Agur Jaunak!

Como todo en la vida, cada principio tiene su final; y del mismo modo muy a mi pesar, mi colaboración en el diario Deia también toca a su fin.

Por diversos motivos el diario ha de prescindir de ciertas colaboraciones, entre las cuales está la de Doinu Txikian.

Durante varios años esta cita semanal me ha permitido indagar, descubrir y aprender infinidad de cosas de otros tantos lugares, eventos, personajes, etc., algunas han sido difíciles de escribir por el sentimiento, la proximidad…en otras en cambio dominaban emociones más cómodas pero todas y cada una de ellas son reflejo de una actualidad propia en la que he podido expresarme y jugar con mi creatividad, cosa que para mi es un enorme regalo,

Quiero agradecer al diario Deia por haber pensado en mí para llevar a cabo esta columna y sobre todo por la entera libertad de la que he disfrutado a la hora tanto de la elección como del tratamiento de los temas en cuestión. Nunca se me ha dicho ni de lo que tengo que hablar ni de cómo lo tengo que hacer, mostrando un enorme respeto tanto por los lectores como hacia mi persona, lo cual agradezco profundamente.

En segundo lugar quiero agradecer también a todas las personas, lugares, eventos, etc, que de alguna manera, hayan sido motivo de inspiración o se hayan convertido en protagonistas de las columnas, pues sin ellos todo esto no podría haber sido.

Y por ultimo me gustaría daros las gracias a vosotros, a todos aquellos que durante años habéis seguido mis escritos, gracias por vuestro apoyo y por el enorme y desinteresado regalo que es compartir parte de vuestro tiempo con aquello que humildemente, con mejor o peor suerte, he podido transmitir semana a semana.

Si de alguna manera he logrado remover algunas conciencias, he conseguido interesar y a la vez encender una chispa de curiosidad en algunos de vosotros por tal o cual tema, os aseguro que me bajaré de este barco, triste por saber que es mi último puerto pero enormemente satisfecho de haberlo logrado.

Nos vemos en un concierto, en un paseo, o ¿Quién sabe? Incluso puede que en alguna otra lectura.

Mila esker, benetan, denori eta hurren arte!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*