… Festival Begiraphoto, II. Edición…

En esta época en la que los famosos tijeretazos amenazan con echar abajo proyectos o certámenes ya consolidados (ahí tenemos el ejemplo del Festival Periscopio de Vitoria que aunque parece ser que finalmente habrá una edición más en este 2012, puede verse gravemente perjudicado por la escasez de presupuesto), se agradece que pequeños gorpúsculos organizados tiren del carro a pesar de las adversidades y se propongan, contra viento y marea, seguir introduciendo la cultura, y más concretamente la fotografía, en esta anestesiada sociedad. En Septiembre, de la mano del colectivo Begihaundi y por último año con Frank Kalero como comisario, tendremos el certamen Getxophoto, el cual parece totalmente consolidado no solo en el ámbito de Euskadi sino a nivel estatal e incluso me atrevería a decir, internacional.

Antes de Getxophoto y por segundo año consecutivo el colectivo Kinua Argazki Elkartea ataca de nuevo con el Festival Begiraphoto de Durango. Sin duda, gran trabajo el que ha tenido que realizar este colectivo para conseguir que durante mes y medio, del 1 de junio al 15 de Julio, Durango (Bizkaia) se vea empapado de Fotografía con mayúsculas. Cinco exposiciones, un Taller impartido por el fotógrafo madrileño Óscar Molina, Proyecciones, Conferencias y un reseñable ambiente fotográfico inundarán la capital del Duranguesado. No ha tenido que ser fácil la búsqueda de patrocinadores y colaboradores en estos tiempos que corren, pero con trabajo, fe, ganas y buen hacer han vencido a los recortes, tijeretazos y falta de presupuesto. Zorionak.

Aunque en estos certámenes siempre suele haber gratas sorpresas entre las exposiciones programadas, a priori, entre todas ellas destaca “Ukraina pasport” del italiano Federico Clavarino. Este joven fotógrafo Turinés afincado en Madrid , nos acerca a un pais poco conocido mediante una serie de fotografías tomadas durante cuatro veranos, las cuales nos muestran “un juego entre realidad y representación, realidad e imaginación, entre reportaje social y político y algo más alegórico o metafórico”, según el propio autor. Hay que destacar que las fotografías que componen esta serie que se expone en el Festival fueron publicadas en 2011 en un original libro en forma de pasaporte: “Al principio no sabía que iba a hacer un libro. Empecé a pensar en ello a partir del segundo viaje. Me encontré en un puesto en la calle estas fundas para pasaporte y de ahí surgió la idea del libro. Compré varias fundas para hacer maquetas en casa. Pensé en la idea de frontera metafórica e histórica, en la presencia a lo largo de mis viajes por el este de Europa de todas esas fronteras… este formato me pareció muy interesante”.

“Estaba en Rumania haciendo fotos de otro proyecto que finalmente no vio la luz, y fui a Odessa a descansar y me atrapó. Creo que en este “otro sitio”, en el lugar al que viajas y no te pertenece, siempre encuentras algo que tiene que ver contigo. En Odessa vi mucha nostalgia, un lugar que estaba atrapado entre dos mundos: el pasado y el futuro, el Este y el Oeste, la niñez y la edad adulta”.

 

Photo Federico Clavarino

 

Photo Federico Clavarino
Photo Federico Clavarino
Photo Federico Clavarino
Photo Federico Clavarino

“En Ukraina Pasport la narración se abre con una persona saliendo del agua, y la última imagen es de una persona mirando al agua con una tristeza infinita, con una interrogación acerca del futuro. Para mí tiene que ver con esa juventud que está intentado salir de una situación para enfrentarse a otra, el pasado y el futuro. Ahí están los dos aspectos del trabajo, el documental y el alegórico-metafórico”.

 VIDEO CON LAS IMÁGENES DE “UKRAINA PASPORT”

…Michael Ackerman siempre es un buen regalo…

Se acercan las Navidades (entre ustedes y yo… las odio) y empiezan las dudas… ¿qué regalar? Esto no es la revista Telva ni la Cosmopolitan ni mucho menos la Men´s Health, por lo que pocas sugerencias de regalos para hombre o para mujer os podré dar. Eso sí, si a la persona que tiene que recibir su regalo le gusta la fotografía, le gusta la fotografía en blanco y negro y le gusta la fotografía en blanco y negro que la mayoría de gente tildaría de “rara”, entonces este es su sitio. Sí, lo se, es complicado encontrar a alguien con esas características, creo que somos muy pocos en el mundo, pero este es un blog de fotografía, tampoco espere milagros. En definitiva, que si tiene un caso perdido de esos, no desespere, el regalo ideal es el Libro “Half Life” de Michael Ackerman.

Yo, al menos, estoy pensando en autoregalármelo.

“Half Life” – Michael Ackerman

Introducción a cargo de Denis Kambouchner

30,5 x 20,7 cm

166 páginas (un tríptico, un quadriptich)

Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman
Photo Michael Ackerman

Y si este libro no le convence, tranquilidad, no se tire de los cuatro pelos que le quedan, siempre será mejor tirar de la siguiente página web: http://www.kowasa.com/. Y nada… que felices compras, y eso…

…con la “Pasionaria” en la maleta…

A estas alturas pocos serán los que no hayan oido hablar de la “maleta mexicana”. Ayer, precisamente, mientras nos entreteníamos con el once del once del once, se estrenaba en la cartelera (de no muchos lugares) la película realizada por la directora Trisha Ziff en la que se cuenta la historia de la maleta mexicana y se muestran sus fotografías, todo ello aderezado con narraciones de historiadores, fotógrafos y supervivientes de esa época.

Para quien no la conozca, así a bote pronto y sin ánimo de entrar en detalle, se trata de tres cajas de cartón que contenían 126 rollos de película, más de 4.500 fotografías, obtenidas por tres prestigiosos fotógrafos (Robert Capa, Gerda Taro y David “Chim” Seymour… y, sorprendentemente, un cuarto fotógrafo llamado Fred Stein) y que vagaron por el mundo hasta que, por fín en 2007, llegaron al International Center of Photography (ICP) de Nueva York. Películas que desaparecieron del estudio parisino de Capa y que contenían fotografías realizadas entre Mayo de 1936 y 1939, principalmente, de la Guerra Civil española. Así, entre las mismas, se pueden ver imágenes de los bombardeo de Madrid de finales de 1936 y de la batalla de Teruel de 1937 (Robert Capa), imágenes de la guerra en Segovia (Gerda Taro), así como algunas tomadas en Euskadi (David “Chim” Seymour). 

Pero a mi entender, una de las fotografías que es obligatorio destacar (y rescatar) de entre esas más de 4.500 fotografías es uno de los mejores retratos que se hicieron nunca de Dolores Ibarruri, “Pasionaria”. En esa maleta se encontraba la fotografía de esta gallartina revolucionaria, luchadora y trabajadora, realizada por David “Chim” Seymour. Hoy, que precisamente se cumplen veintidós años de su muerte, un doce noviembre de 1989 a los 93 años de edad, y con una crisis económica brutal, su lucha de entonces, sus reflexiones, siguen estando vigentes.

Dolores Ibarruri, "Pasionaria" (Photo David "Chim" Seymour)

¿Por qué tienen que ir unidas las palabras “revolución” y “guerra”? Hay que hacer la revolución porque es necesario cambiar las instituciones de los pueblos. No es posible mantener una situación donde una minoría pueda vivir a costa de la mayoría del país. Hay que cambiar eso, y hay que conseguir que los que trabajan sean quienes dominen y quienes dirijan, y no los que viven simplemente del trabajo de los otros. Y por eso luchamos.

 

Por cierto, estos días, la exposición de la “Maleta mexicana” se encuentra en Barcelona. En unos meses, se podrá disfrutar en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Muy cerca del pueblo natal de “La Pasionaria”, muy cerca de las minas en las que trabajaban aquellos mineros por los que esta vizcaína luchó y dejó su vida y su alma.

…Helmut Newton: SUMO…

 

Tal día como hoy del año 2004, un anciano de 83 años de edad que circulaba por Los Ángeles perdía el control de su Cadillac, se estrellaba contra un muro y fallecía. Respondía al nombre de Helmut Newton y podía considerarse como uno de los fotógrafos más controvertidos de la historia de la fotografía. Sus imágenes de mujeres con poca ropa fué tildada como provocadora, pornográfica y sadomasoquista por los más conservadores mientras que desde las filas feministas las críticas iban dirigidas, principalmente, al “sexismo” de su fotografía. Sus imágenes, no obstante, fueron rompedoras para la época.

Muchas de esas imágenes de mujeres fueron incluidas en el libro SUMO. Podría ser un libro más si no fuera por sus especiales características: 464 páginas y más de más de 35 kilogramos de peso que viene acompañado incluso de un expositor para poder exhibirlo en casa. Según la editorial, “publicado en una edición de 10.000 ejemplares firmados y numerados, SUMO se agotó a poco de salir a la venta y multiplicó enseguida su valor. Este fenómeno editorial mundial se exhibe hoy en numerosas colecciones importantes de todo el globo, incluyendo el Museo de Arte Moderno de Nueva York. El legendario primer ejemplar de SUMO, autografiado por más de 100 de los famosos que aparecen en el libro, también batió el récord del libro más caro publicado en el siglo XX, vendiéndose en una subasta en Berlín el 6 de abril de 2000 por 620.000 marcos alemanes, aproximadamente 430.000 dólares”.

 

 SUMO, revised by JUNE NEWTON

Helmut Newton
Hardcover, with bookholder, 26.7 x 37.4 cm (10.5 x 14.7 in.), 464 páginas 
 ISBN: 978-3-8365-1730-0

Edición plurilingüe: Alemán, Francés, Inglés

 

 

Continúa leyendo …Helmut Newton: SUMO…

…Ara Güler. Estambul…

ESTAMBUL. Ara Güler.

Editorial ANAYA.

Estambul es un vívido documento fotográfico de la vida cotidiana en la Capital Cultural de Turquía, entre 1940 y 1980. A través de la certera lente del galardonado Ara Güler, el «Ojo de Estambul», estas páginas reflejan la estética melancolía de la ciudad, a caballo entre tradición y modernidad. Las impactantes fotografías en blanco y negro de Estambul están prologadas por una evocadora introducción de Orhan Pamuk, el primer escritor turco galardonado con el Premio Nobel de Literatura. En su juventud, tanto escritor como fotógrafo ambicionaban dedicarse a la pintura. Ambos maestros pintan sendos y personales cuadros de su ciudad natal capturando, mediante la imagen y la palabra, el alma de Estambul.

Un gran fotógrafo y amante de la fotografía (d@vo: http://www.flickr.com/photos/30382242@N08/), me recomendó al autor de este genial libro: Ara Güler. Un fotógrafo sobre el cuál estamos obligados a hablar en un futuro en este blog. Y qué mejor forma que empezar a conocerle que recomendando este libro. Imprescindible para todos los que hayan disfrutado de la capital turca así como para aquellos que quieran descubrir otro punto de vista de la ciudad.