Muerte digna

muerte

“Soy Luis de Marcos y reivindico el derecho a poder morir dignamente. Hoy soy yo, pero mañana podrías ser tú”. Así se presenta este madrileño de 50 años que lleva una década luchando contra la esclerosis múltiple primaria progresiva. Su situación se ha agravado en los últimos meses y ha iniciado una campaña en Facebook para tener una muerte digna.

Cuenta en la página que ha abierto en la red social para dar a conocer su situación y reivindicar su deseo de tener una muerte digna que “los dolores insoportables” le hacen desear “abandonar este mundo ya, antes del tiempo que marca la Naturaleza y, por desgracia, la legislación española”. Asegura que no le permiten acceder a la sedación extrema, que es la única que le puede sacar de la tortura que esta viviendo.

Luis tan solo puede mover el cuello y la cabeza y tiene dificultades para hablar y respirar. Ve inhumano que se obligue a personas como él, conscientes de sí mismos, a alargar la agonía.

No es fácil el tema. Se mezclan ahí los debates éticos, morales y físicos. ¿Cuando llega el momento de acceder o incluso prescribir a un/a paciente que su momento ha llegado?

Os dejo la carta de presentación de Luis y su petición para quienes se decidan a apoyarla. Quienes hemos tenido al lado, muy cerca, a una persona cuyo fin ha sido propuesto por los médicos y apoyado por los/as cuidadoras sabemos que morir dignamente debería ser un derecho. Ver la agonía en los ojos de otra persona en su día a día te hace darle la vuelta a todos tus argumentos.

“Para los que no me conocéis soy Luis de Marcos y voy a morir.
Los dolores insoportables de la enfermedad que me ha tocado, me hacen desear abandonar este mundo ya, antes del tiempo que la Naturaleza y, por desgracia, la legislación española me han asignado.

Las leyes actuales me obligan a pasar por un calvario que ni quiero ni puedo aguantar, ya que no permiten acceder a la sedación extrema que es la única que me puede sacar de la tortura que estoy viviendo.

El actual protocolo no tiene en cuenta mi criterio, a pesar de estar en pleno uso de razón. Se opta, en cambio, por parámetros ajenos a mí que deciden someterme a un ensañamiento terapéutico cruel. Todos los que pasamos por esta situación sabemos que dependemos del grado de sensibilización del médico que nos toque.

Ni Ramón Sampedro, ni José Luis Sagüés, ni José Antonio Arrabal han conseguido mover un ápice las crueles leyes vigentes en España. Los salvajes demostraban más piedad con sus deshauciados.

Los políticos , con sus peleas infantiles, con sus hipócritas intereses, su desidia contagiosa y sus privilegios insoportables, han conseguido que en los últimos 40 años miles de enfermos desahuciados hayan tenido que pasar por la tesitura de sufrir hasta la extenuación y cometer o hacer cometer delitos, arriesgándose a sufrir envenenamientos y cárceles para sus colaboradores. Agonía sobre agonía, en definitiva.

La eutanasia es la salida compasiva a un drama indeseado, la sedación extrema decidida por el enfermo es lo mínimo exigible a una sociedad civilizada.
¿Cuántos más, como yo, tendrán que morir de esta manera hasta que las leyes protejan a enfermos desahuciados?

*No os olvidéis de compartir, es de vital importancia para todos los que estamos en esta situación”.

Pinchando aquí podéis apoyarle.

www.begoberistain.com

 

Un comentario sobre “Muerte digna”

  1. Efectivamente…es un tema muy delicado en el que se ponen en juego aspectos muy importantes de diversa índole. Y es muy lógico que tengamos muchas dudas sobre la postura correcta y sentimientos contradictorios al respecto.

    Pero…suele suceder que esas dudas se disipan cuando uno tiene a un ser querido en esa situación. Cuando día a día uno ve a un ser querido sufrir y sufrir sin ninguna esperanza y suplicar que llegue el fin del interminable sufrimiento…el amor y la compasión por esa persona de carne y hueso (no un desconocido que sale en los medios o redes) te disipa muchas dudas…porque ya no se filosofa ni se teoriza sobre principios, se está ante una persona que sufre y es insoportable verle así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>