ENSALADA EN SANDIA CON MANGO Y PAPAYA

IMG_0030

¿Te gusta el mango?, … Risas! Bueno, centraros.  Empezamos, evitemos confusiones y preguntemos por la sandía.  ¿Te gusta la sandía? y la papaya, ¿te gusta la papaya?… bueno ya conoceréis todos los ingredientes luego, pero hoy es un día muy especial, así que había que lucirse y me he traído a todos estos coleguis de la frutería y bueno el resultado ha sido SUPERIOR.  Para empezar puedo suponer que alguien ya estará pensando que le he cogido cierto apego a esto de decapitar fruta y el otro día fue un melón y ahora aparezco con una sandía.  Pues no, alejad esos malos pensamientos porque esta sandía ya me llegó guillotinada a casa, pues a veces son tan exuberantes que las compras así,  más reducidas, porque algunas prácticamente tienes que llamar a una Empresa de mudanzas para que la puedas subir a casa con polea. Pero lo mejor de esta ensalada es que la puedes preparar muy rápido por la mañana y luego con un poco frío te espera alegremente hasta que tienes a bien volver de la playa.
Y así ha sido, fresquita, exquisita y ligerita, ideal para sentarse después a ver ese típico telefilm que tanto nos ayuda en la siesta.

Empezamos:

INGREDIENTES:

1/2 Sandía.
1/2 Papaya.
1 Mango
1 Aguacate.
1/4 Pepino.
1 Cebolleta.
1 Tomate.
2 Huevos cocidos.
1 Bote de Chaka.
8 Anchoas en aceite.
Aceite
Vinagre de vino.
Sal.
Nueces (opcional)

ELABORACION:

Primero vaciamos la sandía y cortamos en trocitos pequeños, quitando bien las pepitas.
Después cortamos el resto de los ingredientes.
Sazonamos, echamos el vinagre y el aceite y revolvemos bien.
Rellenamos la sandía y tapamos con un film y guardamos en el frigorífico.
Sacamos de la nevera directo para comer.

GALERIA DE IMAGENES: FOTOS 1:  Ingredientes.

2013-07-13 15.08.21

PENCAS RELLENAS DE BECHAMEL DE MORCILLA Y PIÑONES

2013-06-29 13.13.46Adoro la PENCA y cuando la cocino, siempre la dignifico mucho. No sé si os habéis fijado, pero … es de las pocas palabras que en femenino tiene una acepción buena. Así  que, …  vamos a esmerarnos para nuestros comensales (por supuesto que entre ellos no se encuentra ningún penco) y esperemos conseguir con tanto mimo, una receta con muy buena nota. Las PENCAS son los bajos de la acelga, planta ésta que por su completo disfrute podríamos relacionarla tranquilamente con el cerdo, porque de ambos, nos comemos hasta los andares.  Y ya que nos movemos por esta zona, de hecho he de confesar que oteando nuestra acelga desde esta nueva perspectiva, YO,  ya me la imagino hasta con playeras, pero volvamos y …. reencontrémonos de nuevo con  nuestras SEÑORIALES PENCAS  y vamos a rellenarlas,  con uno de los embutidos más especiales  surgidos tras el sacrificio de nuestro Porky particular:  LA MORCILLA. Preparar los delantales!!!, cubriros la cabeza!!!, los trapos de cocina y los aperos propios de un “cocinillas”…,  en perfecto estado de revista, levantad con la mano derecha el cuchillo (abstenerse los zurdos, que lógicamente tendrán que usar la izquierda) y alcanzar el ramillete de acelgas con un tajo perfecto, que no sufran!, cuidando de retirar las pencas antes que se pongan tiernas por la despedida,  porque: … y ésto, nos acercamos y se lo contamos al tobillo, si se portan bien …,   al final,  hasta conseguirán premio y además de regocijarse con el  negro embutido,  las echaremos unos ricos piñones. EMPEZAMOS….

