Los buitres, leonado y negro y quebrantahuesos, se encelan en estos días

El próximo 21 de diciembre entramos en invierno y parece que la vida tanto vegetal como animal comienza su letargo. Sin embargo, en diciembre, en pleno arranque del invierno, es cuando florecen algunas plantas, y cuando se encelan por lo menos tres de las más llamativas especies de aves, como son los buitres. Están de amores.

Los buitres, leonado (Gyps fulvus) y negro (Aegypius monachus) y el quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), acuden a lo alto para exhibirse con alardes de sincronía. Un cuarto buitre es el alimoche común (Neophron percnopterus), que migra a tierras africanas.

Alimoche común

El quebrantahueso es un ave que puede alcanzar una envergadura de 2,80 m y llegar a pesar 7 kg. Requiere grandes sistemas montañosos, abruptos y con cavidades, cuevas y cantiles donde nidificar. Las puestas son dobles, pero nunca llegan a criar con éxito dos pollos, el hermano mayor mata siempre al menor, que le sirve de comida. Son aves carroñeras, necrógafas (comen animales muertos) que se alimenta principalmente de carcasas de huesos de mamíferos.

Navarra cuenta con nueve territorios de quebrantahuesos, algunos de ellos compartidos con Aragón y Francia, y algunos individuos dispersos que se pueden encontrar desde Aralar hasta el Pirineo, sin que hasta la fecha se haya constatado la reproducción en los montes vascos. En el caso de Navarra, este año ha habido éxito reproductor en dos parejas, de las que han nacido Zazpi y Basozain, que volaron del nido el pasado mes de julio. En la foto, de Diario de Noticias de Navarra, uno de los pollos nacidos en esta comunidad, concretamente, Basozain.

Bazozain, uno de los pollos de quebrantahuesos nacido en Navarra este año.

El buitre leonado es el único que no está amenazado, ya que en el último censo de 2008 se contabilizaron más de 24.600 parejas reproductoras repartidas por la península y Baleares, lo que representa el 94 % del total europeo. Cada vez más podemos observar buitres leonados en los vertederos, donde tienen abundante comida, como es el caso de la foto, realizada en el vertedero de Gardelegi (Vitoria-Gasteiz), junto a gaviotas.

Buitres leonados y gaviotas en un vertedero

El buitre negro, que figura en el Libro Rojo de las Aves de España elaborado por la organización conservacionista SEO/BirdLife clasificado como “vulnerable”, cuenta con 1.845 parejas reproductoras.

Fotos:

  • La primera foto es de Buitres leonados (Gyps fulvus), realizada en el entorno de la Foz de Arbayun (Navarra). Mayo 2017. Autor: Julen Rekondo.
  • La segunda foto es de un alimoche común (Neophron percnopterus), realizada en Gardelegi (Vitoria-Gasteiz). Junio 2017. Autor: Julen Rekondo.
  • La tercera foto es de Basazoin, un pollo de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) nacido en Navarra, que voló junto a otro, Zazpi, del nido el pasado julio de 2017. Foto: Diario de Noticias de Navarra.
  • En la cuarta foto, se puede ver a gaviotas y buitres leonados en el vertedero de Gardelegi (Vitoria-Gasteiz). Junio 2017. Autor: Julen Rekondo.