22
Abr 17

ME RÍO HASTA DE JANEIRO O LA MAGIA DE LA RISOTERAPIA

Reír. Sonreír. Tener buen humor. Soltar una carcajada. Algo que parece muy sencillo, pero que no siempre sale tan fácilmente.

Desde hace un tiempo, tengo el honor de ayudar a unas personas maravillosas a vivir la vida con un poquito más de humor. Y lo mejor de todo es lo mucho que ellas me ayudan a mí también.

Los beneficios de la risa son conocidos, pues nos ayuda a mejorar física y emocionalmente: elimina el estrés, mejora la piel, disminuye la sensación de dolor, ayuda a respirar mejor y al sistema cardiovascular, fortalece la musculatura, mejora la autoestima, ayuda a superar la depresión… y así, casi hasta el infinito.

Pero la risoterapia no se limita a un rato de carcajadas (que las hay, y muchas). Cada sesión trabaja habilidades distintas, y aunque el sentido del humor es el hilo conductor, es probable que puedan surgir otras emociones. Para ello, se utilizan dinámicas enfocadas a trabajar temas tan importantes como la autoestima, la buena comunicación, la escucha activa o la asertividad entre muchos otros.

Y creedme. Engancha.

IMG-20170406-WA0013

 

¡Os voy a echar de menos!

(Millones de gracias a la Asociación Anderebide).


28
Dic 15

Pido perdón

Sí, hoy vengo a pedir perdón.

Perdón por no haber escuchado siempre que alguien lo haya necesitado.

Perdón por no haber sabido afrontar la verdad en ocasiones por miedo y cobardía.

Perdón por no haber hecho caso de quienes me han advertido de que el camino elegido no era el adecuado.

Perdón por haber fallado a quien no debía. Y a quien debía, también.

Perdón por haber hecho bien las cosas, pero sólo a veces.

Perdón por haberlas hecho mal, o muy mal.

Perdón por haber dado por supuesto lo que no era.

Perdón por mi mal genio, mis días malos y mis reproches.

Pero sobre todo, me quiero pedir perdón a mí misma por no haberme valorado lo suficiente, por haber dudado de mí y por haber obrado en consecuencia, perdiendo mi dignidad y mi autoestima.

Ahora toca ponerse las pilas, para que el año que viene no tenga que perdonarme otra vez 🙂


18
Dic 15

¿FELIZ? NAVIDAD

Parece mentira, pero el año ya está llegando a su fin. Y con él, llega también ese momento en el que todo se impregna de “espíritu navideño”: las calles con sus adornos, las televisiones con su programación especial, las tiendas con sus… Bueno, que las tiendas también se ponen de un navideño que da gloria, oiga.

Y por supuesto, también llegan las comilonas, las reuniones familiares y esa sensación de paz y amor con mayúsculas que hace que todo lo malo se olvide porque es Navidad. ¿Todo? No se crea usted.

Si bien es cierto que de niños disfrutamos cada segundo de estas fechas con sus luces, sus regalos y sus vacaciones, a medida que va pasando el tiempo, la perspectiva cambia. Ojo, que hay mucha gente adulta que disfruta, pero son unas fechas en las que la línea que separa la alegría de la tristeza es demasiado fina en ocasiones.

Esos reencuentros familiares que a veces son tan agradables, otras veces se convierten en fuente de conflictos, cuando no se da el caso de tener que pasar tan señaladas fechas en solitario.

Esas prisas para encontrar los regalos, hacer cenas a tutiplén o sacar el mantel de hilo que sólo ve la luz en Nochebuena.

Esa nostalgia que te entra pensando en los que faltan, y en cuánto los echas de menos. No es que el resto del año no te acuerdes, pero estos días escuece un poquito más.

Para todas esas personas que en Navidad no lo pasan tan bien, unos consejos:

– Daos un capricho todos los días, que haga que haya merecido la pena levantarse de la cama.

– Si necesitáis vuestro momento de melancolía, tomadlo, pero de 5 minutos y no más. El día es muy largo para malgastarlo pensando cosas negativas.

– Favoreced la buena comunicación en la familia, respetando y haciéndose respetar. Siempre es bueno mostrar una opinión, pero evitando el ataque personal.

– Si no os gustan los planes tradicionales, buscad alguno alternativo. No es necesario gastar mucho dinero, sólo pensar en lo que realmente nos apetece hacer.

– Proponeos propósitos de Año Nuevo, pero de los que se pueden cumplir. Estableced pequeñas metas, y marcad los avances en mayúsculas y negrita.

Dicho esto… FELIZ NAVIDAD A TODO EL MUNDO. ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!


21
Mar 13

Emotify

          Cuando entras en la página de Spotify, lo primero que lees es “Música para cada momento”. Y tienen razón. Cada situación, cada instante, cada experiencia, tiene (o debería tener, como en las películas) su propia banda sonora. Porque la música genera en nosotros sentimientos y emociones, y a la inversa, nuestro estado de ánimo nos pide determinadas canciones o estilos musicales, bien sea por el ritmo, porque nos sentimos identificados con la letra, o simplemente porque una canción en concreto nos recuerda algo.

          Por eso, pienso que la música puede ser una muy buena terapeuta a la hora de gestionar nuestras emociones. Porque nos anima cuando estamos tristes, nos relaja cuando estamos estresados, nos acompaña en los momentos íntimos, nos marca las vivencias felices y nos llena de añoranza recordando tiempos pasados.

          Pero ojo, también están esas canciones que no nos despegamos de la cabeza ni con agua caliente, o esas que hemos escuchado tantas veces que ya no las soportamos. Pero bueno, son daños colaterales, un mal menor.

          Me gustaría que, durante una semana, comprobarais de lo que os hablo. Prestad atención a las canciones que escucháis y al efecto que producen en vosotros. O por ejemplo, intentad pasar un sólo día sin escuchar una canción. Como decía un slogan de hace tiempo: “Sería terrible vivir sin música”.

PD: Por cierto… ¿Tenéis alguna canción especial? Se aceptan sugerencias 🙂


20
Mar 13

Astenia primaveral

          Por fin llega la primavera, y con ella (en teoría, al menos), más horas de sol y temperaturas más agradables. El color sale de los armarios a la calle, y parece que se cogen energías con más facilidad. Pero en el otro extremo, están los dos aspectos más negativos de esta época: las alergias derivadas del polen, y la denominada “astenia primaveral”. Sobre este segundo punto, oímos hablar mucho, pero quisiera aclarar de una manera sencilla de qué se trata.

          Se denomina astenia a un estado patológico de cansancio duradero. En el caso de la astenia primaveral, este cansancio aparece cuando nuestro organismo no es capaz de asimilar los cambios que se producen en nuestro entorno con el relevo estacional. Nuestro cerebro es muy sensible a los cambios climáticos y horarios, y cuando pasamos de un invierno duro a una primavera suave, hay personas que tienen dificultades para adptarse a dichos cambios. Bajan las defensas y se “revolucionan” las hormonas. En algunos casos, incluso pueden llegar a presentar cuadros depresivos.

          Al parecer, se da en mayor número en mujeres que en hombres, sobre todo entre los 20 y los 50 años de edad. Dentro de los diferentes grupos de población, las personas más vulnerables son aquellas que tienen estrés, problemas emocionales o psicológicos, dificultades para conciliar el sueño, desequilibrios hormonales o quienes no llevan una alimentación saludable.

           Los síntomas más habituales suelen ser cansancio y debilidad, dejadez, somnolencia e irritabilidad. También se puede notar un descenso en el apetito (tanto el gastronómico como el sexual). Sin embargo, todos ellos suelen desaparecer en cuanto el cuerpo se reajusta a los cambios externos.

          Para prevenir la aparición de la astenia, es recomendable seguir una buena dieta, respetar las horas de sueño, practicar ejercicio físico, estimular nuestro intelecto y tener una actitud vital y proactiva. Hay gente que se decanta por tomar vitaminas y suplementos, pero en este caso, actúan como un mero placebo, puesto que nuestro organismo se reajusta, como hemos comentado anteriormente, en un plazo de aproximadamente dos semanas.

