Flan de chocolate blanco con salsa de frambuesa

Flan de chocolate blanco con salsa de frambuesas Deia PortadaFlan de chocolate blanco. ¿A quién no le gusta un flan? … en casa desde luego nos encanta a todos, empezando por el de huevo de toda la vida, pero siendo primavera y aprovechando que algún día que otro por aquí nos va saliendo el sol, como que apetece renovar un poco este postre, cambiarle un poco la cara y presentarle con chocolate blanco que nos queda delicioso. Luego añadimos una salsita de frutas para darle un poquito de color a este paliducho, con unas frambuesas y lo servimos frío. La elaboración no puede ser más fácil, así que si os animáis aquí me quedo con el delantal puesto y cuando queráis empezamos.Flan de chocolare blanco con salsa de frambuesas Etiqueta

INGREDIENTES: Para el flan: 100 g de chocolate blanco, 1/4 de l de agua, 3 huevos y 190 g de leche condensada. Para la salsa de frambuesa: 300 g de frambuesa, 1 cucharadita de mantequilla y 3 cucharadas soperas de azúcar.
(Las frambuesas utilizadas eran congeladas, si son naturales necesitamos 1 cucharada de mantequilla)

Flan de chocolate blanco con crema de frambuesas elaboración_FotorELABORACION

Preparamos el flan
Incorporamos en un cazo la leche condensada, el agua, el chocolate troceado y calentamos.
Vamos removiendo continuamente hasta que el chocolate se disuelva.
Batimos los huevos y los echamos al cazo junto con la crema de chocolate removiendo todo poco a poco.
Cuando esté todo bien diluido, pasamos por un colador y lo vertemos en la flanera.
Precalentamos el horno a 150º y metemos la flanera al baño maría, unos 40/45minutos.Sacamos y esperamos a que esté frío para desmoldar.

Preparamos la salsa
En un cazo incorporamos la mantequilla, las frambuesas, el azúcar y calentamos a fuego lento.
Removemos que se integren todos los ingredientes y antes de que rompa a hervir, retiramos.

Emplatamos
Desmoldamos el flan y alrededor le ponemos la salsa de frambuesas.
Podéis adornarlo con frambuesas y unos hojitas hierbabuena.
Y ahora sólo nos queda coger la cuchara y zambullirnos.

Flan de chocolate blanco con crema de frambuesas 1Flan de chocolate blanco con crema de frambuesa 2 Flan de chocolate blanco con crema de frambuesas 3Flan de chocolate blanco con crema de frambuesas 5Flan de chocolate blanco cn crema de frambuesa 5

Crema de mango con canela y chocolate blanco

mango1Empezamos la semana de la mano de un buen postre con mango, suave porque a este fruto dulzón lo presentamos en crema y además le hemos mezclado con yogur.  Luego un poco de canela por aquí, un chorrete de chocolate blanco por allá, unos trocitos de manzana para adornar y al final, que casi se me olvida, un poco de ralladura de chocolate negro.
El resultado excepcional, este mango va a hacer las delicias de toda la familia.
Si te animas a preparar esta propuesta, primero a por el mango, luego el delantal y empezamos.

INGREDIENTES
mango 21-001

1 Mango
1 Yogur natural
1  toque de canela
2 cucharadas de chocolate blanco
1/2 onza rallada de chocolate negro

ELABORACION
Pelamos el mango y con un utensilio sacamos unas bolitas para adornar luego nuestro postre.
Reservamos.
Seguimos  troceando el mango y  le pasamos por la batidora.
Incorporamos a la crema batida el yogurt y revolvemos de forma envolvente hasta que se incorporen las dos cremas.
Reservamos
En un cazo a temperatura alta echamos un par de cucharadas de leche e incorporamos un par de onzas de chocolate blanco.
Revolvemos bajando al mínimo la temperatura hasta que se disuelven.
Retiramos y esperamos que se atempere.

Emplatamos llenando los recipientes donde vamos a servir.  En el centro echamos una cucharadita  de chocolate blanco y en casa le hemos puesto un par de trocitos de manzana,  espolvoreamos canela, colocamos las bolitas de mango y rallamos chocolate negro por encima.
Ya está preparado.  Espero que os guste.
mango 3mango 31mango 32

 

Cheesecake con mermelada de frambuesa y chocolate

share-73Alguien pensará cuando lea la receta “será snob, si es una tarta de queso…”, y en eso estamos de acuerdo, de queso es, pero con la receta americana del famoso cheesecake y en este punto que nadie se engañe, ésta está mejor.
Para empezar la americana cuenta con varios pisos y para servirla prácticamente se necesita una motosierra.
He de comentar que un día por las Américas tras una jornada de gastar suela a las deportivas recalamos en el The Cheesecake Factory, … fue ver la vidriera que tenían con las especialidades de la casa y ya nos pusimos cardiacas.  Cuando se acercó la simpática camarera estábamos con los codos apoyados en la mesa, los ojos desorbitados y encima del flequillo ya comenzaba a salir humo.  Nos era imposible decidirnos!!! … y al final tras desgañitarse “the waitress” detallándonos cada una de las propuestas de la casa, por nuestra parte con las glándulas gustativas escocidas señalamos con el dedito la sugerencia del día, …así somos, era la que más pisos tenía y la muchacha se nos vino abajo tras el impacto de nuestra opción tan original y cuando llegó el momento de acercarnos nuestra porción, nos pusimos en pie, con devoción y hemos de decir que prácticamente nos las traían al hombro, grandes  muy grandes, descomunal, fue de esos momentos que con una imagen te hueles de que va la felicidad.
No pudimos acabar, ¡gran sorpresa!, … pero… no se quedó allí, cargamos con ella y a las pocas horas, … ya rodaba por nosotras.
Pero esta que os propongo es de las peligrosas, es imposible levantarse hasta que te acabas la ración.  Como la hemos pasado por el horno, la galleta está horneada y huele que alimenta.  Os animo a que probéis esta propuesta, esta deliciosa, sin ir más lejos hoy he desayunado con ella, por cierto con una taza y tetera que me ha traído el amigo invisible, que no sé quien es, pero que me ha encantado.
Esta cake está dedicada a Paula de la etnia de las golosas, que nos ha animado a presentar una tarta de queso que esté muy rica.
Preparamos un trocito para ella y para el resto, ese delantal bien atado que empezamos.

           Ingredientes: (para un molde desmoldable de 24 cm.)
share-76Principales:
zumo de 1/2 limón
3 huevos
1 yogur 0%
200 g de azúcar
800 g de queso cremoso tipo Philadelphia (en casa ligh)
1 cucharada de maicena
1 cucharadita de extracto de vainilla
300 g de galletas tipo María Dorada
100 g de mantequilla
Mermelada de frambuesa o la que más os guste

Opcional:
14 Frambuesas
2 onzas de chocolate blanco
2 onzas de chocolate negro
4 cucharadas soperas de leche
2 cucharadas de azúcar glass

ELABORACION:share-75

MANERA TRADICIONAL
Triturar las galletas con ayuda de la batidora o un molinillo.
Derretir la mantequilla al baño María o en el microondas y mezclar bien ambas cosas.
Con ayuda de las manos, cubrir las paredes y la base de un molde desmontable de unos 24 cm de diámetro con esta masa.
Guardar en el congelador si tenemos sitio para que coja cuerpo y si no en la nevera.
Poner todos los ingredientes del relleno en un bol en el orden en el que aparecen en la lista de ingredientes principales  y batir el conjunto hasta obtener una mezcla homogénea.
Sacamos la base de las galletas que tenemos en la nevera y vertemos la mezcla.
Horneamos unos 35-40 min a 170ºC.
Dejamos que la tarta se enfríe y luego metemos a la nevera.
Cuando esté bien fría, poner una capa generosa de mermelada.

Preparamos el chocolate negro y blanco.
Ponemos a fuego medio un cazo con dos cucharadas de leche y cuando empiece a calentar echamos las onzas del chocolate y removemos hasta que el chocolate esté totalmente disuelto.
Retiramos.
El chocolate lo echamos sobre un papel de horno y extendemos en una capa fina.
Dejamos enfriar.
5 minutos antes de hacer las figuras para adornar, metemos en el congelador para que nos sea más sencillo moldear los adornos.
Los círculos blancos los hacemos cogiendo una porción pequeña y con ella hacemos una bolita.
Aplastamos y colocamos en la tarta, encima irá bien asentada una rica frambuesa.
Con el chocolate negro hacemos igual.
Luego con un molde, haremos la estrella que adornará el centro de nuestra tarta y donde recalará encima una bolita muy rica de chocolate blanco.

Metodo Thermomix:
En el vaso de la thermomix ponemos las galletas. 10 segundos, velocidad 6.
Añadimos la mantequilla, 10 segundos, velocidad 4.
Vertemos sobre el molde y con la mano o con la ayuda de una cuchara forramos con esa masa la base del molde y las paredes.
Metemos en el frigo o en el congelador.
Mientras, preparamos el relleno.
Ponemos todos los ingredientes del relleno en ese orden. 10 segundos, velocidad 8. (2 veces)
Vertemos sobre la base de galletas.
Sacamos la base de las galletas que tenemos en la nevera y vertemos la mezcla.
Horneamos unos 35-40 min a 170ºC.
Dejamos que la tarta se enfríe y luego metemos a la nevera.
Cuando esté bien fría, poner una capa generosa de mermelada.

share-72
share-77share-78

Timbal de frutas y queso con chocolate blanco y negro

share-69
Sugiero este colorido postre para estas fiestas.  Dulce, fresco y ligero, perfecto como broche para una buena cena.  En casa hemos jugado con el caqui y los kiwis  y luego la copa la hemos coronado con un toque de chocolate y cereza.  Además nos acompañará una tarta casera, unas leches fritas, un flan, turrones, …. y ya las iremos contando, pero al final todos los años en Noche Buena son los postres ligeros los más codiciados y el resto, … a lo largo de la semana van cayendo, está claro que en nuestra casa no sobra nada.
De carácter tripero, militantes de la risa, … estas fechas nos encantan.  No llegamos a entonar villancicos por respeto a los vecinos e incluso, no nos engañemos, … por nuestra propia dignidad y tras la cena montamos una timba (a cara perro), pero ésta de cartas,  capitaneada por la abuela (que a su edad hace trampas).  En las partidas nos jugamos unos euros, un año probamos apostando los postres y hubo momentos en los que se mascó la tragedia y así hasta altas horas de la madrugada, … bueno, hasta que la abuela se levanta, recogiendo todas sus ganancias y con cara de no haber roto un plato nos suelta eso de qué no tenéis ni idea de jugar a las cartas.  Por cierto, lo peor que te puede ocurrir es ser su pareja en la partida, porque ganar siempre ganas, pero si no pillas una de sus señas, tiene un carácter que no se corta en desembuchar todo lo que piensa.  Pensándolo bien, es bueno tener un personaje así en familia, porque luego cuando sales a la vida y te encuentras con figuras de carácter agreste (que los hay), te parecen simplemente infantiles y quiera Dios que un día que se pasen mucho no les mandemos a la abuela para que les ponga en su sitio.
Ahora sí, nos vamos poniendo el delantal y empezamos.

INGREDIENTES

1 Queso batido o yogur 0% si queremos un postre ligero. También tenemos el Caqui y el chocolate blanco y negro para untar nuestras cerezas y adornar. 2 Kiwi, este vino con mucho cariño desde Muskiz, como se ve era todo corazón. 3 y 4  Toda la fruta qu interviene en nuestra propuesta.

2 tarrinas de queso batido o dos yogures 0% si queremos un postre ligero,
1 Caqui
2 ó 3 Kiwis (dependiendo del tamaño.
8 Cerezas.
1 Limón para raspar la piel
2 onzas de chocolate blanco
2 onzas de chocolate negro
4 cucharadas soperas de leche
2 cucharadas de azúcar glass
4 frambuesas

ELABORACIÓN
share-65

Preparamos el chocolate negro y blanco.
Ponemos a fuego medio un cazo con dos cucharadas de leche y cuando empiece a calentar echamos las onzas del chocolate y removemos hasta que el chocolate esté totalmente disuelto.
Retiramos.
Cogemos 2 cerezas las pinchamos en un palo y las untamos del chocolate y dejamos que se solidifique.
El resto del chocolate lo echamos sobre un papel de horno y extendemos en una capa fina.
Dejamos enfriar.
5 minutos antes de hacer las figuras para adornar, metemos en el congelador para que nos sea más sencillo moldear los adornos.
Con el chocolate blanco hacemos igual.

Preparamos la copa.
Primero echamos el yogur o queso, procurando que vaya al centro del recipiente para que no manche las paredes.
Agitar ligeramente el vaso para que se extienda uniformemente.
Dejamos unos minutos en el frigorífico para que asiente y vamos con el caqui.
Limpiamos y lo pasamos por la batidora, haciendo una especie de puré.
Sacamos los recipientes y echamos un segundo piso de caqui.
De nuevo a la nevera y vamos con los kiwis.
Pelamos y de nuevo por la batidora y seguido a por el tercer piso.
Metemos de nuevo en el frigorífico unos 5 minutos.
Con el chocolate que tenemos en el congelador, lo sacamos y hacemos unas figuritas.
Las cerezas chocolateadas estarán ya preparadas.
Colocamos sobre la superficie las figuras, las cerezas, en nuestra propuesta una con chocolate y otra natural.
Como teníamos frambuesas, hemos colocado sobre la figura del chocolate una y al final hemos espolvoreado con azúcar glass.
Delicioso, si en casa sois muy golosos quizás tenéis que espolvorear un poco de azúcar en el yogur.
Y ya está.  A esperar que llegue la hora de disfrutar de esta copa tan deliciosa. … Timbal de frutas y … realmente suena salvaje.
share-67share-68

Bizcocho de yogur blanco con higos

TARTA BLANQUITA1

Si los fines de semana sigues abriendo el ojo a la hora de costumbre, hoy sábado  ¡tremenda decepción! un tiempo propicio para dar el salto y volver a la cama corriendo.  Sin embargo, si demoras un poquito esta opción, que por cierto es la más inteligente, te puedes llegar hasta  tus  fogones y te propongo en unos minutos prepararte un bizcocho muy sabroso, … en un pis pas, prácticamente mientras va saliendo el café  puedes conseguir volver a la cama en muy buena compañía.  Discreto, elegante, sabroso, … el bizcocho nunca falla y además  te recuerdo que te lo llevas calentito, muy al gusto de la realidad social.
Así que acción, nos ponemos a ello,  ese delantal ya está tardando (hoy, excepcionalmente se permite encima del pijama), empecemos por  tomar buena nota de los ingredientes, el horno lo vamos pre-calentando (la técnica culinaria que más aprecian los exhibicionistas)  y presiento que vamos a conseguir una masa de película.
Cuando el bizcocho esté en el horno, nos podemos ir preparando un zumo de naranja … ¡aprovechemos! que ahora están buenísimas,  sacando las tacitas chulas, el mantelito de los domingos, libros, discos, el ganchillo, sudokus, …  la imagen de ese que tienes manía , las alfileres, … preparémonos para un encierro entre almohadones, ¡qué gozada! apaguemos los móviles y demos rienda a este lujo que nos permite este otoño caprichoso, inestable y frío, pero  maravilloso.
Por supuesto este bizcocho se puede degustar sólo, pero también admite invitados.  A este le he coronado con un higo en almíbar y en honor a los fríos del día viene nevadito cubierto con chocolate blanco.    ¡qué rico!
Empezamos.

INGREDIENTES (para 6 raciones):

yogurt11

Para hacer la masa:
1 yogur natural o de limón (el vaso de yogur nos va a servir de medidor)
1 vasito de aceite de oliva virgen extra
2 vasitos de azúcar
3 vasitos de harina de repostería
3 huevos
1 sobre de levadura
sal

Ingredientes invitados
higos en almíbar
4 onzas de chocolate de cobertura blanco
3 cucharadas soperas de leche

ELABORACION:

Sacamos del horno y le vamos a cubrir de chocolate blanco.
Sacamos del horno y le vamos a cubrir de chocolate blanco.

Preparamos el chocolate blanco
En una cazo echamos la leche, calentamos  y cuando empiece a hervir echamos el chocolate y fuera del fuego vamos removiendo hasta que consigamos la textura espesa y fina que necesitamos.  Reservamos.
Higos en almíbar, cortamos dos en trocitos y dejamos uno entero para coronar al bizcocho. Reservamos.

Modo tradicional
Batimos los huevos en un bol y vamos incorporando el azúcar sin parar de batir.
Añadimos el yogur, el aceite y seguimos batiendo.
Añadimos por último la harina con la levadura, toque de sal  y mezclamos.
Untamos el molde con mantequilla o colocamos papel de horno y agregamos la masa.
Antes de meter al horno, echamos los trocitos de higo en almíbar que tenemos reservados
Horneamos a 180 º durante 30 minutos.
Sacamos del horno y esperamos 5 minutos.
Desmoldamos.
En la cima del bizcocho hacemos un agujero pequeño para después asentar el higo.
Vertemos sobre el bizcocho el chocolate blanco y con una lengua iremos extendiendo por la superficie dejándole caer libremente por los costados.
Esperamos otros 5 minutos y colocamos el higo.
Sacamos la albaceteña de postres y que sea lo que …, qué más da, a desayunar!

Modo thermomix
Ponemos en el vaso el yogur, los huevos, el azúcar, el aceite, la harina, la levadura y la sal y programamos 20 segundos, velocidad 5.
Terminamos de envolver la mezcla con la espátula.
Untamos el molde con mantequilla o colocamos papel de horno y agregamos la masa.
Antes de meter al horno, echamos los trocitos de higo en almíbar que tenemos reservados
Horneamos a 180 º durante 30 minutos.
Sacamos del horno y esperamos 5 minutos.
Desmoldamos.
En la cima del bizcocho hacemos un agujero pequeño para después asentar el higo.
Vertemos sobre el bizcocho el chocolate blanco y con una lengua iremos extendiendo por la superficie dejándole caer libremente por los costados.
Esperamos otros 5 minutos y colocamos el higo.
Sacamos la albaceteña de postres y que sea lo que …, qué más da, a desayunar!

Un bizcocho de película
Un bizcocho de película

Nota:  Si tienes dos moldes pequeños, podemos conseguir con la misma masa dos bizcochos. 
Dicho y hecho …,  por aquí ya nos hemos puesto a ello y nos han salido dos divinos, jugaremos  con distintos  ingredientes, añadiendo una pizca de imaginación y como se prevé que el tiempo siga en sus trece, mañana presentaremos otro muy diferente.