Manifiestos

No va a ser por la falta de garantías, ejem, por lo que embarranque el referéndum. Ni por la aplicación del 155, del 156 o del 33. Ni por la asfixia económica que ha decretado el furriel Montoro. Ni por los tricorniados incautando a destajo hasta el último folleto. Ni siquiera por el encarcelamiento —supongo que, como poco, en el castillo de Montjuic— de los alcaldes y las alcaldesas desobedientes ordenado por un Rajoy que cada vez se está gustando más en su papel de aprendiz de Erdogan. Nada de eso. Lo que convertirá las urnas del día 1 de octubre en cautivas y desarmadas será el efecto demoledor de los manifiestos llamando a no participar.

En el momento de escribir estas líneas hay dos, a cada cual más topiquero, grotesco y argumentalmente cipotudo. El primero lo publicó —juraría servidor que incurriendo en ilícito penal, puesto que no deja de ser propaganda sobre una consulta proscrita judicialmente— el diario El País el pasado domingo. Con maquetación notablemente mejorable, y bajo el título “1-O, Estafa antidemocrática. ¡No participes! ¡No votes!”, lo suscribían una recua de tipos que se presentan no solo como intelectuales, sino además, “de izquierdas”. ¿Ejemplos? Paco Frutos, Miguel Ríos o Mónica Randall. Y alguno con bastante más pedigrí y currículum digno de admiración, eso también es verdad. De la otra proclama, aventada en su versión original por 228 profesores universitarios, solo les diré que la firma número uno es la de Fernando Savater, ese predicador al que vimos presumir entre risas de haberse divertido mucho luchando contra ETA. Puigdemont, Junqueras, Forcadell, ríndanse.

8 comentarios en “Manifiestos”

  1. Además se te olvida una cosa solo se es un intelectual si eres nacionalista español y te pronuncias contra todos aquellos nacionalismos que no son el Español.
    Eso si, un buen intelectual Español tiene que decir que a el las patrias y las banderas le importan un pimiento y que solo las mentes más simples y fácilmente manipularles caen en los sentimientos nacionales.
    Ya…..
    También dirán que son superdemócratas, los mas del mundo. Que todo objetivo político se puede defender en democracia. Ya…..
    En este ultimo caso no mienten del todo, efectivamente yo puedo defender hoy en día que Euskadi debe ser independiente. Eso sí lo que no se puede hacer es conseguir esa independencia. Por que no nos engañemos en España ni los de derechas ni los de izquierdas negociaran para que haya ningún tipo de referéndum pactado.

  2. Creo que alguna otra vez he hecho el mismo apunte en este blog. Siento repetirme pero supongo que es porque alguna otra vez le has acusado-reprochado a Savater haberse tomado a chufla el tema de eta por aquella bravata.

    Y creo que tú mismo sabes que es esa una interpretación interesada que no se ajusta a la realidad. Y lo sabes porque eres inteligente.
    Creo que esa frase de Savater no era sino un ejercicio de provocación o de, si se quiere, de soberbia ante quienes habrían disfrutado más viendo que habían conseguido amargarle la vida. Una forma de decir; “Me habéis amenazado, me habéis intentado matar, me habéis intentado joder la vida pero voy tan sobrado que no lo habéis conseguido…y hasta me lo he pasado bien”.

    Una chulería, vale. Propia del personaje. Vale; pero interpretar de eso una frivolización con el dolor de las víctimas o con el sufrimiento causado por eta o con el drama general que se vivió durante décadas en esta tierra…creo que es simplista y, repito, interesado.
    Creo que Savater dio muchas muestras de tomarse en serio este asunto (otra cosa es que no se compartiera en absoluto su posición).

    Cuando Ghandi, en reclusión por los ingleses, agradecía la hospitalidad de Su Graciosa Majestad no creo que quisiera reírse de la situación del resto de presos. Y, por si es necesario aclararlo, no pretendo comparar a Savater con Gandhi, ni de lejos; es sólo un ejemplo que creo que se entiende.

  3. estamos ante esos dias …estos dias que lo cambiaran todo, igual mi optimismo no me deja ver la realidad, pero echo de de menos al grupo de amigos de este y otros canales que se movilizaban y vertian un torbellino de ideas ante pequeñas grandes cosas.

    AHora estamos en la hora de la verdad el fuego esta subiendo grados de forma vertiginosa y aqui hay poca muy poca entropia.. como si no fuera con nosotros

    EL pp ha sacado sus garras y entre loas de su gente que lo pedia hace tiempo ha destruido la autonomia catalana.
    SI los catalanes ganan no se realmante que puede pasar, asi como no se como pueden ganar cuando el estado esta moviendo toda la policia, guardia civil y no descarto el ejercito

    Pero si pierden y es lo mas probable aunque con todo mi corazon deseo que ganen trayendo un trozo de democracia (aunque eso nos haga un 20% mas pobres ya que seguiremos en epaña) habra demostrado el pp que se puede cargar cualquier autonomia cuando quiera, sin que pase nada y aprovechara para arrasar las nuestras, controlando educacion, pidiendo mas dinero,apretándonos los tornillos al máximo

    Días oscuros donde se ve a lo lejos como se peude decidir una parte muy importante de nuestro futuro, donde a todos nos gustaria mas alla de protestar con manifestaciones, pero no sabemos el que ademas de esperar con el corazon en un puña.

  4. Josu; lo que dices es cierto.

    El nacionalista español niega su propio nacionalismo porque tiene etiquetado al nacionalismo en general como algo perverso, excluyente, totalitario y paleto. Claro, ellos no pueden ser todo eso y están por encima de nacionalismos y son ciudadanos cosmopolitas.

