…Alvin Baltrop. Clavoardiendo. Negritud…

Conocí a la obra de Alvin Baltrop (1948-2004) gracias a una muestra de varios autores en el certamen Photoespaña, allá por el año 2010. Sinceramente no recuerdo que las fotografías que allí se exponían me llamaran demasiado la atención. Sí por el contrario cuando, tal y como suelo hacer de forma habitual bien antes o bien después de acudir a una exposición, me sumergí en su mundo fotográfico vía internet. Fue ahí donde descubrí su fotografía y su vida. Baltrop fue un autor que como tantos otros nunca vio reconocido su gran trabajo. Sus fotografías tomadas en los muelles neoyorquinos de West Side en las que registraba el mundo de las drogas y del sexo, principalmente homosexual, no gustaban a las galerías de su época. Que fuera negro y gay, aún menos.

Una de las fotografías que mejor recogían esa atmósfera homosexual afroamericana que se daba en aquellos muelles y en la que el propio Alvin participaba, fue la que muestra a dos hombres, uno de ellos con melena rizada con la mirada perdida mientras otro hombre posa una mano en su hombro.

Baltrop fallecía tal día como hoy del año 2004.

Photo Alvin Baltrop
Photo Alvin Baltrop

 

Todos los amantes de la fotografía esperábamos este primer día de febrero de manera especial desde que hace algunas semanas se anunciara que hoy nacía una nueva `revista´ online. Liderado por Roberto Villalón, con la ayuda en la coordinación de Rubén H. Bermudez y Ana Zaragoza, así como la de diferentes colaboradores de diversos ámbitos y disciplinas, se ha puesto en marcha el magazine Clavoardiendo.

Una de las primeras entrevistas a la que hemos podido acceder en este estreno, es la que el propio Rubén H. Bermúdez realiza a la fotógrafa Agnes Essonti en la sección bautizada como “Negro sobre negro”, en la cual se hablará “sobre fotógrafos que centran sus proyectos en la representación de la negritud”. 

Photo Agnes Essonti
Photo Agnes Essonti

“Háblanos de tu pelo, ¿qué significa para ti?”, le pregunta Rubén.Yo creo que es una de las claves de la negritud. Es nuestro pelo, lo tenemos así y nadie más lo tiene así, es algo que nos hace ser negros porque los negros tenemos pelo de negros. Amo mi pelo, lo reivindico porque soy negra y porque tenemos de alguna forma que amar y abrazar lo que somos. Si es mi pelo y es el que es, ¿para que me lo voy a alisar? Es tu pelo, ¿por qué vas a cambiarlo?”

Y vuelve a mi retina la fotografía de Alvin. El pelo de aquel hombre. Su negritud. Y pienso: Qué mejor día para un estreno así.

… Getxophoto 2015…

Contaba Christian Caujolle en el acto de apertura de la anterior edición de Getxophoto que hablando con Jokin Aspuru, Director del mismo, sobre el tema a elegir para cerrar el tercer y último año de su comisariado del festival, le propuso un doble tema: “Sueños y Luchas”. Ambos, por separado, habían sido precisamente los temas elegidos por Caujolle para sus dos anteriores comisariados del Festival (“Sueños” en 2013 y “Luchas” en 2014), por lo que como no podía ser de otra forma ante la idea de repetir temáticas, Jokin se negó en rotundo. Ante la imposibilidad de hacerle cambiar de opinión -y es que, para un certamen que entre sus muchos puntos fuertes destaca precisamente la acertada elección del tema a abordar en cada edición, no parecía tener mucho sentido tal repetición- Caujolle tiró de su experiencia y su magia y se sacó un nuevo conejo de su particular chistera: “Viajes”. Un tema que, según aclaró el propio comisario, le permitiría mostrar tanto viajes en el concepto habitual que tenemos interiorizado, como aquellos viajes cuyos “viajeros accidentales” se ven de manera irremediable abocados a ellos para huir de guerras, miserias o catástrofes. En definitiva, un tema que le permitiría tratar tanto los “sueños” como las “luchas”. Una vez más, genio y figura.

