A jugar……

foto: A.García

Los iturris. Que maravilla de tecnología aplicada. Gran proceso de fabricación. Se ponía el cromo en el fondo, se ajustaba un cristal tallándolo en la boca del león de las fuentes (que brutos) se rodeaba el borde interior del iturri con cera o masilla y ya estaba listo para jugar. Hay que ver como subía y bajaba el taco de cromos jugando a los iturris. Ahora ni eso, como las botellas son de rosca, no hay nada que hacer……

foto: A.García

foto: A.García

Con este juego algún nombre se te quedaba y eso estaba bien, por lo menos cuando “jugábamos” a piedras siempre podías decir “me han dado una pedrada en el parietal izquierdo” o “con el palo me han pegado en el homóplato derecho” no te quitaba el dolor, pero lo que fardabas, !!eh¡¡

Abriendo la memoria…..

foto: A.García

Cuantos sueños e ilusiones se habrán hecho rellenando esas casillas. Casi nunca tocaba, pero siempre había un amigo de una cuñada que tenía un primo que le había dicho que a su vez conocía a uno del pueblo que le habían tocado los catorce. Y la semana siguiente otra vez…..

foto: A.García

Para que luego digan que nuestra generación ha bebido mucho.  !!Toma ya¡¡ y que rico estaba….

foto: A.García

Los fabricantes de estos patines debían tener acciones en la fábrica de Mercromina….

En el baul…..

foto: A.García

No tenían pilas, ni lucecitas, ni música, pero que mas daba. Tenían lo más importante, hacer crecer la imaginación en los niños. Además se recogían a una velocidad de vertigo, al cajón y ya estaban listos para el dia siguiente. Mi favorito era Jerónimo montado a caballo, con aquella diadema de plumas enorme……

foto: A.García

Los recortables eran otro pasatiempo, los había de muñecas para las niñas y de casas y castillos para los niños.  Ya, ya sé que ahora sería motivo de desigualdad y discriminación, pero antes esra así,  que le vamos a hacer…

foto: A.García

Vamos, como la Travel de ahora y encima se creerán que han inventado “la pólvora”