02
Ago 12

Agur Jaunak!

Como todo en la vida, cada principio tiene su final; y del mismo modo muy a mi pesar, mi colaboración en el diario Deia también toca a su fin.

Por diversos motivos el diario ha de prescindir de ciertas colaboraciones, entre las cuales está la de Doinu Txikian.

Durante varios años esta cita semanal me ha permitido indagar, descubrir y aprender infinidad de cosas de otros tantos lugares, eventos, personajes, etc., algunas han sido difíciles de escribir por el sentimiento, la proximidad…en otras en cambio dominaban emociones más cómodas pero todas y cada una de ellas son reflejo de una actualidad propia en la que he podido expresarme y jugar con mi creatividad, cosa que para mi es un enorme regalo,

Quiero agradecer al diario Deia por haber pensado en mí para llevar a cabo esta columna y sobre todo por la entera libertad de la que he disfrutado a la hora tanto de la elección como del tratamiento de los temas en cuestión. Nunca se me ha dicho ni de lo que tengo que hablar ni de cómo lo tengo que hacer, mostrando un enorme respeto tanto por los lectores como hacia mi persona, lo cual agradezco profundamente.

En segundo lugar quiero agradecer también a todas las personas, lugares, eventos, etc, que de alguna manera, hayan sido motivo de inspiración o se hayan convertido en protagonistas de las columnas, pues sin ellos todo esto no podría haber sido.

Y por ultimo me gustaría daros las gracias a vosotros, a todos aquellos que durante años habéis seguido mis escritos, gracias por vuestro apoyo y por el enorme y desinteresado regalo que es compartir parte de vuestro tiempo con aquello que humildemente, con mejor o peor suerte, he podido transmitir semana a semana.

Si de alguna manera he logrado remover algunas conciencias, he conseguido interesar y a la vez encender una chispa de curiosidad en algunos de vosotros por tal o cual tema, os aseguro que me bajaré de este barco, triste por saber que es mi último puerto pero enormemente satisfecho de haberlo logrado.

Nos vemos en un concierto, en un paseo, o ¿Quién sabe? Incluso puede que en alguna otra lectura.

Mila esker, benetan, denori eta hurren arte!

 


13
Jul 12

Erantzun Sortak

Una explicación del fenómeno…

Esta semana tenía pensado comenzar una serie de columnas con temática más desenfadada, pero echando una ojeada a la web de DEIA.com leo una noticia de una dimensión que no sé si somos conscientes del todo: “Hemos logrado un hito en nuestra comprensión de la naturaleza”. El director del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN), Rolf Heuer, presentaba de esta manera un hallazgo que creo escapa un poco a nuestro entendimiento, la confirmación de la existencia de la única partícula subatómica aún desconocida. Un hallazgo fascinante, parte fundamental de la explicación no sólo del origen de la masa de todo cuanto conocemos sino que además formaría parte de algo mucho más desconocido y que ni siquiera se imaginaba poder llegar a entender algún día: la materia oscura, esa materia de la que se cree que está formado el 95 % del universo. El ser humano intuía la manera en la que la materia se generaba y había creado una hipótesis sobre ello. Este descubrimiento confirma dicha teoría reafirmando el valor de la misma, es decir, estamos llegando al principio de las cosas, algo absolutamente necesario para comenzar a escribir un nuevo futuro. Resulta apasionante imaginar la sensación que se ha de experimentar cuando un descubrimiento, algo en cuya deducción se ha participado, ofrece al investigador lo que siempre ha soñado, un mundo nuevo totalmente por descubrir. El Bosón de Higgs, o también llamada partícula de Dios, podría ser el verdadero punto de partida hacia un destino diferente y casi inimaginable en el que incluso podríamos empezar a dominar la creación de la materia, es decir, jugar a ser casi Dios, eso si, un Dios extraño, pues sólo usa su deidad hacia fuera, hacia dentro el más pequeño misterio se convierte casi en una dificultad inasumible. ¿Hasta cuándo seguiremos enfrascados en la exploración de todos los universos ajenos al nuestro propio? El día que rompamos con esa tendencia y comencemos a descubrirnos más a nosotros mismos quizá, al igual que pasa con los antídotos de las serpientes, seamos capaces de hallar en nuestro interior todas las respuestas que nos preocupan.


06
Jul 12

Larre Motzean

Para saber algo mas…

La palabra crisis, y más hoy en día, nos infunde más miedo que respeto. Sabemos que el ser humano es un animal de costumbres y que los cambios, más allá de alimentar nuestra capacidad de superación, muchas veces nos atenazan y paralizan, adoptando ante estos una actitud de simple disgusto y hasta, a veces, rendición. Todos, cada uno en la medida de nuestras circunstancias, estamos actualmente en plena crisis, sea personal, económica, etc., enfrentándonos continuamente a lo que yo llamo una batalla de resortes o, lo que es lo mismo, un constante caminar en actitud casi desafiante pero factible, pues los deseos y las ganas sirven solo desde la consciencia de la realidad que nos rodea. Pero también hay que tener en cuenta que esta época en la que vivimos es, si la enfrentamos adecuadamente, una oportunidad para el cambio a mejor, y me explico con dos ejemplos del panorama político y económico actuales: por un lado tenemos todo el asunto del pago de las recetas médicas y la curiosa apreciación de la ministra alentando el comenzar a valorar el uso de remedios más naturales, y por otro, los tan traídos y llevados rescates para diversos países europeos. En ambos casos podemos realizar una lectura bastante pesimista de la situación, pero al mismo tiempo podemos pensar que quizá esta crisis económica y moral sea el resorte necesario para que nos interesemos seriamente en impulsar tanto el desarrollo de las medicinas alternativas como el de lograr una verdadera unión y ayuda entre diferentes países. A veces una situación en concreto nos obliga a tomar decisiones que de otra manera rehusaríamos hacerlo. La vida no va a ser como nosotros queramos que sea sólo porque así lo deseemos. La realidad es tozuda y tratar de cambiarla porque sí es luchar por un fracaso seguro. Es muy sutil la línea que separa lo correcto de lo cómodo. Eso sí, hay un truco que nunca falla, escucharse a uno mismo, aunque para eso convendría el que ya hayan tenido lugar varias crisis a lo largo de nuestras vidas. A veces sólo desde el peso del dolor logramos orbitar hacia el cielo de la felicidad, un espacio lleno de nubes y claros.


