! …¡Guau! esto último, lógicamente corresponde a la mascota de la casa nuestro Idefix, adicto a las recetas caseras y cuando se huele un mordisco sabroso, se planta detras de la cocinera y hasta que hace la cata oficial es imposible intentar que abandone su “puesto de vigía”.
Ideales para un picoteo, … como entremés,… a los niños les encanta! así que os sugiero que probéis esta receta para sus cenas, en este caso podéis hacer un picadito de pavo o jamón york y saltearlo sobre las tortitas al servirlo y para el tupper? … preparamos una salsita ligera y a la tartera.
Con todos estos “alicientes”, estoy convencida que ya estáis preparad@s con el delantal puesto, así que empezamos.

INGREDIENTES (por cada alcachofa nos salen 4 tortitas): 6 alcachofas, 1 limón y agua.
Para preparar la rebobina: 1 huevo, ½ cucharadita de sal, 30 g de harina, 1/2 sobre de levadura Royal y para freír: aceite de oliva virgen extra.
ELABORACION:
Ponemos a hervir agua con sal y el zumo de 1/2 limón.
Limpiamos las alcachofas, dejando el corazón y las vamos echando hasta que que el agua rompa a hervir.
Comprobamos que estén tiernas, sacamos y escurrimos.
Batimos el huevo en un bol, añadimos poco a poco la harina, la levadura y la sal hasta que quede una pasta ligera. Dejamos reposar unos minutos.
Cortamos las alcachofas en rodajas y las vamos mezclando con la rebocina.
Las freímos en una sartén con el aceite bien caliente.
Sacamos y las vamos dejando sobre papel de cocina para que desengrasen.
Las colocamos en una bandeja y las servimos.
Nos encantan, como os he dicho … y si hay niños probar a hacer un picadillo de jamón o pavo y echárselo sobre las tortillas. Toda una fiesta!!!.

Croqueta de gambas al ajillo.

Croquetas-de-gambas-al-ajillo-Portada-Deia-compressorMe apetece muchísimo volver a este bocadito de toda la vida que tanto nos gusta y además acompañado con otro clásico como las gambas al ajillo, … poner a este dúo en la misma masa ha sido un gran acierto y el resultado unas croquetas impresionantes, … sugiero que probéis estos fritos, …¡os van a encantar! … sólo necesitáis seguir con los pasos que se detallan en la elaboración y que la receta esté destinada a esa gente que queremos mucho y que nos apetece que disfruten en nuestra mesa, así que con cariño y buenos ingredientes, sólo nos queda colocarnos el delantal y empezamos. INGREDIENTES:  500g de gambas (ya peladas), 3 dientes de ajo, 1 cayena picada (opcional), aceite,
1 chorrete de vino blanco, sal y pimienta.
Ingredientes para la bechamel: 1/2 l de leche, 30 g de harina, 30 g de mantequilla, sal, 1 toque de pimienta, pan rallado, 2 huevos y aceite para freír.

Preparamos las gambas al ajillo
Pelamos las gambas y picamos los ajos.  Reservamos.
En una sartén bien caliente echamos un chorrito de aceite y seguido las gambas que tenemos reservadas.
Salpimentamos, incorporamos una cayena picadita (opcional) y sofreímos a fuego alto.
Rehogamos continuamente durante tres minutos, bajamos la temperatura a medio bajo y añadimos los ajitos.
Seguimos removiendo durante dos minutos y echamos un chorrillo de vino blanco.
Dejamos 2 minutos hasta que se evapora el alcohol, retiramos y reservamos.
Esperamos que se atempere y picamos. (a mano o con un robot)

Preparamos la Bechamel

Bechamel tradicional:
Fundimos la mantequilla en una sartén a fuego suave.
Añadimos la harina, removemos bien y dejamos que se cocine durante unos 5 minutos.
Agregamos unas cucharadas del picadillo de las gambas y mezclamos bien para que la harina se impregne de su sabor.
Añadimos la leche poco a poco, manteniendo la bechamel fluida hasta terminarla.
Incorporamos el resto del picadillo, probamos y salpimentamos.
Mezclamos todo bien, sacamos, extendemos la masa en una bandeja y dejamos reposar.
Formamos las croquetas, las pasamos por huevo batido, pan rallado y las freímos en una sartén con abundante aceite caliente.
Las pasamos por papel de cocina y a la mesa.

Bechamel thermomix:
Ponemos el aceite en el vaso y añadimos la mantequilla, programando 3 minutos, a temperatura varoma, velocidad 4.
Añadimos la harina y rehogamos programando 3 minutos, a 100º a velocidad 2.
Incorporamos la leche, la sal, 2 cucharadas del picadillo y mezclamos programando 10 segundos, a velocidad 7.
Volvemos a programar 25 minutos, a 100º y a velocidad 4.
Añadimos el resto del picadillo y revolvemos con la espátula.
Programamos 3 minutos, a 100º y a velocidad 2.
Extendemos la masa en una bandeja y dejamos enfriar.
Formamos las croquetas, las pasamos por huevo batido, pan rallado y freímos en una sartén con abundante aceite caliente.
Las posamos sobre papel de cocina para desengrasar y a la mesa.
Emplatamos

Servimos las croquetas. Un bocado que os va a encantar.

Sopa con sepia y salsa romesco

Sopa de romesco con sepia  deia Portada 1_FotorUna sopa espectacular. Nos hemos preparado esta sopa deliciosa que estoy convencida que os va a sorprender, … a quienes no conocen el romesco me parece una receta extraordinaria para comprobar lo sabrosa que es esta salsa y que una vez probada de seguro que os van a entrar ganas de “enredar” y aderezar con ella infinidad de platos y quienes ya conocéis el sabor de esta crema, poco hay que decir, pero seguro que os va a sorprender en esta deliciosa sopa que va acompañada de sepia.
La salsa romesco es típica de Catalunya y tiene sus orígenes en el camp de Tarragona, de hecho los más instruidos cuentan que empezó a cocinarse en el siglo XIX en el barrio marinero del Serrallo, en los hogares de los pescadores acompañando los pescados, mariscos o las verduras a la brasa y desde luego con los calcots.
Estoy convencida que a estas alturas ya estáis con ganas de darle a la cuchara, así que nos ponemos el delantal y empezamos.

Sopa con sepia y salsa romesco

INGREDIENTES: 1 l de caldo de pescado, perejil u orégano fresco y aceite de oliva.
Para la salsa romesco :  50 g de almendra tostada, 2 cucharaditastas de pulpa de pimiento choricero, 1 trozo  pequeño de guindilla, 2 rebanadas de pan, 130 g de aceite de oliva, 100 g de cebolla, 2 dientes de ajo, 150 g de tomate triturado natural, 20 g de vinagre, 3 toques de pimienta negra molida y 1/2 cucharadita de sal.
Para la sepia: 3 sepias, 2 ramitas de perejil y 3 dientes de ajo.Sopa de romesco con sepia_Fotor

ELABORACION
Sopa de romesco con sepia_ Elaboración Fotor

Método tradicional

Preparamos la salsa romesco.
Trituramos las almendras, con la guindilla y la pulpa. Reservamos.
En una sartén ponemos a calentar un chorrete de aceite e incorporamos la cebolla, los ajos, las rebanadas de pan y el tomate.
Sofreímos durante unos 10 minutos. a fuego medio-bajo,
Añadimos la mezcla que tenemos reservada y removemos todo bien durante unos 5 minutos.  Apagamos y pasamos todo a un bol, echamos la vinagre, la sal y la pimienta y trituramos hasta conseguir una salsa suave.
Probamos, rectificamos y reservamos.

Preparamos la sepia
Calentamos la sartén, echamos un chorrete de aceite e incorporamos el ajo y el perejil bien picado.
Rehogamos bien y seguido echamos la sepia bien cortada.
Mezclamos todo bien, sazonamos y bajamos a fuego bajo.
Dejamos que se vaya haciendo poco a poco hasta que la sepia esté blandita, unos 30 minutos.
Sacamos y reservamos.

Preparamos la sopa
Calentamos el caldo de pescado y cuando rompa a hervir, incorporamos la salsa romesco y seguido la sepia.
Dejamos en el fuego hasta que rompa a hervir de nuevo y retiramos.
Cuando la sopa se enfríe, tapamos y si es posible la servimos unas horas más tarde, así todo los sabores estarán bien integrados y nos quedará una sopa exquisita.
Antes de servir bien calentita, probamos y si es necesario rectificamos la sal.
Adornamos con unas gotitas de aceite de oliva y espolvoreamos con perejil, cebollino u orégano fresco bien picadito.
A disfrutar, espero que os guste.

Método thermomix

Preparamos la salsa romesco
Ponemos en el vaso las almendras, la pulpa y la guindilla y trituramos durante 10 segundos a velocidad 7. Reservamos.
En el vaso sin limpiar incorporamos la cebolla, los ajos, el pan y el tomate y troceamos durante 3 segundos a velocidad 5.
Seguido sofreímos durante 5 minutos a temperatura Varoma, en velocidad 1.
Agregamos al a vaso la mezcla que tenemos reservada y añadimos la guindilla, el vinagre y la sal para triturar durante 15 segundos a velocidad 10.
Abrimos el vaso y con una lengua bajamos bien toda la crema limpiando las paredes y programamos a velocidad 4, durante 2 minutos con el cubilete puesto y vamos echando el aceite restante para que caiga al vaso suavemente y se emulsione con la salsa.
Sacamos y reservamos.

Preparamos la sepia
Ponemos en el vaso los ajos, el perejil y trituramos durante 5 segundos a velocidad 5.
Bajamos los restos hacia el fondo y añadimos el aceite y sofreímos 5 minutos, a temperatura varoma, velocidad 1.
Añadimos la sepia troceada y un toque de sal y sofreímos  durante 20 minutos a temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
Sacamos y reservamos.

Preparamos la sopa
Calentamos el caldo de pescado y cuando rompa a hervir, incorporamos la salsa romesco y seguido la sepia.
Dejamos en el fuego hasta que rompa a hervir de nuevo y retiramos.
Cuando la sopa se enfríe, tapamos y si es posible la servimos unas horas más tarde, así todo los sabores estarán bien mezclados y nos quedará una sopa exquisita.
Antes de servir bien calentita, probamos y si es necesario rectificamos de sal.
Adornamos con unas gotitas de aceite de oliva y espolvoreamos con perejil, cebollino u orégano fresco bien picadito.
A disfrutar, espero que os guste.Sopa de romesco con sepia 3Sopa de romesco con sepia 2_FotorSopa de romesco con sepia. 1

 

Guiso de espárragos con bacon TUPPER MENU

Guiso de espárragos con bacon deia portadaEste es un plato espectacular de temporada, muy sencillo, unos espárragos frescos blancos guisados en su propio caldo con unos taquitos de bacón, si preferís pasar del animal del que nos gustan hasta los andares, podemos sustituir los taquitos por un refrito de verduritas y el resultado es francamente especial.
Nos ha encantado, luego lo acompañamos con un huevo poché y ya tenemos un plato perfecto para el almuerzo.
Esta receta nos la hemos llevado al tupper y genial, …si os apetece vais poniendo el delantal y empezamos.Guiso de espárragos frescos etiqueta

TUPPER -MENU semanal:
Lunes: Lentejas con sofrito de verduras y chorizo.
Martes: Pastel de lomo, puerro y pimiento
Miércoles: Guiso de espárragos frescos
Jueves: Pollo al ajillo

INGREDIENTES: 500g de espárragos blancos frescos, 1/2 l de agua, 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharadita de sal, 1 cebolla blanca, 1 diente de ajo, 1 cucharadita de harina, 2 ramitas de perejil, 30 g de aceite de oliva, 1 pellizco de sal, 1 pellizco de pimienta y 50 g de bacón.
Espárragos blancos frescos Ingredientes ELABORACION:
Pelamos los espárragos con un pelador, los lavamos y los cortamos en trozos.
Echamos a un cazo el agua, el azúcar y la sal, calentamos y vamos incorporando los trozos de espárragos.
Dejamos que se cuezan a fuego alto durante unos 30 minutos.
Sacamos, colamos los espárragos, guardamos el caldo y reservamos todo.

En una sartén bien caliente echamos un chorrete de aceite e incorporamos la cebolla, el perejil y el jo bien picado.
Rehogamos y añadimos el bacón cortado en taquitos.
Bajamos a fuego medio y que se vaya sofriendo todo.
Antes de sacar, añadimos la harina y rehogamos bien.
Echamos un par de cucharadas de caldo, removemos y retiramos.

En una cazuela, colocamos los espárragos y vertemos por encima la salsa de la sartén con los taquitos de bacón.
Removemos, salpimentamos e incorporamos la mitad del líquido.
Cuando rompa a hervir retiramos y ya estará preparado para servir.
(Muy recomendable si dejáis el guiso que repose unas horitas)
En casa los hemos servido acompañado de un huevo poché.
Espero que os guste.
Guiso de espárragos frescos con bacón 2Guiso de espárragos frescos con bacón 1Guiso de esparragos blancos con bacón 4

Sopa de cebolla con queso gratinado

Sopa de cebolla con crujiente de queso_deia FotorEsta sopa de rima fácil ha salido deliciosa, muy fina y delicada gracias a una receta francesa.
Con toque de mantequilla toma su sabor de las cebollas que doramos muy lentamente y antes de servir incorporamos queso rallado que gratinamos al horno.
Necesitamos un caldo base de gallina o de carne y aquí para hoy hemos elegido el segundo.
Siendo más fuerte de sabor, el queso a elegir es mejor que sea de sabor más suave, así que hemos rallado Emmental.
Sugiero para su degustación cómo elemento único aparte de la cuchara disfrutar con la reflexión de Michel Foucault (francés, lógicamente) que decía eso de …”J’ai décidé d’être heureux, c’est meilleur pour la santé” /He decidido ser feliz, es mejor para la salud.
Así que ahí estamos, esta semana a eso del mediodía me espera esta delicadeza para reponer fuerzas y seguir
Espero que os animéis con esta sopa Feliciana, es muy fácil y como tenemos que hacerla poco a poco relaja y te deja como una malva.
Necesito que si estáis dispuestos a preparar un “sopeo de salud” os pongáis el delantal.
Empezamos.
Sopa de cebolla con queso gratinado ingredientesFotor_FotorINGREDIENTES:  3 cebollas blancas medianas, 1,2 l de caldo (de carne o pollo), 2 cucharas de mantequilla, 3 cucharadas de harina normal, 1 cucharadita de azúcar granulada, 2 vasos de vino blanco seco, 30 gr de queso rallado, unas ramitas de cebollino, sal y pimienta.
Sopa de tomate con crujiente de queso ingredientes_Fotor

ELABORACION:
Sopa de cebolla con crujiente de queso_Elaboración Fotor_Collage_Fotor

Preparamos el caldo de carne:
En una olla express ponemos la carne de zancarrón, el agua, cerramos y a calentar a temperatura alta.
Una vez que empiece a salir el vapor, bajamos la temperatura y dejamos sobre 45 minutos.
Retiramos, colamos y reservamos

Preparamos la sopa
En una cazuela a fuego medio derretimos la mantequilla y echamos el aceite.
Incorporamos las cebollas que las tendremos cortadas en juliana y las cocinamos durante 15 minutos.
Añadimos la sal, la pimienta y el azúcar a fuego lento durante unos 35 minutos.
Vamos removiendo poco a poco para conseguir que se dore un poco la cebolla.
Agregamos la harina y dejamos que se cocine durante unos minutos (de 3 a 5).
Incorporamos el caldo hirviendo y seguido el vino blanco elevando la temperatura hasta rompa a hervir.
Bajamos la temperatura y dejamos que se cocine unos 35 minutos removiendo de vez en cuando.
Pasado este tiempo, probamos y rectificamos si es necesario con la sal y la pimienta.
Retiramos y reservamos.
Antes de servir precalentaremos el horno a 200º.
Echamos la sopa en los recipientes y en cada uno ponemos una cucharada de queso.
Colocamos los cuencos en el medio del horno sobre la bandeja.
Horneamos unos 8 minutos hasta que el queso se derrita.
Sacamos, espolvoreamos cebollino picado y servimos de inmediato.

Maravillosa sopa, muy especial, yo la estoy tomando esta semana y me encanta.
Espero que os guste.
Sopa de cebolla con queso gratinado 5

Sopa de cebolla con queso gratinado 3