Piqué, Shakira y el sentido común

Desconozco si a la hora de publicar este post Cataluña será ya una república, será independiente o seguiremos esperando el anuncio de Puigdemont. Lo que sí tengo claro es que el proceso catalán continuará creciendo como una bola de nieve que, de momento, nadie sabe cómo ni cuando va a dejar de rodar.

Espero que pare pronto y que de las cenizas que está dejando todo lo acontecido surja alguien con el suficiente sentido común para reconducir y reparar lo roto. Porque sí, la sensación que tenemos es que algo se ha roto de forma irreversible.

Me cuentan mis amigos/as catalanes que el sentimiento que les provoca todo esto es de tristeza. A mí también me la provoca, pero no solo eso, además me provoca indignación. No por el deseo de unos de ser independientes ni el de los otros de no serlo. Lo que me indigna es ver cómo caemos en situaciones tan ridículas como las que gente que usa las redes sociales como púlpitos hacen públicas.

Atención a esto:

Esto es solo un ejemplo de las mil y una idioteces que invaden las redes. Tras los pitidos y abucheos dirigidos a Gerard Piqué por apoyar la votación, su pareja, Shakira, es la que se enfrenta a un posible boicot por parte de algunos de sus fans, que ya están lanzando mensajes  para pedir que la gente no acuda a su próxima actuación en Madrid, el 19 de noviembre.

Se nos va de las manos. Estamos ante una sociedad cada vez más polarizada, una sociedad de buenos y malos en la que ni unos son tan buenos ni los otros tan malos. Todo depende del cristal con que se mire.

No soy de boicots. Si algo no me gusta no lo compro. Y ya. No hago bandera de mi ideología; simplemente es la mía y respeto la de los demás. Reconozco cuando alguien se ha pasado de la raya y aquí se han pasado por los dos lados.

Si usase Oral B, seguiría usándolo anúncielo Shakira o el Papa de Roma. Y si me regalan un crucero no voy a decir que no porque lo anuncie la compañera de un futbolista que defiende el derecho a votar. Y si me roban, me agreden o tengo que denunciar algo o a alguien acudiré a la policía, ¿ a donde si no?

Un poco más de respeto, tolerancia y sentido común. Por ambas partes, sí.

 

4 comentarios en “Piqué, Shakira y el sentido común”

  1. Repito algo que he dicho en el blog de JV.

    Esto se va a poner muy mal. Ahora llegará la declaración de independencia, seguida de la aplicación del 155. Los citados de declarar no se presentarán y serán detenidos y antes o después habrá una escalada de violencia en las calles (y probablemente también violencia contra gente del PP y Cs, como ya se está apuntando) a lo que se responderá con más fuerzas policiales (no descartemos ya enfrentamientos con los Mossos) y finalmente muy probablemente la intervención del ejército. Todo ello aliñado con consecuencias económicas muy graves para todos.

    Creo que la independencia de Catalunya es ya inevitable. No es mi escenario favorito pero tampoco es algo que me preocupe ni me moleste. Sí me preocupa y me entristece mucho la fractura que se está dando entre la gente, entre los pueblos, el inmenso muro de odio, de recelo, de desprecio que se está levantando entre las personas. Me entristecen los “a por ellos” tanto como los insultos y el odio que escupen también muchos desde Catalunya hacia los españoles o el señalamiento a gente como Serrat o Coixet o mi admirado Eduardo Mendoza (que tampoco ha dicho nada del otro mundo).
    Mira que pasan cosas en el mundo y en nuestro entorno que son duras; atentados, guerras, tragedias…
    Pero ninguna había llegado a afectarme digamos “personalmente”. Tengo el ánimo bajo, tengo mal cuerpo. Veo a la gente agresiva, tensa. Gente a la que tengo por personas cabales y hasta brillantes, cultas, se enzarzan en redes sociales diciendo barbaridades en un sentido u otro, de las fotos de perfil desaparecen los pies en la tumbona y se sustituyen por banderas patrióticas (una y otra), Muy triste.

    Y los políticos tienen mucha culpa, sí. Pero no toda. Los ciudadanos somos culpables. Culpables de no saber encajar una opinión distinta a la nuestra sin sacar la navaja, culpables de llenar las rrss de insultos, desprecios, ataques, chulería y zafiedad (y ya no es una minoría, me temo), culpables de ser mezquinos, vengativos, cutres, sectarios, incultos e ignorantes.
    Y no sólo en este tema (que es especialmente sensible, vale) sino en todos. Nos hemos convertido en esto. ¿Qué ha pasado?

  2. Sobre todo me ha llamado la atención esta parte “No hago bandera de mi ideología; simplemente es la mía y respeto la de los demás. Reconozco cuando alguien se ha pasado de la raya y aquí se han pasado por los dos lados.”
    Los dos? De verdad? Estamos viendo las mismas noticias? Quizás no te ha quedado claro como ha sido el esquema básico e los acontecimientos.
    El otro día me mandaron esto por whatsap. Creo que no se puede decir más claro

    – Hola. Buenas tardes. Le traigo un referendum sobre la autodeterminación de Catalunya.
    -YO SOLO VOTARÉ UN REFERÉNDUM ACORDADO.
    -Ok! Buenas tardes! Vengo a negociar un referéndum acordado.
    -Eso es imposible porque un referéndum de autodeterminación es ilegal.
    -Vaya.. pero, ¿Se puede legalizar, verdad?
    -Antes se tiene que reformar la constitución.
    -Ok! Buenas tardes! Me gustaría reformar la constitución para poder hacer un referéndum acordado.
    -Eso es imposible porque la soberanía nacional es de todos los españoles y por mayoría votaremos en contra.
    -Ah, Ok! Si vais a votar en contra no podremos acordar nada y me habéis dicho que viniera hasta aquí para hacerlo. ¿Qué hago entonces? El 80% de los catalanes queremos votar. Somos muchos y el derecho internacional nos ampara. ¿Os sabe mal si lo montamos nosotros? Si queréis también podéis votar.
    -YO SOLO VOTARÉ UN REFERÉNDUM ACORDADO.
    -Creo que eso ya lo he oído antes…
    Luego vinieron y nos hincharon a ostias

    No sé qué ideología tienes, pero realmente crees que el Estado Español respeta las demás ideologías diferentes a las de una única nación, una única soberanía?.
    Pero aunque creas que España es tu nación, simplemente como ser humano no puedes considerar que se estén pasando los dos por igual después de la violencia ejercida del estado el domingo. Las continuas amenazas del gobierno de esta semana y la del propio Rey. Amenazas que cumplirán seguro. O vuelven a acribillar a los ciudadanos catalanes o detienen a sus representantes políticos y mucha más gente, o hacen todo a la vez. Y por supuesto obligan a pueblo catalán a permanecer en un estado que cada vez demuestra que no tiene nada de democrático ni de respetuoso con las minorías nacionales. Te recuerdo que también entraron en medios de comunicación, manipulan la televisión publica hasta llegar a las protestas de los propios periodistas.
    Así que más que colocarse en una cómoda posición neutral, en plan esto no va conmigo. Es hora de tomar partido por la democracia. Más aun cuando aquí también nos afecta la falta de democracia española. Porque que no se nos olvidé que el texto que he adjuntado es perfectamente trasladable a Euskadi. O se te ha olvidado lo que le pasó a Ibarretxe. La única diferencia entre nosotros y los catalanes es que ellos han sabido unirse, ir hasta el final y dar una lección de resistencia pacífica. Pero la imposición es la misma.

    1. Dificilmente comparable lo sucedido en Euskadi y en Cataluña. Y fijate que incluso me sorprende que en Euskadi no se haya abierto una movilización similar a la catalana en los últimos días. No ha pasado y no creo que vaya a pasar. Hemos vivido la crispación demasiado de cerca como para querer revivirla. La sociedad catalana también es plural aunque haya quien ahora pretenda dar una imagen de unidad. Veremos. ¿Qué pasará este fin de semana cuando miles y miles de personas salgan a la calle en Barcelona para pedir su unidad a España? Que no se dará por válida la movilización y se dirá que solo eran personas llegadas en autobuses desde otros puntos del Estado. Esto es un círculo del que dificilmente vamos a salir indemnes. No me gustó la actuación policial. Tampoco me gustó ver a personas que en muchos momentos velan por nuestra seguridad saliendo de hoteles como delincuentes. Aquí hay para todos.
      Por cierto, ayer Puigdemont pidió una mediación que dudo pueda solucionar la iglesia. Y otra cosa, soy vasca y plural. Gracias por leer

  3. Trabajo en una empresa, en su delegación de Bilbao, que tiene su sede central en Madrid pero tiene algunos departamentos centralizados en Barcelona, de forma que tengo jefes y compañeros en ambos sitios. Son gente que normalmente se ha llevado bien, se conocen de años, piques y vaciles Barça-Madrid, etc.

    Ayer tuvimos la reunión mensual con presencia de unos y otros. Y ya no es lo mismo. Se mantienen las formas (al final, son profesionales) pero hay un muro invisible ya entre ellos. Pude hablar por separado con unos y otros y resulta que unos y otros están dolidos profundamente, unos y otros se sienten ofendidos, despreciados por la otra parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*