Siguen sin recordar.

El otro día conmemoramos la matanza de Durango en forma de bombardeo indiscriminado. Hace un par de semanas lo hicimos en relación a La Batalla de Matxitxako y, el próximo 26 de abril lo haremos con motivo del Bombardeo de Gernika.

No deja de sorprenderme como, en el año 1993 se plantó el embajador alemán en Gernika y, delante de supervivientes, familiares y público en general, no le tembló el pulso para pedir perdón en nombre de su Gobierno, por el hecho de haber participado en semejantes masacres contra civiles.

Este gesto ha sido recordado hoy por los gestores gernikeses y le han otorgado un premio de reconocimiento. Bien hecho. Con antelación, el Gobierno alemán ya lo había hecho de una forma genérica.

Hoy es el día en el que el Gobierno español (del signo que sea) no ha pedido perdón por nada. Ni el de UCD de Suárez, ni el de Calvo Sotelo; ni el socialista de Felipe González; ni el “popular” de Aznar, ni el -de nuevo- socialista de Zapatero ni (se prevé) el actual del Partido Popular que lidera Mariano Rajoy.

Ningún Gobierno del Estado español ha pedido ni disculpas ni mucho menos perdón por haber aniquilado a inocentes civiles. Eso sí, hemos conocido a esos Gobiernos españoles para los cuales la palabra “favorita” era eso de la condena.

Sigue habiendo víctimas no reconocidas, y tantas otras en cunetas. De esto nada quieren saber las autoridades españolas. De actos tan humildes como un simple “perdón” no toman ejemplo.

Otra cosa es que sólo hagan caso a las Autoridades alemanas cuando les vienen a pedir réditos de cuentas: ya sabemos quién manda en Europa y todos sabemos a las órdenes económicas de quién está el Sr. Rajoy.

Sólo le pediría una cosa: que también tome el ejemplo alemán a la hora de comportarse como una nación ejemplar. Y que tenga lo que se debe tener aunque “La Caverna” le ponga (más si cabe) “a parir”. Ya va siendo hora de un honesto “perdón” por parte del Gobierno español. Diría mucho en su favor.

Aunque ya sé que es “pedir peras al olmo”, que, al menos no sea porque se le vuelva a solicitar.

Enhorabuena a los premiados… Qué bonito!!!

Ya estoy de vuelta de Gelsenkirchen. Fue apoteósica la victoria del Athletic Club ante el Schalke 04 (premonitorio eso del 4). Y allí pasamos la jornada de huelga. Creamos un improvisado Batzoki al que le dotamos de la preceptiva ikurriña y conseguimos tomar “Kalimotxen”. Pero, a todo ésto ya dedicaré algún Post.

Tenía pendiente (tras estos días de “pira” por “cumple” y por la rojiblanca gira europea”) ampliar el anterior artículo referente a los enchufes más sonados en los escasos tres meses de la “Era Rajoy”. Conste dónde tenga que constar que fue él mismo quién hablaba de las bonanzas de una teórica “ley de Transparencia” justificándola -entre otras cosas- en que, con la misma, los ciudadanos podríamos saber quiénes son los “enchufados” de la Administración.

Lógicamente, con la publicación del borrador del citado Anteproyecto de Ley, nos dimos cuenta que está lleno de cuestiones más que sospechosas: A saber:

1.- La Casa Real queda fuera de la Ley de Transparencia. Sospechoso.
2.- Los plazos de respuesta son ridículamente letargados y, ello, sin contar con que se involuciona en materia de Derecho de la Administración contemplando la figura del “Silencio Administrativo”.
3.- Choca frontalmente con varios aspectos contemplados con la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal.
4.- En pura cuadratura del círculo, se pretende enmendar lo anterior otorgando la potestad al presunto cargo público interrogado (electo de designación) de permitir o no que la consulta puntual sea contestada al administrado. Hablando de manera más clara: Se pregunta sobre “Pepito” y es “Pepito” quién dice si esa información se ofrece o no se ofrece. Si en el plazo de un mes el ciudadano no recibe respuesta a su pregunta, se entiende que “Pepito” ha decidido no dar explicación alguna.

Como se ve… totalmente “transparente”. Y es esa -y no otra- la razón por la cual excluyen a la actual Jefatura del Estado de la citada Ley. Lógicamente, es una forma como otra cualquiera de no saturar los Registros de Entrada ante una más que previsible saturación de los mismo por otro más que previsible aluvión de preguntas referentes al monarca español y a su “trouppe” parental y cortesana.

Pero éstos Borbones ahí están (y pretenden seguir estando) por “la Gracia” de Dios o por la de un militar sublevado y golpista: Los políticos -en cambio y a diferencia de ellos- están o dejan de estar por “la Gracia” de una cajita que llaman urna.

Y los políticos (en éste caso, los que gobiernan actualmente en el Estado español) son los que justifican una supuesta Ley de Transparencia para que la gente quiénes están enchufados. Y ésto no lo digo yo; lo díjo el presidente Rajoy en Sede parlamentaria.

