Como el chocolate…

foto: museosdeoficios.com

A la taza. Como el buen chocolate de toda la vida, así era una de las usuales formas de corte de pelo infantil en los pueblos. En la década de los cincuenta y sesenta hacía “furor”. El sistema era bien sencillo, se colocaba un tazón -de aquellos del desayuno- boca abajo, en la cabeza del sufrido receptor y se cortaban todos los pelos que quedaban fuera del perímetro exterior del tazón. Claro, con este sistema se aplicaba el único socialismo que se permitía entonces, “el socialismo peluqueril”, era evidente que todos los críos iban iguales, todos llevaban la misma tonsura monacal.

El corte, tenía sus cosas buenas, como la rapidez con que se ejecutaba, pero también las tenía malas, como dejar totalmente al descubierto las orejas. No sé por qué razón, pero en aquellas épocas los niños nacían con los pabellones auditivos bastante grandes y eso no es síntoma de que con la edad  no vayas a padecer sordera. En los pueblos, el tener las orejas al descubierto de esa forma tan estridente tenía su valor, si se ponían muy rojas es que hacía mucho calor y si les picaban es que hacía mucho frio y era el principio de los “sabañones”. Qué cosas… con verle por las mañanas las orejas al niño ya sabían el tiempo que hacía.

Una de las pocas variantes que sufrían los poseedores de la tonsura era los domingos para ir a misa, entonces les untaban la cabeza con “brillantina” y les quedaba el pelo duro como si llevasen un casco. Ni el mayor de los huracanes hubiese podido mover aquellos peinados.

La raya en medio, a un costado, el flequillo, etc. eran modas que fueron llegando poco a poco. La cresta de los punkis vino mucho después.

Agur

2 comentarios sobre “Como el chocolate…”

  1. Joe, no sé si se ha fijado, pero aunque ahora no se ponga tazón ninguno, la mayoría de hombres que pasan de los 65 tienen exacatamente el mismo corte de pelo. Igualico igualico. Es una cosa de llamar la atención.

    ¡Pero si hoy en día los peinados más originales son los de los calvos! Que sí, fíjese bien.

    Salud!

  2. siii, yo soy joven para la época que describe el articulo, pero vi fotos de mis familiares, e incluso cuando yo era chica todos mis amigos hombres tenían el corte, espero que sea el mismo, le decían corte hongito ja!

Los comentarios están cerrados.