De los creadores de “El bus naranja, llega “La avioneta naranja”

 

De pequeña me encantaba ver a las avionetas que sobrevolaban las playas con un mensaje publicitario en la cola. Los miraba como hipnotizada. Y mucho más si en mitad de aquella hipnosis, desde las tripas de la avioneta comenzaban a lanzarse balones de aquellos azules que anunciaban una densa crema sin protección ni nada. Comenzaba entonces una carrera sin curatel ni normas en la que el o la más rápida se hacía con el preciado botín. ¡Ay si yo hubiese corrido entonces como corro ahora! También las había solidarias con uno mismo, como las que contrató el presidente de Rumasa, con su panal y su abejita, para llamar ladrones a los gobernantes de la época después de que le expropiaran su imperio.

Eran días de verano, de sol y playa, de avionetas tapando el sol y de regalos caídos del cielo.

Hoy recuerdo aquellos momentos y me imagino preguntando a mi madre qué es eso de “Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva. Que no te engañen”. Supongo que será lo que hagan muchos niños y niñas que, a pie de playa, en la orilla, con sus castillos y sus cubos, vean surcar el cielo a una avioneta que no lanza regalos sino que arroja un mensaje discriminatorio y doloroso para los niños que tienen vulva y para las niñas que tienen pene. Porque les guste o no a los de “Hazte Oír”, hay niñas con pene y niños con vulva.

Resulta que la Audiencia Provincial de Madrid ha levantado la medida cautelar de la inmovilización del autobús de esa plataforma que recorría pueblos y ciudades con mensajes contrarios a los emitidos por Chrisally en su campaña de visibilización de la transexualidad infantil.  Dice la audiencia que sus mensajes son desagradables y agresivos pero dudosamente delictivos.

 

Tras esta decisión, Hazte Oír avanza que su denominado ‘Bus de la Libertad’ volverá a circular en una segunda campaña y que también habrá otra “por aire” para este verano. Una avioneta recorrerá las playas de España a favor, dicen, de la libertad de educación de los padres y niños frente a la “ley mordaza LGTBI” de Podemos.

Vamos a darle la vuelta. Vamos a aprovechar esta campaña de la misma manera que pudimos hacerlo con la primera. Cuando veamos el mensaje, expliquemos a nuestros niños y niñas que el mundo es diverso en gentes, culturas, idiomas, sexos y colores. Utilicemos su embestida para contar a quienes nos rodean que el pensamiento único, la uniformidad y lo homogéneo no tienen cabida en un mundo variado y multiforme como el nuestro.

www.begoberistain.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*