Este nuevo certamen coincide precisamente con uno de los momentos más críticos en relación a esos viajes migratorios motivados, en este caso, por varias guerras. Estos días, unas desgarradoras imágenes han vuelto a sacar a la palestra un debate estéril (tal y como acertadamente lo definía esta mañana Iker Merodio en su columna), que periódicamente se pone encima de la mesa: la necesidad o no de mostrar imágenes tan explícitas como las que hemos podido ver de la angustiosa huida en busca de la supervivencia. En Getxophoto no habrá imágenes duras, escabrosas, en el sentido más literal de la palabra. Sin embargo, si nos detenemos unos segundos y prestamos atención a las historias que nos cuentan estas fotografías veremos que a menudo no es necesario mostrar una crudeza directa para llegar a mostrar lo peor de la raza humana. Pero hoy en día la rapidez con la que se mueve todo -más aún en medios de comunicación y redes sociales- no da cabida a esa slow photography para la que no basta con mirar, sino para la que es indispensable ver.

Un año más, se mantiene la principal característica de Getxophoto, que no es otra que la fusión de la fotografía con la calle. El paseante, hasta el próximo 4 de octubre, se encontrará con fotografías sin necesidad de acudir de manera directa en su búsqueda. Estos días, los que visiten Getxo podrán perderse por sus calles y acceder, prácticamente sin querer, a las historias de inmigrantes sin papeles, a la huida de muchos hacia una vida mejor (o peor, quién sabe), al turismo del morbo, a viajes imaginados o, incluso, al último viaje que tarde o temprano todos y cada uno de nosotros tendremos que hacer. Muchos seguirán su camino y únicamente mirarán las fotografías que se presentan ante ellos, sin ver lo que hay detrás, nada más. Quien lo desee, sin embargo, podrá pararse y profundizar en esas historias que hay detrás de esas imágenes. Podrá perderse en los sueños y en las luchas. Ongi etorri a la Slow photography.

Que tengan muy buen viaje por las calles de Getxo…

(Información sobre actividades y autores: http://www.getxophoto.com)

…blood coltán…

Acaba el día y pretendes finiquitarlo tumbado en el sofá, viendo en la televisión cualquier programa banal que ayude a que las ganas de dormir se lleven el gato al agua. Los malos días hay que intentar acortarlos lo máximo posible, que ya vendrán mejores. Coges el mando y buscas por los canales algo que el cerebro no rechace de manera automática. Nada, nada, nada, nada, nada. Todo apunta a que sustituiré la televisión por un libro. Pero cuando estoy cerca de apagar la televisión aparece en la pantalla el reportero de “Callejeros” (viajeros o no, qué más da). “Bueno, un rato de callejeros (viajeros o no, qué más da) puede estar bien”, pienso. Tardo un rato en darme cuenta de que no se trata de ese programa sino de otro llamado “En Tierra hostil”. También viajan, pero parece que se trata de un reportaje que pretende más denunciar que entretener. Congo, coltán. Palabras “mágicas” que hacen que me enganche.

La primera vez que escuché hablar del coltán fue hace ya más de siete años. Me hablaron de esa mezcla de columbita y tantalita en una empresa que montaba placas base para ordenadores. Recuerdo poco de esa conversación, pero no se me olvida que hablaron de él como el nuevo “oro negro” (sic) y que la lucha por el cobre a su lado iba a quedar en una mera anécdota. Creo que no supe nada del tema hasta dos años después, en un interesante artículo del jesuita Jon Sobrino.

Periódicamente iba leyendo o escuchando noticias y artículos sobre el coltán, sobre su gran estabilidad tanto ante el frío como el calor, sobre su uso en muchísimos dispositivos electrónicos, sobre las necesidades de China y su incursión en la zona, pero tampoco buceé mucho en el tema. Sí recuerdo haber leido el libro, hace no tanto, titulado “Las minas del rey Leopoldo” (Josep F. Mària y Emmanuelle Devuyst) en el cual se describe la situación de la República Democrática del Congo respecto a la explotación de sus recursos naturales desde que Leopoldo II hiciera de su capa un sayo en el país africano cuando el Congo era el Congo Belga. De todas formas, estamos tan alienados en relación a la situación africana, a la explotación de niños, de trabajadores, de luchas, guerras, muertes, violaciones y un larguísimo etcétera, que hasta que no entra por los ojos, no parece que existe. En este caso, en el de la explotación minera del coltán, como no podía ser de otra forma me sobrecogieron de manera especial algunos trabajos que denunciaban la situación: un reportaje de vídeo (Vice) y dos grandes trabajos fotográficos, concretamente.

 

El alemán Sven Torfinn, especializado en denunciar mediante sus imágenes la situación de algunos países de África, nos acercaba allá por el 2011 un reportaje para Panos Pictures llamado “Blood Coltán” y compuesto por 32 fotografías en color en las que se denunciaba la situación en la República Democrática del Congo respecto a la explotación de las minas de coltán.

Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn

 

Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn
Photo Sven Torfinn

 

Otro gran reportaje fotográfico en las que se denunciaba el problema del coltán, esta vez en blanco y negro y que le sirvió para ser galardonada en los prestigiosos premios Julia Margaret Cameron, fue el de la oscense Judith Prat.

“Coltán” de Judith Prat
Entrevista a Judith Prat

Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat
Photo Judith Prat

 

En África se explota a la población -niños y adolescentes incluidos- en la extracción del coltán. Gobiernos y lobbys varios, entre ellos empresas y organizaciones chinas, participan activamente en dicha explotación e importan la mayor parte de la materia prima para la fabricación de ordenadores, teléfonos móviles y tablets con los que navegar por internet. Miles de personas que utilizan a diario internet durante horas y horas, precisamente en su mayoría jóvenes chinos, acaban enganchados. El círculo se cierra. Curiosa paradoja.

El tantas veces galardonado fotoperiodista Fernando Moleres mostró en el reportaje “Curing China’s Web Junkies” la situación de estos jóvenes enganchados a internet que ingresan en el centro de desintoxicación Internet Addiction Treatment Centre (IATC).

Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres
Photo Fernando Moleres

 

Hoy las redes sociales en España, Twitter principalmente, echan humo con el tema del coltán. Hoy nos sentiremos culpables cuando utilicemos el ordenador portátil, el teléfono móvil o la tablet. Mañana, algo menos. No se preocupen, para el fin de semana, olvidado.

De todas formas…

¿Acaso nos tenemos que sentir culpables nosotros mientras que los que explotan y se enriquecen a costa de los más desfavorecidos duermen a pierna suelta?

¿Qué grado de responsabilidad tiene el consumidor final frente a la responsabilidad de esos gobiernos que dan pie e incluso mantienen la situación por intereses económicos?

¿Somos unos hipócritas hablando de estos temas mientras en la otra mano sostenemos un smartphone?

¿Hasta dónde llega nuestra capacidad para revertir la situación? ¿Y cómo hacerlo?

Preguntas que pasan por mi mente para las que, como casi siempre, no tendré respuesta.

 

Vaya, otra solicitud para jugar al Candy Crash…

… Getxophoto 2014: Luchas…

map_med

Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles” (Bertolt Brecht)

La vida de un festival comienza cuando finaliza la edición anterior. En el caso de Getxophoto, la vida de la octava edición comenzó cuando finalizó la séptima, a finales de septiembre de 2013. A menudo no nos damos cuenta del trabajo que conlleva poner a punto un evento de este tipo. Desde esa fecha, si no antes, los organizadores se pusieron manos a la obra. Y han luchado no solo un día, ni una semana, ni un mes. Han luchado todo el año para que una vez más, a pesar de la crisis económica, Getxo cuente con un festival de fotografía que se ha ido abriendo hueco no solamente en el ámbito nacional, sino en el internacional. En el ámbito fotográfico y en el cultural, Getxophoto suena fuera de las fronteras y eso no se consigue por casualidad. A decir verdad, el tema de este año, “Luchas”, bien podría ser un autohomenaje a todos los que han hecho posible Getxophoto desde aquel ya lejano 2007 con la primera edición comisariada por Alejandro Castellote.

Si a menudo decimos que en la fotografía está todo inventado, en los Festivales de fotografía, no suele ser menos. Pero la palabra “innovar” va de la mano de Getxophoto. Cuando creemos que ya no hay nada más que inventar, se sacan de la chistera un nuevo evento. El año pasado, por ejemplo, fue lo que denominaron como Encerrona, un encuentro fotográfico de todo un día para charlar, hablar y sentir la fotografía. Este año innovan con Gauplaza, “una noche para disfrutar de la fotografía en la calle, con proyecciones, apertura de salas, una gramola digital y otras actividades”.  Y si no era poco programar un taller de fotografía con fotógrafos de la talla de los que ha habido en otras ediciones, este año se ofertan dos: el del fotoperiodista Walter Astrada y el del vasco Jon Uriarte.

Aunque el Festival dura todo el mes (desde el 28 de agosto al 28 de septiembre), la mayor parte de actividades, como suele ser habitual, se concentran durante el último fin de semana de agosto: (Mapa Actividades y exposiciones)

Jueves 28 de Agosto

ENCERRONA Vol.2. 10:00-18:30h con Christian Cuajolle, Walter Astrada, Román Gubern, Roc Herms, Jon Uriarte, María Canudas, Martí Llorens, Mikel Bastida, Kirmen Uribe y Ricky Dávila. Es necesaria la inscripción.

PROYECCIONES ESPECIALES. 21.00h. Clément Briend invade la noche con sus espectaculares proyecciones. Gratuito. Libre.

Viernes 29 de Agosto

WORK. Walter Astrada. 10:00-19:00h. Es necesaria la inscripción.

WORK. Masterclass. Jon Uriarte. 10:00-14:00h. Es necesaria la inscripción.

OPENING. 20.00h. Acto de apertura donde se presenta la programación del festival. Un repaso en imágenes de las Luchas seleccionadas por Christian Caujolle, acompañado por algunos de los fotógrafos participantes. Gratuito previa inscripción.

PROYECCIONES ESPECIALES. 21.00h. Clément Briend invade la noche con sus espectaculares proyecciones. Gratuito. Libre.

Sábado 30 Agosto

VISITA ESPECIAL. 11.30h. El comisario del festival junto con algunos de los fotógrafos participantes dirige un recorrido popular, de un par de horas de duración, por las diferentes exposiciones e instalaciones de GETXOPHOTO. Gratuito. No es necesaria la inscripción.

GAUPLAZA. Noche de la Foto. 21.00h. Una noche para disfrutar de la fotografía en la calle, con proyecciones, apertura de salas, una gramola digital y otras actividades. Proyección Otras luchas: Con la obra de Jon Cazenave, Humberto Bilbao, Anna Turbau, Javi Julio, Txetxu Berruezo, Asier Altuna, Olmo Calvo, Clemente Bernad,  Pilar Aymerich, Matías Costa e Imanol Uribe. Gratuito. No es necesaria la inscripción.

PROYECCIONES ESPECIALES. 21.00h. Clément Briend invade la noche con sus espectaculares proyecciones. Gratuito. Libre.

Sábado 13 de Septiembre

PHOTOWALK. 10:45h. Visita especial a las instalaciones de ESTUDIOS DURERO. Es necesaria la inscripción.

OTRAS ACTIVIDADES: Ruta posavasosParticipación popular, Ikusi Makusi,

PUNTO INFO. Tienda, punto de información, zona de revistas y libros.

¿Ponemos bote? Un festival para ser efectivo tiene que ser afectivo. GETXOPHOTO lanza Kuadrilla, el programa de Amigos del Festival, una iniciativa que busca la complicidad y el apoyo de sus seguidores. Queremos ser tu amigo. Y que tú seas el nuestro. Colabora con Getxophoto.

Getxophoto 2014 autores

En cuanto a las obras fotográficas que se podrán ver en Getxo, a priori, puede ser una de las ediciones en las que podamos ver trabajos más diferentes entre sí. El tema, de este año, sin duda da para dicha variedad. Eso sí, siguiendo siempre un orden y un sentido, tal y como indican desde la organización: “No se trata de llenar la ciudad de fotografías de forma aleatoria sino de ofrecer historias a través de imágenes especialmente elegidas, proponiendo así un diálogo específico con el espectador”.  Veintiuna exposiciones, la mayor parte de ellas en espacios públicos, abiertos, tales como paseos, plazas y jardines porque “apostamos por la inserción del arte en la vida cotidiana”. Sin duda, un año más, una de las principales características de Getxophoto.

Exposiciones:

Edouard Beau. Yanni, Irak État des Lieux.

Photo Edouard Beau
Photo Edouard Beau

Abu Ghraib.

Abu_14_02

Gleb Kosorukov. Heroes of Labour.

Photo Gleb Kosorukov
Photo Gleb Kosorukov

Emeric Lhuisset. Hundred Portraits of Maydan.

Photo Emeric Lhuisset
Photo Emeric Lhuisset

Steven Siewert. Sumo in Japan.

Photo Steven Siewert
Photo Steven Siewert

Martí Llorens. Memorias Revolucionarias.

Photo Martí Llorens
Photo Martí Llorens

Jacques Pugin. Les Cavaliers du Diable.

Photo Jacques Pugin
Photo Jacques Pugin

Nyaba León Ouedraogo. The Hell of Copper.

Photo Nyaba León Ouedraogo
Photo Nyaba León Ouedraogo

Mak Remissa. Fish and Ants.

Photo Mak Remissa
Photo Mak Remissa

Jesús de Echebarría. Estereoscópico.

Photo Jesús de Echebarría
Photo Jesús de Echebarría

ELA. Sindikatoaren artxiboa.

Photo ELA Sindikatua
Photo ELA Sindikatua

Raphael Dallaporta. Antipersonnel.

Photo Raphael Dallaporta
Photo Raphael Dallaporta

Boushra Almutawakel. The Hijab Series.

Photo Boushra Almutawakel
Photo Boushra Almutawakel

Pieter Hugo. The Hyena & Other Men.

Photo Pieter Hugo
Photo Pieter Hugo

Pha Lina. Ratanakiri.

Photo Pha Lina
Photo Pha Lina

Maika Elan. The Pink Choice.

Photo Maika Elan
Photo Maika Elan

Mikel Bastida. War Theatre.

Photo Mikel Bastida
Photo Mikel Bastida

David Levinthal. Wild West.

Photo David Levinthal
Photo David Levinthal

Philip Blenkinsop. Falintil’s Freedom Fighters.

Photo Philip Blenkinsop
Photo Philip Blenkinsop

Manit Sriwani-Chpoom. Horror in Pink. (Visita restringida previa inscripción)

Photo Manit Sriwani-Chpoom
Photo Manit Sriwani-Chpoom

Fred Ramos. El último atuendo de los desaparecidos.

Photo Fred Ramos
Photo Fred Ramos

 

“Nos vamos haciendo mayores” dicen desde la organización. Yo, sin embargo, matizaría esa frase: “Os habéis hecho grandes, muy grandes”. Y es que Getxophoto, como diría una amiga virtual, “tiene ángel”.

