Pido perdón

Sí, hoy vengo a pedir perdón.

Perdón por no haber escuchado siempre que alguien lo haya necesitado.

Perdón por no haber sabido afrontar la verdad en ocasiones por miedo y cobardía.

Perdón por no haber hecho caso de quienes me han advertido de que el camino elegido no era el adecuado.

Perdón por haber fallado a quien no debía. Y a quien debía, también.

Perdón por haber hecho bien las cosas, pero sólo a veces.

Perdón por haberlas hecho mal, o muy mal.

Perdón por haber dado por supuesto lo que no era.

Perdón por mi mal genio, mis días malos y mis reproches.

Pero sobre todo, me quiero pedir perdón a mí misma por no haberme valorado lo suficiente, por haber dudado de mí y por haber obrado en consecuencia, perdiendo mi dignidad y mi autoestima.

Ahora toca ponerse las pilas, para que el año que viene no tenga que perdonarme otra vez 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *