Aceitunas rellenas

Aceitunas rellenas Portada DeiaPropongo para estas fiestas un aperitivo que os va a sorprender, partiendo del clásico piscolabis: aceitunas, queso y jamón, hacemos un encaje de bolillos “gourmet”, rellenamos con todo ello las olivas … y añadimos también a la farsa pimiento rojo et voilà! … no os perdáis las caras que pone el personal al descubrir que lo que se llevan a la boca no son unas nano-croquetas, sino que tienen una aceituna rellena con fundamento.  Indispensable acompañarse de un vino, txakolí, vermut … ¡estamos en el aperitivo! … y a picar.
Espero que os guste, son muy fáciles de preparar y además las podéis dejar listas con antelación y unos minutos antes de servirlas las “paseáis” por la sartén y a disfrutarlas bien crujientes.
Confieso que la idea me la sugirió una pareja maravillosa que lleva muchos años en este mundo del blog gastronómico, the garum factory son americanos y al poco de asomar mis fogones a este universo bloguero, entraron y me saludaron. Les admiro mucho.
Si os animáis, os colocáis el delantal, sacamos las aceitunas … y a rellenar.

Aceitunas rellenas ingredientes

INGREDIENTES: Aceitunas sin hueso, bacón, queso, pimientos rojos, huevo cocido, guindillas, pimienta negra molida, huevo, harina, pan rallado y aceite de oliva virgen extra.

ELABORACION:Aceitunas rellenas elaboración
Cortamos todos los ingredientes muy menudos, incorporamos un huevo, un toque de pimienta y mezclamos.
Abrimos la aceituna por un lado y vamos rellenando (con mucho mimo), con la mezcla.
Pasamos la aceituna por harina,  huevo batido, pan rallado y de cabeza a la sartén.
Sacamos, las dejamos sobre papel de cocina para desengrasar y seguido las servimos.
Se necesita un poco de paciencia, pero cuando te llevas estas aceitunas con sorpresa a la boca, todo ha merecido la pena.

EMPLATAMOS:
Son tan coquetas estas aceitunas que siempre quedan perfectas.
Aquí te mostramos nuestras propuestas.
Aceitunas rellenas3

Collages65

Sopa de caldo de gallina con verduras pochadas y huevo

sopa de caldo de gallina_Fotor
Propongo hasta que esta primavera loca siente la cabeza, una sopa para el almuerzo que es muy fácil de preparar y os va a sentar de maravilla.
On egin.
Empezamos.

Crema de puerros con buñuelos de bacalao

la foto-1849_FotorLlevábamos unos días que teníamos a los puerros un poco olvidados y ya se sabe, aquí nos gustan mucho y aunque a veces da pereza cargar la cesta con ellos porque son un tanto larguiruchos, luego en casa disfrutamos unos días con un florero apuerrado que a las visitas les llama mucho la atención. Para nuestra propuesta de hoy sacrificamos la parte blanca, porque queremos conseguir una crema inmaculada, luego un toque de nabo también blanco y por fin ante la ausencia de patatas en mis cremas, porque he de confesar que la patata cocida no me gusta, cortaré unas rodajas de calabacín previamente pelado y a la cazuela. Una crema suave y deliciosa, aliñada con un toque de pìmienta blanca y un chorrete de aceite de oliva.
Pero no olvidemos que en este fogón militamos en el gusto por el color y nos parece que a estos maravillosos puerros que ya se han metido al bolsillo a toda la familia adornando nuestra mesa estos días como si fueran unas preciosas calas, eso sí, al estilo de los años 70 con un flequillo bien tieso y a los pies unos pantalones acampanados requeteverdes, les va de maravilla unos buñuelos de bacalao deliciosos, que luego incorporamos al centro de la crema y conseguimos un completo para estos almuerzos a los que siempre llegamos justos de tiempo.
Los puerros ya están pataleando para que empecemos, porque no quiero ser mal pensada pero da un poco la impresión de que se han fumado algo, no hacerme caso, … ahora hay que ponerse el delantal y enseguida empezamos.

Puerros

INGREDIENTES

Para la crema de puerros
5 Puerros (la parte blanca)
1 Cebolla
1 Ajo
1/2 Calabacín
1 chorrete de aceite de oliva virgen extra
1/2 nabo
1 toque de pimienta blanca

Para los buñuelos
200 g de bacalao desalado
1 cebolla grande
2 ramitas de Perejil
100 g harina de repostería
3 huevos
75 g de mantequilla
100 g de caldo/leche/verduras (al gusto)
Aceite para freír
1 toque de sal dependiendo del bacalao
Pimienta molida al gusto
Pan rallado
Buñuelos de bacalao

Elaboramos los buñuelos

Preparamos el bacalao
Dejamos el bacalao (mínimo un par de horas) con aceite de oliva, ajo y perejil.
Luego sacamos, dejamos sobre un colador escurriendo y reservamos retirando el ajo y el perejil.

Preparamos la masa y los buñuelos
Comenzamos picando muy menuda la cebolla y el perejil.
En la sartén echamos un chorrete de aceite, incorporamos la cebolla y dejamos que vaya pochando poco a poco.
Cuando la cebolla esté blandita en unos 5 minutos, a fuego medio añadimos el bacalao, la pimienta y mezclamos bien todo durante  un minuto.
Retiramos y reservamos.
En una cazuela incorporamos el caldo con la mantequilla y según empieza a hervir retiramos y removemos hasta que se funde completamente y se mezcle con el líquido.
Echamos la harina, llevamos de nuevo al fuego, removemos hasta conseguir una crema lisa y sin grumos.
Es el momento de echar el perejil y la mezcla del bacalao, que tenemos reservada, mezclamos bien.
Si nos ha quedado muy espesa, incorporamos un poco más de líquido y removemos de nuevo.
Apagamos el fuego y retiramos la cazuela con la masa que acabaremos de hacer fuera del fuego.
Templamos unos minutos y pasamos a añadir los huevos poco a poco que removemos y dejamos reposar en la nevera unos 2o minutos.
En un bol echamos el pan rallado, cogemos porciones de la masa y rebozamos en él, haciendo bolas.
Las freímos en la sartén y sacamos sobre papel de cocina para desengrasar.
Reservamos.

Preparamos crema de puerros
Lavamos los puerros, se cortan y se reservan.
En una olla ponemos un chorrete de aceite de oliva, ajo picado,  el nabo también y seguido echamos  la cebolla picadita hasta que empiece a dorar.
Ahora le toca el turno a los puerros y se rehogan bien con la cebolla. Troceamos el calabacín e incorporamos, después de mezclar bien estos ingredientes, se cubre con el líquido que utilicemos y dejamos cocer a fuego medio unos 30 minutos.
Una vez que ha cocido, se hace un puré con ayuda de la batidora y luego se pasa por el chino para que la textura sea más fina.
Volvemos a poner al fuego, salpimentamos y dependiendo del espesor que nos guste añadimos el líquido hasta conseguir el punto deseado..

Emplatado
Servimos la crema en el plato y colocamos los buñuelos e el centro.  Espolvoreamos perejil picadito y echamos un toque de aceite de oliva virgen extra.  Hemos colocado unas setas fritas que le dan al plato un toque muy coquetuelo.
Delicioso, espero que lo disfrutéis.

Crema de puerros con buñuelos de bacalao
Crema de puerros con buñuelos de bacalaoCrema de puerros con buñuelo de bacalao

 

Taquitos de carne picada de pollo con gelatina de caldo y cebollino

la foto-1687_Fotor

¿Te gusta el pollo?  Si la respuesta es afirmativa sigue leyendo porque vengo dispuesta a hacerte un regalo.  Una receta deliciosa que llega con lazada y no es de las que se abre, ésta directamente te la comes.   Uhmmmm!  está riquísima, prepararlo es muy divertido  y la pena es que según llega a la mesa desaparece.
Ehhhh!!!  A los que no les gusta el pollo, un minuto por favor, …esta propuesta que os presento puede ser una oportunidad estupenda para hacerse amigo de este picador, noble animal, sano y con un poco de pluma (todo hay que decirlo), … también de carnes blancas y si es de caserío, además muy prietas.
Aquí en casa somos mucho de montar el pollo y cuando se trata de estos taquitos disfrutamos muchísimo, así somos, …muy agradecidas, tanto que no ha quedado ni uno.
Así están las cosas, hoy el gallinero lo tenemos muy alborotado, las gallinas desbocadas de felicidad a ellas también las relaja mucho ver al pollo bien frito.  Estoy preparada, si ese delantal lo tenéis bien colocado empezamos enseguida.

INGREDIENTES

la foto-1683_Fotor600 g  carne picada de pollo
1 ajo
1 ramas de perejil picado
3 chalotas
2 huevos
pimienta negra molida
sal
Pan rallado
Pasta filo
Ramas de cebollino
Aceite de oliva virgen extra
2 cazos de gelatina de caldo
(Cuando ponemos unas carrilleras, pata, morros, … nos queda un caldo gelatinoso.  Lo dejamos enfriar, desengrasamos y guardamos lo que nos sobra para una ocasión como la de hoy)

ELABORACION
la foto-1685_FotorPonemos la gelatina del caldo a calentar y cuando esté liquido, apartamos y dejamos que se atempere un poco.
Cortamos las chalotas y las pochamos en una sartén a fuego lento durante unos 20 minutos.  Sazonamos y las ponemos también un toque de pimienta recién molida.  Sacamos desengrasamos y echamos sobre la carne picada.
Además en la carne picada echamos el perejil cortado, el ajo también picadito, el pan rallado, sal y pimienta negra molida.  Incorporamos dos huevos y mezclamos todo bien.
Por último echamos el caldo y seguimos removiendo todo.  Rectificamos si es necesario con la sal, pimienta y el pan rallado.
Tapamos el recipiente con papel film y a la nevera unas horas a que repose la masa y conseguir una consistencia gelatinosa.
Sacamos la masa, cortamos los taquitos y  los pasamos por pan rallado.
Preparamos unas tiras de pasta filo, pintándolas con huevo batido.
Colocamos la pasta filo envolviendo el centro de los taquitos y enlazamos con una rama de cebollino.
La pasta filo bien frita nos dará un toque crujiente riquísimo.
Calentamos la  sartén, echamos el aceite y cuando esté bien caliente sumergimos los taquitos y dejamos que se doren bien por ambos lados.
Sacamos y pasamos los taquitos por papel de cocina para retirar el exceso de aceite y al plato.

Ya está!  Acabamos de montar el pollo!  Ahora sólo nos queda disfrutar de esta fiesta culinaria.  A los niños les encanta. Espero que os guste.
la foto-1684_Fotorla foto-1686_Fotorla foto-1688_Fotorla foto-1689_Fotor

 