INGREDIENTES:   (FOTO 1)
1 bote de pencas de acelga* ( si tienes acelgas, abajo te indico como se preparan).
2 huevos para el rebozado.
Harina (en mi casa de arroz).
3 cebollas dulces.
Aceite de oliva.
Piñones. (al gusto, un montoncito)
Para la bechamel:
1/2 litro de leche (apostamos por desnatada).
50 g de mantequilla.
1 cebolleta.
60 g de harina (de repostería queda más fina).
Sal. (1 cucharadita).
Nuez moscada (una pizca).
1 pellizco de pimienta.
1 Morcilla**. (al gusto, aquí hemos elegido una de verduras).
 
ELABORACION TRADICIONAL bechamel:   
  • Quitamos la tripa de la morcilla. (Reservamos)
  • Picamos la cebolla finamente.
  • Echamos la mantequilla, se remueve hasta que se funda. El fuego suave.
  • Echamos la cebolla, se sofríe hasta que empiece a dorarse. Estar muy pendiente de la sartén, removiéndola, para que la cebolla quede dorada.
  • Se sazona con sal y un toque de nuez moscada.
  • Se agrega la harina, poco a poco sin dejar de remover, hasta que quede integrada.
  • Vierte la mitad de la leche (que esté fría) poco a poco y rehoga un poco,  sin dejar de remover con una varilla o cuchara de madera, hasta conseguir una crema homogénea.
  • El resto de la leche la vas incorporando en un par de veces, sin dejar de remover.
  • Cocina la salsa a fuego suave durante 10-15 minutos. Cuánto más tiempo la cocines, más suave y rica quedará.
  • En este momento se añade la morcilla y se deja hervir durante 2 minutos.
  • Echar parte de los piñones y revolverlos con la cuchara.
  • Se vierte en una fuente (cuadrada o rectangular)  y se deja enfriar. (FOTO 2)  La forma del recipiente nos facilitará mucho las cosas para organizar el relleno, cuando la bechamel esté fría.  En casa la hacemos de un día para otro, según se enfría, la metemos en el frigorífico bien cubierta con film y al día siguiente, la utilizamos).
INGREDIENTES  THERMOMIX:
Para la bechamel:
400 g de leche.
25 g de mantequilla.
1 cebollta.
60 g de harina
Sal (1 cucharadita)Nuez moscada (una pizca).
1 pellizco de pimienta.
1 morcilla.
1 cucharada de aceite de oliva.
1 morcilla
  • ELABORACION THERMOMIX bechamel:
  • Ponga en el vaso todos los ingredientes (menos la morcilla) y programe 8 minutos, 100º, velocidad 4.
  • Incorporar la morcilla, 2 minutos, 100º, velocidad 4.
  • Incorporar los piñones.
  • Revolver con la cuchara.
  • Se vierte en una fuente y se deja enfriar.
Elaboración SALSA tradicional:
  • Pelamos y cortamos las cebollas muy finas.
  • Poner la sartén a fuego fuerte y echar aceite  hasta que nos cubra todo el fondo.
  • Echar la cebolla.
  • Sazonar y echar una pizca de pimienta.
  • Bajar el fuego al 2 ó 3 y que se vaya haciendo poco a poco, hasta que se pone doradita.
  • Constantemente removerla, para que se vaya dorando bien.
  • Depende de las cocinas, pero sobre los 20 minutos, estará perfecta.
  • Colar la cebolla, para desengrasar.
  • Probar la cebolla y rectificar si precisa sazonar un poquito más.
  • Pasar por el chino ó batidora,  Reservar.

Elaboración SALSA thermomix:

  • Pelamos la cebolla y la troceamos en cuartos. La trituramos en Thermomix durante 5 segundos, velocidad 4.
  • Incorporamos el aceite al vaso de Thermomix y programamos 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.
  • Abrimos y sazonamos.  Cerramos y durante 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.
  • Probamos y programamos 10-14 minutos, temperatura varoma, velocidad 2. .
  • Trituramos la salsa durante 30 segundos, velocidad 5-7-9 progresivamente.

