La espátula común es una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas

Espátula 1. bajaEs un ave acuática asociada a los humedales y que, por su sensibilidad ante la contaminación, está considerada como una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas, siendo un auténtico testigo de la influencia negativa que ciertas prácticas humanas generan sobre el medio natural. De hecho, para conservacionistas, responsables de gestión de humedales, científicos y ornitólogos, esta especie es todo un símbolo de la protección de los humedales.

Espátula 4

Es inconfundible por su pico en forma de espátula, y por ser una de las zancudas de mayor tamaño. La península Ibérica alberga a algunas de las colonias más importantes de Europa, sirviéndoles también como escala en los largos pasos migratorios entre África y Europa. En el País Vasco, la reserva de la Biosfera de Urdaibai y el humedal de Salburua, en Vitoria-Gasteiz, son dos de los enclaves que utiliza esta gran zancuda con el fin de tomarse un descanso en su largo viaje.

Espatula 2, baja

La espátula común usa su aplanado pico para obtener su alimentación en el agua, que por lo general consiste de pequeños peces, crustáceos e insectos acuáticos. Atrapan estos animalitos con el pico parcialmente abierto mientras lo mueven de un lado a otro. Tan pronto detectan que han atrapado alguna presa dentro de su pico lo cierran para ingerirlo.

Es un encanto poder disfrutar de la observación de aves tan curiosos como la espátula común.

Observación aves. Salburua

Espátula común. Plateinae. Mokozabala.

Fotos sacadas en el humedal de Salburua (Vitoria-Gasteiz). 01.10. 2016.

 

 

La perdiz roja silvestre agoniza

Perdiz 1. baja

Son varias las causas del declive de la perdiz silvestre, perdiz roja o también llamada patirroja, que se extingue. Así, la “muerte” del hábitat por la intensificación de la agricultura, que comenzó antes de la llegada y aplicación de la PAC (años ochenta), ha sido crucial. También los venenos agrícolas que se han ido desparramando por nuestros campos, a través de herbicidas, semillas blindadas, fitosanitarios, etc., que son una amenaza para nuestra salud y la fauna silvestre, entre ellas las perdices. No obstante, no debemos de olvidar también el impacto de la depredación y la “sobrecaza”, que ha existido. Todo ecosistema tiene una capacidad máxima de carga en lo que a una especie se refiere; pero también una capacidad de descarga: el punto de no-retorno.

Otro problema que también tiene que ver con la regresión poblacional de esta especie es el de los miles de perdices criadas en granjas que son soltadas en cotos de caza. En muchos casos, además, son perdices híbridas producto de apareamientos con ejemplares de otros países que son “más mansos y domesticables”.

Perdiz 3, baja

En el País Vasco, desde hace muchísimo tiempo, la perdiz autóctona roja ha estado limitada al territorio de Álava ya que es un ave que siente predilección por los terrenos de cultivo de secano, seguidos por superficies en las que los restos de bosque alternan con el cereal. Pero el paisaje agrícola ha cambiado. Las concentraciones parcelarias se han simplificado, se eliminan las zonas de matorrales y setos que no son productivas y la patirroja no encuentra su hábitat natural. De ahí, que la perdiz autóctona roja agoniza y su regresión poblacional es evidente.

Las fotos de perdiz roja autóctonas han sido sacadas en Lomas de Campos, provincia de Palencia en octubre de 2016.

Perdiz 2, baja

Perdiz roja. Alectoris rufa. Eperra gorria.

 

El mastín español, el perro guardián de los rebaños ibéricos

Madtín 2

Se trata del formidable perro guardián de los rebaños ibéricos, con los que los ganaderos han conseguido en algunas zonas una mejor garantía para algunos usos humanos, como el pastoreo extensivo. Un auténtico privilegio para nuestros montes. En las fotos, se pueden ver a mastines españoles. En una de ellas, los mastines aparecen con un ciervo que ha muerto por las intensas nevadas y la falta de alimento.

Mastin 7

Existen muchas razas de mastines. Aquí cito algunas. Mastín del Alentejo: El color es negro, gris-lobo, leonado o amarillo a menudo combinado con blanco, manchado, rayado o atigrado. Mastín del Pirineo: Blanco y con máscara bien definida. En ocasiones presenta manchas del mismo color que la máscara por todo el cuerpo. Mastín Español: Puede presentar cualquier color, pero se prefieren las tonalidades uniformes de los siguientes colores: amarillo, leonado, rojo, negro, lobo y cervato. Mastín Napolitano: Se prefieren los colores grises, gris plomizo, y negro. Aun cuando la Federación Cinológica Internacional (FCI) acepta los colores pardo, rojizo y rojizo oscuro (cervato). Mastín de Nápoles: Es igual que el Mastín Napolitano.

