De los creadores de ‘Boikota’, de nuevo en sus pantallas… ‘Boikota’.

Sí, de los creadores de ‘Boikota’ llega a nuestras pantallas ‘Boikota’… de nuevo. Son así de originales. En resumidas cuentas, es el cuento de siempre en la Izquierda Abertzale.

Al parecer, el presidente de Sortu, Arnaldo Otegi dice rechazar el Tourist go home, tanto en lo concerniente a las actuaciones de las juventudes de las CUP en Catalunya (Arran), como de las programadas y llevadas a cabo por las juventudes de su partido en Euskadi (Ernai). Y no digo en Euzkadi no por no decir Euskal Herria sino porque tendría que incluir a Nafarroa y, con este Herrialde, a su capital, Iruñea… y como por todos es sabido, allí dónde la IA tiene responsabilidades de gobierno, no acostumbra a manifestarse. Un ejemplo son los Sanfermines sus encierros y corridas de toros.

Cuando Otegi dice rechazar algo siempre hay que esperar un pero a renglón seguido. En este caso acusa “al Partido Popular y a los medios de desear incidentes”. Una persona normal y corriente puede llegar a preguntarse cómo se puede rechazar algo y, a su vez, dotar de medios (económicos) para que las juventudes de su partido puedan comprar pinturas, sprays, lonas, plásticos… o encargar carteles, pasquines, folletos y pegatinas en una imprenta. O sea, crear incidentes. Igual Arnaldo es como Mariano y se dedica (solo) a hacer política pero desconoce los gastos de su partido.

¿Alguien podría llegar a creer que, por ejemplo, Andoni Ortuzar manifestara desconocer qué tipo de cartelería (convocando a una manifestación) hubiesen mandado a imprimir las juventudes de EAJ/PNV (EGI)? De igual manera, ¿alguien cree que Idoia Mendia desconociese que las Juventudes Socialistas (JSE-EGAZ) hubiesen encargado unos carteles a cargo del PSE-EE-PSOE convocando a una manifestación? ¿A que no? Pues eso.

No me cabe la menor duda a la hora de afirmar que la Izquierda Abertzale pueda ser adjetivada de oportunista. De hecho, y siendo objetivos, tampoco es que se pueda catalogar a Gasteiz como un núcleo de turismo descontrolado e insostenible. Con los datos en la mano, Bilbao y Donostia podrían ser focos de atención al acoger la mayor concentración por sus ofertas gastronómicas y culturales. En Araba, la ocupación media de las habitaciones durante 2016 quedó registrada en un 57% (la más baja de los tres territorios históricos y siete puntos por debajo de la media del conjunto de la CAV). Ello, a priori, no parecería ser una razón de peso para intentar sacar cabeza y convocar una manifestación en plenas fiestas de la Virgen Blanca, manifestación, por cierto, con un muy bajo seguimiento (por no llamarlo directamente ridículo) aunque, insisto, convocada y anunciada por las juventudes del partido de Otegi mediante pasquines y carteles de imprenta con un cargo contable que quizás a Arnaldo no le conste o desconozca. Lo dicho: como Rajoy.

Otra cosa bien distinta es que, al margen de la órbita de una Herriko, pretendan que la opinión pública comulgue con ruedas de molino. No es mi caso. Desconozco qué opinan las otras dos patas (minoritarias y, en la práctica, fagocitadas ) de la coalición EH-Bildu sobre el particular. No he visto una declaración de apoyo (o lo contrario) por parte de Alternatiba o de Eusko Alkartasuna.

Pero vamos a analizarlo con cierta perspectiva: De los creadores de Boikota llega a nuestras pantallas Boikota. Sí… de nuevo.

Algunos son así de originales. En realidad, no es nada nuevo ni tampoco tiene pinta de pasar a la historia ni tan siquiera como un hito anecdótico. Es, en resumidas cuentas, es el cuento de siempre en la Izquierda Abertzale y aledaños. Recuerdo cuando se convocó la primera manifestación en Bilbao a favor de boicotear los productos franceses y un histórico dirigente de la IA (entonces bajo las siglas Herri Batasuna) acudió a aquella convocatoria en un flamante Peugeot 505 recién comprado. Eso sí, se molestó en aparcarlo lejos de la calle Autonomía que era por dónde transcurrió dicha manifestación. Evidentemente, nadie de Ernai estaba ni tan siquiera en proyecto.

En cierta medida, suena a lo que hacen otros (la competencia política real de la Izquierda Abertzale), boicoteando a Coca-Cola mientras se toman una Coca-Cola. Bueno… una, no, dos (que en la kafeta del Senado son mucho más baratas. Y tampoco creo que sea algo extraño pedir un poco de coherencia: ¿Acaso nadie de la IA utiliza la autovía de Leitzaran? ¿Nadie de la Izquierda Abertzale se subirá jamás en el TAV? Se habrán percatado de que me estoy refiriendo al denominado Noísmo en estado puro. Ejemplos hay cientos a lo largo de la historia. Uno de actualidad podría ser su rechazo a la tauromaquia. Yo también soy antitaurino en Bilbao pero, a su vez, lo soy en Iruñea, en Tolosa o dónde haga falta. Por el contrario, las gentes de la IA y de su entorno sólo lo son dónde no gobiernan. Lo digo por experiencia: En una concentración antitaurina ante la Plaza de Vistalegre de Bilbao observé cómo reclutaban personal para ir en autobús a una concentración en Ampuero (Cantabria). Se me ocurrió preguntar a ver si iban a poner otro bus para ir a concentrase en Tolosa. La respuesta fue para enmarcar: “Lo de Tolosa es una tradición que ya la solventarán ellos”. Lógicamente, la Izquierda Abertzale ostentaba el Gobierno local en esa localidad.

Pero ahora toca el turismo. Nadie discute absolutamente nada acerca de su regularización y su ordenamiento tendente a la sostenibilidad y legalidad jurídica. Una mayoría parlamentaria aprobó ésos parámetros y, dentro de esa mayoría en el Legislativo de Gasteiz se encontraba EH-Bildu. No sé por qué todo ésto empieza a sonar a evidentes criterios no concordantes en el seno de la IA. De otra manera, no acaban de cuadrar posturas tan dispares.

No deja de ser curioso ya que, sin ir más lejos, hace un par de años, en Donostia, parecía ser justamente lo contrario: A la hora de hacer balance sobre su gestión en materia de turismo, el equipo de gobierno de EH-Bildu no tuvo reparos en sacar pecho para felicitarse por las buenas cifras alcanzadas. Conste que me pareció bien ya que lo que es bueno para Donostia es bueno para Gipuzkoa y, lógicamente, bueno para el resto de Euzkadi.

Pues nada… Seguirán con la “matraca” hasta el hastío. Y, sí, hay que hablar de Ernai ya que es esa Organización Juvenil la que firma pancartas y pintadas y convoca manifestaciones en Donostia (sin descartar que lo puedan hacer también en Bilbao). Y se ha de hablar al margen de lo que diga o deje de decir Otegi. Ya he analizado eso de llámame perro y échame pan. Traducido, vendría a ser algo así como “Voy a decir que sois malos pero decidme cuánta pasta necesitáis para pinturitas, carteles, pegatinas y pancartas”. No cuela.

Pero, mira por donde, los de una txozna anarquista, con lo de las “carnicerías vaticanas”, les han quitado todo el protagonismo. En fin… Serpientes de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *