… sobre la Guerra de Crimea y la Fotografía…

Estas últimas semanas, debido al “conflicto” en Crimea, son muchos los medios de comunicación que han recogido artículos sobre la Guerra de Crimea del Siglo XIX (1852-1856) -que enfrentó a Rusia con Francia, Reino Unido y Turquía-, desde su aspecto más “fotográfico”. Algunos de estos artículos, afirman sin ningún tipo de rubor que fue la Guerra de Crimea “el primer conflicto armado fotografiado de la Historia” y que fue Roger Fenton “el primer fotógrafo que tomó fotografías de una guerra”. Algo que no es del todo cierto y que conviene matizar.

¿Primer conflicto armado fotografiado?

Aunque es cierto que la Guerra de Crimea es el primer conflicto armado al que fueron enviados ex profeso algunos fotógrafos con el fin de mostrar gráficamente lo que allí acontecía, hay otros conflictos que fueron fotografiados antes. Así, se conservan algunos daguerrotipos de 1846 de la Guerra de la Independencia de México, así como algunas imágenes de las trincheras en las calles de París durante la Revolución de 1848 o incluso varias imágenes de John McCosh, un cirujano que obtuvo fotografías de la Segunda Guerra Sikh (1848-1849) y la Segunda Guerra Burma (1852-1853) y que, como curiosidad, fue el único superviviente de un naufragio del barco que le llevaba a Tasmania. Curiosamente, John McCosh fue fotografiado por el propio Roger Fenton en 1856 en Hampton Court, durante el tercer aniversario de la Photographic Society, posando frente a un carromato similar al utilizado por Fenton durante la Guerra de Crimea como laboratorio fotográfico.

Guerra Independencia México (Fotógrafo desconocido)
Guerra Independencia México (Fotógrafo desconocido)
Revolución francesa, París 1848 (Unknown)
Revolución francesa, París 1848 (Unknown)
John McCosh
John McCosh

 

¿Roger Fenton, el primer fotógrafo que tomó fotografías de una guerra?

Roger Fenton fue uno de los fotógrafos que llegaron a Crimea a tomar imágenes del conflicto y el que ha pasado a la historia por ello, pero no fue el primero y menos aún el único. El primer fotógrafo que llegó a Crimea al de poco de comenzar la guerra fue el rumano Carol Popp de Szathmari. A pesar de que doscientas de sus imágenes de campos de batalla, fortificaciones y de soldados de ambos bandos, fueron expuestas en el pabellón turco de la Exposición de París de 1855, hoy en día apenas se conserva algún original junto con varios grabados realizados basándose en sus fotografías. Según cuenta Ernest Lacan, Szathmari quien llevaba un improvisado laboratorio fotográfico con todo el material necesario para fotografiar mediante la técnica de colodión húmedo en un reducido espacio de su carruaje, fue tiroteado por el frente turco tras ser confundido con un espía ruso, aunque finalmente salvó su vida debido a la escasa puntería de los tiradores:

“Él estaba cerca de Oltenitza en los primeros días de abril 1854, cuando los rusos tenían sitiada a la ciudad. Quería hacer una foto (…) y se acercó a la ciudad con la camioneta que utilizaba como laboratorio, preparó la cámara y comenzó su trabajo. Fue sorprendido por un golpe fuerte y, casi al mismo tiempo, el sonido de un disparo (…). Szathmári pensó que había elegido un mal sitio y que sería mejor salir de la línea de fuego de la guarnición Turkis. (…). Un segundo golpe vibró en el aire y la misma detonación siguió un instante después . Era obvio que era el objetivo y que el fuego se estaba volviendo cada vez más amenazante y preciso. Pero la visión que estaba tomando era tan interesante, la luz y la sombra tan apropiada, que era imposible para su mente para dejar el lugar. Su trabajo sería completado en pocos momentos. Esperó hasta que todo estaba listo. Ya era hora de irse. Una tercera bala de cañón, con mejor puntería que los otros, aró el suelo a pocos pasos delante de él, cubriéndolo con arena. Pero el panorama era magnífico”.

El álbum fotográfico de Szathmari recibió honores de la reina Victoria, del emperador de Austria y de los jueces de la Exposición Universal de París, entre otros. En enero de 1964, el órgano oficial de la Federación Internacional de Arte Fotográfico reveló que el álbum entregado a Napoleón III fue quemado en el palacio de las Tullerías en 1871. Otra copia que se encontraba en el Castillo de Windsor se perdió durante el reinado de Eduardo VII, por lo que son muy pocos los originales de Szathmari que han llegado a nuestros días.

Carol Szathmari
Carol Szathmari
Carol Szathmari
Carol Szathmari

 

Antes que Fenton, tal y como indica Juan Antonio Fernández Rivero en “La fotografía militar en la Guerra de África”, también estuvieron en Crimea dos fotógrafos franceses: “el físico y químico Ernest Edouard de Caranza en la ciudad de Vama (actual Bulgaria), en 1854, tomando fotografías de militares franceses (Vehbi Koy Vakfl, 2006). y un tal “de Tannyon”, pintor y fotógrafo, citado brevemente por Potonniée (1936), quien seguramente lo tomó de un anuncio aparecido en una revista francesa de la época que prácticamente reúne cuanto se sabe del personaje y de su misión fotográfica”.

En Abril de 1854, según cuentan los autores de “All the Mighty World (The Photographs of Roger Fenton 1852-1860”, el Capitán Scott “contrató” al fotógrafo amateur Gilbert Elliott para que tomara imágenes a bordo del Hecla (el barco que llevaría a Crimea once meses más tarde a Roger Fenton y su ayudante), para comprobar si la fotografía “instantánea” podía obtener con suficiente claridad imágenes de la línea de la costa y las fortificaciones en tierra desde un barco en movimiento. No se conservan imágenes del “experimento”.

Debido a que las noticias que llegaban del frente aliado no eran muy buenas y las crónicas periodísticas se hacían eco del sufrimiento de los soldados en algunas ciudades como Balaklava, Thomas Agnew, de la editora inglesa Thomas Agnew e hijos, propuso a la Secretaría de Estado la conveniencia de enviar a un fotógrafo para “mitigar el dolor de las familias sobre la verdadera situación de sus hijos en el frente”, Aunque la propuesta de la editora era puramente comercial la Secretaría de Estado accedió a ello, por lo que contrató al fotógrafo comercial Richard Nicklin para seis meses a cambio de seis chelines al día más comida. Nicklin, partía a mediados de Junio de 1854 hacia Varna, con dieciséis maletas como equipaje. Unos meses después, en noviembre de 1854, un huracán que azotaba el puerto de Balaklava en Sebastopol, hundía el buque Rip van Winckl, y tanto él como sus ayudantes perecían. Sus imágenes se perdieron para siempre.

Para reemplazar a Nicklin se eligió a Brandon y Dawson, dos oficiales ingleses que antes de ser enviados a Sebastopol fueron previamente formados en Londres por el fotógrafo J.E. Mayall, con el fin de tomar fotografías para levantar planos topográficos de la zona del conflicto. Los dos oficiales permanecieron en Crimea hasta la primavera de 1855 y las fotografías que obtuvieron fueron almacenadas en la Oficina de Guerra hasta 1869. Se cree que fueron destruidas.

Roger Fenton no llegó a Crimea hasta comienzos de marzo de 1855. Según historiadores, fue Thomas Agnew quien realizó directamente a Fenton el mismo encargo que meses antes había realizado al malogrado Richard Nicklin. Roger Fenton llegó a Crimea a bordo del Hecla junto a su ayudante Marcus Sparling, a un sirviente llamado William y tres caballos que tiraban de su famoso carromato fotográfico (Photographic Van) que contenía el equipo de colodión húmedo y material fotográfico necesario para las tomas y en el que el propio Sparling fue fotografiado por Roger Fenton poco antes de partir hacia la zona de conflicto. Una fotografía que sin duda ha pasado a la Historia de la Fotografía.

Roger Fenton
Marcus Sparling (Photo: Roger Fenton)

Sobre Roger Fenton y sus fotografías, sobre el encargo de no fotografiar muertos, sobre sus andanzas con el carromato-fotográfico, sobre las dos versiones existentes de la imagen “El valle de la sombra de la muerte” (con restos de munición y sin restos de munición) y sobre el ¿poco? éxito de sus fotografías a la vuelta de Crimea, son muchos los libros, blogs y páginas web que se han escrito y que sin duda merecen la pena su consulta.

"El valle de la sombra de la muerte" (Roger Fenton)
“El valle de la sombra de la muerte” (Roger Fenton)

Otros fotógrafos que estuvieron en la Guerra de Crimea, en este caso, después de Roger Fenton fueron James Robertson y Felice Beato, quienes sí fotografiaron la destrucción en Crimea, destacando las 60 imágenes obtenidas de la destrucción de la ciudad de Sebastopol en Septiembre de 1855.

La fotografía de la Guerra de Crimea siguió dando que hablar una vez finalizada la misma con el trabajo, por ejemplo, de Cundall y Howlett sobre los héroes de la Guerra de Crimea entre las que destacó la fotografía de tres inválidos que causó polémica en una sociedad que quizás aún no estaba preparada para determinadas imágenes.

Von William Young, Henry Burland y John Connery. Photo Robert Howlett y Joseph Cundall
Von William Young, Henry Burland y John Connery. Photo Robert Howlett y Joseph Cundall

 

Es cierto por lo tanto, que la de Crimea fue la primera Guerra a la que fueron enviados fotógrafos ex profeso para la obtención de imágenes del conflicto, pero no que fuera el primer conflicto armado del que se obtuvieron imágenes. Y aunque las fotografías tomadas por Roger Fenton -por su calidad y quizás porque una gran parte de ellas han llegado a nuestros tiempos a diferencia de la mayoría de las imágenes obtenidas por otros fotógrafos que se destruyeron o perdieron- han sido las que han pasado a la historia y las que han alimentado la creencia de que Fenton fue el primer fotógrafo de guerra de la Historia de la Fotografía, fueron otros fotógrafos los que pisaron antes Crimea con el fin de tomar fotografías de lo que allí estaba sucediendo.

Un “pequeño” matiz que creo merecía la pena reseñar.

 

 

Publicado por

Muga

"Era un autor cuyas obras eran tan poco conocidas que casi eran confidenciales" (Stanley Walker)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*