 

 


14
Mar 13

Videojuegos y emociones

          A estas alturas, habrá poca gente que no haya oído hablar del lanzamiento de la PS4. El fenómeno de las consolas va en auge, y ya no son sólo para niños, como sucedía hace unos años. A día de hoy, el mercado de los videojuegos tiene un público más adulto, gracias a su amplia oferta y sus novedades cada vez más asombrosas. Sin embargo, al hablar de este tema, muchas veces salen a la palestra voces que alertan de los peligros del uso, o más bien, del abuso de estos juegos, teniendo en cuenta el contenido de algunos de ellos, o su capacidad adictiva.

          Pero hoy no me quiero centrar en adicciones, sino en los efectos positivos de los videojuegos. Porque al parecer, y según un estudio de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, los videojuegos no sólo no tienen por qué ser necesariamente nocivos, sino que pueden ayudar a mejorar el nivel emocional de los adultos.

          Y vosotros, ¿sois consumidores de videojuegos? ¿Estáis de acuerdo con lo que concluye esta investigación?


09
Mar 13

Cuestión de educación

Hoy os quiero enseñar un corto que me ha servido durante mucho tiempo para impartir talleres de Educación Afectivo-Sexual a alumnos de Primaria (y a sus padres). Aunque de una manera exagerada, nos hace reflexionar en clave de humor acerca de la importancia de una buena educación sexual. Espero que os guste.

http://www.youtube.com/watch?v=mtGXxszKXcA

09
Feb 13

Deja volar tu imaginación…

          ¿Quién no ha oído hablar de las fantasías sexuales? Es más… ¿quién no ha tenido una fantasía sexual? Es algo inevitable, y más si tenemos en cuenta que nuestro principal órgano sexual se encuentra precisamente en el cerebro, la fábrica de ideas. Si queremos definirlas de un modo más concreto, son representaciones que elaboramos mentalmente y cuyo principal contenido es de carácter sexual.

          Antes de nada, me gustaría romper una lanza en favor de estas fantasías, puesto que creo que tienen una mala fama que no se merecen. Muchas veces son consideradas como algo obsceno, sucio, algo que sólo cabe dentro de mentes pervertidas o adictas al sexo. Nada más lejos de la realidad. Tener fantasías sexuales no sólo no es malo, sino que es buenísimo. Con las fantasías activamos el deseo, la excitación y la imaginación, damos rienda suelta a nuestros instintos y nuestro disfrute. 

          Pero las fantasías también son buenas a nivel terapéutico. Muchas veces, cuando trabajamos con pacientes con falta de deseo, o con anorgasmia (imposibilidad de alcanzar el orgasmo) utilizamos las fantasías para que puedan ir avanzando en el tratamiento.

          Por otra parte, las fantasías no son sólo cosa de hombres, ¡para nada! Lo que sí es cierto es que hay diferencias entre las fantasías masculinas y las femeninas. Según varios estudios y libros, la fantasía masculina más recurrente es hacer un trío con dos mujeres, mientras que la de las mujeres es ser violadas. Por supuesto que en la vida real nadie quiere vivir esta situación, pero claro, si en tu mente te está “forzando”  (todo muy entre comillas) Brad Pitt…

          Porque claro, ésta es otra cuestión. ¿Las fantasías hay que cumplirlas siempre o se pueden quedar sólo en nuestra cabecita? Pues hombre, depende… Hay fantasías sencillas que se pueden poner en práctica como colofón, hay otras complicadas que no se pueden llevar a cabo, otras tantas que nos excitan como fantasía pero no nos ponen nada como hecho real… Por ejemplo, muchas personas heterosexuales tienen fantasías homosexuales que les resultan súper excitantes… pero que no se plantean convertir en realidad.

          Y… ¿hay que compartirlas con la pareja o nos las guardamos? Pues hombre, también depende. Habrá fantasías que le encanten a nuestra pareja, incluso para cumplirlas, y otras que no le gusten tanto. Aquí habría que tener en cuenta el grado de confianza, de celos y la capacidad de saber diferenciar entre fantasía y realidad. 

          Sea como sea, unos más, otros menos, todos hemos fantaseado en alguna ocasión, y como dice Sylvia de Béjar en su libro “Tu sexo es (aún) más tuyo” (súper recomendable, por cierto), nunca dejéis de erotizar vuestro pensamiento.

