Gracias Miguel Ángel

descarga
Ayer tres de las grandes del fútbol se despedían del su Club, el Athletic. Rueda de prensa, emoción, sentimiento en cada gesto y cada mirada. Presentes, periodistas deportivos que, en la mayoría de los casos a título personal, van cada día dando un paso más en favor de la igualdad en el mundo del deporte. Hombres casi todos que ponen negro sobre blanco el valor de unas mujeres que no viven del deporte exclusivamente pero que lo viven de la misma manera que quienes sí lo hacen.
Hay muchos nombres en Euskadi de compañeros de profesión que no dejan al deporte femenino para cuando hay un hueco en su página, o para el último minuto de su crónica o la última imagen de su reportaje. Podría nombrar a muchos pero no quiero dejarme a ninguno. Ayer uno de ellos me emocionó y por eso quiero traer a este post sus palabras. Sin duda salieron del corazón. Reconoce la indiferencia habitual de los medios hacia el deporte femenino pero al mismo tiempo nos pone en valor. Me he sentido tremendamente orgullosa de ser nombrada en ese post, aún sin merecerlo. Son muy grandes todas las mujeres que en él se citan y yo solo soy una corredora apasionada a la que le gusta contar y, sí, milita en la igualdad.
Gracias por decirlo, Miguel Ángel Puente.
“Tengo que decirlo. No me lo puedo guardar. Uno ve la rueda de prensa de despedida que han dado hoy Irune, Eli e Iraia y no puede evitar que se le encoja el corazón. He de reconocer que incluso he llegado a derramar un par de lágrimas. Emociona ver tanto sentimiento a flor de piel. Sí, he dicho bien: SENTIMIENTO. Una palabra que de tan manida, ha perdido buena parte de su significado.
Ellas, como otras tantas, no han ganado un puñetero real, se han dejado siempre la piel defendiendo nuestra camiseta ―teniendo que atender además a sus quehaceres profesionales y ante la indiferencia casi generalizada o, lo que es peor, ante el vergonzoso postureo de unos cuantos que pasan de vosotras igual, pero se permiten repartir lecciones― y hoy nos han dado ejemplo de lo que de verdad es sentir unos colores.
Gracias por todo y por tanto. Gracias por ser pioneras, por abrir el camino a otras muchas, por defender con tesón estos colores, por llevar los valores de este Club allá por donde habéis ido y por todo vuestro trabajo y sacrificio. Ojalá algún día el fútbol femenino sea capaz de generar tanto como lo que dais y, sobre todo, que todos seamos capaces de verlo y reconocerlo.
Decía no hace mucho en Twitter que hoy las niñas quieren ser como vosotras y seguir vuestro ejemplo. Yo quiero dar un paso más allá: me gustaría que los niños y no tan niños también quisieran ser como vosotras. Porque, sí. Yo quiero ser como Iraia, Eli, Irune, Nerea Onaindia, Ainhoa u otras muchas…
Pero, no sólo en futbol. También quiero ser como Rakel Mateo, como Maialen Chourraut, como Eli Pinedo, como Joane Somarriba o como Ibone Belaustegigoitia, primera vasca en participar en unos juegos olímpicos (Londres, 1948). Incluso como mi compañera Begoña Beristain, a la que admiro profesional y deportivamente, sin competir en la élite, es un ejemplo de superación y tesón cada vez que afronta una carrera popular, su gran pasión.
Son tantas y tantas las mujeres a seguir su ejemplo, que no me cabrían en este texto. Chapeau por vosotras. Y gracias por mantener viva la llama de la ilusión, a pesar de nuestra indiferencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>