 

 

 

 

…Montajes borbónicos…

Recuerdo aún con una sonrisa maliciosa la chirigota que se montó allá por Diciembre de 2005 con aquella felicitación navideña que la Casa Real elaboró para felicitar las Fiestas a todos sus súbditos. La idea parecía sencilla. Como, según la propia Casa Real, “fue imposible reunir en un mismo día a los reyes y a todos sus nietos en Madrid para realizar una sesión fotográfica”, se echó mano de algún becario que andaba por los pasillos de Palacio, instalaron el Photoshop en el portátil de Froilán y se armó el Belén. El propio Fontcuberta en el premiado libro “La Cámara de Pandora” describió perfectamente la escabechina: “La yuxtaposición de las figuras adolecía de falta de sombras y la composición carecía de la necesaria sensación de profundidad. Al Rey Juan Carlos le borraron las piernas (¡que tanto necesita para esquiar y navegar!); a Victoria Federica, hija menor de la infanta Elena y Jaime de Marichalar, los brazos. Y es difícil explicarse el raro escorzo de Irene, la hija menor de la infanta Cristina, en brazos de su hermano mayor. Los niños situados a un lado y a otro habían sido fotografiados con perspectivas discordantes. La pareja real además va vestida exactamente igual que en el acto de presentación de la hija de los príncipes de Asturias un mes antes”.

Felicitación navideña "real". Diciembre 2005.
Felicitación navideña “real”. Diciembre 2005.

Un portavoz de la Casa Real se excusó diciendo que “solo se trata de una felicitación navideña”, pero pudo ser un antes y un después. Con perdón tratándose de Juan Carlos de Borbón, ahí se abrió la veda. Con la imposibilidad de poner vallas al campo, los internautas no tuvieron compasión y el fotomontaje de la Familia Real tuvo una respuesta inmediata e imaginativa.
image009 193c4a34 familiareal2br7zi A partir de entonces, fotográficamente hablando, nada fue lo mismo. Cada “suceso” relacionado con la Casa Real, era respondido con la imaginación que ha faltado para otras cuestiones. Caídas, cacerías y “disculpas” borbónicas tenían su debida réplica de manera inmediata en redes sociales.

Caída "real" de Juan Carlos I. 2012.
Caída “real” de Juan Carlos I. 2012.

caida-del-rey10 Reycarrera rey-michael-jackson-jpg_094901 resizer rey--647x331 rey-pertiga-jpg_094909

Fotografía cacería "real" en Botswana. 2012.
Fotografía cacería “real” en Botswana. 2012.

555 333 640x480_303377 con la cola entre las patas

Como era de esperar, la abdicación de Juan Carlos I en favor de su hijo, Felipe VI, ha vuelto a azuzar a las mentes imaginativas. Una vez más, los fotomontajes han comenzado a correr como la pólvora por Facebook y Twitter. El nuevo show está servido. Y dará juego para varios días, de eso no hay duda…

BpHQlHGIAAEjqQN

BpHx4E1IgAAZ2Hl

BpIEtVZIAAA4F3N

BpImR7dCEAEPKcq

BpImdKhCAAA3u9h

10376321_10152919422972334_2803609389617328629_n

parodia_7162_1

BpHec68IMAAG4aQ

De todas formas reconozco que en mi recuerdo siempre habrá un pedestal especial para el fotomontaje realizado allá por 2006 por los compañeros Josetxu Rodríguez y Javier Ripa del ya exrey Juan Carlos I y el oso Mitrofán que fue incluido en la portada del cuadernillo de humor Caduca Hoy, publicado semanalmente en el diario Deia. Acusados de injurias graves al rey fueron de los primeros que se atrevieron a parodiar las andanzas del monarca en una publicación en papel. Finalmente fueron absueltos, porque sin duda, “estaba cocido”…

caducahoy