Sopa de caldo de pollo con setas y queso de cabra

share-39
Soperos del mundo que no sopazas que también los hay y aunque les guste la sopa, no es lo mismo, … entendéreis que tanto empeño que últimamente le pongo al mundo de la sopa surge de estos días fríos donde un caldo o sopa calentita acompañada de unos ingredientes deliciosos nos permite salir al mundo rebozados con la bufanda pero con el estómago caldeado y eso nos pone la cara mucho más amable.
Así que llego a casa y me encuentro con unas setas ensartadas en perejil y además de distintas familias y en perfecta armonía.  Las propongo un paseo tranquilo por la sartén y es aquí donde las pocho, poco a poco y luego van el resto de las verduras y al final sin necesidad de ponerse un traje de baño (eso es lo que llevan las setas por delante), las pongo un caldo de pollo y se zambullen como locas.
Que rico está y además, me llego hasta la bandeja de la nevera que corresponde a la refrigeración de las delicias y me encuentro con un rulo de queso de cabra que siempre lo tengo atado por si tiene una llamada de la naturaleza y se me escapa al monte,  bueno, pues tras esto …  noto que el corazón me palpita, saco el cazo y … al plato.   Soplo varias veces, unas carreritas alrededor de la mesa para dar tiempo al caldo que se atempere y desconecto del mundo cuando acerco la cuchara a la boca.  Como está, …  increíble, … y ahí sigo, con la lengua abrasada, porque siempre doy menos vueltas de las recomendadas y con las lágrimas a punto de saltar porque veo como la sopa va desapareciendo y …
Una fruta y a trabajar.  Así se escribe la historia,
Pero vuelvo, observo que tenéis gana de intentar preparar esta  receta caprichosa y rica, de modo que primero el delantal  y luego ese cuchillo afilado que nos va a permitir cortar las verduras bien picaditas.
Empezamos.
INGREDIENTES (para 6 raciones):
share-40

Setas dos bandejas.
1 Cebolleta blanca
4 Chalotas
2  Zanahorias
2 Puerros
1 Pimiento rojo
1 Berenjena
4 dientes de Ajo
4 ramas de Perejil
Cebollino
Pimienta
Pimentón de la Vera
Sal
2 cucharadas de pan rallado o un chusco de pan
Migas de jamón

Para el caldo 
1,5  l de agua
1 esqueleto de Pollo
100 g de queso de cabra

ELABORACIONshare-41

Preparamos el caldo
En una cazuela ponemos el agua, echamos el esqueleto del pollo, el perejil y dejamos a temperatura fuerte hasta que empiece a hervir.
Bajamos a temperatura media durante 2o minutos.
Colamos y reservamos.

Preparamos la sopa.
Limpiamos las setas y secamos.
En la sartén ponemos un chorrete de aceite y cuando esté bien caliente salteamos las setas, sazonamos y bajamos el fuego para que se vayan haciendo poco a poco.
Vamos vigilando y rehogamos de vez en cuando.
Cuando estén hechas (yo las he tenido 60 minutos), las sacamos y las reservamos.
En esa misma aceite ponemos las chalotas limpias y que se vayan haciendo sin prisas.
Sazonamos, un toque de pimienta y rehogamos para que se vayan dorando bien por todas partes.
El fuego medio-bajo, unos 20 minutos.
Seguido echamos los ajos muy picaditos y movemos constantemente para que no se quemen.
Cuando estén, sobre 5 minutos sacamos todo y reservamos.
En la sartén, aprovechamos el aceite que queda para echarle una cucharilla de pimentón de la Vera, rehogamos bien y echamos la salsilla sobre las chalotas y los ajos.
El resto de la verdura, la limpiamos bien y en otra sartén con un chorrete de aceite que se vaya haciendo despacio, a fuego muy bajo.  Incorporamos el pan.
Rehogamos, sazonamos, un punto de pimienta y a los 6o minutos retiramos.
Con esta verdura podemos pasarla por la batidora o el chino o incorporarla directamente al caldo, dependiendo como nos guste la textura.
Seguido echamos las setas, las chalotas y los ajos.
Cortamos el perejil y echamos a la cazuela.
Salpimentamos si es necesario y calentamos hasta que rompa a hervir.
Retiramos.

Emplatamos:
Pasamos por la sartén unas rodajas de queso de cabra y las freímos con unas gotas de aceite.
Echamos la sopa al plato y colocamos en cada uno el queso, adornamos con un poco de cebollino fresco recién cortado y migas de jamón.
Bueno, sin palabras.  Extraordinaria.  Un placer.
share-46
share-42share-45