Dos mastines con un ciervo muerto 3

Las fotos están sacadas en la Montaña palentina, en enero de 2016.

Más Información. https://es.wikipedia.org/wiki/Mastin_español

El Petirrojo es uno de los más pájaros más fácilmente distinguible

Petirrojo. Peñacerrada. Febrero 2017

Es uno de los pájaros más populares y más fácilmente reconocibles, al que se distingue por su llamativa mancha anaranjada en el pecho, la garganta y la cara.

El petirrojo es un pájaro atrevido y muy sociable que acostumbra a salir del bosque y plantarse a mitad de un camino para ver quién llega a su territorio, emitiendo su característica voz de alerta: un chip-chip metálico y seco. Su canto es un gorjeo musical, parecido al del ruiseñor.

Petirrojo 3. Peñacerrada

Las fotos están sacadas en febrero de 2017 en Peñacerrada (Alava).

Petirrojo 2

Petirrojo europeo. Erithacus rubecula. Txantxangorria.

El Complejo Lagunar de Laguardia, un paraíso ornitológico al lado de las montañas

Laguardia

Panorámica del Complejo Lagunar de Laguardia

Este Biotopo Protegido se encuentra en pleno corazón de Rioja Alavesa, en las proximidades del precioso pueblo de Laguardia.

Cigueñuela común.baja
Cigueñuela común. 

A las lagunas se accede con facilidad desde Laguardia tomando la carretera principal, dirección Logroño, y a través de varios caminos rurales, que se adentran por los viñedos. Este complejo lagunar, que engloba cuatro pequeños humedales, fue declarado “biotopo protegido” por su singularidad, y nos daremos cuenta de ello cuando en verano nos acerquemos a las lagunas de Carravalseca, Carralogroño y Musco. Lo que encontramos son unas depresiones secas, lisas y blancas, por la costra de sal que se forma en la superficie cuando se evapora el agua acumulada en la estación húmeda. Y es que se trata de “cubetas endorreicas”, sin comunicación hidrológica con ríos o arroyos, que sólo reciben agua de lluvia y de escorrentía de los cerros próximos, y que no tienen salida. Se inundan en la época de lluvias y pierden el agua por evaporación, dejando sobre la superficie la sal disuelta en el agua. También se incluye la balsa del Prao de la Paul, si bien este humedal es de origen artificial y su funcionamiento es absolutamente diferente. Se trata de un pequeño embalse, con agua represada procedente de un arroyo.

Cormoran grande
Cormorán grande. Phalacrocorax carbo. Ubarroi handia. Febrero 2017.

De entre las lagunas endorreicas, la mayor de la Península se encuentra en Gallocanta. También son muy interesantes la Lagunas de Villafafila, en Zamora, aunque estas tienen un carácter semiendorreico.

Garza imperial
Garza imperial. Ardea purpurea. Koartza gorria. Abril 2017.

El complejo lagunar de Laguardia es extraordinariamente interesante, tanto desde el punto de vista geológico como por la flora y fauna peculiar que acoge. Además, de los viñedos que se encuentran a su alrededor.

Martinete común, baja
Martinete común. Nycticorax nycticorax. Abril 2017.

Viñedos 2. baja

¿Que pasa con las energías renovables?

Campo solar 1 baja

El Gobierno español ha perdido el primer arbitraje internacional presentado por el Fondo Eiser Infrastructure Limite contra el cambio regulatorio de 2010 que redujo la retribución garantizada en las energías renovables. La sentencia de la Corte Internacional de Arreglo de Diferencias del Banco Mundial establece que el Gobierno “privó de un trato justo” a los demandantes, propietarios de tres plantas termosolares, y condena al Estado Español al pago de 128 millones más intereses.

Pero, además, el fallo de este organismo internacional, que fue dado a conocer el pasado 4 de mayo, puede ser el primero de la treintena de demandas internacionales interpuestas contra el gobierno español por el recorte que aplicó al precio del kilovatio hora producido en instalaciones renovables. Si el resto de laudos van en la misma dirección, el Estado Español, es decir, la ciudadanía contribuyente, podría enfrentarse a indemnizaciones millonarias.

Sin duda, la resolución pone en primer plano la nefasta política energética de los diferentes gobiernos españoles, antes con el PSOE, ahora con el PP, con la excusa de acabar con el déficit de la tarifa, que ha ocasionado, que miles de ciudadanos y ciudadanas perdieran sus ahorros destinados a la generación de energías renovables, así como un auténtico hachazo en forma de paralización de las energías renovables, y en función de ello un aumento de los gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

Concretamente, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), los gases de efecto invernadero han vuelto a aumentar desde 2013, tras los peores años de crisis económica, a diferencia de la tendencia observada en la UE.

Pero vayamos por partes. En primer lugar, diré que mi postura ante las energías renovables es totalmente positiva, entre otras cuestiones, porque son fuentes inagotables que se renuevan constantemente, tienen un menor impacto sobre el medio ambiente que los combustibles fósiles o la energía nuclear, contribuyen a la lucha contra el cambio climático, y a crear un modelo de producción eléctrica descentralizada.

Haciendo brevemente un recorrido de lo que ha sucedido con las renovables en el Estado Español, nos deberíamos remontar al año 2007, cuando el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero creó un sistema que garantizaba el cobro de una retribución mediante fuentes renovables. Esta retribución era variable en función del tipo de tecnología (eólica, fotovoltaica, etc.) y en función del tamaño de la instalación. De esta manera, miles de ciudadanos y ciudadanas empujados por la retribución planteada y también como forma de ayuda al medio ambiente, invirtieron en la generación de energías renovables. Alrededor de unas 55.000 familias se sumaron a esta propuesta, entre ellas unas cuantas vascas, para luego arruinarse prácticamente.

Porque, con el paso de los tiempos, los sucesivos gobiernos españoles adoptaron recortes retroactivos a esta fuente energética. Así, en 2010, el Gobierno del PSOE dictó fuertes recortes a la retribución de la eólica, fotovoltaica y termosolar mediante el establecimiento de un número máximo de horas de producción retribuida al año, fijado muy por debajo de las horas reales de producción anual. Desde enero de 2012, ya con el Gobierno de Mariano Rajoy, las nuevas instalaciones no recibirían ni un céntimo de retribución por parte del sistema eléctrico. Pero, la cosa va todavía va a más, y en 2013, el Gobierno del PP lanza una reforma eléctrica que recorta otros 1700 millones de euros la retribución a las renovables que supone el hachazo definitivo para muchos productores.

Pero las resoluciones judiciales españolas no valen para los inversores extranjeros, y ello ha motivado que se hayan producido una treintena de reclamaciones ante los tribunales internacionales, con muchas posibilidades de prosperar, como ha ocurrido con la primera de ellas.

Debido a ello, el Estado Español lleva cinco años en medio de un parón de las renovables, cuando hace una década era líder mundial. Sin duda, y también hay que decirlo, el Estado Español sufrió una enorme indigestión, mezcla de varios ingredientes: una gran instalación de renovables en un periodo en el que la tecnología no estaba madura y requería de grandes ayudas públicas, que se diseñaron mal; una crisis que redujo drásticamente la demanda de electricidad; y un sistema sobre capacitado -hay mucha más potencia instalada de lo que se demanda- basado en costosas centrales e instalaciones de combustibles fósiles.

Sin duda, una revolución limpia recorre todo el mundo, aunque como hemos podido ver, no todo. Las principales potencias han abrazado las tecnologías renovables para generar electricidad empujadas por la caída de sus costes. Entre 2013 y 2015, la potencia eólica instalada creció más de un 20% en Europa, un 36% en Asia y un 24% en Norteamérica. Mientras, el Estado Español, miraba para otro lado; en ese mismo periodo aquí creció un 0,07%. En ese mismo período, la potencia solar fotovoltaica aumentó más de un 15% en Europa, un 58% en Asia y un 52% en Norteamérica. El Estado Español, el “paraíso” del sol, en ese periodo la solar conectada a la red eléctrica creció solo un 0,3%.

Parque eólico 1 baja

El Estado Español tiene un potencial de generación de energía eléctrica a través de una irradiación solar impresionante y, sin duda, de los más altos de Europa. A pesar de que haya diferencias en cuanto al potencial solar entre la mayor parte del territorio peninsular y la Cornisa Cantábrica y Galicia, cabe decir que en Euskadi disponemos de un 15% más de potencial solar que Alemania, uno de los países líderes en su aprovechamiento de la Unión Europea.

Las consecuencias de la desastrosa reforma energética que ha provocado que el Estado Español sea uno de los estados que más demandas de arbitraje internacional tiene abiertas, todas ellas a causa de los recortes en el campo de las energías renovables, deben de llevar a la necesidad imperiosa de adoptar una nueva política energética alternativa que conduzca a un sistema eficiente, descentralizado y 100% renovable, que permita un serio y sustancial avance en la lucha contra el cambio climático. Y, es que como sigamos así, y no haya un cambio radical, va a ser complicado que el Estado español cumpla con el objetivo de alcanzar el 20% de energías renovables en 2020, al que está obligado por la Unión Europea.

Finalmente, no nos podemos olvidar de otra de las consecuencias económicas y sociales importantes, además de otras que se han comentado anteriormente, y es que el estado lleva gastados entre 9 y 12 millones de euros para defenderse de los litigios internacionales en los que se ha metido que serán pagados por la ciudadanía, pero, además, tendrá que indemnizar a los fondos internacionales que se han visto afectados por las medidas retroactivas. Es decir, retirar las inversiones en renovables, ha supuesto que el sector de las energías renovables haya podido contribuir a frenar en parte la crisis económica y crear empleo.

El rebeco cantábrico es una especie de alta montaña que desaparició del País Vasco hacia 1800

rebeco cantábrico 4

Una pareja de rebecos cantábricos en la Montaña Palentina

El rebeco (Rupicapra pyrenaica) es un ungulado de la familia de los bóvidos, grupo que en el Estado Español incluye sólo otras tres especies: el muflón, la cabra montesa y el arruí. El rebeco es una especie sin detractores y con buena reputación, pues apenas afecta a la agricultura y a la ganadería, y es una especie representativa de los ecosistemas de alta montaña. En la población ibérica de rebecos, actualmente se consideran dos subespecies: la pirenaica (R. pyrenaica pyrenaica) y la cantábrica (R. pyrenaica parva). El rebeco pirenaico, también llamado sarrio es de mayor tamaño, cuernos más gruesos y largos, tonalidad estival amarillenta e invernal gris oscura. El rebeco cantábrico es de menor tamaño, apenas 75 cm de altura a la cruz y 20 a 35 kg de peso, tonalidad rojiza en verano y gris pálida en invierno. El rebeco de la cordillera Cantábrica -Rupricapra pyrenaica parva-, es la subespecie que presenta la menor talla entre todos los rebecos del mundo. Ha estado presente en toda la cornisa cantábrica durante miles de años, ya que aparece representado en el Cuaternario, en cuevas como la de Tito Bustillo o Balmori.

rebeco cantábrico. baja

Varios rebecos en la Montaña Palentina 

Según la información publicada por el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), “hacia 1800 la especie ya había desaparecido de la parte cantábrica del País Vasco (Real Academia de la Historia, 1802), posiblemente debido al efecto de la caza incontrolada en una orografía menos agreste que en otras zonas cantábricas donde el rebeco podía escapar más fácilmente de la caza continuada”.

En lo que respecta a Navarra y en relación al rebeco pirenaico o sarrio, esta comunidad representa actualmente el límite occidental del área de distribución de la subespecie. La zona ocupada por la mayor parte de los sarrios en Navarra está protegida bajo el amparo de tres espacios naturales: la Reserva Natural de Larra-Belagoa, la Reserva Integral de Ukerdi y la Reserva Integral de Aztaparreta.

Sarrios en Pirineo navarro

 Un sarrio en el Pirineo navarro

Zorzales: sus particulares cantos han merecido frecuentes alusiones poéticas.

Zorzal común,baja

Zorzal común. Turdus philomelos. Birigarro arrunta. Peñacerrada (Alava). 19.03.17

Los zorzales pertenecen a la gran familia de los túrdidos (Turdidade) y son unas aves paseriformes de distribución casi mundial. Sus poblaciones han disminuido en algunas partes de Europa, debido a la presión cinegética existente sobre ellos, de sus muchos depredadores, de los venenos que se vierten en nuestros campos, y, en un futuro no lejano por el cambio climático.

Existen cuatro especies de zorzales, entre ellos el zorzal común (Turdus fhilomelos), llamado malviz, que comienzan a entrar en septiembre en el País Vasco. Si bien es cierto que el coche escoba de la migración de zorzales corre a cargo del más pequeño de todos ellos, me refiero al zorzal alirrojo (Turdus iliacus). Se distingue del común por tener los flancos del citador color y por ser el más pequeño de todos.

Zorzal alirrojo. baja

Zorzal alirrojo. Turdus iliacus. Birigarro txikia. Velilla del Río Carrión (Palencia). Noviembre 2016.

Luego están las “charras” que son las aves denominadas zorzal charlo (Turdus viscivurus). Se les llama así porque en vez de ese chic-chic con el que cantan los zorzales comunes en su vacilante vuelo, los charlos convierten en un chirrido que onomatopéyicamente hace honor a su nombre. Viene a sonar chiaerrr-chiaerrr. Es inconfundible con los otros dos citados anteriormente por ser muchos más voluminoso.

Zorzal charlo. baja

Zorzal charlo. Turdus viscivorus. Garraztarroa. Ventanilla (Palencia). Octubre 2016.

Finalmente, está el zorzal real (Turdus pilaris). Es más grande que el zorzal común. Y si le comparamos con el zorzal charlo, nos encontramos con un ave de tamaño parecido, pero con el vientre más blanco y las alas y la cola más oscuras que las del zorzal charlo.

Zorzal real. baja

Zorzal real. Turdus pilaris. Durdula. Osorno (Palencia). 02.04.17

En la península Ibérica todos los zorzales se quedan, por gustarle mucho los húmedos jardines de las ciudades y también húmedos prados y pastizales. Todos ellos devoran los caracolillos y les gustan las lombrices de tierra. El más abundante es el zorzal común.

Cambio climático y aves migratorias

2 golondrinas en un cable baja

Golondrinas en Espejo, Ayuntamiento de Valdegobia (Alava).

Van llegando las aves migratorias cumpliendo con un fenómeno ancestral. Así, millones de aves en todo el mundo realizan un viaje de los llamados cuarteles de invierno, en el sur, en África, donde permanecen por disponer de un clima más benigno en la estación más fría del año a otras zonas donde se reproducen. Ahora, en Euskadi, ya están entre nosotros las golondrinas, la abubilla, el colirrojo tizón, el vencejo, el pardillo común, etcétera. Y más adentrada la primavera llegarán otras aves, entre ellas, el abejaruco, tan bonito por sus colores, al que tanto le gusta la miel, pero que no es ningún problema para nuestras abejas y colmenas, cuyos enemigos principales son el cambio climático, los plaguicidas y la avispa asiática. Una excepción a esta regla la marca la cigüeña, especie en la que, desde los años 80, si se ha observado un adelanto de un mes en su llegada. Ya no llega el día 3 de febrero, San Blas, sino en enero, o incluso diciembre. Además, desde mediados de los años 80 se viene detectando un número mayor cada vez mayor de cigüeñas que pasan todo el invierno en distintas zonas de la península Ibérica, entre ellas en el País Vasco, y donde encuentran una fuente continua e inagotable de alimento en algunos de nuestros vertederos.

Pero, de hecho, las cosas están cambiando, y rápidamente. Los científicos están constatando variaciones sensibles en la fenología -la ciencia que estudia la relación entre los ciclos biológicos de los seres vivos y los factores climáticos- de muchas especies migratorias. Detrás de esas alteraciones se encuentra el cambio climático -el aumento de la temperatura en el año 2016 ha sido de 1,20º C respecto a la existente en los tiempos preindustriales (1880)-, particularmente sensible en la península Ibérica. Es un fenómeno de amplia repercusión, pues afecta a la distribución y la fenología de las especies, y condiciona, asimismo, la composición y la extensión de los hábitats y el funcionamiento de los ecosistemas.

Continúa leyendo Cambio climático y aves migratorias

Aniversario del accidente nuclear de Chernobil

garona_14440_11Manifestación contra la energía nuclear

La tragedia de Chernóbil cumple 31 años este 26 de abril mientras se avivan en el Estado Español el debate sobre la conveniencia de la energía nuclear y la posible reapertura de la central de Santa María de Garoña.

La madrugada del 26 de abril de 1986 se producía una explosión en el reactor número cuatro de la central nuclear de Chernóbil, a 90 kilómetros de Kiev (Ucrania). Sin duda, se trata del accidente nuclear más grave de la historia. Este accidente nuclear puso en evidencia la peligrosidad de esta fuente de energía, puesto que tuvo y tiene todavía unos efectos devastadores. Continúa leyendo Aniversario del accidente nuclear de Chernobil