… yo también soy un hipócrita…

Ha caído otro. Otra, en este caso. Murió en combate dicen unos medios. Murió haciendo lo que más le gustaba, dicen otros. Pero ninguno entra en el quid de la cuestión. ¿Cómo parar esto? ¿Qué hacen los gobiernos para parar esta sangría? ¿Y los propios medios de comunicación? “Es complicado”, he oído muchas veces. Claro que es complicado, ¡faltaría más!. ¿Pero acaso no merece la pena? ¿Acaso no hay que estrujarse la cabeza para buscar soluciones entre todas las partes implicadas?

Somos todos unos hipócritas. Yo, el primero. Queremos la rapidez, la inmediatez. La fotografía digital, las redes sociales y quizás la vorágine en la que nos hemos metido han hecho cambiar el concepto de fotoperiodismo. Nada es igual. Nos conformamos con la noticia, con la imagen, aunque sea de mala calidad. Lo que hoy es noticia, mañana es pasado y la semana que viene está olvidado. Las agencias buscan lo que vende. Nada más. ¿Precio? Lo más barato posible. Competencia, recursos, caídas de ventas, bla, bla, bla. La que ha caído, en este caso, pertenecía a una gran agencia, supuestamente con recursos, pero… ¿y los freelance? ¿quién protege a los freelance? Los medios de comunicación compran las fotografías de las agencias. Y lo mismo que nosotros no pensamos en los niños de Bangladesh cuando nos compramos una camiseta en Zara, los medios no piensan en quién obtuvo esa imagen, cómo la obtuvo, qué medios tenía, con qué seguridad contaba. No. Lo importante es el precio. No hay que olvidar que todo esto, en definitiva, es un negocio.

Ayer las redes sociales clamaban con la muerte de una fotoperiodista en Afganistán de la misma forma que hace un par de años lo hacían con Rémy Ochlik, en 2011 lo hacían con el doble asesinato de Chris Hondros y Tim Hetherington, lo han hecho con tantos otros y lo seguirán haciendo con los siguientes que caigan. Los blogs de carácter fotográfico, una vez más, tanto ayer como hoy y quizás mañana, nos haremos eco de la muerte de la fotoperiodista alemana. Hablaremos de lo injusto que es todo y el lunes ya nos centraremos en otros asuntos fotográficos. Los medios de comunicación parecido pero con la diferencia de que mañana las declaraciones y andanzas de los políticos habrán hecho que la noticia haya desaparecido de periódicos, radios e incluso probablemente de medios digitales. Las Agencias lamentarán su muerte, harán vídeos, algún que otro homenaje y quizás le hagan un pequeño hueco especial en su página web, que el morbo hay que aprovecharlo. Esta misma tarde volverán al juego de comprar lo más barato posible la fotografía a un freelance que se ha jugado la vida por conseguir la imagen o, si no encuentran lo que buscan, tirarán de redes sociales o fotogramas de vídeos de YouTube. Lo de entrar en el quid de la cuestión, eso ya, más adelante. Sobre los políticos y gobernantes sobran las palabras, que lo de entrar en materia no va con ellos.

Y para acabar con mi particular hipocresía, enlazo aquí el vídeo que ha hecho Associated Press con las maravillosas fotografías que hizo la fotoperiodista alemana asesinada ayer en Afghanistan.

Imagen de previsualización de YouTube

Que lo “disfruten”…

¿Y el nombre? ¿El nombre de la fotógrafa? No lo has puesto. ¿Y? ¿Acaso importa?

Publicado por

Muga

"Era un autor cuyas obras eran tan poco conocidas que casi eran confidenciales" (Stanley Walker)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>