¿Es “normal”?

¿Es normal que, en diciembre de 2017, tenga que convencer a un español que, como vasco, me sale caro ser español?

¿Es normal que a un vasco se le llame “insolidario” aún a costa de pagar la siesta y la fiesta a las Comunidades Autónomas del “Café para todos“?

¿Es normal que España tenga presos y exiliados políticos?

¿Es normal que un prelado de la Iglesia española diga que si no estoy por la “unidad de España” soy un mal cristiano?

¿Es normal que se tenga que pagar a España (Vía Cupo) por unas funciones que el Estado se atribuye y que no me interesan absolutamente nada?

¿Es normal que tenga que aportar el mantenimiento de una Jefatura de Estado (no electa) que tiende a seguir siendo heredada como una rémora del Franquismo en forma de eterno bucle?

¿Es normal que tenga que pagar con mis impuestos un Cupo para mantener la presencia en Euzkadi de la Guardia Civil ó a la Policía Nacional cuando los vascos nos dotamos en su día (y voluntariamente) de una Policía “integral” que se llama Ertzaintza?

¿Es normal que, tras la cacareada efeméride de los 39 años de Constitución, no se hayan transferido las estatutarias y constitucionalmente legitimas 36 competencias pendientes?

¿Es normal?

Yo no lo creo. Por éso no me siento español ni en el peor de mis sueños. España nos roba. También a l@s catalanes. Por éso, también, entiendo que no quieran saber nada de ésa banda de bandoleros, siesteros, fiesteros y pícaros.

Quede bien claro que hablo de un conjunto como Entidad política. Contra la inmensa mayoría de españolas y españoles no tengo nada en contra. A lo sumo, les compadezco.

4 comentarios sobre “¿Es “normal”?”

  1. Es tan cruel esta administración del bipartidismo gobernante que ha arruinado este estado, con deudas que generaciones aun por nacer deberán apechugar.
    Tenían la escusa de eta pero ya se les ha agotado el cuento. Ahora el asunto Catalán les echa el capote con la inapreciable ayuda de sus otros perversos intoxicadores irresponsables Psoe y C’s, para venderse cómo víctimas, sabiendo que son culpables..
    Lo importante para este tridente endemoniado españolista es flotar como sea en sus propias heces.

  2. Estoy de acuerdo!! Y añado!! Vergonzoso que hayan desvalijado España, y a los jubilados nos hayan subido un eu. La pesion durante tres años seguidos.

  3. Tampoco es normal que una persona en pleno siglo XXI siga tirando de estereotipo de inspiración sabiniana de “siesta” y “fiesta.

    Yo siempre digo que me sorprende muchísimo como en pleno siglo XXI hay tantas personas adultas y, entiendo, de clase media, con estudios, con una carrera, que algo habrán viajado, etc, etc, que mentalmente no han salido de su terruño, que no han conocido a personas de otras partes de España, que no tienen amigos en otras comunidades, que no ha trabajado fuera de su pueblo.

    Porque basta hacerlo para darse cuenta de la parida de lo de “siesta” y fiesta”. Yo he tenido la suerte de trabajar durante más de diez años en distintos lugares de españa; Madrid, Asturias, Málaga, Logroño…y…el 99% de mis compañeros de trabajo, que normalmente eran casi todos de esos sitios, no eran más de “siesta” y “fiesta” de lo que soy yo o de lo que son mis compañeros de trabajo vascos (los actuales). Gente formada, preparada, en algunos casos brillante, fiable, eficiente y honesta (el problema en España es que lo que aquí hace un trabajador…en otros países tiene a cinco o seis para hacerlo y, claro, el español no llega o llega pero de aquellas manera y encima quemau…y los ingleses o alemanes…llegan y llegan bien). O seré yo…que justo, justo, justo…he tenido la suerte de toparme con esas raras avis dentro de la morralla general española. No sé si incluyes en gentes de “siesta” y “fiesta” a los padres y madres y abuelos, etc, de cientos de miles de vascos actuales, a los que dieron todo lo que tienen, y que vinieron de otras partes de España a ayudar a construir lo que hoy es esta tierra. Parece que entre siesta y fiesta también sacaban algún ratito para trabajar en nuestras fábricas.

    España tiene gravísimos problemas estructurales que vienen de muy atrás y que le lastran de forma muy evidente. Pero, que estas alturas alguien siga tirando de discurso de siesta y fiesta me parece patético.

    No entiendo tampoco la necesidad de ofender sistemáticamente a la personas; señal inequívoca de que para tu desgracia, no has sido capaz de hacer amigos fuera de Euskadi (pues te estás perdiendo una cantidad de gente estupenda) porque, si los tuvieras, no hablarías así. Y si los tienes y hablas de ellos así…menuda joyita de amigo.

  4. No había leído el último párrafo porque me sientan tan mal los estereotipos (todos) y las ofensas gratuitas a las personas por ser de éste o aquel país, que había dejado de leer.
    Mis disculpas por no tener en cuenta el último matiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *