Más de 40.000 aves acuáticas, pertenecientes a 72 especies diferentes, invernan en Euskadi

Cuchara común

Más de 40.000 aves acuáticas pasan el invierno en el País Vasco, en aguas interiores y costeras.  El gran espectáculo de su presencia se puede ver en los humedales costeros que se asocian a la presencia de estuarios más o menos desarrollados, mientras que los interiores presentan características variadas en función de su regionalización: turberas, sistemas endorreicos con lagunas mineralizadas, sistemas fluviales, etc. Existe, además, un buen número de zonas húmedas de origen artificial, entre las que sobresalen embalses para el abastecimiento y producción de energía, balsas de utilidad agrícola….

Entre los humedales costeros, destacan los de Urdaibai y Txingudi, con diferentes características y problemáticas. En el interior, las zonas más destacadas son el complejo lagunar de Laguardia, constituida por tres sistemas naturales endorreicos y una balsa artificial; el lago de Arreo-Caicedo Yuso y las Salinas de Añana, de peculiaridad hidrogeológica y cultural; y Salburua, en Vitoria-Gasteiz, un encharcamiento originado por el afloramiento de los niveles freáticos, que fue desecado a lo largo del siglo XX, pero que ha sido exitosamente restaurado en los últimos años. Aunque de origen artificial, el extenso embalse de Ullibarri-Gamboa constituye también un referente importante, gracias al proceso de naturalización que han experimentado sus colas meridionales. Todos estos humedales forman parte de la lista de zonas de importancia internacional, de acuerdo, con el convenio de Ramsar.

Focha común

Las localidades más importantes por la media de efectivos contados en los últimos quince años son el embalse de Uribarri-Gamboa (Álava), la ría y puerto de El Abra (Bizkaia), Urdaibai (Bizkaia), el tramo costero de Pasaia (Gipuzkoa), la bahía de Txingudi (Gipuzkoa) y Salburua (Alava). En conjunto estos siete enclaves agrupan más del 85% de los efectivos totales, si bien la relevancia cuantitativa de los costeros se debe exclusivamente a las agrupaciones de gaviotas. En el contexto español, el País Vasco ocupa un puesto relativamente destacado, ya que alberga cerca del 3% de los efectivos contados con apenas el 1,5% de la superficie. Este hecho se puede relacionar con la posición geográfica, en plena ruta migratoria para buen número de poblaciones que acceden a sus áreas ibéricas de invernada a través del corredor pirenaico occidental o de la costa atlántica, pero más aún con la existencia de algunas hábitats con gran capacidad de acogida para algunas especies de aves acuáticas: el embalse de Ullibarri-Gamboa y el puerto de El Abra son los más destacados.

Gaviota patiamarilla

Según el último censo realizado, publicado en abril de 2017, por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, con la colaboración de las tres diputaciones forales, HAZI (Desarrollo rural, Litoral y Alimentario) y el Centro de Estudios Ambientales de Vitoria-Gasteiz (CEA), son 41.022 especies acuáticas -72 especies diferentes- las que invernaron en el País Vasco, de las cuales 21.901 en Álava, 11.161 en Bizkaia y 7.960 en Gipuzkoa. (Se adjuntan al final en el enlace los censos anteriores)

Por especies y en el último censo, la Focha común (Fulica atra), con 8.964 es la más abundante; seguida por la Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) con 8.045; Gaviota reidora (Larus ridibundus), con 5.190; Ánade azulón (Anas platyrhynchos), con 3.526; Porrón europeo (Aythya ferina), con 3.412, y el Pato cuchara (Anas clypeata), con 2.254. Otras especies significativas son la cerceta común, avefría europea, gaviota sombría, correlimos común, porrón moñudo, cormoranes, ánade friso, somormujo lavanco, ánsar común, garza real….., y así podríamos seguir hasta completar las 72 especies invernantes.

Avefría europea

Todas esas especies nos regalan su tendencia al gregarismo en cuanto el otoño se despliega por completo. Un regalo para nuestros sentidos. Bandadas de cientos, de miles de estas aves, en efecto, se concentran en los enclaves costeros e interiores del País Vasco.

Porrón común

Para más información en:

  • Censo de aves acuáticas invernantes. Dpto. de Medio Ambiente Gobierno Vasco. Fecha publicación del último censo: 06/04/2017.

http://www.ingurumena.ejgv.euskadi.eus/r49-6172/es/contenidos/documentacion/acuaticas_invernantes/es_bio/indice.html

Fotos:

  • Cuchara común. Anas clypeata. Ahate mokozabala. Salburua (Vitoria-Gasteiz). Enero 2017.
  • Focha común. Fulica atra. Kopetazuri arrunt. Ullibarri-Gamboa (Alava). Noviembre 2016.
  • Gaviota patiamarrilla. Larus michahellis. Kaio hankahoria. Salburua. (Vitoria-Gasteiz). Octubre 2016.
  • Avefría europea. Vanellus vanellus. Hegabera. Salburua. Noviembre 2106.
  • Porrón europeo. Aythya ferina. Murgilari burugorria. Complejo Lagunar Laguardia (Alava). Enero 2017.

 

La espátula común es una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas

Espátula 1. bajaEs un ave acuática asociada a los humedales y que, por su sensibilidad ante la contaminación, está considerada como una especie bioindicadora de la salud ecológica de los ecosistemas, siendo un auténtico testigo de la influencia negativa que ciertas prácticas humanas generan sobre el medio natural. De hecho, para conservacionistas, responsables de gestión de humedales, científicos y ornitólogos, esta especie es todo un símbolo de la protección de los humedales.

Espátula 4

Es inconfundible por su pico en forma de espátula, y por ser una de las zancudas de mayor tamaño. La península Ibérica alberga a algunas de las colonias más importantes de Europa, sirviéndoles también como escala en los largos pasos migratorios entre África y Europa. En el País Vasco, la reserva de la Biosfera de Urdaibai y el humedal de Salburua, en Vitoria-Gasteiz, son dos de los enclaves que utiliza esta gran zancuda con el fin de tomarse un descanso en su largo viaje.

Espatula 2, baja

La espátula común usa su aplanado pico para obtener su alimentación en el agua, que por lo general consiste de pequeños peces, crustáceos e insectos acuáticos. Atrapan estos animalitos con el pico parcialmente abierto mientras lo mueven de un lado a otro. Tan pronto detectan que han atrapado alguna presa dentro de su pico lo cierran para ingerirlo.

Es un encanto poder disfrutar de la observación de aves tan curiosos como la espátula común.

Observación aves. Salburua

Espátula común. Plateinae. Mokozabala.

Fotos sacadas en el humedal de Salburua (Vitoria-Gasteiz). 01.10. 2016.