Croqueta de gambas al ajillo.

Croquetas-de-gambas-al-ajillo-Portada-Deia-compressorMe apetece muchísimo volver a este bocadito de toda la vida que tanto nos gusta y además acompañado con otro clásico como las gambas al ajillo, … poner a este dúo en la misma masa ha sido un gran acierto y el resultado unas croquetas impresionantes, … sugiero que probéis estos fritos, …¡os van a encantar! … sólo necesitáis seguir con los pasos que se detallan en la elaboración y que la receta esté destinada a esa gente que queremos mucho y que nos apetece que disfruten en nuestra mesa, así que con cariño y buenos ingredientes, sólo nos queda colocarnos el delantal y empezamos. INGREDIENTES:  500g de gambas (ya peladas), 3 dientes de ajo, 1 cayena picada (opcional), aceite,
1 chorrete de vino blanco, sal y pimienta.
Ingredientes para la bechamel: 1/2 l de leche, 30 g de harina, 30 g de mantequilla, sal, 1 toque de pimienta, pan rallado, 2 huevos y aceite para freír.

Preparamos las gambas al ajillo
Pelamos las gambas y picamos los ajos.  Reservamos.
En una sartén bien caliente echamos un chorrito de aceite y seguido las gambas que tenemos reservadas.
Salpimentamos, incorporamos una cayena picadita (opcional) y sofreímos a fuego alto.
Rehogamos continuamente durante tres minutos, bajamos la temperatura a medio bajo y añadimos los ajitos.
Seguimos removiendo durante dos minutos y echamos un chorrillo de vino blanco.
Dejamos 2 minutos hasta que se evapora el alcohol, retiramos y reservamos.
Esperamos que se atempere y picamos. (a mano o con un robot)

Preparamos la Bechamel

Bechamel tradicional:
Fundimos la mantequilla en una sartén a fuego suave.
Añadimos la harina, removemos bien y dejamos que se cocine durante unos 5 minutos.
Agregamos unas cucharadas del picadillo de las gambas y mezclamos bien para que la harina se impregne de su sabor.
Añadimos la leche poco a poco, manteniendo la bechamel fluida hasta terminarla.
Incorporamos el resto del picadillo, probamos y salpimentamos.
Mezclamos todo bien, sacamos, extendemos la masa en una bandeja y dejamos reposar.
Formamos las croquetas, las pasamos por huevo batido, pan rallado y las freímos en una sartén con abundante aceite caliente.
Las pasamos por papel de cocina y a la mesa.

Bechamel thermomix:
Ponemos el aceite en el vaso y añadimos la mantequilla, programando 3 minutos, a temperatura varoma, velocidad 4.
Añadimos la harina y rehogamos programando 3 minutos, a 100º a velocidad 2.
Incorporamos la leche, la sal, 2 cucharadas del picadillo y mezclamos programando 10 segundos, a velocidad 7.
Volvemos a programar 25 minutos, a 100º y a velocidad 4.
Añadimos el resto del picadillo y revolvemos con la espátula.
Programamos 3 minutos, a 100º y a velocidad 2.
Extendemos la masa en una bandeja y dejamos enfriar.
Formamos las croquetas, las pasamos por huevo batido, pan rallado y freímos en una sartén con abundante aceite caliente.
Las posamos sobre papel de cocina para desengrasar y a la mesa.
Emplatamos

Servimos las croquetas. Un bocado que os va a encantar.

Bizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos

Bizcochuelos de calabaza con crema de queso y conguitos Deia Portada_FotorReceta navideña. Hoy para desayunar retomamos la calabaza en unos bizcochitos cubiertos de frosting de crema de queso y conguitos, ideales para estas fiestas si tenemos niños en casa, en edades comprendidas entre 0 a 110 años, teniendo en cuenta que en los recién nacidos la ingesta de los mismos se realiza de forma indirecta, es decir se lo come la madre y cuando la criatura tire de pecho ya veréis como os paga con un “eructito” impresionante.
Llevan en la masa unas avellanas tostaditas que estaban tan ricas que ha sido complicado conseguir llegar a los 60 gramos que necesitamos para preparar esta receta,  porque aquí la familia cada vez que pasaba cerca de ellas por arte de magia desaparecían unas cuantas y al final cuando a estos tiernos de calabaza hemos conseguido sacarlos del horno y atemperarlos, los hemos revestido de una crema deliciosa de queso que en este mundo del repostero viene a denominarse frosting,  …y ¡¡¡cómo saben!!!.
Como guindas hemos colocado unos conguitos y han quedado tan elegantes que meterles un bocado daba un poco de pena, pero no queda otra … un cocinillas tiene que liderar la cata sin temblarle el pulso y así ha sido, hemos realizado un acercamiento de frente, con la cabeza alta, sin miedo y desde luego la boca bien abierta.
Si os parece que esta receta os va a gustar no dudéis, yo iría más lejos al afirmar que os va a encantar, así que sólo queda ponerse el delantal y empezar a precalentar el horno porque ya empezamos.
Bizcochito de calabaza con crema de queso y conguitos
INGREDIENTES:
Para los bizcochos:  250 gr. de calabaza, 60 gr. de avellanas, 4 huevos, 125 g de aceite, 200 gr. de azúcar, 250 g de harina de repostería, 2 sobres de levadura, conguitos para adornar, 1 pizca de sol, 1 cucharadita de canela, otra de jengibre, también de clavo y otra de nuez moscada.
Frosting de queso o crema de queso:  150 g de queso crema, 70 g de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g de azúcar glacé y 1 cucharada de esencia de vainilla

Bizccochuelo de calabaza con crema de queso y conguitos Ingredientes
ELABORACIÓN
Bizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos elaboración_FotorMétodo tradicional

Preparamos la masa
Vamos precalentando el horno a 180º
Cortamos la calabas y en un bol la trituramos junto con las avellanas hasta que nos quede un puré.  Reservamos.
Batimos bien los huevos, el aceite, el azúcar y añadimos el puré de calabaza, la harina, la levadura, la sal, las especias y removemos bien hasta que se integren los ingredientes.
Cubrimos los moldes que vamos a utilizar con aceite o mantequilla, vertemos la masa y metemos al horno durante 35 o 40 minutos.
Sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos.

Preparamos el frosting o la crema de queso
Batimos el azúcar, la mantequilla, la esencia de vainilla y el queso crema hasta que nos quede una textura cremosa.

Emplatamos
Cuando el bizcocho esté frío, cubrimos con la crema y colocamos los conguitos.
Luego a disfrutarlos, espero que os guste.

Método Thermomix

Preparamos la masa.
Vamos precalentando el horno a 180º.
Cortamos la calabaza en trozos y los incorporamos dentro del vaso de la Thermomix.
Añadimos las avellanas, el azúcar y trituramos 15 segundos, velocidad 5.
Echamos al vaso los huevos, el aceite y programamos 10 segundos a velocidad 5.
Vertemos la harina, la levadura, la sal, las especias y batimos a velocidad 10 unos segundos.
Cubrimos los moldes que vamos a utilizar con aceite o mantequilla, vertemos la masa y metemos al horno durante 35 o 40 minutos.
Sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos.

Preparamos el frosting o la crema de queso
En el vaso de thermomix añadimos el azúcar y pulverizamos hasta a velocidad 10, durante 10 minutos.
Incorporamos la mantequilla, la esencia de vainilla, el queso y programamos 20 segundos, velocidad 3 1/2.

Emplatamos
Cuando el bizcocho esté frío, cubrimos con la crema y colocamos los conguitos.
Luego a disfrutarlos, espero que os guste.

Bizcochuelo de calabaza con crema de queso y conguitos 1Bizcochos de calabaza con crema de queso y conguitos collage_FotorBizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos 4Bizcochitos de calabaza con crema de queso y conguitos 2

Crujientes de morcilla con sésamo. ¡Aupa Athletic!

Crujientes de morcilla y sésamo 1Crujiente de morcilla con sésamo. Esta es la semana de esforzarse en ideas originales, facilonas y sobre todo deliciosas para preparar un sorprendente picoteo y contar con unas recetas a mano con las que asombrar a los que se sientan a nuestra mesa. Para estos crujientes lo más importante es conseguir esa morcilla que nos encanta, una láminas de hojaldre, 1 huevo batido para que nos queden bonitos estos bocaditos exquisitos y por supuesto el sésamo o ajonjolí que aporta el toque de gracia.
El objetivo que nos debe guiar es preparar una merendola inolvidable, así que necesitamos hacer acopio de los ingredientes, nos colocamos el delantal y empezamos.Crujientes de morcilla y sésamo Etiqueta Ingredientes

INGREDIENTES (para 12 crujientes): 1 morcilla, 1 lámina de hojaldre, 1 huevo y 2 cucharadas de sésamo (ajonjolí).Crujiete de morcilla y aésamo Elaboración_Fotor

ELABORACION:
Cortamos en rodajas finas la morcilla. Reservamos.
Cortamos la lámina en cuadrados. Reservamos.
Batimos el huevo. Reservamos.
Colocamos la morcilla en la mitad del cuadro de hojaldre.
Cubrimos con otra lámina, pegamos las esquinas presionando con los dedos y vamos pegando las dos masas estirando un poquito si es necesario para que nos quede bien encajada.
Con un tenedor vamos marcando todo el cuadrado.
Pintamos el pastelito con el huevo batido, colocamos encima unas semillas de sésamo y al horno (previamente precalentado a 180º) durante unos 12/15 minutos.
Controlamos que estén doraditos, sacamos y en dos minutos ya podemos disfrutar de esto crujientes.
Espero que os gusten.Crujiente de morcilla con sésamo Deia
Crujiente de morcilla y sésamo 2Crujiente de morcilla y sésamo 3Crujiente de morcilla y sésamo ültimo




Bizcocho de nísperos y semillas de amapola

Bizcocho con níspero y semillas de amapola.  Deia.  PortadaBizcocho con nísperos.  Es mayo y estamos en la época que maduran los nísperos que por sus propiedades nutritivas también se les conoce como “la fruta de la belleza”…, tienen un sabor agridulce, de color amarillo, con olor y sabor muy agradable, son los primeros frutos con “hueso” en aparecer al inicio de la primavera y hoy les hemos invitado a nuestro bizcocho acompañados de unas semillas de amapola que le han dado un toque muy crujiente.
Ahora sólo nos queda preparar con esta fruta de temporada un delicioso bizcocho que nos va a animar los desayunos de esta semana.
Como siempre nos ponemos el delantal y empezamos.Bizcocho de nísperos y semillas de amapola Etiqueta INGREDIENTES: 1 yogur natural(el vaso de yogur nos va a servir de medidor)
1 vasito de aceite de oliva virgen extra, 2 vasitos de azúcar, 3 vasitos de harina de repostería, 3 huevos, 1 sobre de levadura y 1 toque de sal.
Ingredientes invitados: 6 nísperos y 2 cucharas de semillas de amapola.

Nísperos.ELABORACION:

Bizcocho de nísperos y semillas de amapolas elaboración_Fotor

Preparamos la masa

Modo tradicional
Batimos los huevos en un bol y vamos incorporando el azúcar sin parar de batir.
Añadimos el yogur, el aceite y seguimos batiendo.
Pelamos los nísperos y los incorporamos.
Seguido añadimos por último la harina con la levadura, toque de sal, las semillas de amapola y mezclamos.
Untamos el molde con mantequilla o colocamos papel de horno y agregamos la masa.
Horneamos a 180 º durante 30 minutos.
Sacamos del horno y si hemos colocado papel de horno, tiramos de él y ya lo tenemos fuera.
Esperamos 5 minutos y a desayunar!