Elaboración PENCAS RELLENAS:   (FOTO 3)

  • Preparamos las pencas, cortándolas para que los “librillos” nos queden de la misma medida. (los trozos que desechemos,  se pueden pasa por la batidora e incorporamos a la salsa).
  • Cortamos la bechamel y colocamos:  penca, bechamel, penca.
  • Pasar por harina, sacudir un poco la penca para que suelte la harina sobrante.
  • Rebozar y freir. Jugando con el fuego, primero muy caliente para que selle las pencas y luego bajar al 6  ó 7, para que se cocine por dentro.
  • Sacamos y ponemos sobre papel de cocina, para que suelte aceite.
  • Reservamos.

Emplatamos: Manchamos con la salsa de cebolla el centro del plato. Ponemos dos trozos de penca y decoramos con piñones. Y  nunca mejor dicho, el plato estará LISTO.

GALERIA DE IMAGENES:

FOTO 1                                                                     FOTO 2

2013-06-28 20.01.41  2013-06-29 12.31.18

2013-06-29 12.45.27   2013-06-29 13.29.35
FOTO 3                                                                    FOTO 4
*  Si contamos para la receta con las acelgas naturales, empezaremos por limpiarlas bien, pasándolas primero por agua para retirar los restos de tierra, luego con un cuchillo sin dientes quitamos los hilillos.  Cortamos las pencas en el tamaño que nos gusten . Ponemos agua en el fuego, con un poco de sal. Cuando rompa a hervir, echamos las pencas ya cortadas y las dejamos hasta que estén al dente. Retiramos con una espumadera y reservamos. Intentar que las pecas no estén colocadas unas encima de las otras, porque si no el agua de la de arriba la chupará la de abajo.
** La morcilla es una auténtica institución y se fabrican todo tipo de variaciones y productos con la morcilla como protagonista: Patés de morcilla, morcilla de manzana,calamares rellenos de morcilla e incluso nachos de morcilla.
Para esta receta, elegimos la que nos guste de consumo habitual, la forma más popular y habitual de tomar la morcilla es frita en rodajas.
BUENO, llegados a este punto, me llegan las prisas, sólo contestaros esa pregunta que ya hace unas líneas rondas vuestras mentes inquietas  … ¿ y si en un alarde de racionalidad, me he procurado un ramillete de acelgas y tengo “los altos” de las mismas, con un bajón del 10 por la tala de sus “genuinos”?  … Las coges, con arrobo naturalmente y  les dices que en el universo de la acelga, el estado castratis, no implica necesariamente el impedimento reproductor, porque si son buenas, en unos días te van ayudar a conseguir …, una crema de acelgas, con crujiente de jamón (y volvemos al cerdo), no sólo de chuparte los dedos sino de arrancarte las uñas (incluyo las de los pies) y con esto y una bolsa, como son fresquitas (?)…, al congelador.
Si son generosas, asumiendo su castratis con alegría, no descarto que eleven sus voces desde el refrigerador y al son de “Son qual nave Ch’agitata”, me amenicen esta delicia que ya os adelanto en la FOTO. 4

TORTILLA DE PATATAS EN PIMIENTO VERDE

2013-07-03 21.41.50

“Poulette” nuestra ponedora favorita nos presenta en esta ocasión tortilla de patata  en pimiento verde.  Ha sido tal la emoción al contemplar el resultado de esta receta, que al final le ha dado un pequeño vahído.   Ahora se encuentra bien y ha empezado a cacarear de nuevo, así que mientras se repone vamos detallando las claves de esta singular propuesta.

INGREDIENTES:

2 Huevos.
1 Patata.
1 cebolleta.
2 Pimientos verdes.
Sal.
Aceite.

PREPARACION:

Pimientos:

Procurar comprar unos pimientos bonitos, rectos y gorditos.  (para que sea más fácil rellenarlos)
Cortar la tapa del rabito del pimiento con un corte limpio.
Sacar las pepitas, limpiar y reservar.

Tortilla de patata:
Poner en la sartén el aceite a temperatura alta.
Cuando la haya cogido,  echar la cebolla y bajar a velocidad 3 ó 4.
Incorporar las patatas que previamente hemos pelado y cortado en trocitos pequeños.
Echar sal.
Que se vaya haciendo poco a poco.
Cuando la patata esté blandita y la cebolla dorada, sacamos.
Retiramos bien el aceite.
Tendremos preparados en un recipiente los huevos batidos.
Echamos y revolvemos bien.
Corregimos la sal.
Con esta mezcla  y con la ayuda de una cuchara, iremos rellenando bien los pimientos.
Es muy practico dejarles en un vaso metidos de pie hasta que la sartén esté preparada para recibirles.
Les echamos con el aceite bien caliente y bajamos al 5 ó 6, para que no se quemen y se vayan haciendo poco a poco.
Les damos la vuelta para que se hagan por los dos lados.
Sacamos a una fuente con papel de cocina para retirar el exceso de grasa.
Después sólo nos queda, sorprender y por supuesto, deliciosa.

Galería de fotos:

2013-07-03 19.53.46
Foto 1: Ingredientes.
2013-07-03 21.39.26
Foto 2: Presentación
2013-07-03 21.41.39
Foto 3: Detalle Presentación

TORTILLAS CON ENCANTO

“Poulette” nos presenta:

2013-06-28 19.37.25

TORTILLAS CON ENCANTO, un recetario que iremos creando y que recogerá  todo lo que con un par de huevos bien batidos podemos ser capaces de ofrecer.

Poulettenuestra ponedora favorita, será la encargada de proveernos de la mejor y más fresca materia prima.

Licenciada en ciencias económicas y empresariales, trabajó durante muchos años en el mundo de las finanzas.   Hace cuatro años le sobrevino una crisis personal cuando fue consciente que  con la experiencia adquirida donde más podía aportar era en el campo de los pesticidas.  Decisión arriesgada en estos tiempos, pero nuestra Poulette abandonó los estados financieros (tiene unos huevos!!!) y se vino al campo, donde consiguió olvidar con gran esfuerzo todos sus conocimientos.  Hoy día lidera una cooperativa corral, limpia de parásitos y con muy buenos resultados.  Acaba de auditar el ejercicio 2012 y los datos  no han podido ser más positivo.  Nuestra Poulette es una gallinita muy féliz.

Así que dispuestas ya nuestras damas las ponedoras, dejemos que estén tranquilas y amén de ponerlas algún fondo musical con algún hit parade de kirikís, se me ocurre mientras que empollan y con ánimo de que no se nos aburran, sugerirles algunas novelitas: “Gallo y yo” (del gallo Jose Ramón Jiménez), “Los pilares de la Granja”, (del gallo Ken Follet) y “La sombra del Gallo”  (éste de corte erótico, en tres tomos y curiosamente de una gallina, …Erika Leonard James).

Refrenarse con títulos como “Rebelión en la granja”,  dado cómo están los tiempos, no vaya a ser que nuestras gallinitas se nos  vuelvan reivindicativas,  empezando a cacarear indignadas y nos quedamos sin nuestro par de huevos.

 

Queda inaugurada la nueva entrada.

