Lengua con salsa blanca y pimientos de Gernika

Lengua con crema de verduras y pimientos de Gernika_Deia FotorEs un plato de lunes para enfrentarse a la semana con cierto gesto crítico, pero realmente de gusto.
Realizamos esta burla divina de la mano de unas lenguas de cerdo, este animal exquisito que nos sirve para disfrutar hasta de sus andares o para insultar a quién se lo merezca.
Las hemos embadurnado de una salsa muy apetitosa, cocinada poco a poco en mantequilla, pochando verduras del mismo color, … una cebolla blanca, un puerro, … y el calabacín.
A todo ello le ponemos nuestro toque de pimienta y disfrutamos en la mesa como si estuviésemos reviviendo una txarriboda.
Adornamos a estas burlonas con unos riquísimos pimientos de Gernika.
Ha quedado el plato pero que muy bueno.
Ahora toca charlotear un rato,  … que este plato es un gran inspirador de la oratoria.
Nos ponemos el delantal y a darle a la lengua, empezamos.

Lengua en salsa blanca con pimientos de Gernika ingredientes

INGREDIENTES (para 3 personas):  3 lenguas de cerdo, huevo y harina (para rebozar), 12 pimientos de Gernika, 1 cebolleta, 1 chalota, 1/2 puerro (parte blanca), 1/2 cebolla roja, 1 vaso de vino blanco, 1 cucharada de mantequilla, aceite (para freír la lengua y los pimientos), sal, cebollino y pimienta.Lengua con crema de verduras y pimientos de Gernika IngredientesELABORACION
Lengua con crema de verduras y pimientos de Gernika Elaboración_Fotor

Preparamos las lenguas.
Limpiamos las lenguas, sazonamos y las cocemos durante unos 40 minutos cubiertas de agua.
Una vez cocidas dejamos que se atemperen un poco para pelarlas y filetearlas.
Colamos el caldo y reservamos un vaso.

Preparamos la salsa
Cortamos la verdura e incorporamos en la sartén con la mantequilla.
Dejamos que se vaya haciendo poco a poco, sazonamos y salpimentamos.
Cuando la verdura esté pochada, echamos el vino blanco y dejamos que se vaya reduciendo.
Removemos, probamos y rectificamos.
Por último vertemos el caldo y dejamos nuevamente que se reduzca.
Pasamos estas verduras por la batidora y seguido colamos por el chino para que nos quede una salsa fina.
Reservamos.

Rebozamos la lengua y freímos los pimientos de Gernika.
Pasamos por harina, huevo y a la sartén a freír con aceite bien caliente.
Sacamos y colocamos sobre papel de cocina para desengrasar.
Reservamos.
En la sartén con aceite bien caliente echamos los pimientos bien limpios.
Los freímos, sacamos y colocamos sobre el papel de cocina para desengrasar.
Reservamos.

Montamos el plato.
En el centro echamos la salsa y sobre ella la lengua rebozada.
Incorporamos los pimientos, dos enteros con la lengua y otros dos cortados y repartidos alrededor de la salsa.
Picamos el cebollino y espolvoreamos sobre el plato.

Sencillamente digno de tomarse con un poco de tranquilidad y si es posible en animada tertulia, mejor que mejor.
Espero que os guste.  Feliz semana.

Lengua con crema de verduras y pimientos de Gernika 1Lengua en salsa blanca con pimientos de Gernika 3_FotorLengua en salsa blanca con pimientos de Gernika 4

Crema de puerros con buñuelos de bacalao

la foto-1849_FotorLlevábamos unos días que teníamos a los puerros un poco olvidados y ya se sabe, aquí nos gustan mucho y aunque a veces da pereza cargar la cesta con ellos porque son un tanto larguiruchos, luego en casa disfrutamos unos días con un florero apuerrado que a las visitas les llama mucho la atención. Para nuestra propuesta de hoy sacrificamos la parte blanca, porque queremos conseguir una crema inmaculada, luego un toque de nabo también blanco y por fin ante la ausencia de patatas en mis cremas, porque he de confesar que la patata cocida no me gusta, cortaré unas rodajas de calabacín previamente pelado y a la cazuela. Una crema suave y deliciosa, aliñada con un toque de pìmienta blanca y un chorrete de aceite de oliva.
Pero no olvidemos que en este fogón militamos en el gusto por el color y nos parece que a estos maravillosos puerros que ya se han metido al bolsillo a toda la familia adornando nuestra mesa estos días como si fueran unas preciosas calas, eso sí, al estilo de los años 70 con un flequillo bien tieso y a los pies unos pantalones acampanados requeteverdes, les va de maravilla unos buñuelos de bacalao deliciosos, que luego incorporamos al centro de la crema y conseguimos un completo para estos almuerzos a los que siempre llegamos justos de tiempo.
Los puerros ya están pataleando para que empecemos, porque no quiero ser mal pensada pero da un poco la impresión de que se han fumado algo, no hacerme caso, … ahora hay que ponerse el delantal y enseguida empezamos.

