18.000 euros… ¿Y yo qué he hecho?

¿Y yo qué he hecho? ¿Y el Athletic Club qué ha hecho? Es mi pregunta desde que se confirmó la propuesta de sanción con 18.000 euros al Athletic Club por la pitada al himno nacional en la final de Copa contra en Barcelona celebrada en el Camp Nou.

¿Y yo qué he hecho? Soy socia del Athletic. En mi familia hay dos carnés del Athletic. Ningún miembro de mi familia fue a la final, ninguno de nosotros pitó ni dejó de pitar en el Camp Nou. Por lo tanto, ninguno de nosotros somos responsables de los actos individuales de otras personas. No estuvimos, no hemos hecho nada. Ni para bien ni para mal. Nada. Pero aún así, el Club del que soy socia debe hacer frente a una sanción de 18.000 euros. No sé qué parte, pero una pequeña parte de esa multa me toca a mí. Así que se puede decir que también recibo sanción. ¿Y yo qué he hecho? ¿Y los socios que fueron a la final y no pitaron? ¿Qué han hecho? ¿Y los que pitaron? Para mí tampoco hicieron nada sancionable, pero ese ya es otro debate… ¿Y los aficionados que pitaron y no son socios? A quién van a culpabilizar, ¿a sus madres?

La afición del Athletic animando sin parar en la final de Copa. DEIA
La afición del Athletic animando sin parar en la final de Copa. DEIA

¿Y qué ha hecho el Athletic Club? Porque todavía estoy esperando que alguien me explique qué es lo que ha hecho, qué tuvo que ver el Club como entidad e institución en la pitada, insisto, un acto individual de personas. ¿Qué ha hecho el Athletic? ¿No hacer “nada” como dice la Comisión Antiviolencia para evitar la pitada? Efectivamente, no ha hecho nada. Nada de nada. El Athletic es inocente y le juzgan y castigan por eso, por nada. Al Athletic le reprochan “la inacción y falta de colaboración”. ¿Colaboración en qué?  ¿Con quién? ¿Contra quién?

Espero que el Athletic no acepte la sanción y que pleitee hasta el final para defender su honor. Yo creo que ya vale. Todo tiene un límite. Y mi parte correspondiente como socia que no la paguen. Insumisión y libertad de expresión.

Aupa Athletic!!! Beti zurekin

@laubujan

Pásalo: Homenaje a Iraola el sábado en San Mamés

No puedo más que sumarme a través de mi blog a la iniciativa espontánea de los socios rojiblancos que quieren despedir a Andoni Iraola este sábado en San Mamés como se merece. Así que si lo lees, pásalo:

“La afición del Athletic es especial. Con la posibilidad del séptimo puesto en la Liga y la final de Copa no podemos olvidar que el sábado es el último partido de Andoni Iraola en San Mamés. Un jugador ejemplar, gran persona y excelente profesional que tiene reservado ya un lugar en la historia del Club rojiblanco. Los athleticzales debemos despedirle con el cariño y respeto que merece. Por ello en el minuto 15 del partido de este sábado ante el Villarreal pongámonos de pie, aplaudamos y coreemos su nombre. Ademas al final del partido debería dar una vuelta al campo para mostrarle nuestro carino. Si Gerard tuvo la despedida en Anfield, Andoni Iraola debe tenerla en San Mamés.
Agur Andoni. Aupa Athletic!!!!
Pasalo y participa”.

Esta iniciativa corre como el humo por redes sociales y a través de mensajes de whatsapp en los móviles de la parroquia rojiblanca. La afición del Athletic quiere rendirle su particular y emotivo homenaje en la que ha sido su casa durante los últimos 16 años.

Andoni Iraola llegó a Lezama en el verano de 1999 procedente del Antiguoko de Donostia para incorporarse al Juvenil A y cuatro años más tarde, con 21 años, debutó con el primer equipo el 30 de agosto de 2003 en un encuentro frente al FC Barcelona a las órdenes del actual técnico, Ernesto Valverde. Curisoso, ya que va a cerrar el círculo a las órdenes de Valverde y enfrentándose al Barça en la final de Copa. Cosas del destino.

Aquel 30 de agosto el jugador de Usurbil empezó a fraguar una brillante y dilatada carrera que le ha llevado a disputar, 509 partidos y colocarse así a la altura de leyendas como José Ángel Iribar (614), Txetxu Rojo (541) o Joseba Etxeberria (514), los tres únicos que le superan en el ránking histórico.

 

 

Matt Le Tissier, amor a los colores

Voy a recordar a Matthew Le Tissier, apodado “The God”, jugador del Southampton inglés y que una vez dijo “es fácil jugar en el Manchester United o en el Liverpool. Yo prefiero jugar al borde del abismo, con presión, sacando a un equipo de bajar a Segunda”.
Ya escribí en este mismo blog sobre este futbolista hace tiempo, pero ahora su nombre está más de actualidad que nunca, ya que el próximo martes será galardonado en Bilbao. Y os quiero contar el porqué. Matt Le Tissier permaneció en el Southampton 16 temporadas, en las que jugó un total de 528 partidos, en los que anotó la friolera de 201 goles, una cifra muy buena para un jugador y un club condenado año tras año a pelear por la permanencia en la máxima categoría de la Liga Inglesa. Recibió durante años la llamada de los ‘grandes’ de la Premier League y también de otros grandes de Europa, pero nunca se fue. Nunca devolvió esas llamadas.
Matt Le Tissier permaneció en el Southampton toda su carrera, 16 temporadas
Matt Le Tissier permaneció en el Southampton toda su carrera, 16 temporadas

Matt Le Tissier no quiso ser un ‘grande’. No ganó títulos, ni fama, ni demasiado dinero. Fue feliz jugando toda su vida para el equipo de su corazón, marcando un importante número de goles y teniendo a la grada de “The Dell” rendida a sus pies. Matt fue un romántico del fútbol, demostrando que el amor por la camiseta siempre estuvo en el primer lugar de su tabla de valores. A Le Tissier se le atribuye la frase “No estamos aquí por mucho tiempo, pero sí para pasar un buen rato”.  Toda una lección de principios. El reconocimiento le llegó con el paso de los años.

Ahora, el Athletic Club ha decidido crear el premio “One Club Men”, como reconocimiento a aquellos jugadores que, fuera del Athletic, han desarrollado la totalidad de su carrera deportiva en un mismo club. En esta primera edición el galardonado ha sido Le Tissier. En una entrevista concedida al Athletic Club tras saber que iba a recibir este galardón, el jugador muestra su orgullo y sorpresa por estrenar el casillero de premiados. Pero el sabe bien de qué habla, tanto es así que no ha dudado al afirmar lo siguiente en referencia al Athletic: “Conozco desde hace mucho tiempo vuestra filosofía como club y siempre me ha impresionado el apego y la fidelidad con la que mantenéis estos principios. Incluso ahora que el fútbol ha cambiado tanto en los últimos años, hablando en términos económicos. Tenéis una historia plena de orgullo y con razón. Además de vuestras muchas ligas, copas y finales, simplemente el hecho de haber jugado siempre en la máxima categoría sin haber descendido, es un logro increíble”.
Le Tissier recibirá el premio el próximo martes 28 de abril en el descanso del partido entre el Athletic y la Real en San Mamés. Sin duda, la fecha no podía haberse elegido mejor.
Aquí os dejo el enlace a la entrevista que ha concedido al Athletic Club. Tras leerla a mí solo se me pasó una frase por la cabeza: Eskerrik asko Matt Le Tissier.

El Manneken Pis se viste de gala entre irrintzis y aurreskus

Quien les iba a decir a Nerea y Euken, dos turistas de Mundaka, cuando planearon su viaje que iban a pasar una mañana inolvidable de tinte rojiblanco en pleno corazón de la capital belga. Así que cuando se enteraron que los de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas iban a vestir al Manneken Pis del Athletic no dudaron en sumarse al plan. “Es el Athletic, lo vives en casa, pero cuando ves lo tuyo fuera ilusiona más. Es un recuerdo para siempre”.

Pues sí, este viernes la diáspora del Athletic la ha liado en Bruselas. A las once de la mañana todo estaba listo y el Manneken vestido de gala con la camiseta rojiblanca. Muchos nervios entre los miembros de la peña por la responsabilidad de que todo saliese bien. “Hay competencia, lo hemos pedido con mucha antelación, pero ya nos conocían y ahí le tenéis: elegante, mucho más elegante de lo normal”, comentaba emocionado el presidente de la peña, Andoni Hidalgo, mientras miraba al Manneken Pis con su zamarra rojiblanca y su txapela. “¡Elegante, pues!”

Y en eso coincidía con el presidente de la  Orden de Amigos del Manneken Pis, Edmond Vandenhaute: “Nuestro trabajo es representar a la ciudad y eso hacemos en cada ceremonia, porque defendemos al Manneken Pis contra viento y marea y hoy el niño está orgulloso de vestirse del Athletic”. Un hombre divertido que cuenta que “gracias al chavalín bebemos de todo…” Y hoy tocaba sidra y sidra.

