Bizcocho de queso con aroma de naranja

Bizcocho de queso con aroma de naranja DEIA PortadaUn bizcocho perfecto para el desayuno de toda la familia, especial para empezar la semana, muy esponjoso y con un suave aroma de naranja que no es que salgas a la calle por la mañana tirando cohetes, pero anima mucho llevarse ese regusto en el paladar para enfrentarse a las tareas de obligado cumplimiento.
Es tan fácil hacerlo como comerlo, pero empecemos por el principio, nos ponemos el delantal, preparamos los ingredientes, precalentamos el horno y empezamos.

INGREDIENTES: 200g de mantequilla en pomada, 200g de queso en crema (tipo Philadelphia), 1/2 naranja (la ralladura y el zumo), 300 g de azúcar, 3 huevos, 250 g de harina de repostería, 1 sobre de levadura (tipo Royal) y azúcar glass para espolvorear.

ELABORACION:
Precalentamos el horno a 180º ( calor abajo y arriba).
Batimos bien las claras a punto de nieve y reservamos.
En un bol mezclamos la mantequilla con el azúcar.
Añadimos el queso y las yemas y mezclamos todo bien.
Incorporamos la ralladura de la naranja, el zumo y removemos bien de nuevo.
Echamos la harina con la levadura y nos podemos ayudar con la batidora para que todo quede bien incorporado.
Por último mezclamos toda la masa con las claras que tenemos reservada con movimientos envolventes, ayudándonos de una cuchara o muy suavemente para conseguir que nos quede un bizcocho bien esponjoso.
Echamos la masa a un molde untado con aceite o mantequilla y al horno.
Durante 40 minutos y a 180º horneamos.
Transcurrido el tiempo comprobamos pinchando con un palito de madera si está bien cocido.
Si nos sale limpio, lo sacamos y dejamos el molde fuera unos 5 minutos antes de desmoldar.
Si sale untado de la masa, dejamos otros 5 minutos y volvemos a hacer la prueba infalible del palito.
Os comento esto, porque ha habido veces que con 40 minutos el bizcocho ya estaba y otras veces he tenido que dejarlo hasta 50 minutos.  Así que merece la pena pincharlo para conseguir que nos quede perfecto.
Espero que os guste..

Bolitas de rosquilla

Bolitas-de-rosquilla.-Portada-Deia-compressorSi preparáis esta receta sugiero antes de ponerse a hacer la masa, conseguir una lata para según las tengamos “escurridas”, espolvoreadas de azúcar y apartada una ración para probarlas,… con el resto las guardamos en la caja, cerramos y las escondemos a cal y canto para evitar tentaciones porque detrás de ese aspecto rústico se esconden unos bocados deliciosos. Bolitas de rosquilla…, a por ellas!!! … preparamos los ingredientes, … por supuesto ya con el delantal puesto… y empezamos. INGREDIENTES: 350 g de harina de repostería,  2 cucharaditas de levadura tipo Royal, 100 g de azúcar, 1 cucharadita de vainilla (o anís, o ron, o el aroma que más os guste), 2 huevos, 1 pizca de sal y 100 g de mantequilla blandita. Para freír: aceite de oliva.  Para espolvorear:  azúcar glass. ELABORACION: En un bol echamos la harina, la levadura y la mezclamos. Añadimos el resto de ingredientes y amasamos hasta conseguir que la masa esté espesa y todo los componentes estén bien unidos, con una textura como el de las rosquillas. Si tenemos un robot de cocina empezaremos a amasar primero a velocidad baja y a medida que se vayan integrando los ingredientes subimos la velocidad hasta conseguir una masa compacta. Una vez tenemos la masa lista, hacemos una bola con ella, la cubrimos con film y la guardamos en la nevera una media hora. En una sartén alta o en un cazo echamos abundante aceite y calentamos a temperatura media alta. Sacamos la masa del frigorífico y con una cucharilla vamos sacando pellizcos y con las manos untadas con un poco de harina vamos formando las bolitas. Echamos las bolitas al cazo para que se vayan friendo (hay que tener en cuenta que crecen bastante por lo que tenemos que freír pocas cada vez). Al principio se quedan en el fondo del cazo, pero enseguida salen a flote  y cuando están doradas sacamos y dejamos sobre papel de cocina para que desengrasen. Por último, las espolvoreamos con azúcar glass y ya podéis empezar con esta dulce adicción. Espero que os gusten.