ANCHOAS RELLENAS CON PIMIENTO ROJO Y AGUACATE

2013-07-12 20.41.19

TOCK, TOCK, TOCK… estáis ahí?  Si, si, a ti no mires hacia otro lado, soy la sardinera de la foto y te tengo enfocad@.  ¿Me ves?, pues acelera, porque me he puesto la cesta de sardinas en la cabeza y pesa.  Y ahora es cuando me preguntas ¿sardinas? … entonces ¿qué haces presentando unas anchoas rellenas? …, bueno, te cuento,  si bien nuestros pescaditos son familia, digamos que la sardina, dentro del entramado familiar es la prima zumosol  un tanto poligonera y claro que están riquísimas!!!, pero para mi que tienen un aroma de amplio rendimiento.  Ejemplo: ¿Tras consumir sardinas has notado que tus vecinos pasan corriendo delante de tu puerta algunos pertrechados con pinza en la nariz? ¿No entiendes que tras la barbacoa que montaste con tus amigos en el jardín y a alguien se le ocurrió asar unas sardinas muy frescas, en el buzón te han pegado “Villa Tufín” ? … Pequeños indicios que  te harán reflexionar, .. y entenderás que con las sardinas no se juega.  Es más prudente alejarse al monte con ellas o mejor aún,  acercarse a nuestros puertos sacarse una docena y dejar allí en el plato además del olor,  las raspas más limpias que la patena.  Así que para evitar movidas vecinales, nos hemos venido a casa con una cuadrilla de anchoas y si bien estas señoritas están estupendas a la vinagreta, en salsa verde, rebozadas, …hoy vamos a presentar un relleno espectacular, que  estoy segura que os va a encantar.
Levantaos del butacón, id a vuestra pescadería de cabecera y con la lista de ingredientes preparados, os espero para triunfar.  VENGA, RÁPIDO, QUE ME PESA LA CESTA.

INGREDIENTES:

1/2 Kg de anchoas.
2 Huevos cocidos.
1/2 aguacate maduro.
3 pimientos rojos
Salsa de soja.
Salsa aji, alegría riojana ó pimienta negra (es opcional, si te gusta un poco picante)
Sal.
2 Huevos para rebozar
Harina, yo últimamente utilizo la de arroz, la pulverizo yo misma. He notado que los rebozados son más crujiente, más ligeros y empapan menos aceite.
Aceite.

Preparamos el relleno:

Cortamos los pimientos rojos, el huevo cocido y el aguacate muy picadito y mezclamos en un recipiente.
Echamos una cucharadilla de salsa de soja y luego elegimos entre un toque de salsa aji, un trocito de alegría riojana ó pimienta negra siempre que nos guste  un poco picante (opcional) y revolvemos bien.
Sazonamos y volvemos a mezclar muy bien.
Al final nos queda el relleno con una textura similar al guacamole, pero con unos tropiezos de pimiento rojo y huevo.
Tapamos el recipiente donde tenemos el relleno con un film y a la nevera. (1 horita de reposo).

Este tiempo nos puede venir bien para ir limpiando a nuestras amigas las anchoas. Quitamos la cabeza y la espina, limpiamos con cuidado porque son frágiles y las echamos un poquito de sal, tapamos con film y a la nevera, que se enfríen un poco, así luego podemos trabajar mejor.

ELABORACIÓN:

En un bol preparamos la harina, en otro el huevo batido y sacamos también el relleno.
Con una cucharilla, ponemos a cada anchoa una ración de relleno y tapamos con otra anchoa.
Seguido y con cariño pasamos por harina y antes de que viajen al bol del huevo, sacudirlas un poco para que suelten el exceso.
Ponemos la sartén a fuego fuerte y cuando esté el aceite caliente bajar a temperatura media 6/7.
Vamos zambullendo las anchoas en el huevo y seguido a la sartén.
Tened en cuenta que la anchoa se hace enseguida.
Les damos la vuelta y retiramos a una bandeja con un nido de papel de cocina que permita recoger el exceso de aceite.
Seguido emplatamos, nos sentamos a la mesa y a disfrutar.

GALERIA DE IMAGENES:

2013-07-12 19.33.18

2013-07-12 19.34.37

2013-07-12 19.45.59

FOTO 1: Ingredientes / FOTO 2: Relleno / FOTO 3:  Relleno de la anchoa