Sopa de caldo de gallina con verduras pochadas y huevo

sopa de caldo de gallina_Fotor
Propongo hasta que esta primavera loca siente la cabeza, una sopa para el almuerzo que es muy fácil de preparar y os va a sentar de maravilla.
On egin.
Empezamos.

Crema de tomate con huevo poché

Sopa de tomate con huevo poché portada_deiaFotorUna crema con sabor y colorido. Preparamos una riquísima crema de tomate para estos días que ya estamos rozando el final de año, … una receta con carácter, …para ello la servimos con un huevo, que lo cocinamos poché y que nos alegrará el ojillo cuando llegue el momento de meter la cuchara, romperlo y ver como se desparrama esa yema deliciosa que montada en la cuchara se irá dirigiendo a nuestra boca. Apetitosa, muy sana y que nos permite un respiro antes de enfrentarnos a la gran traca gastronómica de la noche de San Silvestre.
Anima mucho preparar esta cazuela, porque además de que está sabrosísima se trabaja con un color rojo tan intenso que es una alegría y luego cuando ya estamos emplatando nos queda el plato precioso, con ese color tan intenso que más parece un plato de los de buen tiempo, pero luego cuando lo probamos calentito nos deja el cuerpo preparado para cargar con el abrigo, la bufanda, el paraguas y lo que se tercie.
Unos tomates tienen la culpa de tanto regocijo, así que a por ellos y luego como siempre, nos colocamos el delantal y empezamos.

Crema de tomate con huevo poché.  Ingredientes cartelINGREDIENTES (para 4 personas):
Para el caldo:
Si es de pollo: 1,5 l de agua y 1 esqueleto de pollo.
Si es de verdura: 1,5 l de agua, 1 puerro, 1 zanahoria y 1 cebolla.
Para la sopa: 1kg de tomate pera, 3 cebollas blancas, 200 g de calabaza, 1 zanahoria, 50 gr de Aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta molida (opcional) y 1/2 cucharita de azúcar.
Para el huevo poché: 1 huevo.

ELABORACION
Crema de tomate con huevo poché_Fotor
Preparamos el caldo
En una cazuela echamos el agua y los ingredientes.  En el caso de caldo de pollo el esqueleto y en el caso del caldo de verdura el puerro, la zanahoria, la cebolla y ponemos a calentar.
Cuando rompa a hervir bajamos la temperatura y dejamos cocer durante 30 minutos.
Retiramos, colamos y reservamos.
En los caldo lo que debemos de buscar es el sabor, por tanto cuando los estamos preparando es el momento de echar un vistazo en nuestra cesta de verduras y aprovechar todas las que se están quedando un poco “feas” para limpiarlas y utilizarlas. También se pueden preparar caldos con pastillas instantáneas y en estos casos se tendrá que seguir las instrucciones del fabricante. Observaréis que no se sazonan, en esto también depende de cada “cocinillas”, en mi caso lo preparo así porque luego cuando acompañen a los guisos, sopas, cremas …. será elaborando esas recetas cuando sazonaremos.

Preparamos la verdura
Lavamos bien toda la verdura y troceamos. Reservamos.
Calentamos la sartén a fuego alto, echamos el aceite de oliva y bajamos a fuego medio.
Incorporamos la cebolla troceada para que se vaya pochando poco a poco.
Cuando empiece a verse transparente, incorporamos el tomate, la zanahoria y la calabaza.
Bajamos a temperatura baja y dejamos unos 15/20 minutos que se vaya haciendo.
Rehogamos continuamente, salpimentamos y añadimos un toque de azúcar.
Seguimos a temperatura baja unos 30 minutos más, removiendo continuamente para evitar que se pegue.
Retiramos del fuego y trituramos la verdura con una batidora, turmix o la thermomix.
Colamos por el chino para que nos quede una crema muy suave añadiendo poco a poco el caldo.
Reservamos.

Preparamos el huevo poche:
Cortamos un trozo de film transparente y lo introducimos dentro de un vasito (yo he utilizado un molde pequeño de flan), dejando las cuatro puntas por fuera.
Echamos unas gotitas de aceite y repasamos con la brocha bien todas las paredes del film para que luego, cuando esté hecho, nos salga el huevo fácilmente.
Echamos el huevo, un toque de sal y cerramos juntando las cuatro puntas.
Dejamos el aire fuera girando el paquetito y atamos con una tira del papel film o un cordoncillo.
Seguido ponemos a calentar un cazo de agua y cuando rompa a hervir, echamos el paquetito (tienen que quedar cubiertos) y contamos cinco minutos de reloj. Tenemos que mantener la temperatura.
Sacamos el huevo, cortamos el nudo con una tijera y nos ayudamos de una cucharilla para sacar el film del huevo. Reservamos.

Montamos el plato
En el plato o cuenco servimos la ración y en el medio incorporamos nuestro huevo poché.
Un toque de pimienta y empezamos a comer.
Aproveche.

Sopa de tomate con huevo poché_Deia FotorCrema de tomate con huevo poché 1_FotorCrema de tomate con huevo poché 3Crema de tomate con huevo poché 4Crema de tomate con huevo poché 5

Sopa de verdura con pollo, pavo y toque de pimienta

la foto-1190_FotorEn plena cuesta de enero, con frío, con lluvia, con viento, con cielos grises  …  insisto: en cuesta …, no nos queda otra que entrar de lleno a los fogones y trabajar a fondo para conseguir que el plato de hoy esté muy rico y además nos aporte un colorido que nos anime un poco el alma.
Así que con unas verduritas que nos habían servido para preparar un caldo soberbio, un fiambre de pavo y unas salchichas de pollo, he pochado unas adorables chalotas, unos champis y con un toque de pimienta negra recién molida, por supuesto todo a fuego lento, me ha salido un plato que en estos momentos tengo el ánimo planeando por los cielos. Luego para conseguir realzar esta sopa en la mesa, he elegido esta calabaza que andaba por ahí adornando rincones de la casa y la he vaciado para servir este caldo exquisito.
Bueno ya sabéis, si el ánimo empieza a decaer y queréis conseguir un STOP grande para los días tristones aconsejo lanzarse a preparar esta marmita de sopa.
Primero hay que ponerse un delantal elegante, aconsejo también una gran sonrisa y seguido empezamos

INGREDIENTES (para 4 raciones):
la foto-1180_Fotor_Collage_Fotor
Para al caldo de verduras
1,5  l de agua
1 puerro
2 cebollas
1 diente de ajo
1 zanahoria

Para la sopa
3 salchichas de pollo
100 g de pavo
3 chalotas
6 champiñones pequeños
Pimienta negra
Sal
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para emplatar
Calabazas
Germinado de ajo

ELABORACION
la foto-1180_Fotor_Collage 1_Fotor
Preparamos el caldo de verduras
Limpiamos y cortamos la verdura e incluimos las chalotas y los champiñones.
Colocamos la sartén al fuego y cuando esté caliente echamos un chorrete de aceite.
Seguido ponemos a pochar la cebolla y cuando esté dorada vamos incorporando el resto de verduras que se vayan haciendo poco a poco una media hora.
Cuando queden cinco minutos,  ponemos una cazuela al fuego con el agua.
Según rompa e hervir vertemos las verduras, (excepto las chalotas y los champiñones que reservamos) y dejamos unos 45 minutos que se vaya haciendo a fuego medio.
Pasado este tiempo retiramos y colamos reservando el caldo por un lado y las verduras por otro (previamente pasadas por la batidora).

Preparamos las sopa
Colocamos una cazuela al fuego con un chorrete de aceite.
Incorporamos el pavo bien cortado en taquitos pequeños y las salchichas también en trocitos.
Rehogamos bien y añadimos las verduras del caldo.
Echamos un toque de pimienta negra y seguimos rehogando a fuego lento.
Incorporamos tres cazos de caldo y dejamos hasta que empiece hervir que retiramos y servimos.

Emplatado
la foto-1180_Fotor_Collage 2
Vaciamos unas calabazas, las lavamos bien y nos sirven para servir esta exquisita sopa de una forma divertida y alegre. Vertemos la sopa y antes de llevarla a la mesa, las coronamos con unos germinados de ajo.
¿Y cuando acabamos este disfrute del sabor?…, pues cogemos las calabazas y nos despedimos de ellas.  Previamente  las ponemos una buena nota, … por fin ha llegado el día que estas “torponas” por naturaleza  prácticamente acaban con una matrícula de honor.
la foto-1182_Fotor_Collage_Fotor8la foto-1182_Fotor_Collage7_Fotor

 

Sopa de caldo de gallina con verduras pochadas y huevo

share-14Hoy es uno de esos días que preparamos una batida en la nevera, recogemos todas las verduras que campan a sus anchas y de la mano de unas cebollas que pondrán las lágrimas a la despedida, picamos todo y a la cazuela.  Dejamos el frigorífico como una patena y en una sartén grande, con ese aceite oliva virgen que está como para untarse entera, echamos todo ese picadillo y que se vaya haciendo sin prisas.
Bueno … !!!, alguien preguntará donde está la gallina, … pues haciéndonos un caldo impresionante, con un muslo portentoso.  Cuando esté preparado dejamos enfriar, luego lo metemos en el frigorífico para que la grasa se solidifique,… la retiramos con una espumadera, … y ya está!.
Y ahora seguimos con la cebolla, …. en casa nos pierde la cebolla, adoramos la roja, la blanca, la cebolleta, la chalota (a camino entre el ajo y la cebolla), … bueno es difícil no encontrarla en nuestros guisos, a veces me entra la neura y me dan ganas de probarla hasta con el cola-cao.
Y también nos pierde esta sopa que está buenísima y con la que aprovechamos todas las verduras que se nos están quedando un poco feas.  Luego como gesto a esa gallina que nos ha puesto la base de esta delicia, cocemos un huevo y lo rallamos.   Maravilloso.
Os animo para que probéis este caldo delicioso, sólo se necesita ponerse el delantal y hacer limpieza de stock.
Limpiarlos mucho y a picar.
Empezamos.

INGREDIENTES:

share-19Verdura:
1 Puerro
Calabaza
Tomates cherry
2 zanahorias
1 cebolla
½ pimiento rojo
Ajo
½ nabo
Tomate
Pimienta molida
Un toque de pimentón de la Vera
2 ramitas de perejil
1 cucharada de pan rallado o un trozo de pan duro
Sal
Aceite de oliva virgen extra

Caldo:
1 trozo de gallina
Un toque de pimentón de la Vera
Un toque de tomillo
Un toque de albahaca
Un toque de pimienta
Sal
Agua
1 Huevo

ELABORACIÓN

share-16
1 Ingredientes. 2 Cortamos todo bien menudo. 3 Pochamos


Preparación del caldo.

En una cazuela ponemos un litro de agua y echamos el trozo de gallina.
Sazonamos, molemos un poco de pimienta, un toque de tomillo, otro toque de albahaca  y dejamos que se vaya haciendo.
Cuando empieza a hervir bajamos a temperatura media baja y aprovechamos para echar el huevo y que se cueza durante 15 minutos (luego retiramos y reservamos).
El caldo todavía seguirá durante 35 minutos más.
Retiramos, colamos y reservamos.

Preparación de las verduras:
Limpiamos bien todas las verduras y las picamos.
En una sartén vertemos un chorrete de aceite y cuando esté caliente incorporamos todas las verduras.
Sazonamos, molemos pimienta, un toque de pimentón de la Vera, 2 ramitas de perejil bien picado, una cucharada de pan rallado o un trozo de pan duro y que se vaya haciendo a baja temperatura.
Rehogamos de vez en cuando para que se mezclen bien todos los ingredientes y dejamos sobre una hora que se haga poco a poco.
Retiramos, trituramos en la batidora o en la thermomix e incorporamos al caldo que tenemos reservado.

Emplatamos:
Pues a disfrutar de esta sopa en estos días de frío, sana y deliciosa.
Nos permite una comida que deja el estómago satisfecho y calentito y el frigorífico a la espera de rellenar con otras verduras más frescas que nos animarán en las próximas recetas.
Os veo pronto.  Salud.
share-15share-16share-17share-18