Anbulolatz y Azalegi en la selva de Irati

Es pensar en el otoño y lo primero que viene a la mente es pasear sobre una alfombra de hojas secas por uno de esos magníficos bosques teñidos de colores ocres. Qué mejor lugar para hacerlo que la Selva de Irati, el segundo bosque de hayas y abetos más extenso de Europa.

Para realizar esta ruta debemos entrar al parque por su parte occidental, siguiendo la carretera NA-2030 que sube por el valle de Amezkoa y pasa por Orbaizeta. Cuando dejamos atrás esta localidad debemos tomar la carretera que conduce al área de acogida de Arrazola (835 m), siguiendo las señales a la Selva de Irati y Embalse de Irabia. Dejamos nuestro vehículo en el aparcamiento pagando la cuota de 5 € para la conservación del parque. Desde este mismo lugar comienzan las rutas balizadas que vamos a seguir hoy: la SL-NA-50C Anbulolatz y la SL-NA-51C Azalegi y San Esteban.

Señal en el comienzo de la ruta / mugimendi
Señal en el comienzo de la ruta / Mugimendi

En esta primera parte del recorrido ambas rutas comparten trazado. El sendero discurre por el hayedo junto al arroyo Arrazola y paralelo a la pista de cemento que conduce a Irabia. No tiene pérdida, ya que sólo tendremos que estar atentos a las marcas blancas y verdes y seguirlas.

Por la ribera derecha del Arrazola / mugimendi
Por la ribera derecha del Arrazola / Mugimendi

Más adelante ganamos un poco de altura por la derecha del cauce hasta que llegamos al cruce señalizado donde debemos elegir si continuamos hacia Azalegi o giramos a Anbulolatz. Escogemos la segunda opción y ya volveremos luego a este cruce. Giramos a nuestra izquierda tal y como indica la señal y bajamos hasta la pista hormigonada, a la altura del abrevadero o fuente de Orionzilo. La cruzamos y encontramos otra señal que nos invita a continuar hacia Anbulolatz atravesando una pequeña pradera.

Señal a Anbulolatz junto a la pista / mugimendi
Señal a Anbulolatz junto a la pista / Mugimendi

Ahora caminamos por un estrecho y bonito sendero en el que ganamos metros entre bojes y hayas. En esta zona húmeda superaremos algún peldaño rocoso que otro mientras seguimos avanzando siguiendo las marcas y señales.

Bonito sendero en subida / mugimendi
Bonito sendero en subida / Mugimendi

Cuando dejamos de subir llegamos a unos pastos (1020 m) donde giramos hacia el Sur para volver a perder altura.

Señal al final de la subida y antes de los pastos / mugimendi
Señal al final de la subida y antes de los pastos / Ánima Creative Studio

En frente tenemos Azalegi, el siguiente objetivo. Salimos de esta zona desarbolada volviéndonos a introducir en el hayedo. Pasamos junto a la sima de Anbulolatz y bonitos ejemplares de hayas. De hecho, antes de llegar abajo no debemos pasar por alto el Haya de los Tres Brazos, un peculiar ejemplar declarado como Monumento Natural en 1991.

El paso del tiempo hace mella en algunas hayas / mugimendi
El paso del tiempo hace mella en algunas hayas / Mugimendi

Llegamos de nuevo a la pista, donde caminamos hacia el desvío Azalegi por el que habíamos pasado antes. Salimos del bosque ganando altura siguiendo un sendero que asciende en diagonal por la ladera. Delante a nuestra izquierda el Ezkanda y Mendizar nos vigilan mientras empezamos a sudar.

Subida hacia Azalegi / mugimendi
Subida hacia Azalegi / Mugimendi

Después de este primer tramo, la subida da un pequeño respiro al llegar a una amplia pradera. La atravesamos mientras la silueta del Ori (el primer dos mil occidental) comienza a aparecer en el Este.

Hacia el collado antes de la cima / mugimendi
Hacia el collado antes de la cima / Mugimendi

Llegamos a una pista que recorremos durante escasos metros hasta alcanzar una señalización cerca del collado. Seguimos la indicación por nuestra derecha hacia la cima a través del praderío. Nos enfrentamos a la última cuesta y en seguida coronamos Azalegi (1165 m).

Última rampa desde el collado / mugimendi
Última rampa desde el collado / Mugimendi

En la cima encontramos un pequeño túnel que data de la Guerra Civil. Ambas entradas están protegidas con una valla aunque se puede entrar a explorar. También merece la pena pararse un momento a disfrutar de las vistas al Ori, Valle de Belagua, Mendizar, Ezkanda, Mendilatz y Abodi.

Cima de Azalegi hacia el Sur / mugimendi
Cima de Azalegi hacia el Sur / Mugimendi

Ya sólo queda el descenso, que comenzamos siguiendo un marcado sendero que nos lleva hacia el bosque en dirección Suroeste.

Comienzo de la bajada / mugimendi
Comienzo de la bajada / Mugimendi

Alrededor de 500 m después pasamos junto a la ermita de San Esteban (1080 m), recostruida en los años 60 y abierta para visitarla o como refugio.

Ermita de San Esteban / mugimendi
Ermita de San Esteban / Mugimendi

Nos acercamos a la parte final del recorrido. Caminamos junto a la alambrada de nuestra derecha hasta salir a terreno abierto cruzando por el paso correspondiente.

Paso por alambrada antes del terreno abierto / mugimendi
Paso por alambrada antes del terreno abierto / Mugimendi

De nuevo a la sombra de altos árboles, continuamos hasta que encontramos una señal que nos invita a desviarnos a nuestra derecha.

Musgo / mugimendi
Musgo / Mugimendi

Ahora debemos perder altura rápidamente siguiendo un pronunciado descenso. Aquellos que no lleven el calzado adecuado es probable que acaben con el culo en el suelo en más de una ocasión debido a lo resbaladizo del terreno.

Detalles en el camino / mugimendi
Detalles en el camino / Mugimendi

Sin mayores problemas, llegamos al fondo del barranco junto a la regata.

Tramo común terminando la ruta / mugimendi
Tramo común terminando la ruta / Mugimendi

Caminamos hacia nuestra izquierda y tras cruzar un puente de madera llegamos al aparcamiento, cerrando esta circular otoñal.

Antes de abandonar esta zona podemos acercarnos a la Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta, continuando hacia Francia un par de kilómetros desde el cruce con la NA-2030.

Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta /
Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta / Ánima Creative Studio

Trackhttps://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20564343

Info: 8km, +400m, 3h, Fácil
Videotrack:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *