El visón europeo, el mamífero más amenazado en Euskadi

El visón europeo (Mustela Lutreola) es uno de los mamíferos que corre más peligro en el continente europeo, y como tal está incluido en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. Actualmente, su área de distribución ha quedado reducida a dos núcleos aislados: el oriental (Federación Rusa y Delta del Danubio), y el occidental (Sudoeste y norte de la península Ibérica), en el que se integra el País Vasco.

Aunque no es posible conocer con precisión su número de ejemplares en Euskadi -su primera mención data de mediados del siglo XX- se conoce su presencia en los tres territorios históricos.

Los expertos señalan como principales causas de la recesión de esta especie en Euskadi, a las alteraciones sobre el hábitat fluvial, la competencia del visón americano (Mustela Visón), y las enfermedades.

Visón americano

En relación con su competencia con el visón americano, cabe decir que éste llegó a Europa en la década de los años 20, y en 1958 se instaló la primera granja peletera en el Estado español, mientras que en el País Vasco comenzaron a funcionar a finales de los 70. Hoy, gracias a las fugas y sueltas que se han producido en las granjas, el visón americano forma parte de la fauna silvestre. Parece que está claro que la regresión del visón europeo comenzó antes de la introducción del visón americano en Europa, pero la presencia del invasor ha agravado su situación. Este último es algo más grande, más prolífico, más oportunista y más cazador. Las dos especies ocupan nichos ecológicos casi idénticos, por lo que su coincidencia lleva a la exclusión de uno de ellos, que es el caso del visón europeo.

Las tres diputaciones forales del País Vasco cuentan con planes para la gestión y protección de las poblaciones de visón europeo en sus respectivos territorios. La pionera, que es dónde antes se detectaron ejemplares, ha sido Álava, y también donde las medidas adoptadas están dando mejores resultados. Según la directora de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Álava, Amaia Barredo, “el control del visón americano nos permite hablar ya de más de 16 ejemplares de visón europeo localizados en Álava, cuando tres años antes no logramos localizar a ninguno”.

Desde que se inició el descaste de visones americanos en Álava en el año 1997, se han capturado 556 visones americanos, con un pico máximo de 150 capturas en 2015, gracias a la utilización de un método de captura mediante la instalación de plataformas flotantes en los ríos, que ha permitido controlar la situación y llegar a 11 capturas en 2016, lo que constata la caída de ejemplares invasores.

Trampas flotantes en un río para capturar al visón americano

Por otra parte, en el territorio alavés se han llevado a cabo otras medidas de conservación, como la restauración ambiental del recodo de Gimileo, en el río Ebro de Labastida, para generar un hábitat propicio para el visón europeo, y también la eliminación de puntos de atropello, en el marco del proyecto europeo LIFE LUTREOLA.

Visón europeo. Mustela lutreola. Bisoi europar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *