Decidir

El domingo ha sido otro de esos días de radio. Sí, yo soy más de seguir la actualidad por la radio que por la televisión. Inmediatez manda. La he seguido también a través de las redes sociales pero, eso sí, lo he hecho con filtro y fiándome única y exclusivamente de los medios de comunicación. Quería una información certera. De un lado y de otro, pero tratada con profesionalidad.

No he hablado hasta ahora del proceso catalán. Llevamos ya muchos meses siguiéndolo y se han dicho tantas y tantas cosas que ha terminado por aburrirnos a veces. Sin embargo, el 1-O era especial, la fecha elegida para celebrar un referendum prohibido.

No voy a pararme en los asuntos políticos del tema, ni en si debe de haber elecciones en Cataluña o no, ni en si las enrocadas posiciones de unos y otros han sido las responsables de las imágenes que nos ha dejado la jornada de “votación”.

En lo que si voy a detenerme es en lo que yo he sentido al ver a personas que querían ejercer su derecho a decir lo que quieren ser y se lo niegan. Cinco años llevamos ya con este asunto y se ha negado, además, el diálogo. El gobierno calentando a sus seguidores insistiendo en que el pueblo catalán quiere liquidar el estado de derecho y la constitución y las autoridades catalanas haciendo de su capa un sayo. Es necesario un proceso de negociación política en el que ambas partes dejen pelos en la gatera. Eso es la política.

Se que muchos compañeros y compañeras que están cubriendo todo el proceso desde Barcelona han sentido un nudo en la garganta al ver las colas en los lugares de votación, personas independentistas y personas que no lo son, hombres y mujeres que han salido a la calle solo para demostrar que su única intención era expresarse libremente.

Este domingo hemos aprendido varias lecciones. Una, que el inmovilismo político es el que acaba por enfrentar a la ciudadanía y dos, que esos ciudadanos/as saben lo que quieren: votar, decidir, decir al resto del mundo qué quieren ser. ¿Qué hay de malo en eso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*