Modo thermomix
Pelamos los nísperos.
Ponemos en el vaso el yogur, los huevos, el azúcar, el aceite, la harina, la levadura, los nísperos, la sal y programamos 20 segundos a velocidad 5.
Incorporamos las semillas de amapola a la masa y terminamos mezclando todo con la espátula.
Untamos el molde con mantequilla o colocamos papel de horno y agregamos la masa.
Horneamos a 180 º durante 30 minutos.
Sacamos del horno y si hemos colocado papel de horno, tiramos de él y ya lo tenemos fuera.
Esperamos 5 minutos y a desayunar!
Bizcocho de nísperos y semillas de amapola 1
Bizcocho de Nísperos 1Bizcocho de níspero y semillas de amapola 3_Fotor Bizcocho de nísperos y semillas de amapola. 4

Bizcocho de café y frutos secos

Bizcocho de café con frutos secos. Deia. PortadaBizcocho de café.  Este bizcocho es ideal para meriendas, capaz de callar bocas porque es sacarlo a la mesa y se acaba con la conversación, el truco es que me suelen pedir la receta, pero desde luego no suelto ni prenda …,ya me acuerdo una vez que me vine arriba relatando la elaboración y para cuando me quise dar cuenta el bizcocho había sido arrasado y allí nadie había tomado nota.
Está crujiente por los frutos secos y sobre todo que es lo que importa, delicioso.
Aquí yo ya he dado cuenta de mi ración así que si os ponéis el delantal no me queda más que decir que empezamos.
Bizcocho de café con frutos secos EtiquetaINGREDIENTES: 50 g de nueces y 50 g de avellanas tostadas, 100 g de mantequilla, 100 g de azúcar, 2 huevos, 100 g de harina de repostería y 30 g de café expreso bien cargado.Bizcocho de café con frutos secos  Ingredientes_Fotor

ELABORACION

Método tradicional
Trituramos las nueces y las avellanas en el mortero.  Reservamos.
En un recipiente, ponemos la mantequilla (que estará blanda), el azúcar y removemos hasta que esté todo bien mezclado.
Seguido, vamos añadiendo los huevos de uno en uno hasta que queden bien integrados en la masa, agregamos el café, la harina y juntamos todo bien.
Por último, añadimos los frutos secos picados a la masa y removemos.
Vertemos en el molde (que lo tendremos untado de aceite), alisamos la superficie con una espátula y horneamos durante 30/40 minutos (el tiempo depende si lo hacemos en un sólo molde o en moldes pequeños), con el horno precalentado a 180º.
Antes de sacar del horno pinchamos con un palito y cuando salga limpio ya está.
Sacamos del horno y esperamos unos minutos a que atempere para desmoldar. Reservamos.
Ahora sólo queda que lo disfrutéis en buena compañía.

Método thermomix
Ponemos las nueces y las avellanas en la Thermomix durante 4 segundos, a velocidad 4. Retiramos del vaso y reservamos en un bol.
Sin lavar el vaso, ponemos la mantequilla (tiene que estar blanda), el azúcar y programamos durante 3 minutos, a velocidad 3. Bajamos con la espátula la masa que haya quedado en las paredes y programamos durante 2 minutos, a velocidad 3.
Seguido, programamos 2 minutos, a velocidad 2 y por la boca vamos añadiendo los huevos de uno en uno (dejando unos segundos entre cada uno para que se integren bien en la crema de mantequilla). Separamos de nuevo con la espátula la crema que haya quedado pegada en las paredes del vaso, agregamos el café y programamos durante 1 minuto, a velocidad 3.
Incorporamos la harina y mezclamos durante 20 segundos, a velocidad 3.
Añadimos los frutos secos picados y mezclamos todo con la espátula.
Vertemos en el molde (que lo tendremos untado de aceite),  alisamos la superficie con una espátula y horneamos durante 30/40 minutos, con el horno precalentado a 180º.
Antes de sacar del horno pinchamos con un palito y cuando salga limpio ya está.
Sacamos del horno y esperamos unos minutos a que atempere para desmoldar. Reservamos.
Ahora sólo queda que lo disfrutéis en buena compañía.

Bizcocho de café con frutos secos 1Bizcocho de cafe con frutos secos 2Bizcocho de café con frutos secos 3Bizcocho de café con frutos secos 4Bizcocho de café con frutos secos 5