29
Jun 12

Erdi Aroa

 

Una historia apasionante… Jaime I el conquistador

Caballos relinchando, los gritos de guerreros en plena batalla, época de luces y de sombras, supersticiones, etc. La Edad Media fue un tiempo de contrastes y una de esas épocas en las que a cualquiera nos hubiera gustado nacer. Años de penurias, de hombres rudos donde los ideales alcanzaban un elevado protagonismo, tanto para ensalzar y engrandecer el comportamiento humano como para controlarlo y amedrentarlo cuando este se demarcaba del patrón general de los poderosos. Cierto es que la idea de Edad Media que casi todos tenemos en mente corresponde a películas y documentales que nos han descrito historias anglosajonas en su mayoría, debido a la procedencia de los mismos, pero si uno escarba un poco en el tema se dará cuenta que las mismas historias y hasta más asombrosas tuvieron lugar en rincones tan familiares como Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Castilla, Aragón, León, Andalucía, etc. como Sancho III (uno de los más importantes monarcas navarros), Jaime I el conquistador (con una historia fascinante desde su niñez hasta su coronación), Diego López de Haro (tan vinculado a Bilbao), junto a batallas como la de Sagrajas, Alarcos o la de Las Navas de Tolosa son un pequeño ejemplo de historias reales que tuvieron lugar a pocos kilómetros de donde hoy escribo. Estas reflexiones me inundan tras una animada charla con un amigo apasionado de estos temas y que se lamenta del olvido o la poca repercusión que vidas tan apasionantes han tenido en nosotros. No sé a qué es debido, pero lo cierto es que lo normal es pensar que las historias pasadas que se reviven en el cine, los libros, son aventuras de mundos lejanos y de personajes inalcanzables que carecen de homólogos en nuestras latitudes, infravalorando nuestro patrimonio por puro desinterés e ignorancia. Los sentimientos, los retos, las experiencias, son emociones compartidas y en nada varían hayamos nacido donde lo hayamos hecho. La Edad Media fue un periodo apasionante del que aún nos queda mucha historia por descubrir, un mundo que nos pertenece y que forma parte de lo que somos, imagen y semejanza de nuestro pasado. ¡Pardiez con la historia hemos topado!


22
Jun 12

Loturak

Un ejemplo de lo que se puede llegar a lograr gracias a la música

YA hemos hablado muchas veces de que las dificultades personales plantean retos a los que el ser humano se agarra con fuerza para superar sus propios límites, pero hoy quiero recalcar la importancia de lenguajes como la música a la hora de tratar a personas con graves síntomas de aislamiento. Él mira hacia un punto en el vacío. Los preparativos se suceden. Comienza la actuación y el rostro del muchacho cambia. Cualquiera diría que la canción va resolviéndose de manera lenta, un teclado acompañado de una guitarra. Lo curioso es que el intérprete que lleva el peso del tema sufre de autismo. Me fijo en su mirada y está viva, consciente, busca la complicidad de la gente, sonríe como antes no hacía. Claro que el mérito es suyo, pero sin duda alguna, la música acaba de crear un puente milagroso capaz de superar los límites de una enfermedad como esta. Conozco desde hace muchos años el autismo y su problemática porque he colaborado con APNABI, la asociación de autistas de Bizkaia, y conozco varios casos de primera mano. Vivir en un mundo propio, incomunicado, supongo algo muy duro y al mismo tiempo tiene que dar una sensación de amplia soledad. ¿Que tendrá la música que es capaz de superar incluso al habla a la hora de entablar una comunicación? Desconozco los extraordinarios resortes que pone en funcionamiento para convertirse en un lenguaje universal, capaz incluso de combatir los terribles síntomas de enfermedades como esta. Hay un miedo que diría que es hasta genético en el ser humano, el de sentirse solo. Siendo animal de manada, el hombre ha buscado la compañía de sus semejantes, no sólo por necesidad ambiental, sino también por su esencia espiritual. No consigo imaginarme del todo el padecer una enfermedad así. Saber dónde estamos y a qué pertenecemos es esencial para nosotros y la música nos ayuda a comunicar eso y muchas otras cosas a los autistas. A veces creo que todos trabajamos con la música dando palos de ciego, inconscientes de su poder y su verdadero alcance real a la hora de lograr resultados. Creo que a lo máximo que llegamos es a jugar con ella, que a diferencia de muchas otras cosas, nos hace a todos mucho más iguales.

Volver a kepajunkera.com 

Volver a [Enlace roto.]