…El beso…

Uno…

Photo Alfred Eisenstaedt

 

Dos…

Photo Robert Doisneau

 

¿Y tres?…

Photo Richard Lam

¿Pasará esta última fotografía, tomada durante los disturbios de Vancouver (Canadá) después de que el equipo local perdiera la final de Hockey, a la historia de la fotografía junto con las otras dos míticas imágenes de Eisenstaedt y Doisneau? Quién sabe. El tiempo lo dirá. Lo que ya se conoce es la identidad de los protagonistas de la fotografía: son el australiano Scott Jones, de 29 años, y su novia Alex Thomas de Canadá. Según cuenta un testigo de los acontecimientos, “la policía corrió hacia la multitud y la pareja no pudo reaccionar a tiempo (…), la chica fue golpeada en la cabeza y cayó al suelo junto a su novio. Ella estaba dolorida, llorando, pero los dos agentes (…) siguieron adelante. Varias personas se acercaron para asegurarse de que ella estaba bien”.  Por su parte el autor de la fotografía, el canadiense Richard Lam, declaró que: “Yo estaba a unos veinte o treinta metros de distancia (…) y estas dos personas estaban sobre el suelo en medio de la calle vacía. Al principio pensé que uno de ellos estaba herido. (…) Fue un caos total. Alborotadores quemaban coches, (…) saqueadores rompiendo la ventana de una tienda… En ese instante la policía cargaba hacia nosotros. Sabía que había capturado un momento en el contexto del caos, pero no fue hasta más tarde, cuando mi editor señaló que las dos personas no estaban heridas, sino besándose”, dijo Lam antes de que se supiera la historia completa.

Hay otras imágenes del momento que, a decir verdad, no tienen la fuerza de la primera.

Photo Richard Lam
Photo Getty

De todas formas, la memoria del ser humano es muy caprichosa y sobre todo selectiva, por lo que lo más probable es que nos quedemos con la historia de que ambos chicos estaban besándose y dando rienda suelta a la pasión. Total, si cuando vemos la fotografía de Doisneau nos olvidamos de que no fue un beso “robado”, ¿por qué no hacerlo con la fotografía de Vancouver?

Publicado por

Muga

"Era un autor cuyas obras eran tan poco conocidas que casi eran confidenciales" (Stanley Walker)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*