¿Hay alguna fantasía que os gustaría cumplir? ¿Alguna que os preocupe?

http://www.youtube.com/watch?v=kTQJ2QiK4QU

P.D.: Por cierto, un pequeño inciso por si pudiera haber algún malentendido con respecto al tema de las fantasías de violación en las mujeres. Lo que pretendo explicar con esto es que, en una fantasía, somos nosotros (nosotras en este caso) quienes controlamos lo que sucede, por lo que, aunque imaginemos una situación que en principio sería desagradable, la estamos controlando en todo momento, y decidimos qué queremos que pase y qué no. Nunca, nunca se puede comparar con una experiencia de abuso real.


07
Feb 13

La comunicación perversa

          Siempre que me preguntan sobre los pilares fundamentales para que una pareja funcione, me apresuro a decir que una de las cosas más importantes que hay que trabajar es la comunicación. Sin embargo, no toda comunicación es buena. Hoy os quiero hablar de la “comunicación perversa”, que bien podría llamarse también maltrato psicológico.

          El objetivo principal de la comunicación perversa es humillar a la otra persona en beneficio propio. Para ello, utiliza las siguientes tácticas:

– Cuando hablamos de comunicación, siempre pensamos en diálogo. Sin embargo, en este caso, la comunicación es unidireccional, es decir, el único que habla (muy fríamente) es el comunicador perverso, que no permite a la otra persona exponer sus opiniones o sus puntos de vista.

– Utiliza el sarcasmo, la burla y el desprecio para referirse a su pareja. Con este comportamiento, manifiesta una falta de respeto total por la otra persona. Muchas veces, este comportamiento oculta un gran sentimiento de inseguridad.

– Intenta desquiciar a su pareja creando malentendidos, manipulando y tergiversando las palabras. Tiene una gran capacidad para “darle la vuelta a la tortilla” y terminar convenciendo a su pareja de que siempre tiene razón.

– También intenta poner a su círculo más cercano en contra de su pareja. Para ello, no duda en humillarla en público, descalificarla y crear malentendidos si es necesario.

– Este tipo de comunicación no es exclusivo de hombres ni de mujeres, cualquier persona puede actuar así en un momento dado. A veces, es difícil identificar estos signos, pues consiguen ejercer tal poder sobre sus parejas, que terminan anulándolas.

¿Conocéis algún caso? ¿Os ha pasado a vosotros?

 


06
Feb 13

Al mal tiempo… ¿buena cara?

          En la zona en la que vivimos son muy frecuentes los cambios de tiempo y de temperatura. Tan pronto puedes estar sofocándote con un calor infernal, como rescatando el abrigo y la bufanda del armario (y todo esto en el transcurso de unas pocas horas, como estamos viendo estos días). Por eso, me pregunto si lo que supone un trastorno a nivel estético (ya no sabe una ni qué ropa ponerse) lo es también a nivel emocional.

          No creo que a nadie le resulten extrañas expresiones que se refieren a la alegría que da el buen tiempo, o lo poco animado que te encuentras cuando llueve. Sin embargo, parece ser que las condiciones meteorológicas no influyen tanto como pensábamos en nuestro humor.

          Ya son varios los estudios que rechazan esta hipótesis. El último de ellos se llevó a cabo en Alemania en 2008 (os dejo aquí el enlace, por si os interesa leerlo en profundidad: http://psycnet.apa.org/?fa=main.doiLanding&doi=10.1037/a0013497 ). En él, Jaap Denissen y su equipo se sirvieron de más de 1200 participantes para registrar sus emociones positivas y negativas en distintas épocas del año. Al analizar los resultados, se vio que no había una correspondencia significativa entre emociones positivas y buen tiempo, y viceversa.

          Sin embargo, hay muchas personas que sí aseguran manifestar estos cambios en su estado de ánimo en función del tiempo que haga. Por otra parte, de muchos es conocido (sobre todo a raíz de algún que otro “tuit” de esta misma semana) que la tasa de suicidios en los países nórdicos es bastante alta, cosa que se suele achacar a la falta de luz y/o al mal tiempo.
 

         ¿Creéis que realmente nos afectan las condiciones meteorológicas? ¿O nos dejamos influenciar por creencias culturales que así lo indican?

PD: Ana Rosa, con este tiempo, lo de tomarse una caña en una terraza va a estar complicado…