El Manneken Pis vestido del Athletic con los miembros de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas. DEIA
El Manneken Pis vestido del Athletic con los miembros de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas

Y allí estaban los de la Peña Athletic 1-7, una agrupación de 45 miembros, de vascos que viven en Bruselas, como Iñaki, Maite, Josu Aguirre, Fernando Redondo o Silvia Martínez, pero que también cuenta entre sus filas con finlandeses, suecos, y belgas.

Banderas del Athletic, ikurriñas, cánticos y cada vez más gente alrededor del Manneken rojiblanco, turistas japoneses incluidos y varias visitas escolares que vista la fiesta se han sumado al evento. “Hace 52 años que vivo en Bélgica pero he estado esperando 12 años para ser socio del Athletic. Hoy es un gran día para nosotros”, comentaba Fernando Redondo. “Estamos muy contentos, ha sido muy bonito”, remataba Silvia. No es para menos. La ceremonia se ha cerrado con un emotivo aurresku y varios irrintzis, “muchos irrintzis en honor del niño meón”.

Aurresku en honor del Manneken rojiblanco en Bruselas
Aurresku en honor del Manneken rojiblanco en Bruselas
Fiesta rojiblanca en Bruselas con el Manneken Pis del Athletic
Fiesta rojiblanca en Bruselas con el Manneken Pis del Athletic
El Manneken Pis del Athletic
El Manneken Pis del Athletic
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.

El nuevo fichaje del Athletic: el Manneken Pis

Cuenta la leyenda más extendida en Bélgica que el niño Manneken apagó en el siglo XIV con su gesto una bomba que iba a destruir la muralla de Bruselas, asediada por la guerra. Su gesto, un simple pis, le ha convertido en el niño meón más famoso del mundo y el principal símbolo de Bruselas: una estatua de bronce con tan solo 55,5 centímetros de altura y 17 kilos de peso que se ubica, como escondida y sin llamar la atención, en una esquina entre las calles l’Etuce y rue du Chêne, en el centro de Bruselas. Ahora, el pequeño meón se prepara para enfundarse la camiseta del Athletic. Lo hará este viernes, entre las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde.

El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA
El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA

Esta iniciativa corre a cargo de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas, que ha sido la que, “tras un largo proceso burocrático que empezó en diciembre”, ha obtenido el permiso del Ayuntamiento de la capital belga y de la Orden de Amigos del Manneken Pis para vestir de rojiblanco la emblemática estatua del niño orinando, tal y como nos cuenta Silvia Martínez, que además de vicepresidenta de la peña, es la corresponsal de DEIA en Bruselas. “Va ser un día complicado, empieza la cumbre europea, pero los rojiblancos rascaremos tiempo de donde sea para acudir a esta cita, a la que todo el mundo está invitado”.

¿Y por qué ahora? Pues porque se han cumplido ya 10 años del histórico triunfo conseguido por el Athletic el 16 de diciembre de 2004 en su visita al Standard de Lieja, la mayor goleada del equipo bilbaino en competiciones europeas. La peña debe su ser y su nombre a esa goleada, así que no podían dejar pasar por alto la efeméride. Y no solo eso, sino que además, se cumplen cinco años de la primera vez que el Manneken Pis se vistió de rojiblanco, en el año 2010. Por todo ello, han movido Roma con Santiago para conseguir los permisos para volver a vestir al pequeño meón decon la zamarra del  Athletic. El trajecito ya lo tienen, txapela a medio lado incluida.

Y es que lo de vestir al niño es una tradición muy asentada en Bruselas. El Manneken Pis dispone de una variada colección de disfraces que se utilizan en diversas ocasiones de acuerdo con un programa gestionado por la Orden de Amigos del Manneken Pis y por el Ayuntamiento. El vestuario actual incluye más de 800 trajes, que en su mayoría se conservan en el Musée de la Ville de Bruselas, ubicado en la Casa del Rey en la Grand Place. Ello da lugar a ceremonias que suelen ir acompañadas de música, degustación de bebidas, comida… “Y a esto no nos gana nadie”, asegura Silvia.

La diáspora rojiblanca en Bruselas lo tiene todo bien pensado y preparado, y tras el acto solemne, con una pequeña ceremonia y discurso de las autoridades, los de la peña invitarán a viandantes y turistas que pasen por allí a disfrutar de los típicos caldos vascos: sidra y txakoli. “¡Y que no falte!”

El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA
El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA