Hasta los higadillos

¡Tremenda escandalera! El PNV apoya el techo de gasto de Mariano Rajoy. ¡Lo ha vuelto a hacer! Tacón, punta, tacón. Regresamos a la coreografía de rigor. Golpes de pecho, rasgado ritual de vestiduras, hastaghs como manos arrancándose mechones de pelo, gargantas clamando al cielo, denuncias sulfurosas, mecagüentodos rezumando bilis, amenazas incendiarias con el averno que vendrá, y como corolario, el consabido estribillo sobre la ignominia que supone pactar con el-partido-más-corrupto-de-Europa, y me llevo una. Todo, claro, de la parroquia para la parroquia. Más allá de la feligresía que compra esa bronca de plexiglás —en general tipos y tipas que viven como Dios—, los pijoapartes que no nos andamos con tantas hostias ni melindres nos preguntamos, simplemente, por la contrapartida.

Así de claro. Qué por cuánto. Ya me gustaría que la política fuera esa sublime disciplina en la que, con música de violines, triunfan los elevadísimos principios y blablá, requeteblá. Pero llevamos cotizados los suficientes trienios de sinsabores y baños de realidad para saber que esto va de aprovechar la debilidad del de enfrente. Sí, incluso aunque sea para recuperar lo que nos fue robado y que en otras circunstancias no nos sería devuelto. Tan crudo como suena se lo describo, en la certidumbre de que la mayoría de mis congéneres lo ven de un modo muy parecido. Y si no, en la próxima cita con las urnas, pescozón y tentetieso. ¿Cuándo fue la última vez que vieron palmar al PNV? Pues eso. Sigamos en el juego del dedo y la luna. Sin olvidar, por supuesto, que ahora los votos valen más y, en consecuencia, el precio sube.

4 comentarios en “Hasta los higadillos”

  1. Así como para el ppresupusto 2017, se supo cuál era la alternativa, Concierto, Cupo, TVG, con el pago a plazos de unas deudas, en esta ocasión no hemos sabido nada, como no sea el acercamiento de pres@s a EuskalHerria (ja,ja,ja) Eso si, “todo por la Patria” y en beneficio de los vasquit@s afines a la causa o alderdikides que no aberkides.

  2. Perfecto comentario.
    La polémica sobre la improcedencia de la negociación con el PP alcanza un radio que alcanza desde la presunta inmoralidad de negociar con corruptos, pasando por la calificación de “la misma derecha”, hasta la entrega fácil sin contrapartidas.
    Hecho en falta que alguien defienda que es mejor negociar con un hipotético gobierno sano y limpio de corrupciones, o bien las aportaciones posibles de izquierda que habría que negociar con ese gobierno hipotético de izquierdas (y que fuera limpio, por supuesto), o qué contrapartidas se podrían haber conseguido, de esas que llevamos 39 años sin conceder, o qué medidas ofrecen los críticos para evitar la continuidad del PP, fuera de iniciar un proceso de convergencia con la izquierda opositora, igualmente maloliente, proceso que no veo se haya producido. Parece ser que el arma de derrocar a Rajoy radica en la negación de apoyo a unos presupuestos que en cualquier caso se prorrogarían.
    Postureo de libro. Oposición inútil de libro. Se estudiará en los libros de historia

  3. Llevamos 37 años de autonomía. 33 de ellos dirigidos por el PNV, a veces en solitario y otras en coalición.
    Ya sabemos lo que paso en esos 4 años de parentesis. PARALIZACION TOTAL.
    Pues gracias a esos 33 años de gobierno estamos donde estamos. Si hubiera gobernado HB, PP PSE, ¿Donde estaríamos en asuntos sociales, industria, sanidad,etc?
    Les da una rabia infinita que esto funcione a pesar de todos los obstáculos que intentan poner.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*