    Pero en dirección contraria sucede un poco lo mismo con el “patrioterismo”. Yo he visto a gente reírse de quienes sienten y exhiben la bandera española y su himno y ridiculizar sus banderitas y sus “chunda-chundas” cuando ellos mismos llevan la ikurriña hasta en la ropa interior y pirrian por himnos patrióticos inspirados en sangres y soldados.

  5. Pues no lo veo igual, Larry, lo siento. A ti te interesa verlo igual o parecido pero yo no creo que cuando hay un abusón haciéndote bulling continuamente creyéndose tu dueño se pueda valorar igual tu reacción que la de él. Los catalanes son pequeñitos, y los vascos mucho más chiquitines que el primo de zumosol de Ciutadans. Las muestras patrioteras del orangután de la clase son el insulto y la amenaza continua; las de los otros suponen su única manera de rebelarse ante las agresiones.
    Suelo tender a ponerme del lado del más débil, y cuando ése soy yo ni te cuento. No tengo una puñetera ikurriña en casa, y no me parece mal tenerla, pero no la tengo, ni hago especial alarde de patrioterismo en pegatinas o camisetas o lo que sea, pero me gusta vérselas a la gente porque me anima. Soy de esos que casi nunca va a las manifas (aunque sí estuve en la del sábado pasado; me jodí la siesta y fui) pero disfruta cuando ve que han sido multitudinarias a pesar de mi pereza y dejadez. Soy un patriota vago vasco. Y, como decía no sé si Tardá, estoy deseando que seamos independientes para no sentirme nacionalista de nada y quitarme esos compromisos.
    Respecto a Savater también siento mucho no estar de acuerdo contigo. Ya era bastante payasil cuando escribía en Egin y fue empeorando gravemente con el tiempo. Él es quien banaliza con ese comentario, haya sufrido lo que haya sufrido. Es un ser vivo bastante despreciable. Y encima se cree inteligente.

  6. No veo por qué hay sentir discrepar en algo. No pasa nada por tener distintas opiniones. Es más, de eso se trata.

    No insistiré sobre Savater (que no dejaba de ser un comentario tangencial de la columna de JV); creo que es un personaje sobre el que es imposible opinar con ecuanimidad y objetividad ya que despierta pasiones muy encontradas y es difícil discutir desde la racionalidad sobre sus planteamientos. Probablemente él mismo haya provocado esa situación sobre su persona, y probablemente hasta con gusto. La verdad, creo que ello demuestra su inteligencia; no su buena fe, pero sí su provocadora inteligencia.

    Sobre el patriotismo. Tu postura me parece demasiado simple o autoindulgente. Los otros son los malos y nosotros somos los buenos.
    Nosotros no pecamos de los excesos de los patrioteros que enarbolan.

    Yo creo que un patriota…es un patriota; y como tal…su adhesión a su patria, a su bandera, a sus símbolos..tienen el riesgo de llevarle a excesos…sea cual sea su patria y su bandera. Y no veo que los vascos estemos vacunados contra ella o tengamos un gen especial que nos haga inmunes a los excesos patrioteros.

    Nosotros vemos como lo más natural del mundo que en el programa de mayor audiencia de nuestra TV la victoria se simbolice con la entrega de la enseña nacional y ahí tengamos a los concursantes ondeando la bandera de la patria por remotos parajes…como conquistadores.
    No tiene nada de malo en sí mismo. Pero si fuera una TV hispana y la bandera fuera la rojigualda aquí lo estaríamos ridiculizando y les llamaríamos paletos y hasta veríamos un tufo colonizador e imperialista.

    Aquí hay exaltación patriotera como donde más y me parece ingénuo y autocomplaciente pensar que nuestros patriotas lo son en forma distinta a los del resto del mundo y más pensar que conseguida la ansiada independencia las banderas y solemnidades y exaltaciones patrioteras iba a desaparecer. Yo creo que en la República Vasca nis ibamos a “jartar” de exaltación patria. Nada invita a pensar lo contrario.

  7. Por añadir un ejemplo gráfico:

    Me produce el mismo escalofrío escuchar a voceros hispanos vociferar acusaciones de “sedición” como ver a Joan Tarda bramando fuera de sí nada menos que en la Universidad “avisando” a los estudiantes de que no ir a votar sería, literalmente, “un delito de traición”.

    Mismos perros con los mismos collares. Eso sí…uno es más grandote que otro pero muerden igual por la patria.

  8. Ya, pero yo veo el mal en el abuso. Cuando uno se cree dueño del otro, es decir, eso que mencionas sobre el imperialismo. Uno es imperialista y colonialista, se jacta de ello y se muestra así sacando pecho, haciendo alarde de fuerza. El otro no lo es, aunque alguno pueda creerlo porque en un programa concurso la victoria se asimile a una conquista. Esto sí me parece simple.
    Esa actitud es la que ha provocado y lo sigue haciendo la mayor parte de conflictos en el mundo y parece que los grandes estados no están dispuestos a solucionarlo porque son imperialistas. Y así seguiremos mientras haya gente que crea que el que los mapuches, los guaraníes, catalanes o vascos cuando hacen esos alardes nacional etnicistas reclamando libertad para sus pueblos se están poniendo en el mismo lugar que el estado que les niega los derechos más básicos.
    Cuando esos pueblos consigan esas libertades y empiecen a abusar de otros ya entonces hablaremos. Mientras tanto el chulo de la clase es quien es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*