La avefría, inconfundible por su cresta en la cabeza

Avefría europea. Salburua 1

Las avefrías que se distinguen sobre todo por la larga y eréctil cresta que le nace en la oscura cabeza, se han asociado siempre con la llegada de los días grises y los temporales, el frío y los hielos invernales. Aunque la especie se reproduce escasamente en la península Ibérica, durante la invernada recibimos un cuantioso contingente de estas aves europeas que ocupan gran diversidad de hábitats abiertos, desde marismas, estuarios y humedales a campos de cultivo y pastizales, en los que encuentran los pequeños invertebrados que componen su dieta. En las fotos, se pueden ver a las avefrías europeas en el humedal de Salburua, donde descansan en su largo periplo migratorio.

Se trata de un ave ruidosa, que frecuentemente emite su característica voz de alarma, un pi-uí estridente y repentino.

Avefría 2. Salburua

Es un ave muy fácil de ver en la península Ibérica de octubre a marzo, durante los meses más fríos, de donde deriva su nombre común.

Es de colores vivos: vientre blanco, pecho negro y parte superior de las alas de color verdiazul. Además, tiene un característico penacho en lo alto de la cabeza.

Avefría 3. Salburua

Avefría europea. Vanellus vanellus. Hegabera.

Fotos sacadas en el humedal de Salburua (Vitoria-Gasteiz). Febrero 2017.

La espátula común es una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas

Espátula 1. bajaEs un ave acuática asociada a los humedales y que, por su sensibilidad ante la contaminación, está considerada como una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas, siendo un auténtico testigo de la influencia negativa que ciertas prácticas humanas generan sobre el medio natural. De hecho, para conservacionistas, responsables de gestión de humedales, científicos y ornitólogos, esta especie es todo un símbolo de la protección de los humedales.

Espátula 4

Es inconfundible por su pico en forma de espátula, y por ser una de las zancudas de mayor tamaño. La península Ibérica alberga a algunas de las colonias más importantes de Europa, sirviéndoles también como escala en los largos pasos migratorios entre África y Europa. En el País Vasco, la reserva de la Biosfera de Urdaibai y el humedal de Salburua, en Vitoria-Gasteiz, son dos de los enclaves que utiliza esta gran zancuda con el fin de tomarse un descanso en su largo viaje.

Espatula 2, baja

La espátula común usa su aplanado pico para obtener su alimentación en el agua, que por lo general consiste de pequeños peces, crustáceos e insectos acuáticos. Atrapan estos animalitos con el pico parcialmente abierto mientras lo mueven de un lado a otro. Tan pronto detectan que han atrapado alguna presa dentro de su pico lo cierran para ingerirlo.

Es un encanto poder disfrutar de la observación de aves tan curiosos como la espátula común.

Observación aves. Salburua

Espátula común. Plateinae. Mokozabala.

Fotos sacadas en el humedal de Salburua (Vitoria-Gasteiz). 01.10. 2016.