Evidentemente, todos se acogerán a la “trampilla” que les ofrece esa “Ley Escaparate”, por lo que vamos a ir dándo un significativo avance:

Relación de agraciados con empleo en las últimas semanas.

– Elisa Robles Fraga. Directora General del Centro para el DesarrolloTecnológico Industrial (CDTI), organismo dependiente de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. Sobrina de ManuelFraga Iribarne.

– Víctor Calvo Sotelo. Secretario de Estado de Telecomunicaciones. Hijo de Leopoldo Calvo Sotelo, ex Presidente del Gobierno.

– José Ramón Bujanda Sáenz. Presidente de SAECA empresa pública participada por la SEPI y el Ministerio de Agricultura. Cuñado deMiguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura.

– José Miguel Martínez. Presidente de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (SELAE) dependiente del Ministerio de Hacienda. Concuñado de Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda.

– Ángeles Alarcó Canosa. Presidenta y Consejera Delegada de Paradores Nacionales. Ex mujer de Rodrigo Rato, ex Vice Presidente del Gobierno y Presidente de Bankia.

– Ricardo Cospedal García. Llamado a ser Director de la Fundación Carolina. Hermano de María Dolores de Cospedal, Secretaria General del PP y Presidenta de Castilla La Mancha. La difusión de artículo como éste hizo que no tomase posesión del cargo por “no perjudicar a su hermana”.

– Ignacio López del Hierro. Propuesto como Consejero de Red Eléctrica. De igual manera que el anterior, tras hacerse pública la propuesta se ve obligado a renunciar. Es el marido de María Dolores de Cospedal.

– Rafael Rodríguez Ponga. Propuesto para Secretario General del Instituto Cervantes. Mientras tanto continua de Diputado. Hermano de María Flavia.

– María Flavia Rodríguez Ponga. Directora General de Seguros y Fondos de Pensiones. Hermana de Rafael Rodríguez Ponga.

– Alberto Nadal Belda. Vicesecretario de Asuntos Económicos, Laborales e Internacionales de la CEOE. Propuesto para ser Consejero de Red Eléctrica Española, que tras hacerse público se ve obligado a renunciar. Hermano de Alvaro Nadal Belda.

– Alvaro Nadal Belda. Director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno con rango de Secretario de Estado. Hermano de Alberto Nadal y casado con María Teresa Lizaranzu Perinat.

– María Teresa Lizaranzu Perinat. Directora General de Política eIndustrias Culturales y del Libro. Casada con Álvaro Nadal Belda.

– Rafael Catalá Polo. Secretario de Estado en Fomento. Hermano de Raquel Catalá Polo.

– Raquel Catalá Polo. Delegada Especial de la Agencia Tributaria en Madrid. Hermana de Rafael Catalá Polo.

– José Canal Muñoz. Secretario General Técnico del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Casado con Sonia Ramos Piñero.

– Sonia Ramos Piñeiro. Directora General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo. Casada con José Canal Polo.

– Carmen Gámir. Jefa de Prensa de la Secretaria de Estado de Presupuestos. Compañera sentimental de Alberto Feijóo, Presidente de la Xunta de Galicia.

– Marcelino Oreja Arburua. Nombrado Presidente de la Entidad Pública Empresarial Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE). Hijo de Marcelino Oreja Aguirre, ex diputado y ex Ministro de Asuntos Exteriores y primo de Jaime Mayor Oreja, ex ministro, miembro de la Junta Ejecutiva del Partido Popular y eurodiputado por dicha formación política (por cierto, en la lista “Top” de los más absentistas).

– Miguel Cardenal Carro. Presidente del Consejo Superior de Deportes. Hijo de Jesús Cardenal, ex Fiscal General del Estado con José María Aznar.

– Álvaro Ramírez de Haro y Aguirre. Asesor del Secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. Hijo de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid.

– María Zaplana Barceló. Asesora en la Secretaria de Estado de Turismo. Hija del ex ministro Eduardo Zaplana.

– Iván de la Rosa. Letrado en el Área Jurídica de Telefónica. Marido de Soraya Saénz de Santamaría. Vicepresidenta del Gobierno.

Y ello sin contar las “Víctimas profesionales” y sostenedoras de teorías conspirativas sobre el 11.M, enchufadas en la Comunidad de Madrid como Gotzone Mora o María San Gil, o a otra serie de enchufadas como la hermana del difunto Miguel Ángel Blanco Garrido (Concejal del PP asesinado por ETA), que es parlamentaria vasca y la pobre (y con afecto lo digo) “no sabe ni hacer la `o´ con un canuto”… pero hay medran, se reproducen y pretenden perpetuarse con un sólo punto programático (en la actualidad, afortunadamente, “demodé”): ETA=Batasuna.

Pero, en efecto, ésta saga de “profesionales” merecen un capítulo aparte. Les será dedicado, faltaría más.

Ley de Transparecia a 220v.

Como idea no era mala pero ya sabemos de qué versa el anteproyecto de Ley sobre la Transparencia. De entrada, la Casa Real no es considerada Administración Pública. Curioso esto de que la Jefatura del Estado se considere cualquier otra cosa pero, ¿de quién cobra? Pues de la Administración pública que es la que administra nuestro Erario: Así que, técnicamente, lo es. Que PP y PSOE intenten seguir blindando a semejante “truppe! es una cosa totalmente distínta.


Si no le afecta la “Ley de Transparecia” que no cobren del Estado. Por sugerir, se podría proponer que sacasen unas huchas a la calle para hacer una cuestación pública similar a la del “Día de la banderita”. Me encantaría saber el importe de la recaudación en esas huchas. Ahí veríamos ese “afecto” que el Pueblo dispensa al “campechano” y a su séquito cortesano y demás familia.

Otra fórmula para evaluar la “simpatía” del “pueblo llano” hacia la familia real pasaría por imprimir una casilla en los impresos de la Declaración del IRPF similar a la que consiguió esa Curia tan influyente en un Estado presuntamente aconfesional (tal y como “reza” su Ley de leyes). Veríamos también con cuántos “voluntarios” podrían contar en Zarzuela.

Volviendo a cuestiones técnicas y no estrictamente políticas (como el “secuestro” de los Presupuestos Generales del estado por parte de Rajoy para que andaluces y asturianos no supieran de recortes antes de pasar por unas urnas, que de nada le ha servido al inquilino de La Moncloa), lo que quieren hacer Ley tiene muchos “fallos”: Su articulado, de forma parcial, choca frontalmente contra la Ley de Protección de datos de Carácter Personal. Otro “pero” son los plazos. Y el “gran pero” es que volvemos a las andadas e involuciona al nada “transparente” concepto de Silencio Administrativo.

A todo ello, hay que sumar que hay diputados que aún no han presentado sus cuentas. Pero esto parece no tener relevancia para Mariano Rajoy quién, para defender el texto legal inicial, habla directamente de “enchufes”, pero claro, de “otros” enchufes. Y lo hízo desde Oviedo ignorando precisamente de los “enchufes asturianos”; sin ir más lejos, los famosos de Ribadesella.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya, es la que gestiona el encaje de esta Ley con los diferentes Ministerios a los que compete. La misma Soraya que es esposa del recién colocado en Telefónica, la misma empresa dónde Urdangarin percibe 1,4 millones de euros al año, dónde trabaja la esposa de Mariano Rajoy (actualmente en excedencia), Zaplana o la mujer de Eduardo Madina. Soy consciente de que se trata de una empresa privada pero antes no lo fue y esos “tics” han perdurado.

Y, además del hermano del asesor económico de Rajoy (Nadal), el cuñado del ministro Arias cañete, el hermano de Aznar, etc… parece que sólo le han hecho pagar el pato a la familia Cospedal: Su marido tuvo que renunciar a uno de estos puestos “trifásicos” y su cuñado (hermano de la número dos del PP) no se mantiene al frente de la pública Fundación Carolina. pero no pasa nada, ya está un anterior asesor de Aznar (y hasta la fecha consejero a propuesta del PP en el Consejo de Administración de RTVE) para cubrir tan “relevante” puesto por asignación “dedocrática”, de esos en los que nada se hace por cobrar mucho en una Fundación que existe por la misma lógica que existe el agua.

En definitiva: Cosas de “La Caverna” o de lo que se quiera, pero, de “transparencia” nada de nada.

Los racimos de Morenés.

Esta es la silla del despacho de Pedro Morenés. Ministro de Defensa, fue consejero de la empresa de fabricación de armamento Instalaza entre 2005 y 2007. Después ocupó el puesto de representante hasta el 4 de octubre de 2011, según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil. Instalaza fabricaba bombas de racimo.

El 31 de octubre de 2011, el diario Cinco Días reveló que Instalaza había decidido recurrir a los tribunales para pedir que el Gobierno le indemnizara con 40 millones de euros en concepto de desagravio por la prohibición del uso, almacenamiento y fabricación de las bombas de racimo en España como consecuencia de la firma del Tratado de Dublín.

Sin embargo, esta empresa ya había anunciado en mayo de 2011, cuando Morenés era su representante, que pediría una compensación económica al Ejecutivo en concepto de “daño emergente y lucro cesante”.

Hoy sabemos que Instalaza venderá la deuda a una tercera empresa que a su vez la revenderá y finalmente el Ministro pagará diciendo que no es su empresa la que cobra. El dinero saldrá de los impuestos de todos, naturalmente. Nuestro dinero pagando bombas que mutilan a niños. Porque las submuniciones esparcidas por las bombas fabricadas por Morenés tienen un rango de fallo de entre el 5% y 30%, por lo que pueden quedar bombas enterradas sin explotar siendo peligrosas tiempo después de terminada la guerra.

Y lo son, especialmente para los niños, por sus formas llamativas, como pelotitas de tenis o latas de refrescos. Porque es así como las camufla la empresa del Ministro.

¿De verdad no había en todo el país otra persona que pudiera ser Ministro de Defensa? La verdad es que es como para vomitar…