Fantasía extraterrestre

Es noche cerrada. Apenas hay luna. La poca nieve que queda ilumina, como pinceladas sueltas, la casa de la ladera. La familia duerme plácidamente ajena a lo que sucede fuera. Hasta que empiezan los susurros. Al principio parece que son las hojas agitadas por el viento, pero no sopla. Los extraños ruidos parecen llegar de todas partes y Ainhoa y sus hijas empiezan a tener miedo. Por las ventanas oscuras se ven criaturas de otro mundo.

Más tarde, cuando amanezca, Nerea irá, como cada mañana, en su coche a recogerlas y no estarán en la casa, ni en el jardín, ni en ningún otro lugar de este planeta.

dos extraterrestres con dos naves en una campo con una casa

Si te ha gustado, te gustará

– Un OVNI sobre Jaizkibel

– Imágenes desde la Luna

– Mundo Saturno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*