Moros, gitanos, rumanos

La semana pasada un grupo de viajeros que se encontraban en un vagón de Metro en Madrid consiguió echar  a otro pasajero que increpaba a una pareja de musulmanes. El individuo les gritaba que se fuesen a su “puto país”  y que la ciudad de  Madrid no quería “moros”.

En la grabación que ha circulado por las redes sociales se puede ver a un hombre que se baja  atropelladamente del vagón mientras se encara con un grupo de  pasajeros y profiere insultos. Tras unos momentos en los que no se terminan de entender sus  palabras debido a la algarabía, el hombre desea la vuelta de Franco, se gira para volver a enfrentarse a los viajeros, se agarra  la entrepierna y levanta el brazo haciendo el saludo fascista  al grito de “Heil Hitler”.

Mientras, en Euskadi, la cadena de restaurantes McDonald’s ha tenido que pedir disculpas por la colocación de un cartel en uno de sus locales  en el que pedía a sus empleados que no atendieran a gitanos y rumanos por entender que podían timar a los trabajadores. Este documento estaba colgado en la zona de vestuario y había sido expuesto por un responsable. En el escrito se pedía de forma expresa «no atender ni a gitanos ni a rumanos» y se aseguraba que la decisión se adoptaba por el hecho de que, presuntamente, algunas personas habían timado a los trabajadores con el truco del ‘falso cambio’. Este procedimiento consiste en pagar con un billete de alto valor una pequeña cuantía y, posteriormente, cuando ya se tiene el cambio, ofrecer un billete inferior y en la discusión quedarse con el cambio y el papel moneda más caro. Vamos, un timo más viejo que el café y que han protagonizado gentes de allá y de aquí.

Han sido las redes sociales las que nos han mostrado esta denuncia.

Tenemos ahora unas poderosas herramientas con las que mostrar al resto del mundo actitudes racistas como las vividas en estos días. Eso sí, su potencial debe acompañarse de acciones como las del metro de Madrid. No solo mostrar sino pasar a la acción y que racistas y xenófobos sientan el rechazo directo de la población.

www.begoberistain.com

 

Un comentario en “Moros, gitanos, rumanos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*