Reformar la RGI

El Gobierno vasco ha incluido la reforma de la RGI en su calendario legislativo. Si de verdad este fuera el tiempo del acuerdo, como se viene pregonando, no habría mejor momento. Toca ver cuánto va del dicho al hecho. Cada una de las cinco formaciones presentes en el parlamento deberá retratarse. Podrán, como hasta ahora, situarse en alguno de los extremos de la doble demagogia que ha venido impidiendo nada parecido a un debate sosegado o, si practican la tan cacareada altura de miras, abrirán el camino para mejorar el instrumento fundamental de lucha contra la desigualdad en los tres territorios.

Para mejorarlo, sí. Es imprescindible que la reflexión parta de la firme convicción de que el sistema actual sigue constituyendo, especialmente en su filosofía, una seña de identidad a la que en ningún modo se va a renunciar. Que lo tengan claro quienes, cada vez con menor disimulo, quieren eliminar la RGI o reducirla a lo puramente testimonial, más cerca de la limosna que de la justicia social. Sería un detalle que en la contraparte se abandonaran también los discursos facilones que pretenden recursos ilimitados sin necesidad de control alguno.

Propongo dos principios elementales como ejes para la puesta en común. Uno: el mayor de los fraudes no es que la cobre quien no debe hacerlo, sino que no la perciba quien sí debería. Los agravios comparativos están detrás del incendio creciente que vemos en las calles. Y dos: el objetivo del sistema de protección es ayudar a las personas a abandonar la exclusión, y no, como parece que muchos son incapaces de ver que ocurre, propiciar que se perpetúen en ella.

4 comentarios en “Reformar la RGI”

  1. Un buen y gran articulo, como dices al final estas ayudas deben de ser para ayudar a salir de la exclusión social pero mientras haya “salarios” por debajo de la ayuda es casi misión imposible,
    La RGI debe de ser revisada para que sea eso. Una ayuda y no un sueldo vitalicio para personas totalmente válidas.
    Si todos los partidos políticos se atreven hoy a convocar un referéndum sobre lo que opina el pueblo llano de como se concede esta ayuda se iban a dar un gran golpe al ver lo lejos que están de la ciudadanía.

  2. Pues habría de volverse a dar un buen repaso a los fundamentos de su origen allá por 198? a iniciativa de un consejero del PNV (quizá Pujana) que no eran otros que evitar, en aquella gran crisis industrial, la ghetización de capas sociales sin empleo ni posibilidades de encontrarlo sumado a que, la humanidad tiene estas cosas, el querer tener algo que llevarse a la boca podría provocar la aparición de “delincuentes” cada vez más organizados.
    Esta medida de emergencia que contó con el repudio del Estado, mr X entonces, por entrometerse en asuntos de su aparente competencia exclusiva, salvó de la miseria a muchas personas.
    Las posteriores reformas con sus correspondientes cambios de nombre, ILP y recorte inmisericorde de mr ? (alias Paxi Lopez), nos sitúan hoy en una radiografía de quienes perciben este “salario social” muy similar a la de sus inicios, con personas que han perdido su trabajo, es que seguimos en esta crisis aunque haya quien no se lo crea, o capas especialmente afectadas debido a su falta de estudios o por su origen, que son quienes antes son expulsados del mercado de trabajo. Sin olvidar a las personas ancianas que tienen en esta RGI un pequeño, o grande, complemento a sus pensiones, que no tienen la cuantía de la banca o de las energéticas.
    Esta es la situación, y el que fallos en la gestión por incapacidad o negligencia de quines lo gestionan no debe ser motivo de exposición pública calificándo a sus perceptores de vagos y maleantes y dedicando a los errores más paginación y en lugar más relevante que los latrocinios a chorro perpretados pos quienes han tenido y tienen de todoy que encima han gozado, y quizá lo sigan haciendo, del favor público (cuantas fotos se estarán rompiendo de esas de dar la mano y agachatr la cabeza)
    Para otro día la engañosa y mal enfocada pretendida subida de impuestos con la que nos acarician las orejas ultimamente.

  3. Si la RGI es un derecho subjetivo como lo es la educacion o la sanidad, tambien el puesto de trabajo lo es y aqui estamos esperando.
    Que no se llenen la boca los “buenistas regala dineros del erario publico” y miren por todos en general.

  4. A Lander Martínez de E. Podemos.
    No iban a quedarse ustedes más cortos que EH Bildu. Piden al GV la “luna” y si se la dieran, a continuación exigirían “Marte”.
    ¡Que suban los impuestos a las grandes fortunas, el impuesto de Sociedades,… y aumenten las ayudas sociales!
    Preconiza nada menos que un aumento del 8% a la RGI. Así iríamos todos por la alcantarilla.
    Qué fácil es jugar con los presupuestos cuando no se tienen responsabilidades de labrar el futuro de este país; de paso, se hace demagogia para los que estén en el gobierno y populismo para uno mismo.
    Su partido tiene implantación estatal, EH Bildu no. Por ello le pido a usted y a su partido que presionen al Gobierno de España para que suban las pensiones de jubilación equitativamente, como ustedes exigen al Gobierno Vasco que suba un 8% la RGI.
    Por si usted no lo sabe, a los jubilados nos han actualizado los tres últimos años con una subida anual del 0,25%. Esto representa al mes un aumento que en muchos casos no llega ni a 2,00€. ¿Le parece bien esta subida a Lander Martíne?
    ¿Le parece justo que quienes no han trabajado, ni cotizado en este país nunca puedan llegar a cobrar mensualmente 1200,00€ al mes en concepto de la suma de la RGI + PCV, y no contento con ello usted exige al GV les aumente un 8%…mientras que hay jubilados que habiendo trabajado y cotizado 45 años no alcancen a cobrar ni los 700,00€ mensuales, y usted no abre la boca para quejarse que solo les suben un 0,25% a los jubilados.
    ¿Le parece a Lander Martinez justa esta descriminación con los mayores? Si no le pareciera bien, y ya que ustedes están en España, pueden exigir al Gobierno Central que suban las pensiones de jubilación lo mismo que ustedes exigen al Gobierno Vasco que aumenten la RGI en un 8%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*