Aceitunas rellenas

Aceitunas rellenas Portada DeiaPropongo para estas fiestas un aperitivo que os va a sorprender, partiendo del clásico piscolabis: aceitunas, queso y jamón, hacemos un encaje de bolillos “gourmet”, rellenamos con todo ello las olivas … y añadimos también a la farsa pimiento rojo et voilà! … no os perdáis las caras que pone el personal al descubrir que lo que se llevan a la boca no son unas nano-croquetas, sino que tienen una aceituna rellena con fundamento.  Indispensable acompañarse de un vino, txakolí, vermut … ¡estamos en el aperitivo! … y a picar.
Espero que os guste, son muy fáciles de preparar y además las podéis dejar listas con antelación y unos minutos antes de servirlas las “paseáis” por la sartén y a disfrutarlas bien crujientes.
Confieso que la idea me la sugirió una pareja maravillosa que lleva muchos años en este mundo del blog gastronómico, the garum factory son americanos y al poco de asomar mis fogones a este universo bloguero, entraron y me saludaron. Les admiro mucho.
Si os animáis, os colocáis el delantal, sacamos las aceitunas … y a rellenar.

Aceitunas rellenas ingredientes

INGREDIENTES: Aceitunas sin hueso, bacón, queso, pimientos rojos, huevo cocido, guindillas, pimienta negra molida, huevo, harina, pan rallado y aceite de oliva virgen extra.

ELABORACION:Aceitunas rellenas elaboración
Cortamos todos los ingredientes muy menudos, incorporamos un huevo, un toque de pimienta y mezclamos.
Abrimos la aceituna por un lado y vamos rellenando (con mucho mimo), con la mezcla.
Pasamos la aceituna por harina,  huevo batido, pan rallado y de cabeza a la sartén.
Sacamos, las dejamos sobre papel de cocina para desengrasar y seguido las servimos.
Se necesita un poco de paciencia, pero cuando te llevas estas aceitunas con sorpresa a la boca, todo ha merecido la pena.

EMPLATAMOS:
Son tan coquetas estas aceitunas que siempre quedan perfectas.
Aquí te mostramos nuestras propuestas.
Aceitunas rellenas3

Collages65

Sopa de cebolla con queso gratinado

Sopa de cebolla con crujiente de queso_deia FotorEsta sopa de rima fácil ha salido deliciosa, muy fina y delicada gracias a una receta francesa.
Con toque de mantequilla toma su sabor de las cebollas que doramos muy lentamente y antes de servir incorporamos queso rallado que gratinamos al horno.
Necesitamos un caldo base de gallina o de carne y aquí para hoy hemos elegido el segundo.
Siendo más fuerte de sabor, el queso a elegir es mejor que sea de sabor más suave, así que hemos rallado Emmental.
Sugiero para su degustación cómo elemento único aparte de la cuchara disfrutar con la reflexión de Michel Foucault (francés, lógicamente) que decía eso de …”J’ai décidé d’être heureux, c’est meilleur pour la santé” /He decidido ser feliz, es mejor para la salud.
Así que ahí estamos, esta semana a eso del mediodía me espera esta delicadeza para reponer fuerzas y seguir
Espero que os animéis con esta sopa Feliciana, es muy fácil y como tenemos que hacerla poco a poco relaja y te deja como una malva.
Necesito que si estáis dispuestos a preparar un “sopeo de salud” os pongáis el delantal.
Empezamos.
Sopa de cebolla con queso gratinado ingredientesFotor_FotorINGREDIENTES:  3 cebollas blancas medianas, 1,2 l de caldo (de carne o pollo), 2 cucharas de mantequilla, 3 cucharadas de harina normal, 1 cucharadita de azúcar granulada, 2 vasos de vino blanco seco, 30 gr de queso rallado, unas ramitas de cebollino, sal y pimienta.
Sopa de tomate con crujiente de queso ingredientes_Fotor

ELABORACION:
Sopa de cebolla con crujiente de queso_Elaboración Fotor_Collage_Fotor

Preparamos el caldo de carne:
En una olla express ponemos la carne de zancarrón, el agua, cerramos y a calentar a temperatura alta.
Una vez que empiece a salir el vapor, bajamos la temperatura y dejamos sobre 45 minutos.
Retiramos, colamos y reservamos

Preparamos la sopa
En una cazuela a fuego medio derretimos la mantequilla y echamos el aceite.
Incorporamos las cebollas que las tendremos cortadas en juliana y las cocinamos durante 15 minutos.
Añadimos la sal, la pimienta y el azúcar a fuego lento durante unos 35 minutos.
Vamos removiendo poco a poco para conseguir que se dore un poco la cebolla.
Agregamos la harina y dejamos que se cocine durante unos minutos (de 3 a 5).
Incorporamos el caldo hirviendo y seguido el vino blanco elevando la temperatura hasta rompa a hervir.
Bajamos la temperatura y dejamos que se cocine unos 35 minutos removiendo de vez en cuando.
Pasado este tiempo, probamos y rectificamos si es necesario con la sal y la pimienta.
Retiramos y reservamos.
Antes de servir precalentaremos el horno a 200º.
Echamos la sopa en los recipientes y en cada uno ponemos una cucharada de queso.
Colocamos los cuencos en el medio del horno sobre la bandeja.
Horneamos unos 8 minutos hasta que el queso se derrita.
Sacamos, espolvoreamos cebollino picado y servimos de inmediato.

Maravillosa sopa, muy especial, yo la estoy tomando esta semana y me encanta.
Espero que os guste.
Sopa de cebolla con queso gratinado 5

Sopa de cebolla con queso gratinado 3

Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco

Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco portada_deiaFotorArgumentación para enfrentarte a ti mismo tras la ingesta de una buena ración de este bizcocho.
Primero: ¿Acaso insistentemente no nos amenizan con las virtudes de las verduras? …pues entonces ¡de qué estamos hablando!, si este bizcocho lo hemos preparado con el caviar preferido de los Bugs, de la familia Bunny conocidos propietarios de una empresa líder en desinfección gracias a su producto estrella, la clásica lejía conejo, … negar que los ingredientes de esta receta cantan como la Montserrat Caballé en la certeza de originar una expansión perimetral, sería absurdo, pero si somos capaces de atendernos con una ración razonable los beneficios que obtengamos en la ingesta tanto en la vista como en la piel, nos compensará de todas, TODAS!!!.
Dicho queda.
De hecho yo así me lo he planteado y para el desayuno he degustado una racioncita discreta que me ha sabido a gloria.
Desde luego que me he notado la piel más tostada y reluciente e incluso ha habido momentos que se me ha pasado por la cabeza quitarme las gafas, benditas zanahorias.  ¡Qué felicidad!
Si os apatece presentar a la mesa este postre medicinal, lápiz y delantal.
Empezamos.
bizcotxo zanahoria_Fotor
INGREDIENTES:
300 gr de zanahoria, 200 gr de harina, 150 gr de azúcar, 130 gr de aceite, 15 gr de levadura, 1 pizca de sal  y 4 huevos.
Para la cobertura: 90gr de chocolate blanco de hacer y 130 gr de leche, nata o agua.
Para caramelizar la zanahoria:  50 gr de mantequilla, 1 cucharada de azúcar, almíbar o sirope 3 cucharadas.
Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco ingredientes_Fotor

ELABORACION:
Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco elaboración_Fotor Preparamos el bizcocho
Limpiamos, rallamos las zanahorias y reservamos.
(Separamos unos 50 gr de zanahoria rallada que nos servirán para caramelizar y adornar el bizcocho)
En un bol ponemos los huevos, la pizca de sal y el azúcar.  Batimos bien hasta conseguir una mezcla espumosa.
(Cuanto más espumoso esté el bizcocho nos saldrá más esponjoso)
Vamos precalentando el horno a 180º.
A continuación añadimos el aceite y la zanahoria que tenemos reservada y lo mezclamos todo bien.
Incorporamos poco a poco el harina con la levadura y lo haremos con movimientos envolventes hasta que tengamos todo esté bien integrado. Reservamos.
Engrasamos el molde y vertemos la masa.
Metemos al horno y horneamos unos 40/45 minutos.
Antes de sacar del horno, comprobamos que al meter un objeto en punta al bizcocho éste nos sale limpio.
En este bizcocho hay que tener en cuenta que la zanahoria aporta humedad al bizcocho, por lo que no va a salir totalmente seco.
Sacamos y esperar a que se enfríe.

Preparamos la cobertura de chocolate

Calentamos en un cazo al fuego el ingrediente líquido (leche, nata o incluso agua) con el que vayamos a preparar la cobertura.
Cuando empiece a hervir, retiramos y fuera del fuego añadimos el chocolate troceado y mezclándolo bien hasta derretirlo y así conseguiremos una crema deliciosa para maquillar el bizcocho.
Esta cobertura permitirá que el bizcocho se mantenga muy jugoso y no se seque.

Caramelizamos la zanahoria
Calentamos la sartén a temperatura media/alta e incorporamos la mantequilla.
Seguido echamos la zanahoria y bajamos la temperatura.
Rehogamos bien la zanahoria con la mantequilla y espolvoreamos 1 cucharada de azúcar por encima.
Mezclamos bien y dejamos que se vaya haciendo poco a poco.
Cuando se nos vaya secando la salsa, podemos echar 1 cucharada de miel que previamente la habremos diluido en 2 cucharadas de agua o si tenemos algún almíbar o sirope 3 cucharadas.
Si no tenemos ni miel, ni almíbar, ni sirope, ponemos 1 cucharada más de azúcar y 3 cucharadas de agua.
En unos minutos 12/15 minutos que ya tendremos una salsa tipo jarabe, apagamos y dejamos que se vaya atemperando.

Preparación Thermomix
Precalentamos el horno a 180º.
Separamos las claras, ponemos un la pizca de sal, colocamos la mariposa y se baten en 3 minutos a velocidad 4. Reservamos.
Quitamos la mariposa, echamos las yemas con el azúcar y batimos 30 segundos, velocidad 3 .
Añadimos la leche y el aceite , 15 segundos a velocidad 3 .
Por último incorporamos el harina con la levadura, 15 segundos a velocidad 6.
Luego echamos en un bol y mezclamos las claras montadas con movimientos envolventes.
Cuando terminamos de incorporar todo bien, pasamos al molde que tendremos untado de aceite o mantequilla.
Metemos al horno y horneamos unos 40/45 minutos.
Antes de sacar del horno, comprobamos que al meter un objeto en punta al bizcocho éste nos sale limpio.
En este bizcocho hay que tener en cuenta que la zanahoria aporta humedad al bizcocho, por lo que no va a salir totalmente seco.
Sacamos y esperar a que se enfríe.

Montamos el bizcocho
Cuando haya perdido un poco el calor, con una lengua (de cocina por supuesto, que nadie se pase), vamos echando el chocolate y extendiendo la cobertura por la parte superior.
Y por último, vamos extendiendo sobre esta cobertura la zanahoria caramelizada.

Así nos queda un bizcocho que además de delicioso es precioso.
Espero que os guste.
Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco 2

Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco 1

Clafoutis de higo, uvas y ciruelas

Clafoutis de uvas, higos y ciruelas DeiaUn pastel con una masa parecida a los crepes y que se hornea relleno de nuestras frutas favoritas.
Se trata de una receta francesa originaria de Lemosín que se rellenaba con cerezas, de hecho el nombre proviene del occitano del verbo clafir que significa eso mismo, rellenar con cerezas.
Este postre se hizo muy popular en toda Francia y en cada zona se fue rellenando con diferentes frutas.
Hoy en casa hemos asaltado el frutero y claro, nos hemos encontrado con higos, uvas y ciruelas, así que hemos realizado diferentes pastelitos y la pinta no puede ser mejor.
Sólo necesitas un bol, unos pocos ingredientes facilones, luego la fruta que más te guste, un poco de brazo para amasar y ya los tienes dispuestos a entrar al horno.
Toma nota de los ingredientes, ponte el delantal et voilà.
Empezamos.

Clafoutis con uvas, higos y ciruelas INGREDIENTES:  100 gr de harina, 60 gr de azúcar, 2 huevos, 4 cucharadas soperas de leche, 2 de nata líquida, 2 de azúcar glass, sobre 300 gr de fruta (la que más nos guste), en nuestro caso de temporada unos higos, unas uvas y unas ciruelas, 1 pizca de sal y mantequilla o aceite para untar los moldes.

ELABORACION
Clafoutis de higo, uvas y ciruelas Collage_Fotor En un bol mezclamos la harina, con la sal y el azúcar.
Incorporamos los huevos y revolvemos bien.
Echamos la leche poco a poco y vamos mezclando con la batidora evitando que se formen grumos. Reservamos.

Untamos los molde con aceite o mantequilla.
Cortamos la fruta que vamos a utilizar y la colocamos en los moldes.
Vertimos la mezcla sobre la fruta y horneamos durante 30 minutos a 180º.

Al salir del horno espolvoreamos con el azúcar glass.
Esperamos que se enfríen un poco y a comer.
Están muy ricos.

Clafoutis de higo, uvas y ciruelas 1 Clafoutis con uvas, higos y ciruelas collage 1 Clafoutis  de uvas, higos y ciruelas 2

Pastel de crepe con manzana

Pastel de crepe con manzana_deia Fotor
Con sólo un par de sartenes te propongo preparar un crepe muy facilón que te va a venir muy bien para desayunos laborables o meriendas excepcionales.
Es levantarse y comerte una porción y la jornada te la planteas de inmediato con otra alegría.
Estoy convencida que en poco tiempo veremos los ingredientes de este dulce impresos en receta electrónica para estados post-vacacionales, tristeza manifiesta, … resumiendo:  cruda realidad.
Una manzana o dos, mantequilla, harina y a la sartén.  Luego cuando cuaja damos la vuelta con esa segunda sartén y … ¡voilà! , tenemos una especie de tortilla pero de manzanas.  Espolvoreamos con azúcar glass  y cortamos en raciones.
Según se atempere, guardamos en la nevera y aquí lo solemos comer frío, pero si aparece un día de esos grises y lluviosos, un golpe de calor (eso sí cariñoso) y a disfrutar.
Llega la hora de calentar las sartenes, nos atamos nuestro precioso delantal (al menos el mío, que estoy de estreno) y empezamos.

Pastel de crepe con manzana Ingrediente INGREDIENTES: 150 gr de harina, 80 gr de azúcar, 1 pizca de sal, 20 gr de azúcar glass, 3 huevos, 3o gr de leche, 1 ó 2 manzanas y 40 gr de mantequilla.

ELABORACION
Pastel de crepe con manzana elaboración_Fotor
En un bol mezclamos la harina con la mitad del azúcar.
Incorporamos la sal, la mitad del azúcar glass y los huevos uno a uno.  Revolvemos bien.
Echamos la leche poco a poco, removemos y dejamos reposar unos 12 minutos.
Reservamos.

En una sartén fundimos la mitad de la mantequilla y echamos la manzana pelada y en láminas.
Espolvoreamos el resto del azúcar.
Dejamos que se vaya haciendo poco a poco unos 10 minutos.

Por último incorporamos a la sartén la mezcla que tenemos reservada cubriendo las manzanas.
Dejamos que se vaya cuajando durante unos minutos.
En la segunda sartén fundimos un poco de mantequilla y ponemos esta sartén sobre la primera, giramos, retiramos la primera sartén y freimos el crepe durante unos minutos.
Sacamos en una bandeja.
Fundimos el resto de mantequilla y untamos el crepe.
Espolvoreamos el azúcar glass y a comer.

Está riquísimo, espero que os guste.

Pastel de crepe con manzana 2 Pastel de crepe con manzanas 3_Fotor Pastel de crepe con manzana 1_Fotor