Aceitunas rellenas

Aceitunas rellenas Portada DeiaPropongo para estas fiestas un aperitivo que os va a sorprender, partiendo del clásico piscolabis: aceitunas, queso y jamón, hacemos un encaje de bolillos “gourmet”, rellenamos con todo ello las olivas … y añadimos también a la farsa pimiento rojo et voilà! … no os perdáis las caras que pone el personal al descubrir que lo que se llevan a la boca no son unas nano-croquetas, sino que tienen una aceituna rellena con fundamento.  Indispensable acompañarse de un vino, txakolí, vermut … ¡estamos en el aperitivo! … y a picar.
Espero que os guste, son muy fáciles de preparar y además las podéis dejar listas con antelación y unos minutos antes de servirlas las “paseáis” por la sartén y a disfrutarlas bien crujientes.
Confieso que la idea me la sugirió una pareja maravillosa que lleva muchos años en este mundo del blog gastronómico, the garum factory son americanos y al poco de asomar mis fogones a este universo bloguero, entraron y me saludaron. Les admiro mucho.
Si os animáis, os colocáis el delantal, sacamos las aceitunas … y a rellenar.

Aceitunas rellenas ingredientes

INGREDIENTES: Aceitunas sin hueso, bacón, queso, pimientos rojos, huevo cocido, guindillas, pimienta negra molida, huevo, harina, pan rallado y aceite de oliva virgen extra.

ELABORACION:Aceitunas rellenas elaboración
Cortamos todos los ingredientes muy menudos, incorporamos un huevo, un toque de pimienta y mezclamos.
Abrimos la aceituna por un lado y vamos rellenando (con mucho mimo), con la mezcla.
Pasamos la aceituna por harina,  huevo batido, pan rallado y de cabeza a la sartén.
Sacamos, las dejamos sobre papel de cocina para desengrasar y seguido las servimos.
Se necesita un poco de paciencia, pero cuando te llevas estas aceitunas con sorpresa a la boca, todo ha merecido la pena.

EMPLATAMOS:
Son tan coquetas estas aceitunas que siempre quedan perfectas.
Aquí te mostramos nuestras propuestas.
Aceitunas rellenas3

Collages65

Tortita de maiz con morcilla y fundido de queso

Tortitas de maiz con morcilla y queso fundido deia 2_FotorMaravilloso desayuno. Una tortita que si bien nos ha levantado el ánimo desde primeras horas de la mañana, vale para una deliciosa comida una inolvidable merienda o para que andarnos con tonterías una sabrosa cena. Se hace en un momentito y se rellena con lo que más nos guste o lo que tengamos a mano. Esta tortita la he preparado con harina de maíz a la que he añadido media cucharada de harina de trigo, también sal, un toque de pimienta, un chorrito de agua para hacer la masa y a la sartén.

Se hace muy rápido y mientras sale el café ahí tienes una tortita bien calentita.

Riquísima. Estoy dispuesta para preparar la segunda, espero que os vayáis poniendo el delantal y empezamos.Tortita de maiz con morcilla y fundido de queso etiqueta

INGREDIENTES: Para la tortita: 1 1/2 cucharada de harina de maiz, 1/2  cucharada de harina de trigo, 1 toque de sal, 1 toque de pimienta y 5 cucharadas de agua. Para el relleno: 2 lonchas de queso Havarti y 1/2 morcilla.Tortitas de maiz con morcilla y queso fundido Ingredientes_Fotor

ELABORACION:

Tortita de maiz con morcilla  queso fundido elaboración_Fotor Incorporamos todos los ingredientes de la tortita y los mezclamos con la batidora.

Calentamos una sartén y la pintamos con aceite de oliva.

Echamos la masa y movemos la sartén para extenderla bien por toda la superficie.

Dejamos a temperatura bien alta hasta que los bordes empiecen a levantarse.

Con una lengua, vamos pasando por alrededor de la masa ahuecándola hasta tenerla entera suelta.

Bajamos la temperatura a la mitad y removemos la sartén para que se vaya haciendo la tortita y no se nos pegue.

Cuando esté echa, damos la vuelta a la tortita y colocamos los ingredientes del relleno, en este caso la loncha del queso Havarti y la morcilla que previamente la habremos frito en una sartén.

Con la ayuda de la lengua o un tenedor, vamos doblando la tortita como si fuera un tortilla y en dos minutos la tenemos fuera.

Al plato y silencio, esta tortilla se come caliente.

Espero que os guste.Tortita de maiz relleno de morcilla y fundido de queso foto 1_FotorTortita de maiz con morcilla y fundido de queso 1Tortita de maiz con morcilla y queso fundida 4

Crema de tomate con huevo poché

Sopa de tomate con huevo poché portada_deiaFotorUna crema con sabor y colorido. Preparamos una riquísima crema de tomate para estos días que ya estamos rozando el final de año, … una receta con carácter, …para ello la servimos con un huevo, que lo cocinamos poché y que nos alegrará el ojillo cuando llegue el momento de meter la cuchara, romperlo y ver como se desparrama esa yema deliciosa que montada en la cuchara se irá dirigiendo a nuestra boca. Apetitosa, muy sana y que nos permite un respiro antes de enfrentarnos a la gran traca gastronómica de la noche de San Silvestre.
Anima mucho preparar esta cazuela, porque además de que está sabrosísima se trabaja con un color rojo tan intenso que es una alegría y luego cuando ya estamos emplatando nos queda el plato precioso, con ese color tan intenso que más parece un plato de los de buen tiempo, pero luego cuando lo probamos calentito nos deja el cuerpo preparado para cargar con el abrigo, la bufanda, el paraguas y lo que se tercie.
Unos tomates tienen la culpa de tanto regocijo, así que a por ellos y luego como siempre, nos colocamos el delantal y empezamos.

Crema de tomate con huevo poché.  Ingredientes cartelINGREDIENTES (para 4 personas):
Para el caldo:
Si es de pollo: 1,5 l de agua y 1 esqueleto de pollo.
Si es de verdura: 1,5 l de agua, 1 puerro, 1 zanahoria y 1 cebolla.
Para la sopa: 1kg de tomate pera, 3 cebollas blancas, 200 g de calabaza, 1 zanahoria, 50 gr de Aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta molida (opcional) y 1/2 cucharita de azúcar.
Para el huevo poché: 1 huevo.

ELABORACION
Crema de tomate con huevo poché_Fotor
Preparamos el caldo
En una cazuela echamos el agua y los ingredientes.  En el caso de caldo de pollo el esqueleto y en el caso del caldo de verdura el puerro, la zanahoria, la cebolla y ponemos a calentar.
Cuando rompa a hervir bajamos la temperatura y dejamos cocer durante 30 minutos.
Retiramos, colamos y reservamos.
En los caldo lo que debemos de buscar es el sabor, por tanto cuando los estamos preparando es el momento de echar un vistazo en nuestra cesta de verduras y aprovechar todas las que se están quedando un poco “feas” para limpiarlas y utilizarlas. También se pueden preparar caldos con pastillas instantáneas y en estos casos se tendrá que seguir las instrucciones del fabricante. Observaréis que no se sazonan, en esto también depende de cada “cocinillas”, en mi caso lo preparo así porque luego cuando acompañen a los guisos, sopas, cremas …. será elaborando esas recetas cuando sazonaremos.

Preparamos la verdura
Lavamos bien toda la verdura y troceamos. Reservamos.
Calentamos la sartén a fuego alto, echamos el aceite de oliva y bajamos a fuego medio.
Incorporamos la cebolla troceada para que se vaya pochando poco a poco.
Cuando empiece a verse transparente, incorporamos el tomate, la zanahoria y la calabaza.
Bajamos a temperatura baja y dejamos unos 15/20 minutos que se vaya haciendo.
Rehogamos continuamente, salpimentamos y añadimos un toque de azúcar.
Seguimos a temperatura baja unos 30 minutos más, removiendo continuamente para evitar que se pegue.
Retiramos del fuego y trituramos la verdura con una batidora, turmix o la thermomix.
Colamos por el chino para que nos quede una crema muy suave añadiendo poco a poco el caldo.
Reservamos.

Preparamos el huevo poche:
Cortamos un trozo de film transparente y lo introducimos dentro de un vasito (yo he utilizado un molde pequeño de flan), dejando las cuatro puntas por fuera.
Echamos unas gotitas de aceite y repasamos con la brocha bien todas las paredes del film para que luego, cuando esté hecho, nos salga el huevo fácilmente.
Echamos el huevo, un toque de sal y cerramos juntando las cuatro puntas.
Dejamos el aire fuera girando el paquetito y atamos con una tira del papel film o un cordoncillo.
Seguido ponemos a calentar un cazo de agua y cuando rompa a hervir, echamos el paquetito (tienen que quedar cubiertos) y contamos cinco minutos de reloj. Tenemos que mantener la temperatura.
Sacamos el huevo, cortamos el nudo con una tijera y nos ayudamos de una cucharilla para sacar el film del huevo. Reservamos.

Montamos el plato
En el plato o cuenco servimos la ración y en el medio incorporamos nuestro huevo poché.
Un toque de pimienta y empezamos a comer.
Aproveche.

Sopa de tomate con huevo poché_Deia FotorCrema de tomate con huevo poché 1_FotorCrema de tomate con huevo poché 3Crema de tomate con huevo poché 4Crema de tomate con huevo poché 5

Careta de cerdo Wellington

Careta de cerdo Wellington deia_FotorCareta Wellington y no estamos de carnavales. Delicioso plato que lo hemos preparado al estilo Arthur Wellesley más conocido por su título de duque de Wellington, que además de ser un militar, político y estadista británico, fue muy aficionado a la buena mesa y cuentan que para celebrar la victoria en una de sus muchas batallas le obsequiaron con esta deliciosa receta: un solomillo de ternera, con trufas, champiñones, paté y vino cocinado en hojaldre que pasó a llamarse como el Duque. Hay otras muchísimas historias sobre los orígenes del nombre del plato, pero lo que está claro es que según oigamos el apellido Wellington ya tenemos que saber que el plato nos llega con un crujiente hojaldre.
Aquí en casa nos hemos hecho con la parte más descarada del chato porcino de cuatro patas y rabito tirabuzón y lo hemos preparado con un relleno delicioso y luego cubierto por su puesto de su hojaldre.
Nos ha quedado delicioso y en el plato juro que no ha quedado ni una miga. Riquísimo.
Es muy fácil de preparar, así que si os animáis a elaborarlo, os colocáis el delantal y empezamos.Careta de cerdo Wellington Etiqueta

INGREDIENTES: 1 careta de cerdo, 1 lámina de hojaldre, 1 hoja hoja de eucalipto, 100 g de paté (a vuestro gusto, en casa hemos elegido a la pimienta), 100 g de jamón de pavo, pipas peladas, 1 huevo, sal, perejil y pimienta.
Para la salsa: orégano, pimienta, 1 toque de pimentón, 1 diente de ajo, aceite de oliva y salsa de soja
Careta de cerdo Wellington Ingredientes_Fotor ELABORACIÓN

Careta de cerdo Wellington Ingredientes 3 _Fotor Limpiamos la careta del cerdo y metemos en la olla express cubierta de agua con sal, pimienta y con una hoja de eucalipto.
Cerramos y cuando la olla empiece a silbar, bajamos la temperatura y dejamos unos 30 minutos.
Sacamos y según se atempere un poco, hacemos con la careta un rollo y lo cubrimos de papel film.
Dejamos enfriar unas horas.

Extendemos la lámina del hojaldre y cubrimos con el jamón de pavo y encima el paté elegido.
Quitamos el film colocamos la careta sobre el hojaldre envolviéndolo con ello hasta formar un paquetito.
En la superficie donde estemos trabajando echamos las pipas peladas y pasamos el paquete por encima para que se queden encrustadas.
Con una brocha pintamos con el huevo batido y metemos al horno que lo tendremos precalentado a 200º en 30 minutos.
(Aquí es muy importante seguir las instrucciones del fabricante del hojaldre utilizado).

Preparamos la salsa
Cuando sacamos la careta del puchero, recogemos unos 4 cazos de caldo y dejamos enfriar, según podamos metemos en la nevera, de esta forma cuando vayamos a utilizar, retiraremos la capa de grasa que se haya solidificado y colamos el caldo para que esté bien limpio.
Lo ponemos a reducir incorporando una ramita de orégano, pimienta, un toque de pimentón y el ajo cortado y dorado previamente en la sartén.
Dejamos al fuego sin tapar y esperamos que vaya reduciendo poco a poco.
Cuando haya reducido a la mitad, colamos y echamos un chorrillo de soja.
Probamos, rectificamos de sal si es necesario.
Dejamos unos minutos más al fuego, sacamos y rellenamos la salsera.

Emplatamos.
Cortamos nuestro Wellington que estará delicioso y cada uno que se sirva la salsa necesaria.
Está muy jugoso. Espero que os guste.

Careta de cerdo Wellington 1Careta de cerdo Wellington 4Careta de cerdo Wellington 5Careta de cerdo Wellington 2

Sopa de coliflor con crema de queso y bacón

Sopa de coliflor y bacón 4¿A alguien se le ocurre un plato mejor? . En estos días de frío propongo una sopa bien caliente  y con sorpresa, … a vosotros no me queda otro que contaros que dentro de esa tapa crujiente de hojaldre se encuentra una sopa deliciosa de coliflor con unos taquitos de panceta que da gloria comérselos, pero en casa, no he soltado ni media pista cuando he colocado las “marmitas en la mesa”. Tremendos nervios, he tenido que aguantar como una jabata miradas de las que ponen los jugos gástricos como escarpias, pero así soy yo, con el delantal puesto me crezco. Al final para que la cosa no fuera a mayores, ha llegado el momento de permitir romper el envoltorio y cómo aún era pronto, la familia ha estado soplando un buen rato pues el caldo llegaba recién salido del horno muy calentito.
Así que para evitar el riesgo de abrasarnos, nos hemos permitido disfrutar de unos entrantes deliciosos, así que cuando hemos dado buena cuenta de ellos, nuestra sopa y los nervios habían conseguido atemperarse.
Abreviando, después de la sopa nos hemos pasado directamente al postre…, también excepcional, pero éste os lo cuento otro día.
Necesitamos una coliflor blanca y preciosa, un caldo de ave y por supuesto esa tocineta con veta perteneciente al porcino con nariz más chata.
Hoy más que nunca es necesario que os arregléis bien para trabajar entre fogones pues vamos a preparar un caldo señorial.
El delantal bien atado para ir preparando los ingredientes.
Enseguida empezamos.
Sopa de coliflor y bacón etiqueta
INGREDIENTES: 1, 5 l de caldo de ave, 200 g de tocineta, 1 cebolla blanca o cebolleta, ½ cebolla roja, 1 coliflor pequeña, 2 cucharadas de mantequilla, 125 g de leche, 2 cucharadas de harina, 3 cucharadas de crema de queso, pimienta, aceite, sal, perejil fresco, 2 láminas de hojaldre y 1 huevo.
Sopa de coliflor y bacón Ingredientes_Fotor

ELABORACION
Sopa de coliflor y bacón elaboración_Fotor

Cortamos la tocineta en tacos y calentamos en la sartén hasta que se doren.
Retiramos y reservamos.

Con la grasa de la tocineta que nos ha quedado en la sartén y si es necesario añadimos un chorrete de aceite, ponemos a freír la cebolla bien picada.
Removemos bien para que coja el sabor de la tocineta y que se vaya haciendo poco a poco.
Salpimentamos y seguimos removiendo hasta que esté blandita y con un tono dorado, sobre unos 12/15 minutos.
Desengrasamos y reservamos.
Aquí podemos elegir si pasar la cebolla pochada por la batidora o tal como está la incorporaremos más tarde a la sopa.
En nuestro caso la hemos batido y nos ha quedado un puré de cebolla que reservamos.

Ahora le toca el turno a la coliflor que estará bien limpia y cortada en ramilletes pequeños.
Echamos a la sartén con la grasa sobrante de la cebolla, salpimentamos y la salteamos durante unos 8/10 minutos.
Retiramos y reservamos.

En una sartén echamos la mantequilla y cuando se derrita incorporamos la harina. Removemos bien y vamos echando la leche poco a poco sin dejar de remover.
Tendremos el fuego medio bajo para conseguir que la harina se haga y nos quede un tono dorado.
Cuando tengamos la cremita bien disuelta, incorporamos la crema de queso, seguimos removiendo.
Si necesitamos más líquido, una vez que se nos acabe la leche, echamos caldo.
Removemos bien hasta que esté todo disuelto. Probamos y salpimentamos.

En una olla ponemos el caldo de ave a calentar, incorporamos la cebolla, seguido la coliflor, los taquitos de tocineta y por último nuestra bechamel de crema de queso.
Cuando rompa a hervir retiramos, rectificamos si es necesario la sal y la pimienta y reservamos.

Emplatamos:
Una vez que esté la sopa fría, cortamos el hojaldre a la medida de nuestro bol (un poco más para poder sujetarlo).
Repartimos la sopa en los 6 boles y echamos el perejil fresco bien picadito.
Cubrimos con el hojaldre y guardamos hasta ½ hora antes de servirla.
Precalentamos el horno a 200º y 30 minutos (aquí mirar las instrucciones que señalan en la masa de hojaldre sobre temperatura y tiempo).
Batimos bien el huevo y reservamos.
Cuando queden 10 minutos para terminar el horneado sacar y pintar con el huevo para que nos quede bien dorado.
Sacar y a la mesa. Un poco de paciencia que tiene que atemperar un poquito , … rompemos y a comer, vais a disfrutar un montón.
El hojaldre aporta un toque crujiente que a esta sopa le va de maravilla y está deliciosa.
Espero que os guste.

Sopa de coliflor y bacón 1Sopa de coliflor y bacón 2

Sopa de ave con coliflor y bacón_Fotor