Al final, le harán un hueco a Aznar.

valle1A algunos no nos pilla por sorpresa. Los cadáveres del genocida y general sublevado Francisco Franco y el de José Antonio Primo de Rivera seguirán enterrados en el Valle de los Caídos ocupando un lugar principal en la basílica. Entretanto, decenas de miles de milicianos republicanos y Gudaris enterrados sin identificación seguirán sepultados, apilados, en ese absurdo y extempóreo espacio.

Y es que no podía ser de otra manera si nos topamos por medio con El Tribunal Supremo, el mismo que echa por tierra una demanda que solicitaba que la basílica se convierta en un espacio de reconciliación. Si por mi fuera, sacaría los cuerpos de esos dos fascistas y que sus familias les diesen tierra dónde considerasen oportuno. Eso me da absulutamente igual. Me preocupa mucho más sacar los cuerpos de los más de 35.000 enterrados sin identificación. Prisioneros de guerra obligados a construir el mausoleo de su muerte. Gudaris y milicianos republicanos.

Una vez extraídos esos restos, realmente me trae sin cuidado lo que hacer con ese espacio: Un parque temático del horror, un secadero de jamones, dinamitarlo o, si alguien quiere (y lo paga, que nunca lo hará un Gobierno ni del PP ni del PSOE) un Centro de Interpretación Histórica sobre la dictadura franquista.

valle2El caso es que Tribunal Supremo desestima el recurso de los letrados Eduardo Ranz, Baltasar Garzón y Manuel Ollé en el que denunciaban que el Gobierno español había vulnerado sus derechos al optar por el silencio administrativo cuando le pidieron que el Valle se convirtiera en ese mencionado espacio de memoria y se trasladasen a otro lugar los cuerpos de Franco y Primo de Rivera. La decisión judicial supone que el Gobierno español no tenga que volver a pronunciarse. ¡¡¡ Viva el vino !!!

Esa decisión, políticamente medida, implica no remover el debate, aunque siempre queda abierta la inútil puerta del Tribunal Constitucional (otra Instancia político-judicial) y la del Tribunal de Estrasburgo (la única esperanza). Supongo que el principal argumento en esa Sede europea consistiría en subrayar y exponer que a 48 kms. de Berlín sería imposible un mausoleo dedicado a Hitler (con peregrinaje anual incluido) o, que a 48 kms. de Roma jamás existiría semejante aberración de mausoleo dedicado a Benito Musolini. No existe mayor manifestación de exaltación de la Guerra Civil y la dictadura ni mayor acto de naturaleza política exaltador que el hecho de reposar los restos de las víctimas, en la mayor fosa de España, alrededor de la sepultura del dictador, y la del fundador de la Falange, todas ellas sin identificar ni honrar su memoria. Son palabras de los letrados que presentaron el recurso a las cuales no les quito ni una coma.

Y, como no, al PP le ha dado ahora por justificar todo lo injustificable. De ésta manera, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando (uno de los jefazos madrileños de ediles bilbainos con fallidas pretensiones de quitar nombres de calles (como el “PirímanoEguiluz o “Frijolito Monroy), zanjó el asunto asegurando que le gusta que “los muertos descansen en paz”. Y en su habitual postura de graciosillo, prosiguió: “Esto de estar todo el día con los muertos de arriba para abajo supongo que será entretenimiento para algunos, pero a mí me gusta más pensar en los vivos que en los muertos”.

valle3Son esos los “tics” y el ADN del Partido Popular que vengo exponiendo desde hace mucho tiempo. Defendiendo la “herencia política” de un presidente-fundador (que fuera ministro franquista, y principal responsable de los asesinatos de Gasteiz en marzo de 1976), poco se puede esperar de una Formación que tiene en ese núcleo franquista a una parte de su potencial electorado. Por eso no existe una Le Pen en España.

Hay que ser cínicos para zanjar el asunto de El Valle de los Caídos diciendo que eso no es interés ya que “los problemas de los vivos son, especialmente, el desempleo”. Como se nota a quién no critica que Fraga Iribarne (lo de “Don Manuel” se lo dejo a los de Génova) se fuera “de rositas” y a quién dice que los muertos que descansen en paz y que no hay que remover nada. Evidentemente, no debe tener ningún familiar entre los más de 100.000 que “reposan” en las cunetas. Tampoco se nos escapa que es el portavoz de un partido que ha destinado CERO euros a Memoria Histórica a la vez que subvenciona a la Fundación Francisco Franco y a la pre-constitucional Órden de los Benedictinos que “custodian” (sólo) los restos de, por qué no decirlo, los padres intelectuales de AP, luego del actual Partido Popular.

N.B.: La expresión referida a un “hueco a Aznar” espero que sea dentro de muchos años, no vaya a ser que alguna Instancia Judicial o Fiscal aburridas (como absurdas, léanse las de la Audiencia Nacional) vea en éste post algún tipo de apología o cosas raras. Hay que andar con cuidado en las Redes Sociales en ese pretendido Estado de Derecho que apellidan a España, dónde tuitero, rapero o titiretero es un “ejercicio profesional” mucho más peligroso que el de ex-duque o el de hija de heredero de Franco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *