El Manneken Pis se viste de gala entre irrintzis y aurreskus

Quien les iba a decir a Nerea y Euken, dos turistas de Mundaka, cuando planearon su viaje que iban a pasar una mañana inolvidable de tinte rojiblanco en pleno corazón de la capital belga. Así que cuando se enteraron que los de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas iban a vestir al Manneken Pis del Athletic no dudaron en sumarse al plan. “Es el Athletic, lo vives en casa, pero cuando ves lo tuyo fuera ilusiona más. Es un recuerdo para siempre”.

Imagen de previsualización de YouTube

Pues sí, este viernes la diáspora del Athletic la ha liado en Bruselas. A las once de la mañana todo estaba listo y el Manneken vestido de gala con la camiseta rojiblanca. Muchos nervios entre los miembros de la peña por la responsabilidad de que todo saliese bien. “Hay competencia, lo hemos pedido con mucha antelación, pero ya nos conocían y ahí le tenéis: elegante, mucho más elegante de lo normal”, comentaba emocionado el presidente de la peña, Andoni Hidalgo, mientras miraba al Manneken Pis con su zamarra rojiblanca y su txapela. “¡Elegante, pues!”

Y en eso coincidía con el presidente de la  Orden de Amigos del Manneken Pis, Edmond Vandenhaute: “Nuestro trabajo es representar a la ciudad y eso hacemos en cada ceremonia, porque defendemos al Manneken Pis contra viento y marea y hoy el niño está orgulloso de vestirse del Athletic”. Un hombre divertido que cuenta que “gracias al chavalín bebemos de todo…” Y hoy tocaba sidra y sidra.

El Manneken Pis vestido del Athletic con los miembros de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas. DEIA
El Manneken Pis vestido del Athletic con los miembros de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas

Y allí estaban los de la Peña Athletic 1-7, una agrupación de 45 miembros, de vascos que viven en Bruselas, como Iñaki, Maite, Josu Aguirre, Fernando Redondo o Silvia Martínez, pero que también cuenta entre sus filas con finlandeses, suecos, y belgas.

Banderas del Athletic, ikurriñas, cánticos y cada vez más gente alrededor del Manneken rojiblanco, turistas japoneses incluidos y varias visitas escolares que vista la fiesta se han sumado al evento. “Hace 52 años que vivo en Bélgica pero he estado esperando 12 años para ser socio del Athletic. Hoy es un gran día para nosotros”, comentaba Fernando Redondo. “Estamos muy contentos, ha sido muy bonito”, remataba Silvia. No es para menos. La ceremonia se ha cerrado con un emotivo aurresku y varios irrintzis, “muchos irrintzis en honor del niño meón”.

Aurresku en honor del Manneken rojiblanco en Bruselas
Aurresku en honor del Manneken rojiblanco en Bruselas
Fiesta rojiblanca en Bruselas con el Manneken Pis del Athletic
Fiesta rojiblanca en Bruselas con el Manneken Pis del Athletic
El Manneken Pis del Athletic
El Manneken Pis del Athletic
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.
Fotos de familia con el Manneken Pis vestido del Athletic. J.E.

El nuevo fichaje del Athletic: el Manneken Pis

Cuenta la leyenda más extendida en Bélgica que el niño Manneken apagó en el siglo XIV con su gesto una bomba que iba a destruir la muralla de Bruselas, asediada por la guerra. Su gesto, un simple pis, le ha convertido en el niño meón más famoso del mundo y el principal símbolo de Bruselas: una estatua de bronce con tan solo 55,5 centímetros de altura y 17 kilos de peso que se ubica, como escondida y sin llamar la atención, en una esquina entre las calles l’Etuce y rue du Chêne, en el centro de Bruselas. Ahora, el pequeño meón se prepara para enfundarse la camiseta del Athletic. Lo hará este viernes, entre las nueve de la mañana y las cuatro de la tarde.

El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA
El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA

Esta iniciativa corre a cargo de la Peña Athletic 1-7 de Bruselas, que ha sido la que, “tras un largo proceso burocrático que empezó en diciembre”, ha obtenido el permiso del Ayuntamiento de la capital belga y de la Orden de Amigos del Manneken Pis para vestir de rojiblanco la emblemática estatua del niño orinando, tal y como nos cuenta Silvia Martínez, que además de vicepresidenta de la peña, es la corresponsal de DEIA en Bruselas. “Va ser un día complicado, empieza la cumbre europea, pero los rojiblancos rascaremos tiempo de donde sea para acudir a esta cita, a la que todo el mundo está invitado”.

¿Y por qué ahora? Pues porque se han cumplido ya 10 años del histórico triunfo conseguido por el Athletic el 16 de diciembre de 2004 en su visita al Standard de Lieja, la mayor goleada del equipo bilbaino en competiciones europeas. La peña debe su ser y su nombre a esa goleada, así que no podían dejar pasar por alto la efeméride. Y no solo eso, sino que además, se cumplen cinco años de la primera vez que el Manneken Pis se vistió de rojiblanco, en el año 2010. Por todo ello, han movido Roma con Santiago para conseguir los permisos para volver a vestir al pequeño meón decon la zamarra del  Athletic. El trajecito ya lo tienen, txapela a medio lado incluida.

Y es que lo de vestir al niño es una tradición muy asentada en Bruselas. El Manneken Pis dispone de una variada colección de disfraces que se utilizan en diversas ocasiones de acuerdo con un programa gestionado por la Orden de Amigos del Manneken Pis y por el Ayuntamiento. El vestuario actual incluye más de 800 trajes, que en su mayoría se conservan en el Musée de la Ville de Bruselas, ubicado en la Casa del Rey en la Grand Place. Ello da lugar a ceremonias que suelen ir acompañadas de música, degustación de bebidas, comida… “Y a esto no nos gana nadie”, asegura Silvia.

La diáspora rojiblanca en Bruselas lo tiene todo bien pensado y preparado, y tras el acto solemne, con una pequeña ceremonia y discurso de las autoridades, los de la peña invitarán a viandantes y turistas que pasen por allí a disfrutar de los típicos caldos vascos: sidra y txakoli. “¡Y que no falte!”

El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA
El Manneken Pis de Bruselas en una imagen tomada en febrero de 2010, cuando se enfundó por primera vez la camiseta del Athletic. ZIGOR ALKORTA