…censura express…

Leo atónito en el periódico que la Dirección del Festival de Teatro de Mérida, ha decidido retirar un retrato del actor vasco Asier Etxeandia perteneciente a la exposición Camerinos de Sergio Parra, después de que dicha Dirección recibiera varios correos electrónicos de ciudadnos que opinaban que dicho retrato “atentaba contra la sensibilidad cristiana”. Aunque no tengo ya edad para sorprenderme, a veces uno sigue haciéndolo muy de vez en cuando. Lo que no dice la noticia (lástima) es de cuántos ciudadanos “indignados” estamos hablando y, por desgracia, tampoco da los nombres y apellidos de dichos ciudadanos. De todas formas lo que más me sorprende no es el hecho de que haya cuatro, diez, cien personas, que prefieran molestarse en escribir un correo electrónico pidiendo la censura (sí, en negrita) de un retrato antes que retirar la mirada del mismo y dejar a los demás que disfruten del arte. “Indignados” por la paja en ojo ajeno siempre los ha habido y los habrá. Lo que me sorprende es que la Dirección del Festival haya decidido retirar ese retrato. Más aún teniendo en cuenta que dicho retrato no está realizado mientras el actor posa para la cámara, sino que la fotografía está tomada mientras Etxeandia se prepara para una representación teatral. Y si a eso le añadimos que, simplemente, está siendo caracterizado de Jesucristo para actuar en la obra Infierno sin que se encuentre en actitud provocadora o en situación que pueda suponer ofensa alguna a alguien, pues apaga y vámonos.

Quizás piense mal, no lo sé. Pero creo que esta retirada de la fotografía beneficia al Festival, a la exposición fotográfica y al propio fotógrafo. Ya saben, el tan utilizado en publicidad “habla de mí aunque sea mal”.

He de reconocer que no conocía el Proyecto Camerinos, pero me ha resultado sumamente interesante. No hay mal que por bien no venga…

Photo Sergio Parra

“Durante muchos años mi única relación con el mundo del teatro fue la de mudo espectador. Pero en el otoño de 1999, animado por mi buen amigo Juán Carlso Rubio, di el paso a la otra cara del telón, a esas mágicas tripas que nunca antes habían estado al alcance de mi objetivo. Amparo Rivelles, por aquel entonces protagonista de “los árboles mueren de pié” fue mi madrina, derrochando simpatía y talento mientras terminaba de prepararse para salir a escena. Su camerino fue mi primer camerino. Han pasado siete años. Y desde aquel día cientos de artistas han tenido la generosidad de seguir abriendo sus puertas y sus corazones justo en esos instantes que preceden a la representación. A todos ellos un millón de gracias. Y a vosotros, los que visitáis ahora esta página, solo puedo deciros: adelante, pasad. Y en cinco minutos a escena…”. (Sergio Parra)

Photo Sergio Parra
Photo Sergio Parra
Photo Sergio Parra
Photo Sergio Parra
Photo Sergio Parra
Photo Sergio Parra
Photo Sergio Parra

Podeis disfrutar de los retratos de más de doscientos artistas del teatro, la danza y la música en sus camerinos minutos antes de la actuación, en la página web del Fotógrafo Sergio Parra: Camerinos.

Publicado por

Muga

"Era un autor cuyas obras eran tan poco conocidas que casi eran confidenciales" (Stanley Walker)

Un comentario sobre “…censura express…”

  1. Pues si tu supieras lo que tuve que oir en la radio publica extremeña ayer, no se si fueron 4, 5 o 500 indignados los que han pedido la retirada de la fotografia, pero te aseguro que todos o casi todos, llamaron a yer a la radio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>