La espátula común es una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas

Espátula 1. bajaEs un ave acuática asociada a los humedales y que, por su sensibilidad ante la contaminación, está considerada como una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas, siendo un auténtico testigo de la influencia negativa que ciertas prácticas humanas generan sobre el medio natural. De hecho, para conservacionistas, responsables de gestión de humedales, científicos y ornitólogos, esta especie es todo un símbolo de la protección de los humedales.

Espátula 4

Es inconfundible por su pico en forma de espátula, y por ser una de las zancudas de mayor tamaño. La península Ibérica alberga a algunas de las colonias más importantes de Europa, sirviéndoles también como escala en los largos pasos migratorios entre África y Europa. En el País Vasco, la reserva de la Biosfera de Urdaibai y el humedal de Salburua, en Vitoria-Gasteiz, son dos de los enclaves que utiliza esta gran zancuda con el fin de tomarse un descanso en su largo viaje.

Espatula 2, baja

La espátula común usa su aplanado pico para obtener su alimentación en el agua, que por lo general consiste de pequeños peces, crustáceos e insectos acuáticos. Atrapan estos animalitos con el pico parcialmente abierto mientras lo mueven de un lado a otro. Tan pronto detectan que han atrapado alguna presa dentro de su pico lo cierran para ingerirlo.

Es un encanto poder disfrutar de la observación de aves tan curiosos como la espátula común.

Observación aves. Salburua

Espátula común. Plateinae. Mokozabala.

Fotos sacadas en el humedal de Salburua (Vitoria-Gasteiz). 01.10. 2016.

 

 

La perdiz roja silvestre agoniza

Perdiz 1. baja

Son varias las causas del declive de la perdiz silvestre, perdiz roja o también llamada patirroja, que se extingue. Así, la “muerte” del hábitat por la intensificación de la agricultura, que comenzó antes de la llegada y aplicación de la PAC (años ochenta), ha sido crucial. También los venenos agrícolas que se han ido desparramando por nuestros campos, a través de herbicidas, semillas blindadas, fitosanitarios, etc., que son una amenaza para nuestra salud y la fauna silvestre, entre ellas las perdices. No obstante, no debemos de olvidar también el impacto de la depredación y la “sobrecaza”, que ha existido. Todo ecosistema tiene una capacidad máxima de carga en lo que a una especie se refiere; pero también una capacidad de descarga: el punto de no-retorno.

Otro problema que también tiene que ver con la regresión poblacional de esta especie es el de los miles de perdices criadas en granjas que son soltadas en cotos de caza. En muchos casos, además, son perdices híbridas producto de apareamientos con ejemplares de otros países que son “más mansos y domesticables”.

Perdiz 3, baja

En el País Vasco, desde hace muchísimo tiempo, la perdiz autóctona roja ha estado limitada al territorio de Álava ya que es un ave que siente predilección por los terrenos de cultivo de secano, seguidos por superficies en las que los restos de bosque alternan con el cereal. Pero el paisaje agrícola ha cambiado. Las concentraciones parcelarias se han simplificado, se eliminan las zonas de matorrales y setos que no son productivas y la patirroja no encuentra su hábitat natural. De ahí, que la perdiz autóctona roja agoniza y su regresión poblacional es evidente.

Las fotos de perdiz roja autóctonas han sido sacadas en Lomas de Campos, provincia de Palencia en octubre de 2016.

Perdiz 2, baja

Perdiz roja. Alectoris rufa. Eperra gorria.

 

El Petirrojo es uno de los más pájaros más fácilmente distinguible

Petirrojo. Peñacerrada. Febrero 2017

Es uno de los pájaros más populares y más fácilmente reconocibles, al que se distingue por su llamativa mancha anaranjada en el pecho, la garganta y la cara.

El petirrojo es un pájaro atrevido y muy sociable que acostumbra a salir del bosque y plantarse a mitad de un camino para ver quién llega a su territorio, emitiendo su característica voz de alerta: un chip-chip metálico y seco. Su canto es un gorjeo musical, parecido al del ruiseñor.

Petirrojo 3. Peñacerrada

Las fotos están sacadas en febrero de 2017 en Peñacerrada (Alava).

Petirrojo 2

Petirrojo europeo. Erithacus rubecula. Txantxangorria.

El Complejo Lagunar de Laguardia, un paraíso ornitológico al lado de las montañas

Laguardia

Panorámica del Complejo Lagunar de Laguardia

Este Biotopo Protegido se encuentra en pleno corazón de Rioja Alavesa, en las proximidades del precioso pueblo de Laguardia.

Cigueñuela común.baja
Cigueñuela común. 

A las lagunas se accede con facilidad desde Laguardia tomando la carretera principal, dirección Logroño, y a través de varios caminos rurales, que se adentran por los viñedos. Este complejo lagunar, que engloba cuatro pequeños humedales, fue declarado “biotopo protegido” por su singularidad, y nos daremos cuenta de ello cuando en verano nos acerquemos a las lagunas de Carravalseca, Carralogroño y Musco. Lo que encontramos son unas depresiones secas, lisas y blancas, por la costra de sal que se forma en la superficie cuando se evapora el agua acumulada en la estación húmeda. Y es que se trata de “cubetas endorreicas”, sin comunicación hidrológica con ríos o arroyos, que sólo reciben agua de lluvia y de escorrentía de los cerros próximos, y que no tienen salida. Se inundan en la época de lluvias y pierden el agua por evaporación, dejando sobre la superficie la sal disuelta en el agua. También se incluye la balsa del Prao de la Paul, si bien este humedal es de origen artificial y su funcionamiento es absolutamente diferente. Se trata de un pequeño embalse, con agua represada procedente de un arroyo.

Cormoran grande
Cormorán grande. Phalacrocorax carbo. Ubarroi handia. Febrero 2017.

De entre las lagunas endorreicas, la mayor de la Península se encuentra en Gallocanta. También son muy interesantes la Lagunas de Villafafila, en Zamora, aunque estas tienen un carácter semiendorreico.

Garza imperial
Garza imperial. Ardea purpurea. Koartza gorria. Abril 2017.

El complejo lagunar de Laguardia es extraordinariamente interesante, tanto desde el punto de vista geológico como por la flora y fauna peculiar que acoge. Además, de los viñedos que se encuentran a su alrededor.

Martinete común, baja
Martinete común. Nycticorax nycticorax. Abril 2017.

Viñedos 2. baja

Zorzales: sus particulares cantos han merecido frecuentes alusiones poéticas.

Zorzal común,baja

Zorzal común. Turdus philomelos. Birigarro arrunta. Peñacerrada (Alava). 19.03.17

Los zorzales pertenecen a la gran familia de los túrdidos (Turdidade) y son unas aves paseriformes de distribución casi mundial. Sus poblaciones han disminuido en algunas partes de Europa, debido a la presión cinegética existente sobre ellos, de sus muchos depredadores, de los venenos que se vierten en nuestros campos, y, en un futuro no lejano por el cambio climático.

Existen cuatro especies de zorzales, entre ellos el zorzal común (Turdus fhilomelos), llamado malviz, que comienzan a entrar en septiembre en el País Vasco. Si bien es cierto que el coche escoba de la migración de zorzales corre a cargo del más pequeño de todos ellos, me refiero al zorzal alirrojo (Turdus iliacus). Se distingue del común por tener los flancos del citador color y por ser el más pequeño de todos.

Zorzal alirrojo. baja

Zorzal alirrojo. Turdus iliacus. Birigarro txikia. Velilla del Río Carrión (Palencia). Noviembre 2016.

Luego están las “charras” que son las aves denominadas zorzal charlo (Turdus viscivurus). Se les llama así porque en vez de ese chic-chic con el que cantan los zorzales comunes en su vacilante vuelo, los charlos convierten en un chirrido que onomatopéyicamente hace honor a su nombre. Viene a sonar chiaerrr-chiaerrr. Es inconfundible con los otros dos citados anteriormente por ser muchos más voluminoso.

Zorzal charlo. baja

Zorzal charlo. Turdus viscivorus. Garraztarroa. Ventanilla (Palencia). Octubre 2016.

Finalmente, está el zorzal real (Turdus pilaris). Es más grande que el zorzal común. Y si le comparamos con el zorzal charlo, nos encontramos con un ave de tamaño parecido, pero con el vientre más blanco y las alas y la cola más oscuras que las del zorzal charlo.

Zorzal real. baja

Zorzal real. Turdus pilaris. Durdula. Osorno (Palencia). 02.04.17

En la península Ibérica todos los zorzales se quedan, por gustarle mucho los húmedos jardines de las ciudades y también húmedos prados y pastizales. Todos ellos devoran los caracolillos y les gustan las lombrices de tierra. El más abundante es el zorzal común.

Cambio climático y aves migratorias

2 golondrinas en un cable baja

Golondrinas en Espejo, Ayuntamiento de Valdegobia (Alava).

Van llegando las aves migratorias cumpliendo con un fenómeno ancestral. Así, millones de aves en todo el mundo realizan un viaje de los llamados cuarteles de invierno, en el sur, en África, donde permanecen por disponer de un clima más benigno en la estación más fría del año a otras zonas donde se reproducen. Ahora, en Euskadi, ya están entre nosotros las golondrinas, la abubilla, el colirrojo tizón, el vencejo, el pardillo común, etcétera. Y más adentrada la primavera llegarán otras aves, entre ellas, el abejaruco, tan bonito por sus colores, al que tanto le gusta la miel, pero que no es ningún problema para nuestras abejas y colmenas, cuyos enemigos principales son el cambio climático, los plaguicidas y la avispa asiática. Una excepción a esta regla la marca la cigüeña, especie en la que, desde los años 80, si se ha observado un adelanto de un mes en su llegada. Ya no llega el día 3 de febrero, San Blas, sino en enero, o incluso diciembre. Además, desde mediados de los años 80 se viene detectando un número mayor cada vez mayor de cigüeñas que pasan todo el invierno en distintas zonas de la península Ibérica, entre ellas en el País Vasco, y donde encuentran una fuente continua e inagotable de alimento en algunos de nuestros vertederos.

Pero, de hecho, las cosas están cambiando, y rápidamente. Los científicos están constatando variaciones sensibles en la fenología -la ciencia que estudia la relación entre los ciclos biológicos de los seres vivos y los factores climáticos- de muchas especies migratorias. Detrás de esas alteraciones se encuentra el cambio climático -el aumento de la temperatura en el año 2016 ha sido de 1,20º C respecto a la existente en los tiempos preindustriales (1880)-, particularmente sensible en la península Ibérica. Es un fenómeno de amplia repercusión, pues afecta a la distribución y la fenología de las especies, y condiciona, asimismo, la composición y la extensión de los hábitats y el funcionamiento de los ecosistemas.

Continúa leyendo Cambio climático y aves migratorias

Erle-txoria/Erlejalea. Abejaruco europeo. Pasión por las abejas

Abejaruco europeo

Abejaruco europeo. Merops apiaster. Erle-txoria/Erlejalea.
Lomas de Campos (Palencia). 09.04.17.

El abejaruco europeo es una las aves más llamativas, por sus colores. Tal y como su nombre indica, se trata de un especialista en el consumo de abejas, aunque también se alimenta de otros insectos voladores. No obstante, como alguna vez oído, sin ninguna base, no es, ni 17904118_1905364269741651_7087905279895881065_nmucho menos, un peligro para las abejas y las colmenas. Como se deduce de diversos estudios realizados, el efecto de la predación del abejaruco europeo sobre los colmenares parece insignificante.

Uno de estos estudios es “Consumo de abejas de miel por el abejaruco europeo (Merops apiaster) en la Región de Murcia (SE de España)”. Autores: Pablo Farinós, Victor Zapata, Vicente Martínez y Paco Robledano. Publicado en la revista Journal of Apicultural Research. 2016. Consumption of honey bees by Merops apiaster Linnaeus, 1758 (Aves: Meropidae) in Mediterranean semiarid landscapes: a threat to beekeeping? Journal of Apicultural Research. doi:10.1080/00218839.2016.1195630

 

Ánsar común, el mayor de los gansos europeos

Ansares con sus crias. Salburua. 11.04.17. baja

Una pareja de ánsares comunes con sus crías, en la primavera de 2017, en el humedal de Salburua (Vitoria-Gasteiz).

Es el mayor de los gansos europeos y esta especie es el ancestro silvestre de las ocas domésticas de Europa. Resulta bastante abundante en el País Vasco durante el invierno. En esta época, los cielos de diversos ecosistemas acuáticos, como el humedal de Salburua, se ven surcados por geométricas escuadras de estas vocingleras y grandes aves, las cuales llegan a Euskadi y a otros lugares de la península Ibérica tras un viaje de miles de kilómetros, huyendo de las bajísimas temperaturas que asolan sus áreas de cría en el norte de Europa.

Emite un graznido metálico seguido por notas nasales y gangosas, similar al reclamo del ganso doméstico.

El ánsar común es una especie muy habitual en Álava durante sus migraciones, pero muy rara como reproductora, aunque ha establecido un punto reproductor en Salburua, además de otro lugar de cría que tiene desde 2013 en el embalse de Ullibarri Gamboa. Se trata de un ave muy escasa como nidificante a escala ibérica.

En una de las fotos, se ve a una pareja de ánsares comunes con sus crías en la primavera de 2017, concretamente el 11 de abril de 2017, en el humedal de Salburua (Vitoria-Gasteiz).

Ansares comunes. Salburua. bajaÁnsar común. Ánsar anser. Antzara hankagorrizta.

 

 


Somormujo Lavanco, un excelente buceador

Somormujo lavanco. Salburua. 4 baja

Pareja de Somormujo Lavanco en el humedal de Salburua, Vitoria-Gasteiz

El Somormujo Lavanco es fácilmente distinguible por su largo cuello, y es el mayor integrante de la familia de los zampullines y somormujos en la península Ibérica. El somormujo lavanco es un magnifico buceador, pero fuera del agua es torpe y pesado. Una vez escogido un territorio las ceremonias continúan y son aún más intensas si hay cerca otros somormujos o si un intruso penetra en la zona.

El Somormujo Lavanco ha sido víctima del ser humano que lo perseguía por su bello plumaje y para proteger los alevines de las piscifactorías; pero las modas pasan y actualmente este somormujo, menos buscado, es bastante común. A esto último ha contribuido además la proliferación de los embalses, que le han brindado nuevas zonas muy resguardadas en las que descansar.

En Álava los podemos encontrar en cualquiera de las masas de agua existentes, pudiéndose observar fácilmente en el humedal de Salburua, en donde están sacadas estas fotos.

Somormujo lavanco. Podiceps cristatus. Murgil handia. Humedal de Salburua. 09.04.17.

Somormujo 3. Salburua baja

Cisne vulgar: Elegancia y belleza

Cisne 1 La Grajera. Logroño

Pareja de cisnes en el Parque de La Grajera, a 5 km de Logroño

Inconfundible por su enorme tamaño, su blanco plumaje y su largo cuello, y su belleza y elegancia. El cisne vulgar es un visitante ocasional de las zonas costeras del norte peninsular. Además de estos escasos viajeros, procedentes del centro y norte de Europa, en la península Ibérica existen algunos pequeños núcleos reproductores de aves semisalvajes procedentes de las numerosas introducciones de la especie que se han llevado a cabo en parques y jardines.

La popularidad de este cisne ha sido tal que es un poco difícil diferenciar entre las poblaciones salvajes, introducidas y escapadas. Las fotos están sacadas en el Parque de La Grajera, a 5 km de Logroño (La Rioja).

Se trata de un embalse, que está unido a través de la Vía Verde que se integra en la ruta del Camino de Santiago. El embalse de La Grajera se construyó en 1883, sobre lo que probablemente sería una pequeña laguna para almacenar agua del río Iregua con la que regar las huertas que se encontraban al sur de la ciudad. La Grajera es una de las pocas zonas húmedas que existen en La Rioja. Es el hábitat de numerosos animales y plantas y se ha convertido en una zona de respeto a la Naturaleza en la que disfrutar de actividades, ocio y educación ambiental.

Cisne 2. La Grajera. LogroñoCisne vulgar. Cygnus olor. Beltxarga.

Cisne vulgar 3. Parque La Grajera.Logroño. Enero