Puerros

INGREDIENTES

Para la crema de puerros
5 Puerros (la parte blanca)
1 Cebolla
1 Ajo
1/2 Calabacín
1 chorrete de aceite de oliva virgen extra
1/2 nabo
1 toque de pimienta blanca

Para los buñuelos
200 g de bacalao desalado
1 cebolla grande
2 ramitas de Perejil
100 g harina de repostería
3 huevos
75 g de mantequilla
100 g de caldo/leche/verduras (al gusto)
Aceite para freír
1 toque de sal dependiendo del bacalao
Pimienta molida al gusto
Pan rallado
Buñuelos de bacalao

Elaboramos los buñuelos

Preparamos el bacalao
Dejamos el bacalao (mínimo un par de horas) con aceite de oliva, ajo y perejil.
Luego sacamos, dejamos sobre un colador escurriendo y reservamos retirando el ajo y el perejil.

Preparamos la masa y los buñuelos
Comenzamos picando muy menuda la cebolla y el perejil.
En la sartén echamos un chorrete de aceite, incorporamos la cebolla y dejamos que vaya pochando poco a poco.
Cuando la cebolla esté blandita en unos 5 minutos, a fuego medio añadimos el bacalao, la pimienta y mezclamos bien todo durante  un minuto.
Retiramos y reservamos.
En una cazuela incorporamos el caldo con la mantequilla y según empieza a hervir retiramos y removemos hasta que se funde completamente y se mezcle con el líquido.
Echamos la harina, llevamos de nuevo al fuego, removemos hasta conseguir una crema lisa y sin grumos.
Es el momento de echar el perejil y la mezcla del bacalao, que tenemos reservada, mezclamos bien.
Si nos ha quedado muy espesa, incorporamos un poco más de líquido y removemos de nuevo.
Apagamos el fuego y retiramos la cazuela con la masa que acabaremos de hacer fuera del fuego.
Templamos unos minutos y pasamos a añadir los huevos poco a poco que removemos y dejamos reposar en la nevera unos 2o minutos.
En un bol echamos el pan rallado, cogemos porciones de la masa y rebozamos en él, haciendo bolas.
Las freímos en la sartén y sacamos sobre papel de cocina para desengrasar.
Reservamos.

Preparamos crema de puerros
Lavamos los puerros, se cortan y se reservan.
En una olla ponemos un chorrete de aceite de oliva, ajo picado,  el nabo también y seguido echamos  la cebolla picadita hasta que empiece a dorar.
Ahora le toca el turno a los puerros y se rehogan bien con la cebolla. Troceamos el calabacín e incorporamos, después de mezclar bien estos ingredientes, se cubre con el líquido que utilicemos y dejamos cocer a fuego medio unos 30 minutos.
Una vez que ha cocido, se hace un puré con ayuda de la batidora y luego se pasa por el chino para que la textura sea más fina.
Volvemos a poner al fuego, salpimentamos y dependiendo del espesor que nos guste añadimos el líquido hasta conseguir el punto deseado..

Emplatado
Servimos la crema en el plato y colocamos los buñuelos e el centro.  Espolvoreamos perejil picadito y echamos un toque de aceite de oliva virgen extra.  Hemos colocado unas setas fritas que le dan al plato un toque muy coquetuelo.
Delicioso, espero que lo disfrutéis.

Crema de puerros con buñuelos de bacalao
Crema de puerros con buñuelos de bacalaoCrema de puerros con buñuelo de bacalao

 

Crema de remolacha con crujiente de queso y salsa de yogur

remolachaEmpecemos el mes con una receta llena de color y sabor, muy sana y divertida. Tenemos ganas de que llegue la primavera y hoy en  estos fogones hemos querido acercarnos a ella. Para ello nos ponemos en manos de la verdura más “divinity”:  la remolacha, que tiene un color precioso, muy femenino y que cuando cocinamos con ella los fogones se nos manchan, eso sí con mucho glamour.
Pero a lo que vamos, también hemos picado cebolla morada, tomate, un poco de ajo y luego un toque de tomillo, albahaca, pimienta negra, sal, vinagre y a la batidora.  Luego la hemos pasado por el chino para que nos quede finita,  emplatamos en plan coqueto y a la mesa.
En principio mi ama, harta de mis excentricidades ha pensado que empezábamos por el postre y claro, alguna carita ya me ha puesto, luego, según se ha metido la cuchara a la boca ya ha soltado la primera sonrisilla.
Ha sido un éxito y espero que os animéis y disfrutéis con esta propuesta que es muy sana y que se prepara muy rápido.
Ahora el delantal y a darle un poco de luz a vuestra mesa.  Empezamos.

INGREDIENTES (para 2 personas)
remolacha2
1 remolacha cocida
2 tomates en rama
1/2 cebolla morada
1/4 litro de caldo (de verduras, de pollo, 1 pastilla de caldo…)
2 guindillas
1/2 ajo
Pimienta negra recién molida
sal
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 toque de tomillo
1 toque de albahaca

Ingredientes para la salsa de yogur
1 Yogur desnatado natural
2 cucharaditas de Vinagre de vino (preferible de Jerez)
Sal
remolacha3Crujiente de queso
Queso parmesano

ELABORACION
Cortamos la remolacha, la cebolla, el tomate, las guindillas y el ajo, vertemos a u bol y pasamos por la batidora o al vaso de la thermomix 1 minuto, velocidad 7,9 y 10.
Pasamos por el chino para que nos quede una crema suave, mientras que vamos incorporando el caldo bien caliente.
Esta crema la vamos a tomar caliente, pero cuando lleguen los calores, nos la podremos tomar fría.
Echamos sobre un bol y reservamos.

Crujiente de queso
Sobre un papel de horno rallamos el queso.
El montoncito del queso lo extendemos, tapamos con otro papel de horno y encima colocamos un plato para aplastar para evitar que el crujiente se levante.
Metemos en el microondas dos minutos.  Sacamos y dejamos enfriar.

Elaboración mahonesa
Retiramos el suero del yogur y vamos incorporando el vinagre poco a poco y la sal.
Mezclamos, probamos y rectificamos.

Emplatamos
Servimos la ración al plato, echamos una cucharada de salsa de yogur, molemos un poco de pimienta encima, colocamos el crujiente y adornamos con unos germinados de rabanitos.
A comer, espero que os guste.
remolacha4la foto-1552

SUKHOTHAI

Adivina donde vamos a cenar esta noche.
Adivina donde vamos a cenar esta noche.

El reino de SUKHOTHAI quiere decir “aumento” de la felicidad y ciertamente a nosotras también nos ha aumentado un poco por lo rápido que nos hemos hecho a las costumbres locales.  Situadas hacia el norte de Tailandia , a esta ciudad se la suele considerar la primera capital del Siam. Aquí además se inició el desarrollo de la primera escritura Thai, una verdadera locura para el foráneo que no somos capaces de encontrar nada bajo esos signos. Es una zona que cuenta con innumerables templos, famosas ruinas, … pero se nos hecha la noche encima y buscamos esos otros templos de cuchara y tenedor. El plato típico son los fideos al estilo de SUKHOTHAI que consiste en un caldo de cerdo o de vaca, que te sirven en una marmita que viene sobre un balde con borde de barro y lleva las brasas dentro calentando el guiso.  Muy curioso.  Luego te ponen en un plato unas tiras de pollo con un huevo cascao y  te tienes que levantar a coger la cantidad de hierbas, verduras y fideos que te quieres poner. Echas  todos los ingredientes al puchero y en cinco minutos ya estas tirando de cazo. En la mesa nos espera a cada comensal un bol pequeño de salsa gordita que pica que …..bueno, que pica mucho y que cuando te sirves en el plato te echas lo que tu cuerpo aguante.   Quedamos como jabatas, alguna lagrima ya cayo, pero el plato estaba muy bueno, de hecho no hemos untado la olla al final porque aqui no se usa pan.  Luego nos sacamos unas gambas a la plancha que resultaron ser las primas de zumosol (estas, sin más). Todas las mesas que estaban alrededor estaban cenando lo mismo, ellos la salsa picante se la ponen directamente a los trocitos de la carne.  Hemos estado observando un rato cruzando apuestas sobre  cuantos iban a estallar, pero nada, esta gente esta hecha de otra madera. Nuestra Eguzkilore esta que hecha humo, la hemos acercado a la marmita y parece que se ha quemado un poco el respetable, el otro día se vino al suelo y esta un poco “saltada”…, en verdad nos esta cuidando muy bien, pero si sigue así, ella no llega de una pieza a casa.   Seguimos explorando.

GALERÍA DE IMÁGENES:

FOTO 1:  Green House Coffee, el restaurante.
FOtO 1: Green House Coffee, el restaurante.
FOTO 2:  Eguzkilore nos presenta la "olla"
FOTO 2: Eguzkilore nos presenta la “olla”
FOTO 3: Los ingredientes.
FOTO 3: Los ingredientes.
FOTO 4: Verduras y fideos.
FOTO 4: Verduras y fideos.
FOTO 5: nos servimos y a comer.
FOTO 5: nos servimos y a cenar.
FOTO 6: las gambetas resultaron ser unas gambas Buda.
FOTO 6: las gambitas resultaron ser unas gambas Buda.