También hay setas en invierno

He dejado un poco abandonado el blog en este periodo debido a que no ha habido muchas setas ni noticias que comentar y también porque mi dedicación a la micología y a la Sociedad micológica Errotari que presido me ha robado bastante tiempo para cerrar el año.

El invierno en estas latitudes es una de las épocas poco propicias para la recolección de setas, eso no quiere decir que no haya, setas hay todo el año, sobre todo si te dedicas a su estudio y a fotografiarlas, siempre encuentras especies interesantes a las que no les importa el frio. Si hablamos de setas comestibles podemos nombrar 3 ó 4 especies de una calidad buena.

Durante el mes de diciembre y parte de enero todavía nos podemos encontrar el Cantharellus lutescens “angula de monte”, esta es una especie de finales de otoño pero que aguanta bastante bien el frio por salir protegida por el musgo y los pinos y que podemos encontrar hasta mediados de enero. Es una especie exquisita para muchos sobre todo para dar sabor a arroces y pasta.

En enero y febrero en nuestros hayedos es la época propicia para el Hygrophorus marzuolus “marzuelo”, es una especie muy difícil de ver pero buscando mucho se encuentra y la satisfacción de encontrarla es superior a su calidad gastronómica y esta es altísima. Es una seta que se encuentra siempre sana, carnosa y con un sabor muy agradable.

Desde diciembre hasta febrero nos podemos encontrar en las retamas heridas o cortadas una especie poco conocida culinariamente hablando pero que a mi parecer es exquisita, se trata de la Flammulina velutipes. Esta especie es más típica de zonas de interior, los montes de Alava o de la Rioja, en zonas donde abunda la retama.

A finales de febrero empiezan a salir en las riberas de los rios, sobre todo donde abundan los fresnos, las Morchellas, unas setas muy cotizadas en la alta cocina, sobre todo en Cataluña y Francia, pero con las que hay que tener precaución porque son tóxicas en crudo e incluso cocinadas las especies de los fresnos de nuestra zona han dado problemas leves. Las personas que han tenido problemas con las Morchellas frescas han sufrido unos sintomas durante 2 ó 3 días con problemas de equilibrio, mareos, síntomas parecidos a los que da una borrachera. Las Morchellas secas, que es como se consumen habitualmente, no han dado ningún problema.

Para ilustrar el artículo y que tengais una imagen de las setas que comento os pongo una foto de las cuatro setas citadas.

Cantharellus lutescens – “Angula de monte”

Hygrophorus marzuolus – “Marzuelo”

Flammulina velutipes

Morchella vulgaris

Tags: , ,

2 comments

  1. Maravillosa e ilustrativa descripcion de las setas invernales. Me permito añadir Tricholoma Terreum, que en navarra cojo hasta mediados de Enero.

    Saludos,

    • Efectivamente, T. terreum es un buen comestible, yo la suelo utilizar para hacer croquetas y estan buenisimas, es una seta que se deteriora fácilmente, hay que hacerla lo antes posible. Hay más setas comestibles pero me he limitado a poner las más típicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>